La Opinión Popular
                  02:03  |  Domingo 16 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Internacionales - 08-04-2019 / 20:04
EFEMÉRIDES POPULARES

Tragedia del 9 de abril de 1989 en Georgia

Tragedia del 9 de abril de 1989 en Georgia
La Tragedia de abril son los sucesos ocurridos en Tiflis el 09 de abril de 1989, capital de la República Socialista Soviética de Georgia, cuando manifestaciones antisoviéticas fueron dispersadas violentamente por el Ejército soviético, con el resultado de 20 muertos y cientos de heridos. En la imagen: Fotos con víctimas de la matanza (en su mayoría mujeres jóvenes) en una cartelera en Tiflis.
La Tragedia de abril son los sucesos ocurridos en Tiflis el 09 de abril de 1989, capital de la República Socialista Soviética de Georgia, cuando manifestaciones antisoviéticas fueron dispersadas violentamente por el Ejército soviético, con el resultado de 20 muertos y cientos de heridos.
 
El movimiento antisoviético se intensificó en la República Socialista Soviética de Georgia en 1989. Las organizaciones políticas antisoviéticas organizaron huelgas y manifestaciones en Tiflis. El 09 de abril, a las 3:45 de la madrugada, las tropas y tanques soviéticos bajo el mando del general Aleksandr Lébed rodearon la zona de manifestaciones. Las tropas soviéticas recibieron las órdenes de disolver y limpiar la calle de manifestantes por el medio que fuese necesario.
 
Durante el avance, los soldados atacaron a los manifestantes con palas militares metálicas, hiriendo gravemente a quien golpeaban. Una de las víctimas del ataque fue una joven de 16 años que intentaba escapar de los soldados que avanzaban, pero fue tirada y golpeada hasta la muerte cerca de los escalones del Palacio de Gobierno. Ataques similares de soldados soviéticos tuvieron como resultado la muerte de 19 mujeres, sobre un total de 20 víctimas fatales.
 
La tragedia del 09 de abril radicalizó a la oposición georgiana contra el poder soviético. El 31 de marzo de 1991, los georgianos votaron abrumadoramente a favor de la independencia de la Unión Soviética en el referendum de independencia georgiano de 1991. El 09 de abril de 1991, segundo aniversario de la tragedia, el Consejo Supremo de la República de Georgia proclamó la soberanía georgiana y la independencia de la Unión Soviética.
 
La Opinión Popular

El movimiento antisoviético se intensificó en la República Socialista Soviética de Georgia en 1989. Las organizaciones políticas antisoviéticas organizaron huelgas y manifestaciones en Tiflis.
 
El conflicto entre el gobierno soviético y los nacionalistas georgianos se intensificó después de la Asamblea de Lijni el 18 de marzo de 1989, cuando varios miles de abjasos pidieron la secesión de Georgia y la restauración del estatus que tuvo entre 1921 y 1931.
 
En respuesta, los grupos antisoviéticos organizaron una serie de manifestaciones no autorizadas a lo largo y ancho de la república, protestando que el gobierno soviético estaba utilizando el separatismo de Abjasia para oponerse al movimiento pro-independentista.
 
Las protestas alcanzaron su punto culminante el 4 de abril de 1989, cuando cientos de miles de georgianos se congregaron en la puerta del palacio de gobierno en la Avenida Rustaveli en Tiflis. Los manifestantes, dirigidos por el comité independentista organizaron manifestaciones pacíficas y huelgas de hambre, demandando el castigo a los secesionistas abjazos y la restauración de la independencia de Georgia. Las autoridades soviéticas locales perdieron el control de la situación en la capital y no pudieron contener la protesta.
 
En la noche del 8 de abril de 1989, el Coronel General Ígor Rodiónov, jefe del Distrito Militar del Transcáucaso, ordenó la movilización de sus tropas. Momentos antes del ataque de las fuerzas soviéticas, el patriarca de Georgia, Ilia II, se dirigió a los manifestantes para pedir que dejasen la Avenida Rustaveli y los alrededores del Palacio de Gobierno debido al peligro acumulado durante el día después de la aparición de los tanques soviéticos cerca de la avenida. Los manifestantes rechazaron disolverse a pesar de los ruegos del patriarca. Las unidades de la militsia local georgiana (policía), fueron desarmadas antes de la operación.
 
El 9 de abril, a las 3:45 de la madrugada, las tropas y tanques soviéticos bajo el mando del general Aleksandr Lébed rodearon la zona de manifestaciones. Las tropas soviéticas recibieron las órdenes del general Rodionov de disolver y limpiar la avenida de manifestantes por el medio que fuese necesario.
 
Las tropas soviéticas, armadas con porras y palas de metal, avanzaron hacia los manifestantes rodeándolos por todos los lados, dejando solo una estrecha salida. Durante el avance, los soldados empezaron a atacar a los manifestantes con palas militares metálicas, hiriendo tanto leve como gravemente a quien golpeaban.
 
Una de las víctimas del ataque fue una joven de 16 años que intentaba escapar de los soldados que avanzaban, pero fue tirada y golpeada hasta la muerte cerca de los escalones del Palacio de Gobierno. Este ataque particularmente violento, fue grabado en vídeo desde los balcones del edificio situado al otro lado de la avenida.
 
Ataques similares de soldados soviéticos tuvieron como resultado la muerte de 19 mujeres, y fue confirmado a lo largo de la investigación. Se informó que se usaron gases tóxicos contra los manifestantes, con vómitos, problemas respiratorios y parálisis del sistema nervioso central.
 
Veinte personas, principalmente mujeres jóvenes y mayores, fueron asesinadas y sobre 4.000 personas fueron heridas con el gas tóxico y los violentos golpes de porras y palas. La policía, desarmada, intentaron evacuar al grupo de manifestantes presa del pánico, sin embargo un vídeo tomado secretamente por periodistas opositores mostraron cómo los soldados no permitieron la entrada de ambulancias y médicos para atender a los heridos, y de hecho hasta las ambulancias fueron atacadas en el avance de los soldados. La película de un hombre joven pegando a un tanque con un palo se convirtió en el símbolo del movimiento antisoviético.
 
El 10 de abril, el gobierno soviético emitió un comunicado culpando a los manifestantes del desorden y peligro contra la seguridad pública. Al día siguiente, la televisión georgiana mostró los cadáveres de 19 mujeres violentamente asesinadas, demostrando la brutalidad extrema usada por las tropas soviéticas, así como los rostros de las fallecidas, difícilmente identificables por las heridas faciales y cabezas rotas.
 
El gobierno soviético culpó a los manifestantes de la muerte de 20 personas, afirmando que se habían aplastado unos a otros cuando se desató el pánico y se retiraban del avance de los soldados soviéticos.
 
Sin embargo, la comisión parlamentaria que investigaba los sucesos del 9 de abril de 1989 en Tiflis, fue impulsada por Anatoly Sobchak, miembro del Congreso de Diputados del Pueblo de la Unión Soviética. Después de completar las investigaciones e interrogatorios, la comisión condenó a los militares, que habían causado la muerte intentando dispersar las manifestaciones.
 
El informe de la comisión dificultó el uso de la fuerza militar contra las manifestaciones civiles en la URSS.
 
El 10 de abril, en protesta contra las medidas tomadas, Tiflis y el resto de Georgia inició una huelga general y fueron declarados 10 días de luto. La gente colocó masivamente flores al lugar de las muertes. El estado de emergencia fue declarado, pero las manifestaciones continuaron.
 
El gobierno soviético de Georgia dimitió a consecuencia de los hechos. Moscú afirmó que los manifestantes atacaron primero y los soldados repelieron los ataques. En el primer Congreso de los Diputados del Pueblo, (mayo-junio de 1989), Mikhail Gorbachev declinó toda responsabilidad, traspasando la culpabilidad al ejército.
 
Las revelaciones hechas por los medios liberales soviéticos, así como los hallazgos de los diputados "pro-Perestroika" de la comisión Sobchak en la investigación de los hechos de Tiflis, fueron presentados en el segundo congreso de diciembre de 1989, con un resultado embarazoso para los soviéticos de la línea dura y para los líderes militares involucrados en los hechos.
 
La tragedia del 9 de abril radicalizó a la oposición georgiana contra el poder soviético. Pocos meses después, en sesión del Soviet Supremo de la RSS de Georgia, llevado a cabo entre el 17 y 18 de noviembre de 1989, oficialmente condenó la ocupación y la anexión de la República Democrática de Georgia en 1921 por parte de la Rusia soviética.
 
El 31 de marzo de 1991, los georgianos votaron abrumadoramente a favor de la independencia de la Unión Soviética en el referendum de independencia georgiano de 1991. Con el 90.5% de participación, aproximadamente el 99% votó a favor de la independencia. El 9 de abril, segundo aniversario de la tragedia, el Consejo Supremo de la República de Georgia proclamó la soberanía georgiana y la independencia de la Unión Soviética.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
15-06-2019 / 17:06
La Revolución húngara de 1956 fue un movimiento espontáneo de alcance nacional contra el gobierno comunista de la República Popular de Hungría y sus políticas impuestas desde la Unión Soviética, que duró desde el 23 de octubre hasta el 10 de noviembre de 1956.
 
El 23 de octubre de 1956, los estudiantes, en una manifestación masiva en Budapest, la capital del país, demuestran la solidaridad con Polonia, que exigen la independencia de la URSS y el retiro de las tropas del Ejército Rojo. Rápidamente se suman los obreros.
 
El presidente András Hegedüs, por radio prohíbe la manifestación, pero no hizo más que derramar aceite sobre el fuego. Los reclamos centrales eran libertad de prensa y el retiro de las tropas rusas del país. La multitud reunida frente al edificio de la radio para exigir que se transmitan sus reivindicaciones es recibida a los tiros por la AVH (policía política), convirtiendo lo que era una manifestación pacífica en el inicio de la revolución.
 
El ejército soviético movilizó 31550 soldados y 1130 tanques y el 4 de noviembre de 1956 invadió Budapest y otras regiones del país. La resistencia húngara continuó hasta el 10 de noviembre. Más de 2500 húngaros y 722 soldados soviéticos perecieron en el conflicto y unos 200000 húngaros huyeron en calidad de refugiados. Los arrestos masivos y las acusaciones continuaron por meses.
 
El ex Presidente del Consejo de Ministros de la República Popular de Hungría, Imre Nagy, fue ejecutado, junto con el líder militar de la Revolución, el general Pál Maléter y Miklós Gimes, tras ser sometidos a juicios secretos el 16 de junio de 1958. Sus cuerpos fueron ubicados en tumbas sin marcar en el Cementerio Municipal en las afueras de Budapest.
 
La Opinión Popular



15-06-2019 / 17:06
El 16 de junio de 1976, aproximadamente 15.000 estudiantes, de secundaria y de primaria, salieron a las calles de Soweto, (el mayor gueto de Sudáfrica, en Johanesburgo), para protestar porque el gobierno del apartheid pretendía hacer su educación completa en Afrikaans y no en inglés y contra la Bantú Education, establecida en 1953, basada en las palabras del que sería primer ministro de la Sudáfrica racista, Hendrik Verwoerd"el bantú (negro) no tiene espacio en nuestro país más allá de determinadas formas de trabajo. ¿Para qué enseñar a un niño bantú matemáticas cuando no podrá utilizarlas? Es absurdo".
 
Si el destino de la población negra era en la Sudáfrica racista ser burros de carga, no había que enseñarles a ser otra cosa. En 1976 el gobierno gastaba 46 euros en un estudiante blanco. En uno negro, cuatro.
 
Los estudiantes salieron a las calles con sus uniformes por miles. En los enfrentamientos con la policía ésta disparó a matar. Los primeros en caer: adolescentes y niños. La rebelión se extendió a otras ciudades y áreas rurales.
 
Cientos, sino miles, de escolares abandonaron el país y se unieron al Congreso Nacional Africano (ANC) o al Pan African Congress (PAC) en el exilio revitalizando las organizaciones guerrilleras que languidecían con sus líderes en prisión, mientras las sanciones internacionales contra el gobierno del Apartheid se reforzaban. La revuelta de Soweto marcó el principio del fin para el gobierno racista.
 
La Opinión Popular



14-06-2019 / 20:06
13-06-2019 / 18:06
El 14 de junio de 1995, un grupo de 80 a 150 guerrilleros chechenos liderados por Shamil Basáyev atacaron la ciudad rusa de Budiónnovsk, a unos 110 km de la frontera de la república rusa de Chechenia. Alrededor del mediodía asaltaron la comisaría, las oficinas del ayuntamiento y del Gobierno, con al menos 20 policías y soldados muertos y otros 21 heridos, tras lo cual fueron izadas banderas chechenas.
 
Tras varias horas, ante la llegada de refuerzos rusos, los separatistas se retiraron al distrito residencial y capturaron un hospital. En la ciudad y el hospital tomaron entre 1.500 y 1.800 personas como rehenes, la mayoría de los cuales eran civiles (incluyendo unos 150 niños y una cantidad de mujeres con recién nacidos).
 
Tras varios días de toma, las fuerzas especiales OZNAZ trataron de irrumpir en el recinto del hospital en la madrugada del cuarto día, pero encontraron una dura resistencia. Luego de muchas horas de lucha, durante las cuales más de 30 rehenes fueron asesinados, se acordó un cese al fuego y 227 rehenes fueron liberados.
 
Un segundo intento ruso por tomar el control del hospital pocas horas después también fracasó, así como uno posterior, lo que resultó en más bajas. Las autoridades rusas acusaron a los chechenos de usar a los rehenes como escudos humanos.
 
El saldo de la toma de rehenes, para el cese de las hostilidades en Chechenia fue: el asesinato masivo de 129 personas y 415 heridos. El alto al fuego y las conversaciones de paz entre las partes federales y separatistas en el conflicto, llevó a una crisis política importante en Moscú.
 
La Opinión Popular



12-06-2019 / 09:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar