La Opinión Popular
                  08:11  |  Viernes 24 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 19-03-2019 / 13:03
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Paraná en riesgo de convertirse en narcoestado

Paraná en riesgo de convertirse en narcoestado
En el marco de una causa por narcotráfico, la Justicia ordenó, en mayo de 2018, varios allanamientos en la ciudad de Paraná, entre los que se destacó la Municipalidad local. También fue allanado el Concejo Deliberante y otras reparticiones oficiales, además de la casa del intendente, Sergio Varisco, de la alianza Cambiemos.
El término narcoestado se aplica a aquellos lugares cuyas instituciones políticas se encuentran influenciadas de manera importante por el narcotráfico, y cuyos dirigentes desempeñan simultáneamente cargos como funcionarios gubernamentales y miembros de las redes del tráfico de drogas ilegales, protegidos por sus cargos. El narcotráfico es un monstruo que tiene varias caras y decenas de garras que lastima todo lo que se le cruza en el camino.
 
Desde hace años que esclaviza y mata a los paranaenses que consumen drogas. Tiene el poder económico suficiente para comprar las voluntades de muchos. Y ahora está empecinado en avanzar en diferentes instituciones y lugares ante un Estado que no termina de entender lo que está pasando o mira hacia otro lado porque no encuentra una solución al problema.
 
Uno de los hechos más grave que la Justicia investiga es la venta de 6 kilos de cocaína que los narcos habrían hecho en la Municipalidad en abril del año pasado. Luciana Lemos contó que del total de la droga, un kilo era "para (Emanuel) Gainza, uno para Hernández, dos para Bordeira y dos para Varisco". La mujer confesó que entregó personalmente la cocaína en la oficina de Bordeira por orden del jefe narco Daniel "Tavi" Celis.
 
La investigación salió a la luz el 3 de mayo del año pasado cuando la Policía Federal allanó la casa de Lemos y encontró 3,4 kilos de cocaína, $ 122.000, celulares y un cuaderno con anotaciones y cuentas en el que estaban el nombre del intendente Varisco, el de Bordeira y los concejales Hernández y Gainza.
 
El "Tavi" Celis fue el primer jefe narco detenido, vinculado a la política en la provincia. Desde su detención, los celulares de las fuerzas que luchan contra el narcotráfico se ponen al rojo vivo cada vez que realizan un procedimiento. No los llaman para felicitarlos por el trabajo realizado, sino para preguntar quién es el detenido y si conocían para quién trabajaba políticamente el sospechoso.
 
Y no es ilógico que esto suceda. En los últimos 15 años el monstruo del narcotráfico modificó las estructuras sociales de los barrios. Antes, un dirigente debía negociar con el referente -o puntero, si se prefiere- para trabajar políticamente en determinados sectores.
 
Pero estos dirigentes barriales perdieron el poder en manos de los transas que venden muerte en dosis de un gramo y no dudan en brindar asistencialismo social. Son el nexo entre la gente y los dirigentes. "Uno, como político, por conseguir más votos no se cuida mucho", habría reconocido un dirigente radical para intentar justificar a un correligionario por vincularse a una banda de tráfico de drogas.
 
Entonces, a un candidato desesperado por sumar votos no le quedaría otra que recurrir a la bendición del narco del barrio para poder militar territorialmente. Y el monstruo crece porque el Estado lo permite, y lo que es peor aún: no hay un reconocimiento del grave problema. Así, Paraná corre el riesgo que se instale un narcoestado.
 
La Opinión Popular

Paraná en riesgo de convertirse en narcoestado  

Macri promete futuro
 
La centralidad que tiene Cristina Fernández, a más de tres años de haber dejado el poder, demuestra el fracaso de la gestión de la alianza antiperonista Cambiemos. Si Mauricio Macri hubiera hecho bien las cosas, hoy no habría Cristina que valga.
 
Con este presente, Macri promete algo que no existe: el futuro. ¿Cómo se asegura una construcción cien por ciento abstracta? No sabemos qué sucederá dentro de cinco minutos, pero una vez más el Gobierno -Macri en persona- promete ese mañana incomprobable sin ninguna certeza.
 
Surge como ejemplo contrafáctico, un interrogante sobre Macri. ¿Para qué quiere seguir siendo presidente, cuando ganaría por muy poco, seguiría en minoría en el Congreso, no tendría más reelección, debería pagar una deuda aterradora y seguiría siendo el imán de un potentísimo rechazo hacia su figura por gobernar para los ricos?
 
Decía Néstor Kirchner: "Poder es tener siempre una reelección a mano". Macri se queda sin esa herramienta para 2023, aun ganando. No obstante, Macri ensaya una serie de acciones en procura de ratificar lo que buena parte de la política -incluso amplios sectores de Cambiemos- y de los factores de poder económico, están poniendo en duda.
 
Se reunió con intendentes y legisladores, también con candidatos del oficialismo. En cada uno de esos encuentros buscó despejar las incógnitas que se han sembrado respecto de su proyecto reeleccionista al amparo de una economía llena de padecimientos.
 
Los esfuerzos oficiales no terminan de despejar los interrogantes. En sectores de la alianza Cambiemos se apela a la vieja lógica futbolera para describir el escenario de incertidumbre: aquella que habla del destino fatal de los directores técnicos que cada semana son ratificados por la dirigencia. "Poco valor tiene que tener lo que necesita ser demostrado", lapidó Friedritch Nietzsche en su Ocaso de los ídolos. Pero, con el FMI financiando descaradamente su campaña, Macri arrancó resuelto a dar la pelea pese a todas las adversidades.
 

Paraná en riesgo de convertirse en narcoestado
 
Mapa político en las provincias
  
El alineamiento total de Macri con Estados Unidos y el FMI resulta gravitante para el interior federal en un factor: la economía. El Gobierno nacional se ha quedado en un mero plan de ajuste que genera una feroz recesión pero sin ningún plan de desarrollo independiente que permita avizorar un horizonte de crecimiento.
 
Más allá de elevar la tasa por encima del 62%, el Banco Central no pudo encarrilar al dólar, que vuelve a colarse en la campaña. Los vaivenes del tipo de cambio ponen nervioso a cualquiera, como también las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC).
 
Los datos oficiales no contribuyen a la campaña de Cambiemos. El organismo estadístico ha revelado que la industria trabaja a casi el 56% de su capacidad instalada, el más bajo en 17 años. La recesión se está sintiendo con fuerza, con más empresas que se aferran a los procedimientos preventivos de crisis, debido a aquella baja productiva y a la retracción del consumo.

Cambiemos apuesta a la divisiÃÆ'³n del PJ en Entre RÃÆ'­os  

No obstante, Gustavo Bordet sostiene que Entre Ríos es, hasta ahora, una suerte de isla, en la que los anuncios de inversión continúan y donde el consumo se mantiene en base al aporte del Estado en salarios del sector público.
 
No hay que perder de vista que gran parte de las provincias muestran cierta holgura fiscal a partir de los acuerdos federales que incrementaron los ingresos por coparticipación. Con plata en la caja, tomaron distancia de la Casa Rosada.
 
La mala imagen pública de Macri y del gobierno nacional, sumada a la espiral inflacionaria y a la caída del salario, torna de cumplimiento difícil una victoria macrista como la del 2017 en el interior.
 
El caso Neuquén, además, ha enviado un mensaje interno a los gobernadores. Salvo aquellos que tienen ciertos impedimentos constitucionales, la mayoría considera que tiene muchas chances de repetir en cada uno de sus distritos. Bordet se monta en esa ola, ofreciéndose, a nivel PJ nacional, como uno de los mandatarios peronistas con mayor poder de convocatoria en el interior.
 
 
En Entre Ríos, hay pronósticos en contra de Cambiemos
 
Hoy los pronósticos le juegan en contra a Cambiemos porque deberá enfrentar a un contendiente, Bordet, que tiene todo el apoyo del PJ porque es el actual gobernador, además es el político con mejor imagen de la provincia, y tiene muchos intendentes, la gran mayoría con alta consideración en sus municipios. Y Bordet dejó flotando lo que deberá ser un activo a repiquetear en la campaña: la ausencia de episodios de corrupción y de funcionarios procesados en sus listas.
 
Tiene fórmulas de intendentes con galardones como para salir a pelear la defensa del poder local. En las ciudades más gravitantes electoralmente los candidatos a intendente del oficialismo no desentonan. Enrique Cresto tiene el carisma y una cercanía con la gente que le da un buen posicionamiento en Concordia. En Concepción del Uruguay las apuestas ven como favorito a Martín Oliva, el hombre de Eduardo Lauritto, también de buena consideración en la ciudadanía.
 
En Gualeguaychú es posible que repita Martín Piaggio. En Paraná Adán Bahl es la figura taquillera para las PASO y con posibilidades ciertas de recuperar la Capital para el peronismo. Cada uno con sus virtudes y defectos, puede llegar a distintos sectores del electorado.
 
Pero el gran activo que tiene del PJ es Bordet. Y si Bordet quiere ganar Paraná con su candidato a intendente deberá extremar las apariciones conjuntas. Se especula que esto pasará después de las PASO, permitiendo al gobernador colectar también los votos de las otras listas de candidatos a intendente por el PJ.
 
Si bien los vaivenes económicos derivados de las políticas nacionales generan dolores de cabeza también aquí, el esfuerzo de la gestión de Bordet por poner en orden las desmadradas cuentas públicas heredadas de Urribarri, por citar uno de los logros claros de esta gestión, será un bien preciado que el peronismo pondrá sobre la mesa de ofertas electorales. 
 
El tema salarial es otro aspecto no menor, si se tiene en cuenta que terminar sus cuatro años al frente de la administración sin algún tipo de incumplimiento en tal sentido es muy importante para el Gobernador. Mucho más si se mensura el contexto de ajuste del gobierno nacional. Finalmente, las energías del oficialismo parecen estar puestas a pleno en la campaña por venir. Y es probable que los aspectos de gestión sean tratados con más cuidado desde el Gobierno para evitar imprevistos.
 

Anticipos de las internas polÃÆ'Æ'Æ'ÃÆ'‚­ticas entrerrianas
 
Interna justicialista local
 
Nadie debe lamentar la confrontación en la interna justicialista. La competencia imanta, atrae, posiciona, fortalece. Algunos sostienen que hubo un error en el cierre peronista en Paraná. Que Adan Bahl debió haber llevado a su redil a los K para ampliar la base de sustentación peronista. La decisión de los K, de hacer rancho aparte, le habría sumado un problema al Beto. De todos modos, ahí está, punteando las encuestas.
 
Pareciera que hay dos motivos que impulsaron la decisión. El primero sostiene que la identificación con el cristinismo tiene un nivel de rechazo importante que le impediría al candidato a intendente sumar adhesiones independientes de cara a las generales. El segundo motivo se vincula con la idea de centralizar el mando en una futura gestión local.
 
En este sentido Bahl vería con malos ojos un vice intendente con un perfil autónomo y sobre todo sin compromiso político con su proyecto. En síntesis, no quería saber nada con un viceintedente K. La experiencia de Gastón Grand con Blanca Osuna o más puntualmente la de Josefina Etienot con Varisco refuerzan la opinión que no es conveniente un vice intendente que no sea propio o aliado firme, mucho menos con la autonomía y el poder que el régimen jurídico actual le da.
 
 
La necesidad tiene cara de hereje
 
La necesidad tiene un sinónimo en esta coyuntura electoral: colectoras. El oficialismo, por las buenas, bendice esta competencia porque todos llevarán "Bordet-Stratta" en la boleta.
 
Por otra parte, el lugar de la mujer tendrá una relevancia central para el PJ. El perfil de Laura Stratta seguramente imprimirá una impronta diferente en la campaña y es uno de los principales activos que diferencia al PJ de Cambiemos. Cambiemos se muestra como una formula anticuada que no da respuesta a uno de los reclamos más significativos de este momento: los derechos de las mujeres y la equidad de género.
 

El PRO juega contra la UCR en Paraná y le pelea la intendencia
 
El necesario consenso
 
El peronismo tiene territorialidad y en cada piedra que se levanta en algún lugar perdido de la provincia surge aroma al PJ provincial. La oposición aceptó su rol secundario y consolidará su existencia de competencia pero sin alternancia.
 
Pero lo central es evitar que los votos se queden en el camino entre las PASO y la general. La respuesta es la unidad. La unidad que no se ha conseguido antes, con el diálogo, se debe celebrar después del acto electoral.
 
El único consenso en el que todos pueden ganar (las líneas peronistas que sobrevivan a la interna, los personalismos que orbitan alrededor del bordetismo y los partidos menores que se asocien al frente) es que jueguen su suerte en las urnas.
 
Allí reside el desafío para el espacio de Bordet después de las internas. En la necesidad de sumar nervio electoral, deberá abrir el juego también a quienes no son muy afines. Incluso, aunque sean dirigentes con más estructura que los que sí le son cercanos. El camino contrario (cerrarse en un esquema que privilegie a los "leales", desairando a otros dirigentes), es una apuesta muy arriesgada. Entre Ríos es bipartidista.
 

Paraná en riesgo de convertirse en narcoestado
 
Cambiemos encamina su oferta para los comicios
 
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se subió al ritmo frenético de la campaña con una visita a Entre Ríos, un distrito del que se ocupa especialmente, para dar impulso a la fórmula de unidad de Cambiemos que competirá en las primarias del 14 de abril y en las generales del 9 de junio.
 
"Hoy realmente empieza el cambio en Entre Ríos, es un punto de inflexión en la historia de la provincia. Siento realmente de corazón que se puede cambiar esta provincia", dijo Frigerio en un acto en Concepción del Uruguay, acompañado por los candidatos a gobernador, Atilio Benedetti (radical), y a vice, Gustavo Hein (PRO).
 
Está claro que la sociedad entre radicales y macristas entrerrianos sólo es por conveniencia, como la nacional. Tienen algunas coincidencias, pero sólo los unió la necesidad de ganarle al peronismo en 2015. Nunca fueron amigos, siempre se recelaron. 
 
Benedetti- Hein no es exactamente una fórmula de Cambiemos. Sí es la fórmula del radicalismo más apegado al Gobierno nacional, para competir en el proceso electoral provincial de este año con el propósito que la Alianza (¿o el radicalismo?) gobierne cuatro años desde diciembre.
 
La oferta tiene a Benedetti a la cabeza de ese espacio que reúne a radicales, algunos seudoperonistas y el PRO. El diputado fue, en las elecciones de 2015, el "santito" de la oposición para enfrentar al peronismo.
 
Lo desgastó el Gobierno nacional que integra, la falta de resultados económicos, y el enojo de muchos radicales y algunos peronistas que lo acompañaron en 2015 y que reclaman que nunca volvió a visitarlos.
 
En Cambiemos se demoraron meses en elegir un candidato a gobernador. No es porque el debate es la costumbre que los domina. Por el contrario, es la forma de abrir el tiempo para las operaciones nacionales de "apriete".
 
El armado de esta fórmula entrerriana tiene un importante componente porteño. Es en la Casa Rosada donde el PRO ha posado sus asentaderas. Es allí donde se discuten muchas de estas cosas. Pero, tanto allá como aquí solo la división del peronismo oxigena las esperanzas de este Sportivo Rejuntados.
 
Si Benedetti consigue unir la masa crítica y recuperar el escenario del 2017 puede volver a ser competitivo, de lo contrario la pésima política económica del gobierno nacional operará para el referente macrista como un pesadísimo collar de cemento.
 
Eso sí, deberán rezarle al cielo para que la interna peronista desuna lo que el PJ consiguió: un ejemplar presente de "unidad en la diversidad". La división del peronismo entrerriano era un escenario prometedor que podría haber sido explotado por el macrismo local de no haberse demorado tanto en decidir una candidatura.
 
 
Varisco puso primera
 
Donde la Alianza no encontró acuerdo, ha sido en Paraná. Allí jamás se exploró el afecto societatis del consenso de la UCR con el PRO. Nunca se intentó un acuerdo, por ejemplo, para lograr una lista única donde todas las corrientes tuvieran representación equilibrada.
 
La falta de afecto por el diálogo no sólo genera despechos, sino rupturas. Quiebres que, contra toda la suerte coyuntural de Cambiemos, puede implicar la división del voto radical. Entonces, todo va de mal a peor.
 
Con el ambicioso objetivo de retener lo más posible el apoyo electoral obtenido hace dos años, Varisco ya salió a hablarle a los vecinos, con la estrategia de embanderarse detrás de las obras realizadas en la Ciudad, eludiendo todo lo posible el impacto del desastre de la economía nacional en la regional.
 
En los meses que restan no sólo se buscará mostrar las obras grandes y chicas realizadas hasta ahora, también se esperan contribuciones de partidas nacionales que impactarán directamente en intervenciones viales que apuran el tranco.
 
"La campaña es la gestión", insisten desde la Municipalidad, que deberá enfatizar en estos meses la asociación de eso que muestra con la imagen del Intendente. Esta semana ya intensificó esa idea con videos y consignas en todas las redes sociales.
 
El trabajo de Varisco no sólo apuntará a obtener los votos necesarios para su reelección, sino también a contribuir con la candidatura de Benedetti, que ve en Paraná su bastión principal para ganar la Provincia frente a la caída de la imagen de Macri en todo el país.
 
La oposición peronista paranaense, en tanto, no espera sentada a que se despejen las incógnitas a nivel nacional y provincial que ordenen las estrategias electorales en lo local. Mientras se dirimen candidaturas, ya se enarbolan debajo de un reclamo conjunto. Un hito de ello es el pedido de un grupo heterogéneo de dirigentes de distintos sectores que haya "unidad después de las PASO".
 

Varisco en su laberinto
 
Un problemón para Varisco: la ruta de la droga
 
La cocaína entraba por la puerta de Urquiza y Corrientes. La subían por la escalera del Palacio Municipal de Paraná y pasaba por la puerta de la oficina del intendente Sergio Varisco, por la de la subsecretaria de Seguridad, Griselda Bordeira, y finalmente entraba a la del concejal oficialista Pablo Hernández. Todos dirigentes de la alianza Cambiemos.
 
Ese es el recorrido que confesó haber hecho en más de una oportunidad Luciana Lemos, una de las acusadas en la causa "Narcomunicipio". La declaración de Lemos, escuchas telefónicas, movimientos de dinero sospechosos y otros elementos valorados por los investigadores ilustran cómo se vendía droga al por mayor en la Municipalidad. Y la Justicia cree que la cocaína se pagaba con dinero público, de los impuestos y tasas.
 
Ahora Varisco, Bordeira y Hernández irán a juicio oral acusados de "financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes". En la causa hay otros ocho imputados, entre ellos Lemos y su pareja, el líder de la banda, Daniel "Tavi" Celis.
 
"Daniel me dijo que se los llevara a la municipalidad y ahí yo fui con la mochila. Fui directo a la oficina de Bordeira y ella me dijo qué hacía ahí y estaba enojada, yo tenía todo en la mochila. Bordeira bajó a la oficina de Pablo Hernández y de ahí salieron todos lo que estaban en la oficina, me hicieron pasar a mí, y quedamos Bordeira y yo. Yo saqué las cosas de mi mochila, y le dije que yo con eso a mi casa no me volvía. Ella se enojó conmigo porque yo se lo había llevado ahí y yo se las dejé", contó Lemos en su declaración, a la que accedió Clarín.
 
Para la Justicia, el negocio se desarrolló entre septiembre de 2017 y mayo de 2018. La investigación deriva de otro escándalo: el de la narcoavioneta con 317 kilos de marihuana, en la que el intendente Varisco ya había tenido que ir a declarar en calidad de testigo. Los investigadores comprobaron que la droga se repartía por la zona en camiones de recolección municipales. En este complicado escenario, Varisco intenta ser reelegido.
 
 
Del escándalo al papelón
 
A la espera del juicio oral en la causa en la que está procesado por financiar la compra de cocaína en grandes cantidades, Varisco sumó una nueva denuncia en su contra. Lo acusan de estar colgado de la luz hace tres años en la casa en la que convive junto a su pareja, una concejal oficialista. A esas banquinas se ha ido el ejercicio de la política. Se vienen los comicios y en las encuestas ni siquiera figura la necesidad de que la ética y las buenas costumbres se ajusten a la vida pública.
 

Desde ahora, nadie duerme tranquilo en la política entrerriana
 
El macrista Emanuel Gainza
  
Al pre candidato a intendente PRO de Paraná, le sobra confianza, aun cuando su armado territorial genera interrogantes incluso entre quienes lo apoyan. Esa falta de "estructura" para enfrentar a la UCR de Varisco es la que ha alimentado las dudas. 
 
En el Palacio Municipal primero alentaron la interna: creían que serviría para activar electoralmente. Pero luego decidieron que era mejor evitarla. El plan falló.
 
Gainza está decidido y eso también lo ven en la Casa Rosada. El candidato a intendente debió explicar allá su decisión de ir a una interna y sus argumentos convencieron. Otra sería  la historia si Varisco se hubiera bajado: no lo habrían dejado seguir. 
 
Más allá de ese "permiso", le habrían puesto condiciones: la campaña no puede transformarse en un campo de batalla que deje heridos después de las PASO. "Nuestro rival es el kirchnerismo", dicen. Por eso, cuando en Buenos Aires vieron el tono de la campaña, respiraron aliviados.
 
Si alguien que lo conoce, en confianza le pregunta si no se estará apurando,"Los caminos se han dado así. Percibo que puedo ganar. Es cierto, puedo perder, pero qué pasa si pierdo. Nada. En cambio, si gano...", respondería ilusionado.
 
 
Conclusión
 
La facilidad de acceso de las redes sociales masifica ciertas ideas fuerzas, a veces alejadas de la realidad. Pero nadie en su sano juicio podría pronosticar con lógica y honestidad intelectual un resultado electoral cantado. Máxime cuando la sociedad está en otra cosa, con mala onda y harta de vaciar bolsillos mucho antes de fin de mes.
 
La realidad nacional va a imponer un escenario de debate muy áspero para el macrismo, donde los asuntos más débiles de la política económica de Cambiemos van a ser inevitables. Inflación, tarifas de servicios, recesión, problemas de empleo y de la producción en general van a requerir "letra" y predisposición para la discusión fuerte. Nunca antes, como ahora, se combinarán campaña para cargos ejecutivos y legislativos con recesión, inflación y desempleo. Esta situación inédita llena de preocupación a los candidatos.
 
Crece la idea que la oposición está cerca de desalojar a Cambiemos del poder nacional, por el estado de la economía. Habrá que ver si se hace realidad aquella frase de Juan Perón: "No es que seamos buenos, es que los otros son peores". Está claro que casi nadie votará por la esperanza, sino por el deseo de que no gane el otro. En ese dilema, perderá, siempre, la posibilidad de un país mejor.
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-05-2019 / 11:05
22-05-2019 / 12:05
22-05-2019 / 09:05
21-05-2019 / 15:05
La relativa situación de normalidad que conserva Entre Ríos, en un contexto nacional en pleno derrumbe, es uno de los factores que reduce la incertidumbre política de cara a las elecciones provinciales del 9 de junio. Ni las peleas internas nacionales entre el PRO y la UCR en Cambiemos, ni las sorpresas que aportó Cristina con Alberto Fernández, ni las marchas y contramarchas dentro del PJ no-K de Alternativa Federal, agitan las aguas de la política provincial.
 
A semanas de las elecciones, hasta los opositores al Gobierno provincial reconocen por lo bajo que no hay condiciones para que la continuidad de Gustavo Bordet, en la conducción de Entre Ríos, se vea amenazada. Desde Cambiemos admiten que su suerte local está atada a los resultados de la gestión de Mauricio Macri a escala nacional, que estuvieron lejos de ser aceptables.
 
A la vista de las consecuencias de la desastrosa gestión presidencial, no es extraño que los números que manejan las encuestadoras anticipen un triunfo del Peronismo por amplio margen. Algunos, dentro del PJ, se animan a pronosticar que se puede mejorar la elección del 14 de abril.
 
Con las elecciones provinciales prácticamente resueltas a favor de la fórmula compuesta por Bordet y Laura Stratta, la incertidumbre electoral se reduce a lo que pueda pasar en algunos municipios en los que Cambiemos hizo buenas elecciones en 2015 y 2017. Los resultados en esos municipios justificaban alguna lectura optimista, sin embargo el deterioro que sufrió la imagen de Macri y Cambiemos, en los dos años que pasaron de aquella elección, sin dudas se hará sentir en las urnas.
 
El espacio que lidera Sergio Varisco apuesta todas sus fichas al municipio de Paraná. En el caso puntual de la capital, la causa penal que tiene el Intendente es un factor que incidirá negativamente, especialmente en el electorado que se identifica con el PRO, que no acepta de buen grado un candidato con semejante prontuario.
 
Más de un dirigente radical piensa qué mal negocio para la UCR está resultando Macri. Perdieron las ciudades capitales de Córdoba y Santa Rosa, y se encaminan a dejar el poder en Santa Fe capital, y en Paraná.
 
Por otra parte, en el PJ ya hay preocupación por la negociación de las candidaturas para las elecciones de octubre, cuando se elegirán legisladores nacionales. Fuera de competencia por la gobernación, la cabeza de la lista de legisladores es el lugar más atractivo al que puede aspirar un candidato como Sergio Urribarri.
 
Ese lugar a repartir es presagio de conflicto. Se especula con que impulsarían la candidatura del ex gobernador Jorge Busti, quien puede acreditar a su favor ser uno de los pocos dirigentes que recorre toda la provincia haya o no haya campaña. Desde sectores del PJ miran de costado al urribarrismo. Temen que "el Pato" se valga de su cercanía con Cristina para hacerse de un lugar en la lista de octubre y que ese lugar sea justamente al que otros aspiran, el primero.
 
No son pocos los que concluyen que si Bordet mantiene o mejora los números de abril tendrá el poder suficiente para negociar las candidaturas con Alternativa Federal y con Alberto y CFK. Se verá.
 
La Opinión Popular

21-05-2019 / 12:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar