La Opinión Popular
                  00:41  |  Domingo 16 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Cantor que cante a los pobres / Ni muerto se ha de callar / Pues ande vaya a parar el canto / De ese cristiano / No ha de faltar el paisano / Que lo haga resucitar. COPLAS DEL PAYADOR PERSEGUIDO
Recomendar Imprimir
Nacionales - 30-11-2018 / 08:11
SOBRESEYÓ AL ÚNICO GENDARME IMPUTADO Y DIO POR FINALIZADA UNA “INVESTIGACIÓN” EN LA QUE HIZO TODO PARA QUE NADA SE SEPA A FONDO

Impunidad macrista: sin investigar los hechos, el juez cerró la causa de Santiago Maldonado

Impunidad macrista: sin investigar los hechos, el juez cerró la causa de Santiago Maldonado
El juez federal Gustavo Lleral cerró la investigación por la muerte de Santiago Maldonado. “Él solo, sin que nadie lo notara, se hundió”, escribió el magistrado, pero no explicó qué pasó durante el operativo de Gendarmería que terminó con el joven desaparecido y ahogado. La familia denunció que el juez “fue apretado”. El golpe es muy duro, la historia continuará... nada parecido a la Justicia emana de este juez federal. Una espiral de silencio y una trama de complicidades impiden averiguar la verdad.
El polémico juez federal Gustavo Lleral sobreseyó al único gendarme imputado y dio por finalizada la "investigación" por la muerte de Santiago Maldonado. "Él solo, sin que nadie lo notara, se hundió", escribió el magistrado, pero no explicó qué pasó durante el operativo represivo de Gendarmería que terminó con el joven desaparecido y ahogado.
 
El fallo, que atribuyó la muerte a "un conjunto de incidencias" y por la que no halló a "nadie" como responsable, es como si Santiago se arrojó al agua helada del río Chubut por placer, por dedicarse al deporte de aventura, por ansias suicidas acaso. El aparato judicial, como en todos los casos de desapariciones forzadas y violencia institucional, operó para encubrir los delitos de los gendarmes.
 
Este fallo es un arreglo del gobierno de Mauricio Macri con la Justicia. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es la autora intelectual del cierre de la causa: Desde que asumió no hace más que exculpar a quienes cometieron delitos gravísimos. Inmediatamente celebró la resolución: "La verdad le ganó al relato", fruteó la ministra.
 
La familia denunció que el juez "fue apretado". Que un juez diga que por presiones tuvo que cerrar el caso nos deja en el desamparo institucional ante cualquier operativo represivo de este Gobierno. Esta construcción de los hechos, a la que el juez presenta como la verdad, no hace más que justificar la violencia estatal. Tal situación abre un panorama preocupante para la protesta social.
 
"La Justicia cerró la causa que investiga la muerte de Santiago Maldonado", celebran a coro medios ultraoficialistas como Clarín y La Nación. No les vaya a creer. Por lo pronto, los Tribunales no son la Justicia (ni a menudo la imparten). Apenas integran el más elitista poder del Estado, el Judicial. Con más detalle: apodar "Justicia" a jueces federales como Gustavo Lleral constituye un disparate mayúsculo.
 
Además, la causa no está cerrada porque una decisión de primera instancia es susceptible de apelación ante la Cámara Federal, posiblemente de otra ante tribunales superiores. Y como toda sentencia arbitraria debe habilitar la competencia de la Corte Suprema de Justicia, al final de un largo camino.
 
Aunque Bullrich festeje el cierre de la causa como si hubieran ganado un partido, la final aún está pendiente y se jugará en los tribunales internacionales, adonde acudirá la familia Maldonado porque en su condición de víctima siente que este fallo vino a ratificar su planteo de que "la verdadera e imparcial investigación sobre la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago jamás comenzó".
 
La Opinión Popular

 
La segunda muerte de Santiago Maldonado
 
"Es la verdad", afirmó el juez citando a Aristóteles y como si fuera su dueño. Pero lo que hizo fue tomar sólo una parte de lo sucedido el 1º de agosto de 2017 en Cushamen, cuando desapareció Santiago Maldonado.
 
Gustavo Lleral decidió omitir la responsabilidad estatal y judicial en el operativo represivo de Gendarmería que puso en fuga al joven tatuador anarquista y a los mapuches.
 
"Esta construcción de los hechos, a la que el juez presenta como la verdad, no hace más que justificar la violencia estatal", dijo el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), querellante en la causa.
 
Luego de escribir casi 300 fojas con florido lenguaje, el magistrado llamó a la madre de Maldonado, Stella Peloso, para avisarle que iba a cerrar la causa y, según relató la familia, el juez justificó la decisión porque estaba siendo "apretado".
 
Curiosamente, el magistrado dio a conocer el fallo pocas horas después de haber recibido el resultado del peritaje al DNI de Santiago, hallado en el bolsillo de su pantalón cuando su cuerpo apareció sin vida en el río Chubut luego de 78 días.
 
La querella de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) anticipó a PáginaI12 que además de apelar el fallo hará una "grave denuncia al juez sobre los elementos que se peritaron porque no fue resguardada la cadena de custodia y porque el polímero es de una degradación centenaria". Sobre estas pericias, dos fuentes expertas consultadas coincidieron en afirmar que el someter un plástico a peritaje "es una burla al sentido común y una burrada científica".
 
Al dar por cerrada la causa el juez federal de Rawson dijo que "los hechos que se presentaron en el presente caso no constituyen delito". Lleral sobreseyó al gendarme Emmanuel Echazú, único imputado, y sostuvo que "nadie fue penalmente responsable" por el crimen, a pesar de que él mismo admite que sucedió mientras el joven huía.
 
En la resolución mencionó una "sumatoria de incidencias" que terminaron con su vida: "la desesperación, la adrenalina y la excitación naturalmente provocadas por la huida; la profundidad del pozo, el espeso ramaje y raíces cruzadas en el fondo; el agua helada humedeció su ropa y su calzado hasta llegar a su cuerpo hicieron que le fuera imposible flotar, ni emerger para tomar alguna bocanada de oxígeno. Por la confluencia de esas simples y naturales realidades, inevitables en ese preciso y fatídico instante de soledad, sus funciones vitales esenciales se paralizaron", indica un fragmento de la sentencia.
 
Ni una sola mención a las balas de las cuales escapaba Maldonado. "Nadie forzó la desaparición de Santiago. Nadie resultó señalado por la prueba que se colectó", planteó el fallo. "Él solo, sin que nadie lo notara, se hundió", afirmó el magistrado.
 
 
¿Cierre o volver a empezar?
  
El 17 de octubre del año pasado buzos de Prefectura encontraron el cuerpo de Santiago flotando en un sector del río Chubut revisado seis veces antes.
 
Las pericias judiciales, algunas cuestionadas por la querella, indicaron únicamente que murió ahogado y las preguntas sobre las circunstancias de esa muerte que hizo la familia jamás fueron respondidas.
 
En la misma resolución con que cierra el caso, el juez Lleral transcribe los dichos del testigo Lucas Pilquiman, quien relató: "Veo que Santiago no puede cruzar y se resguarda bajo los sauces en la costa del río, porque en ese momento los efectivos de Gendarmería nos estaban disparando con sus armas nueve milímetros y con escopetas".
 
Poco antes de fundamentar que Gendarmería no cometió delito alguno, el magistrado afirmó que "tengo por probado que Maldonado fue visto por última vez escondido entre los sauces allí existentes".
 
Respecto de los dichos de Matías Santana, que afirmó haber visto que al Brujo, como le decían, se lo llevaron los gendarmes por la barranca, Lleral indicó que son "suposiciones".
 
Es un hecho que hay otros seis jóvenes mapuches que vieron lo mismo pero la justicia no procuró los medios para preservarlos de las persecuciones que ya venían sufriendo, sobre todo luego del sangriento allanamiento del 1º de enero cuando le rompieron un tímpano a Fausto Jones Huala y la mandíbula a Emilio Jones, y por las cuales se negaron a dar testimonio. La mayoría de ellos tiene más de una causa abierta por hechos de protesta social.
 
Dice Lleral que no hubo detenciones, cuando la misma orden de Otranto que él menciona era "aprehender" a los manifestantes y el gendarme Daniel Gómez declaró que uno de sus compañeros gritó "tenemos a uno", como consta en el expediente.
 
El juez sostiene que si hubiera habido detenciones las personas que estaban en la tranquera las hubieran visto. Sin embargo, en las filmaciones se ve claramente la camioneta de Gendarmería cargada de bultos cubiertos con bolsas negras. A los mapuches nunca les devolvieron las herramientas que secuestradas en esos vehículos, que entraron y salieron varias veces.
 
Tuvieron entre cinco y seis horas para disponer de todo lo que había en la Lof, y casualmente en ese lapso dejaron de filmar el operativo. Insiste el juez con que no hay registro de la detención en las comisarías ni dependencias de Gendarmería, como si las fuerzas de seguridad y policiales que cometen actos de violencia institucional respetaran la legalidad. Nadie interrogó a fondo a Ricardo Bustos, quien afirmó en redes sociales que Maldonado había sido "detenido por Gendarmería".
 
 
Una ofrenda al G-20
  
"El juez Lleral emitió un fallo político, una ofrenda para el gobierno y el G-20, cerrar los casos Maldonado y Jones Huala", dijo a PáginaI2 Mauricio Rojas, abogados querellante de la APDH. "Lleral era el director del procedimiento y al momento de la autopsia sacó a los abogados que hacemos el control de la prueba, no embolsó la plata que era más importante que el DNI, una prueba descuidada por él", explicó.
 
Lleral buscó diferenciarse de Guido Otranto, el primer juez del caso, el mismo que había dado la orden de reprimir el corte de ruta. Iba a la Pu Lof sin custodia y recibía a los familiares pero luego archivaba todas las medidas que le pedían. En dos oportunidades acaparó la comunicación del caso, obligando a las querellas a callarse: el día del hallazgo del cuerpo y en la Morgue Judicial.
 
Así, a dos días de las elecciones de 2017 eligió sus palabras al decir que no había signos de que el cuerpo haya sido lastimado o movido. Entre las medidas que nunca hizo está el análisis de la fogata que hicieron los gendarmes el día que irrumpieron a balazos en la Pu Lof, donde podrían (o no) estar los restos de la mochila del joven tatuador que nunca apareció.
 
A pesar de los ataques, la familia Maldonado luchó impecablemente durante más de un año contra el aparato estatal y mediático. Pero esta historia seguirá en Washington, en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, donde la Argentina ya tiene una condena por la desaparición forzada del joven mapuche Iván Torres.
 
"Santiago por propia voluntad se internó en las heladas aguas del río Chubut y ahí murió sin testigos de ese trágico final", dijo Lleral a pesar de lo testigos mapuches y también gendarmes que declararon que lo vieron correr.
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-12-2018 / 10:12
La contundencia del balance numérico de los 3 años de gestión de la alianza Cambiemos es desastroso: 291% de devaluación, 160% de inflación, 3008% de alza en el gas, 2136% en la luz, 515% en el agua, 22% de caída en el salario real promedio y 24% en el mínimo y 18,5% en la jubilación.
 
Pero además, la destrucción de 51.700 empleos privados, la resignación de 107.933 puestos industriales y la desaparición de 9609 Pymes. Aún así, a cada argentino le tocan $283.380 de la deuda contraída, que supera en 420% a la que dejó la economía K y que ocupa 17,7% del gasto público, 10,2 puntos más que desde que asumió el actual gobierno.
 
Uno de las mentiras de campaña, como la promesa de reducción del peso del Estado, se usó en realidad de camuflaje para echar personal de planta y contratado heredado de la gestión anterior, pero reemplazándolo con creces por "tropa propia" e inclusive mejor paga. Hay un crecimiento de 87.700 empleos públicos nacionales.
 
En verdad, se hipotecó el futuro: se achicó la actividad económica, hay menos trabajo, se benefició más a los ricos en desmedro de los pobres y se disminuyó la inversión destinada a educación y ciencia, ¿a cambio de qué?
 
Recién ahora, desde la industria se advierte sobre un posible agravamiento de la recesión si no se adoptan medidas que fomenten las inversiones y una mayor actividad.
 
Acusado, imputado y procesado por haber pagado coimas a funcionarios del gobierno anterior en el marco de la causa de los cuadernos, Paolo Rocca paradójicamente se acaba de convertir en "el vocero" de la agenda de temas que el empresariado local reclama que Mauricio Macri encare en su cuarto año de mandato.
 
La voz del titular del Grupo Techint -y también el hombre más rico de la Argentina- se escuchó en un seminario de la organización Pro Pyme de la cual el holding es parte importante y, entre sus pares, se leyó como un fuerte mensaje hacia el gobierno de los CEOs de Cambiemos.
 
Si bien no marcó directamente los errores de gestión que la mayoría de los ejecutivos del país le adjudican a Macri, sí hizo referencia a las medidas que el país "necesita" mirando a mediano y largo plazo.
 
En ese contexto, pidió un país que genere más divisas genuinas, que apoye las exportaciones, que no mire solamente al campo sino también a la industria y que mantenga un tipo de cambio competitivo, en especial en un año electoral como será el 2019.
 
La Opinión Popular

15-12-2018 / 08:12
En un país ya de por sí aterrorizado por la peor política económica que recuerde, se levantan tapas desde las que se abalanzan viejos monstruos, como esas cajas con resorte de las que salta un payaso de susto.
 
El escándalo de la Libertadores por la violencia en el fútbol derivó en que -¡salta el payaso!- la final de una copa con ese nombre se definiera entre dos equipos argentinos en el país del que fuimos liberados por los Libertadores.
 
La denuncia por la violación de una menor por parte de un adulto en el ámbito del espectáculo estalló en los medios como una granada que se multiplicó en miles de esquirlas y relatos de mujeres que contaron por primera vez que fueron abusadas o violadas de niñas.
 
Y -¡salta el payaso!- el presidente Mauricio Macri, quien dijo que no les cree a las mujeres cuando dicen que no les gusta, "que les digan qué lindo culo tenés", anunció que enviará al Congreso una ley de equidad de género.
 
El que fue presidente de un club que tiene una de las barras más agresivas está incapacitado moralmente para hablar de violencia en el fútbol porque no hizo nada cuando pudo hacerlo.
 
El hombre que juega con esa idea de que "aunque digan que no, es sí" y que piensa que es agradable para las mujeres que todo el tiempo los hombres hablen de sus culos, no puede decir que entiende o, siquiera, que trata de entender la violencia de género.
 
El presidente que encabezó una de las principales constructoras contratistas del Estado y cuyas empresas se multiplicaron durante la dictadura, no tiene autoridad para hablar de corrupción en la obra pública, porque su fortuna proviene de ese ámbito y nunca dijo nada.
 
Y como su hermano Gianfranco, que acaba de declarar esta semana ante la justicia que "nunca pagó sobornos, no sé mi padre", parece que en la familia presidencial se escudan en la discapacidad mental de Franco, il capo di famiglia.
 
Es el mismo Macri que prometió "pobreza cero" en la campaña y se acaba de demostrar que su gobierno ha sido el que con más rapidez aumentó los niveles de pobreza en el país, aún más que las dictaduras y que cualquier gobierno civil.
 
La mayoría de los argentinos votó a un presidente que encarna a sus peores congojas. Cada payaso monstruoso que brinca de las cajitas del horror argentino tiene un reflejo de la clase y el grupo social al que pertenece Macri.

14-12-2018 / 10:12
Gianfranco Macri compareció ayer ante el juez Claudio Bonadío, evitó defender su padre Franco y mandó a los cronistas tribunalicios a preguntarle "a él" si había pagado coimas para mantener sus cabinas de Autopistas del Sol durante el kirchnerismo, al que apoyó incluso cuando su primogénito buscaba destronarlo.
 
Ausol, en rigor, es controlada por el consorcio español Abertis y tiene como socia a la italiana Impregilo. La constructora del grupo Macri, SIDECO Americana, tuvo entre 1994 y 2001 un 23% del capital y redujo esa participación al 10% en 2001 a cambio de u$s 120 millones, tras asegurarse la contratación de sus constructoras para las obras de los años 90.
 
En 2004, como explicó ayer Gianfranco, se licuaron las participaciones al incorporar un refuerzo de capital. Pero los Macri mantuvieron un 7% que recién vendieron el año pasado, después de que las acciones de Ausol treparan 394% por las subas de peajes dispuestas por el Gobierno de Macri.
 
Eso no es todo. Las multinacionales europeas que se quedaron con los peajes de los accesos tienen a su vez otros vínculos con la familia presidencial. Abertis pertenece a Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, con quien Macri compartió negocios en el mundo del fútbol.
 
Impregilo es un grupo constructor italiano fundado en 1959 en Milán, con más de 17.000 empleados y obras viales en toda Latinoamérica, pero con una particularidad: en casi todos sus negocios en Argentina aparece asociado a los Macri.
 
Una de las prósperas empresas contratistas del Estado que compartieron durante años los Macri con Impregilo es la línea de alta tensión que transporta la energía generada por Yacyretá (Yacylec S.A.).
 
Esta semana, el diario La Nación reveló que el Tribunal Fiscal de la Nación dictaminó que Yacylec le debe a la AFIP 46 millones de pesos en impuestos atrasados, multas e intereses acumulados, además de las costas del juicio que hizo para intentar evitar pagar.
 
Llamativamente, apenas 24 horas después se incendió en el sexto piso de la sede central de la AFIP la oficina de Causas Tributarias, donde se almacenan expedientes y actuaciones administrativas como las que se ventilaron en ese juicio en el Tribunal Fiscal.
 
Ahora, el padre y el hermano del Presidente y jefe del clan familiar están acusados de haber pagado coimas para mantener las concesiones del Acceso Oeste a través de la empresa Concesionaria Oeste, y por el Acceso Norte a través de Autopistas del Sol (Ausol). Pero, el responsable de los negocios no es otro que Mauricio, y ni los CEOs ni Gianfranco participaban de las decisiones sin la venia del líder de Cambiemos.
 
La Opinión Popular

14-12-2018 / 09:12
Mauricio Macri lo hizo. La pobreza alcanzó al 33,6 por ciento de la población urbana durante el tercer trimestre de 2018. Con un salto de 5,4 puntos en un año, la medición del Observatorio de la Deuda Social de la UCA alcanzó su valor más elevado desde 2010.
 
El deterioro socioeconómico asociado a la crisis cambiaria y financiera junto con el ajuste recesivo implementado por el FMI para intentar domarla dejó un saldo de 2.180.000 nuevos pobres que elevan la cifra total hasta las 13.600.000 personas.
 
La estimación anticipa el fiasco rotundo del gobierno de Macri para cumplir con su promesa de reducir la pobreza al finalizar su mandato en diciembre de 2019. "Si cuando finalice mi gestión no bajó la pobreza, habré fracasado", esto decía al comienzo de su mandato.
 
La indigencia, por su parte, ascendió hasta el 6,1 por ciento que marca un alza de 0,4 puntos frente al mismo período del año pasado. El dato representa la emergencia de 161.500 indigentes nuevos para llegar a un total de 2.470.000 de individuos con ingresos inferiores al valor de la canasta básica de alimentos.
 
"Mientras se mantenga el actual escenario recesivo, sólo cabe esperar un aumento del desempleo, los trabajos de subsistencia y de la precariedad laboral y, por lo tanto, de las desigualdades estructurales que afectan al mercado de trabajo, con efectos directos sobre la pobreza", advierte el informe del ODS-UCA.
 
En otras palabras, el motor para el crecimiento de la pobreza es el programa económico neoliberal de Cambiemos y el programa de austeridad y ajuste adoptado para acceder al financiamiento del FMI.
 
Con el incremento en los precios que siguió al salto cambiario, la medición del observatorio dirigido por el sociólogo Agustín Salvia superó el 32,3 por ciento que había alcanzado en 2016. El deterioro experimentado entonces fue consecuencia de la devaluación, los tarifazos y la destrucción de empleo.
 
El 33,6 por ciento informado ayer es el dato más elevado en nueve años. "Un cambio de rumbo sustantivo no sólo necesitará de fuertes inversiones e impulso a las exportaciones, sino también de políticas que reactiven el mercado interno, apoyen a las microempresas y mejoren su productividad", explica el OSD-UCA.
 
El reporte muestra que, desde la llegada de Macri a la Casa Rosada, los niveles de pobreza entre los niños de 0 a 17 años treparon del 44,6 a 51,7 por ciento, un aumento de 7,1 puntos en un año. La Unicef advirtió que cerca de la mitad de los niños, niñas y adolescentes en la Argentina son pobres. Y el macrismo no tiene instrumentos que permitan revertir la pauperización en las condiciones de vida de los sectores más vulnerables de la población.
 
La Opinión Popular

13-12-2018 / 09:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar