La Opinión Popular
                  16:13  |  Viernes 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Reflexionemos antes lo que corresponde hacer y no imitemos a los atenienses, que primero atacan y luego discurren”. Pantagruel
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 29-11-2018 / 19:11
EFEMÉRIDES POPULARES

La iglesia San Miguel de Paraná cumple años

La iglesia San Miguel de Paraná cumple años
El 30 de noviembre se cumple otro aniversario de la colocación de la piedra basal de la iglesia San Miguel de Paraná, templo matriz de Entre Ríos, íntimamente relacionado con la historia de la ciudad y en particular con el "barrio del tambor" donde se levantó, habitado entonces por afroamericanos. En la imagen, la iglesia San Miguel, patrimonio histórico nacional. Foto: Blas García para La Opinión Popular
El 30 de noviembre se cumple otro aniversario de la colocación de la piedra basal de la iglesia San Miguel de Paraná, templo matriz de Entre Ríos, íntimamente relacionado con la historia de la ciudad y en particular con el "barrio del tambor" donde se levantó, habitado entonces por afroamericanos.
 
La construcción de la iglesia se decidió a principios de 1836, cuando se resolvió crear la plaza Alvear y abrir un camino entre el centro y el puerto viejo, pero la obra se demoró durante décadas debido a los problemas políticos y militares de la época. Finalmente, el templo fue inaugurado y bendecido en 1883.

El templo fue construido por iniciativa del cura Antolín Gil y Obligado, quien propuso un proyecto en 1822 dando cuenta de la necesidades religiosas del barrio del candombe (o del tambor).
 
El edificio pudo ser construido gracias al aporte del vecindario y la ayuda oficial del por entonces gobernador Lucio Mansilla. La obra comenzó el l 14 de mayo de ese año.
 
Luego del retiro de Gil y Obligado, el presbítero Francisco Dionisio Álvarez tomó a su cargo la construcción de la Iglesia. En ésa época la calle Buenos Aires se llamaba San Miguel, y hacia allí se encontraba el frente.
 
La capilla Norte, esta primera construcción, se encuentra actualmente detrás del altar mayor, a modo de contrafrente de la iglesia mayor con frente a la actual calle Carlos Gardel.
 
En el año 2000, la capilla fue declarada Monumento Nacional por decreto 1.2981. En su interior se encontraba una pila para agua bendita de procedencia misionera.
 
Varios años después, cuando se proyectó la construcción de la plaza Echagüe - actualmente Carlos Maria de Alvear - y el paseo de la Alameda de la Federación debieron modificarse los planos originales. La Iglesia constaría de tres naves y dos torres mientras que su frente daría a la plaza, como es actualmente.
 
En 1836 el General Echagüe y su esposa Manuela Puig de Echagüe fueron los encargados de colocar la piedra fundamental y de actuar como padrinos, durante la misma ceremonia en que fue bendecido el templo por el presbítero Álvarez. Sin embargo, por diversas causas el edificio tardó en concluirse.
 
En 1873 se terminó con la construcción de la Iglesia, aunque las torres fueron edificadas posteriormente.
 
El templo cuenta con bellas obras de arte como la imagen ubicada en el altar mayor, realizada por el escultor genovés Commendatore Doménico de Carli, tallada en mármol blanco; las pinturas del techo realizadas por el italiano Fino y las dos figuras del presbiterio hechas aproximadamente en el año 1950 por el italiano radicado en Paraná Carlos Castellán y el entrerriano Juan Carlos Migliavaca.
 
La calle, que se llamó "Alameda de la Federación", fue "Rivadavia" pero desde hace poco ha recuperado su nombre anterior. Debido a la apertura de esa calle, inicialmente un camino de carretas entre el puerto Viejo y el centro, fue necesario cambiar la orientación de la iglesia, que ya existía y era casi el único edificio en el "barrio el candombe" llamado así por estar habitado fundamentalmente por negros incluso hasta principios del siglo XX.
 
Más tarde, ese barrio de Paraná se llamó "El Colmenar" nombre que todavía algunos recuerdan, porque allí, frente al actual Colegio Nacional, había una cooperativa con ese nombre, una de las primeras de nuestro país.
 
Fuente: AIM

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2019 / 17:02
21-02-2019 / 16:02

Las Fuerzas Armadas, a la salida de la dictadura, humilladas por la derrota en la guerra de Malvinas y odiadas por el pueblo por genocidas, quedan deslegitimadas y su poder en crisis. Distintos gobiernos constitucionales intentaron "reconciliarlas" con la sociedad.
 
La Ley 23.492 de Punto Final argentina, entra en vigor el 22 de Febrero de 1987, durante la presidencia de Raúl Alfonsín, y estableció la paralización de los procesos judiciales contra los imputados como autores penalmente responsables de haber cometido el delito complejo de desaparición forzada de personas (que involucró detenciones ilegales, torturas y homicidios agravados o asesinatos) que tuvieron lugar durante la dictadura militar genocida del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional de 1976-1983.
 
La ley, conocida como de impunidad, decía literalmente "se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983".
 
La ley, que sancionaba la impunidad de los militares por la desaparición de miles de opositores y guerrilleros peronistas y de izquierda (casi 9.000 según el informe del Nunca Más de 1984 y hasta unos 30.000 de acuerdo a los organismos de Derechos Humanos), fue en su momento objeto de una viva y acalorada polémica.
 
Sólo quedaban fuera del ámbito de aplicación de la ley los casos de secuestro de recién nacidos, hijos de prisioneras políticas destinadas a desaparecer, que eran por lo general adoptados por militares, quienes les ocultaban su verdadera identidad biológica.
 
La Opinión Popular

21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar