La Opinión Popular
                  05:08  |  Miércoles 23 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Si la fuerza material está monopolizada por el régimen, las fuerzas morales, los valores que no se afincan en lo material están de nuestro lado, del lado del pueblo, y la militancia los transformará en fuerza avasalladora”. John W. Cooke
Recomendar Imprimir
Internacionales - 26-12-2018 / 09:12
EFEMÉRIDES POPULARES. HOY SE CUMPLEN 125 AÑOS DEL NACIMIENTO DEL LÍDER

El gran Mao Tse Tung, padre de la China socialista

El gran Mao Tse Tung, padre de la China socialista
Mao Tse-Tung nació en Shaoshan, Hunan, el 26 de diciembre de 1893. Fue el máximo dirigente del Partido Comunista de China (PCCh) y de la República Popular China. Bajo su liderazgo, el Partido Comunista se hizo con el poder en la China continental en 1949, cuando se proclamó la nueva República Popular, tras la victoria en la Guerra Civil contra las fuerzas de la República de China. La victoria comunista provocó la huida de Chiang Kai-shek y sus seguidores del Kuomintang a Taiwán y convirtió a Mao en el líder máximo de China hasta su muerte en 1976.
Mao Tse-Tung, o Mao Zedong, nació en Shaoshan, Hunan, el 26 de diciembre de 1893. Fue el máximo dirigente del Partido Comunista de China (PCCh) y de la República Popular China.
 
Bajo su liderazgo, el Partido Comunista se hizo con el poder en la China continental en 1949, cuando se proclamó la nueva República Popular, tras la victoria en la Guerra Civil contra las fuerzas de la República de China. La victoria comunista provocó la huida de Chiang Kai-shek y sus seguidores del Kuomintang a Taiwán y convirtió a Mao en el líder máximo de China hasta su muerte en 1976.
 
En el plano ideológico, el gran Mao asumió los planteamientos del marxismo-leninismo pero con matices propios basados en las características de la sociedad china, muy diferente de la europea.
 
En particular, el comunismo de Mao otorga un papel central a la clase campesina como motor de la revolución, planteamiento que difiere de la visión tradicional marxista-leninista de la Unión Soviética, que veía a los campesinos como una clase con escasa capacidad de movilización y adjudicaba a los trabajadores urbanos el papel central en la lucha de clases.
 
La etapa de gobierno de Mao estuvo caracterizada por intensas campañas de reafirmación ideológica, que provocarían grandes conmociones sociales y políticas en China, como el Gran Salto Adelante y especialmente la Revolución Cultural, momento en el que su poder alcanzó las cotas máximas al desarrollarse un intenso culto a la personalidad en torno a su figura.
 
Entre 1949 y 1975 la esperanza de vida se duplicó en China: de 32 a 65 años. A comienzos de los años 1970, Shanghái tenía una tasa de mortalidad infantil menor que Nueva York. En una generación, la tasa de alfabetización subió de 15% en 1949 a 80-90% a mediados de los años 1970.
 
Entre 1949 y 1976, China, el "enfermo de Asia", se transformó en una potencia industrial importante, con una tasa de desarrollo igualada solamente por los grandes auges de crecimiento de la historia.
 
La Opinión Popular

China conmemora hoy el aniversario del nacimiento de su legendario líder Mao Tse Tung, quien pese a la controversia de los métodos aplicados durante su revolucionario gobierno sigue generando una masiva aprobación popular.
 
El 85 % de la población cree que sus logros compensan los errores cometidos durante los 27 años en que estuvo en el poder, según una encuesta oficial.
 
Casi el 90% de las personas que integraron la muestra, realizada por el diario " Global Times " del grupo de medios pertenecientes al Partido Comunista chino (PCCh), consideraron que "el mayor mérito" de Mao fue " haber fundado una nación independiente gracias a la revolución ". Entre las personas consultadas, los jóvenes y los que cuentan con mayor instrucción se mostraron más críticos respecto a la figura del líder.
 
En cambio, los encuestados de "más edad y con una formación hasta secundaria" son los que más le reverencian. Una razón posible para explicar esa nostalgia entre los mayores, agrega el diario, es el aumento de la desigualdad social, ya que "la justicia" es la segunda principal alabanza hacia el fundador de la China socialista (1949).
 
A Mao se le critica especialmente por su política del "Gran Salto Adelante", un paquete de medidas económicas, sociales y políticas implantadas a finales de 1950 que, junto a una serie de catástrofes naturales, derivaron en una masiva hambruna que acabó con la vida de 30 millones de personas. Además se le acusa del caos surgido de la "Revolución Cultural", iniciada en 1966, en principio contra los intelectuales y altos cargos del Partido acusados de traicionar los ideales revolucionarios, y que acabó convertida en una caza de brujas y en una purga política.
 
Si bien para hoy se esperan masivas ceremonias conmemorativas, sobre todo en su Hunan natal -al sur del país-, las autoridades ordenaron reducir los gastos de los festejos. Pero lo hicieron más como un gesto de austeridad que como un mensaje de alejamiento de su líder. De acuerdo a las instrucciones dadas por el presidente Xi Jinping, el festejo debe ser "grandioso, simple y pragmático".
 
El aniversario suscita un repaso a la verdadera influencia de Mao, especialmente ahora con un gobierno que acaba de aprobar reformas promercado que se contraponen al tradicional modelo maoísta, y con una sociedad que abraza en gran medida el consumismo en las grandes urbes chinas.
 
Luego de tres décadas de reformas que reintrodujeron el capitalismo en el gigante asiático, Mao se convirtió en referencia para quienes lamentan el abismo que separa a ricos y pobres, así como la endémica corrupción. Mao nació en Shaoshan, en la provincia de Hunan, el 26 de diciembre de 1893, y murió en Beijing el 9 de setiembre de 1976. Su cuerpo embalsamado permanece expuesto en la emblemática plaza Tiananmen.
 
Fuente: Clarín

Agreganos como amigo a Facebook
21-01-2019 / 20:01
21-01-2019 / 20:01
21-01-2019 / 10:01
La Segunda Guerra Mundial, desatada por las potencias imperialistas, y que arrastró a la Unión Soviética y a otros pueblos de Europa y de Asia, criminalmente invadidos, los llevó a una sangrienta lucha de liberación.
 
El 21 de enero de 1944, en Leningrado, los soviéticos rompen el asedio alemán a la ciudad, que duró 29 meses. El sitio de Leningrado fue una acción militar alemana durante la Segunda Guerra Mundial encabezada por Wilhelm Ritter von Leeb, que buscó inicialmente apoderarse de la ciudad de Leningrado (la actual San Petersburgo).
 
El objetivo de las tropas nazis era borrar a Leningrado de la faz de la tierra: acabar con la cuna de la revolución bolchevique y el símbolo de la cultura rusa sería una solución perfecta para socavar la resistencia soviética.
 
Había otros factores también: era un puerto marítimo estratégico y alojaba la única fábrica productora de tanques pesados, coches y trenes blindados del mundo. Los comandantes nazis analizaron la posible escalada de la resistencia y decidieron matar a la ciudad de hambre.
 
Adolf Hitler, ante la perspectiva de tener que mantener a una población enemiga de más de 3.000.000 de habitantes, instruyó que se la sitiara y se dejara morir a la población por hambre y frío. El sitio duró casi 900 días, desde 1941 hasta 1944, uno de los asedios más largos de la historia de la humanidad.
 
La ciudad estuvo a punto de perecer si no hubiera sido que se estableció un corredor a través del helado lago Ládoga por donde llegaba una escuálida ayuda a los sitiados. 
 
Los muertos hasta ser liberada la ciudad superaron la cifra extraoficial de 1.200.000, más personas de las que perdieron EE.UU. y el Reino Unido juntos a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial, que culminó en la derrota del fascismo, la formación del campo mundial del socialismo y la lucha por su soberanía de los pueblos coloniales y dependientes.
 
La Opinión Popular

20-01-2019 / 08:01
20-01-2019 / 08:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar