La Opinión Popular
                  08:21  |  Viernes 19 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Macri es hoy un amontonamiento de promesas fracasadas, de frustraciones sin rumbo ni sentido, de soberbia mezclada con impericia, un nuevo gestor impostado en el imperio de la desesperanza”. Julio Bárbaro
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 11-10-2018 / 18:10
EFEMÉRIDES POPULARES

Gabino Ezeiza, el payador argentino

Gabino Ezeiza, el payador argentino
Gabino Ezeiza, mítico personaje de la escena cultural argentina de principio del siglo XX, fue un afroargentino apodado el Negro Ezeiza, músico y payador argentino. Nacido en San Telmo (un antiguo barrio de esclavos), y vivió en una época en la que había un número considerable de afrodescendientes negros en la zona del actual Gran Buenos Aires. Murió el 12 de octubre de 1916.
Gabino Ezeiza fue un afroargentino apodado el Negro Ezeiza, músico y payador argentino. Nacido en San Telmo (un antiguo barrio de esclavos), y vivió en una época en la que había un número considerable de afrodescendientes negros en la zona del actual Gran Buenos Aires. Su maestro en la iniciación de la payada, fue el también afroporteño Pancho Luna.
 
Ezeiza fue uno de los más famosos payadores, tanto en su tierra como en el Uruguay. Autor de más de 500 canciones, sus contrapuntos se hicieron famosos y se recuerda el sostenido el 23 de julio de 1884 en el Teatro Artigas de Montevideo con el cantor oriental Juan de Nava presenciado por un numeroso auditorio.
 
En tal encuentro Ezeiza improvisó allí la que sería la popular canción Heroico Paysandú, con la cual derrotó a Nava, convirtiéndose en uno de los payadores más importantes de la historia. El día 23 de julio ha sido declarado "Día del Payador" en todo el territorio de la República Argentina en honor a ese histórico contrapunto.
 
Otra de sus payadas memorables fue la que tuvo por escenario un teatro de Pergamino, Provincia de Buenos Aires con el célebre Pablo J. Vázquez, en 1894. Gardel y Razzano lo conocieron en los comités políticos, como a casi todos los payadores de aquel tiempo, y ese conocimiento se hizo trato amigo en la rueda del popular Café de los Angelitos.
 
A su muerte, el 12 de octubre de 1916, el dúo cantó en su homenaje Heroico Paysandú, que años después llevó al disco Gardel.
 
La Opinión Popular

DE ASCENDENCIA AFRO Y HUMILDE, FUE PAYADOR DE OFICIO Y AUTOR DE MÁS DE 500 CANCIONES
 
Gabino Ezeiza, Sueños de Payador
 
Escrito por Mario Casalla
 
Gabino Ezeiza -mítico personaje de la escena cultural argentina de principio del siglo XX- nació en el barrio de San Telmo un  3 de febrero 1858.
 
De ascendencia afro y humilde,  fue payador de oficio y autor de más de 500 canciones que son parte del acervo de nuestra cultura popular. Sus aportes al folclore y al tango fueron valiosísimos  ya que fue él quien introdujo el ritmo de la milonga a la payada.
 
Según Gabino, la milonga (campera) provenía del candombe (afroargentino), formado en base a viejos ritmos africanos.
 
Fue junto a Santos Vega el payador más importante nuestra cultura nacional.
 
Le tocó nacer en una época en que el país estaba haciéndose, en un territorio asediado por las guerras civiles y una organización del territorio que se dividía entre la civilización y la barbarie.
 
Nació en una Buenos Aires que dejaba de ser la "Gran Aldea" para convertirse en una metrópoli poblada de inmigrantes que debieron  integrarse como pudieron  en un orden social dominado por una elite que poco quería saber de españoles, italianos y negros "muertos de hambre".
 
Fue el dueño de una pulpería del barrio de San Telmo -Pancho Luna- quien puso por primera vez una guitarra en manos de Gabino a los quince años.
 
Con su guitarra  al hombro, se despidió de su madre y hermanos -su padre había muerto en la Guerra del Paraguay- y  comenzó su vida de bardo errante por los pueblos de una Buenos Aires que estaba asomándose.
 
Decía de él Francisco y Suñer: "Fue el trovador de la pampa.
 
En aquellos tiempos de escasísima población en que la Argentina vivía la vida de los pueblos pastores, fue el bardo errante y vagabundo que iba con su guitarra de rancho en rancho y de pulpería en pulpería, glosando los acontecimientos más notables, recordando los altos hechos de los hombres ilustres, llevando a todas partes las palpitaciones del alma nacional.
 
Hijo del pueblo y entre el pueblo criado, se identificaba con el paisano, con el hombre de pueblo y en forma poética y solemne le cantaba sus cuitas y sus alegrías, sus esperanzas y sus anhelos".
 
Peleó en  la revolución de 1880 bajo las órdenes del comandante Eliot en el batallón 15 de febrero, y dicen que se animó a recitar algunas estrofas en el momento del combate.
 
Ese mismo año se enfrentó en el canto con Nemesio Trejo en una payada histórica que duró tres noches. En 1884 se traslada a Montevideo y canta allí por primera vez junto al famoso cantor oriental Juan de Nava.
 
En 1888 vuelve a Montevideo y en el en el teatro Artigas tiene un contrapunto con Arturo Nava, hijo de Juan.
 
La presentación fue un éxito, allí interpretó su famoso "Saludo a Paysandú", que quedará en el recuerdo como sus versos más hermosos: "heroico Paysandú yo te saludo/hermano de la Patria en que nací/ tus hechos y glorias esplendentes/se cantan en mi patria como aquí".
 
Recorrió casi todos los  pueblos del interior junto a su guitarra y su circo llamado "Pabellón Argentino" que perdió en un incendió en el año 1893.
 
El origen del circo se remonta al año 1891 cuando Gabino gana el premio grande de la lotería y con el dinero compra el circo.
 
En una de sus presentaciones en  San Nicolás conoce a la biznieta del Chacho Peñaloza -Doña Petrona Peñaloza-  que habría de ser su mujer años después.
 
Supo codearse con Gardel y Razzano en los comités políticos de principios de siglo además de pertenecer a la rueda de los habitués del "Café los Angelitos".
 
Hombre de Alem, desde el año 1890, supo conjugar su tarea  de militante y cantor.
 
Murió el 12 de octubre de 1916, el día que asumía la presidencia su admirado caudillo radical Hipólito Yrigoyen, un día memorable en el que Gabino hubiera querido estar.
 
En la  calle Azul 92, en el barrio de Flores  hay una placa que lo recuerda.
 
Murió a los 58 años pobre como casi todos los poetas del pueblo.
 
Cada 12 de octubre sus seguidores le siguen rindiendo homenaje en el cementerio de Flores.
 
Fuente: Nac & Pop

Agreganos como amigo a Facebook
18-10-2018 / 19:10
18-10-2018 / 19:10
Este 19 de octubre se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Julio Argentino Roca, una figura molesta para algunos que lo ven como un genocida porque derrotó militarmente a los indios que ocupaban parte del territorio nacional. Fue antes de su presidencia, cuando Roca era ministro, encabezó la llamada Conquista del Desierto, en base a una ley aprobada por el Congreso.
 
La pelea contra los indios venía ya desde la época de la Independencia; el objetivo de la ley del Congreso fue ocupar esas tierras para atraer a los millones de inmigrantes que el país necesitaba. Que no iban a venir si persistían los malones indígenas.
 
Roca derrotó a los mapuches e incorporó al Estado nacional el sur y sudoeste de Buenos Aires, el sur de Córdoba, San Luis y Mendoza, y las actuales provincias de La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Sin esos territorios, no habría, además, Antártida argentina ni Malvinas argentinas.
 
Es básico tener en cuenta que los mapuches no eran pueblos originarios en la zona sino que habían derrotado militarmente a otras tribus. Ellos  habían venido de Chile y tenían contacto permanente con sus hermanos que vivían del otro lado de los Andes.
 
Es decir que, con Roca, la Argentina consolidó su dominio territorial y construyó el Estado nacional. Un solo Estado en una sola Nación porque los millones de inmigrantes pobres se convirtieron en argentinos gracias al ley 1.420, sancionada por Roca, que introdujo la enseñanza primaria obligatoria, universal, gratuita y laica. Para ello, debió derrotar políticamente a la Iglesia Católica, que controlaba la educación.
 
La infraestructura, especialmente los ferrocarriles, recibió un impulso decisivo. En lo social, el inicio del sistema de seguridad social y de jubilación estatales. Leyes laicas como la de registro y matrimonio civil lo enfrentaron nuevamente con la Iglesia. Por la vastedad del proyecto de Roca, hubo una ruptura diplomática con la Santa Sede, que se solucionó recién en su segundo mandato.
 
A nivel internacional, los límites con Chile, la presencia en la Antártida y la Doctrina Drago, que impide el cobro de deudas mediante fuerza militar. Roca no estuvo solo sino que formó parte de una clase dirigente notable. Y fue esa Generación del 80 la que transformó un país pobre, vulnerable y despoblado en una de las economías más pujantes de su época. 
 
La Opinión Popular

18-10-2018 / 19:10
17-10-2018 / 20:10
El 18 de octubre de 1801, en Talar de Arroyo Largo, cerca de Concepción del Uruguay, en el entonces Virreinato del Río de la Plata, nace Justo José de Urquiza. Genio militar y hábil comerciante, fue varias veces gobernador de la provincia de Entre Ríos, Jefe traidor del Partido Federal y el primer presidente constitucional de la República Argentina, en 1854.
 
Siendo uno de los principales jefes del partido federal, encabezó el movimiento que derrocó en 1852 al gobernador nacional y popular de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, con ayuda de tropas brasileñas. Y vuelve a traicionar el proyecto del interior federal cuando ordena la retirada en la batalla de Pavón (1861) cuando las tropas entrerrianas iban ganando y le entrega la victoria al unitario porteño Bartolomé Mitre.
 
Su "neutralidad" frente al bombardeo brasilero del pueblo hermano uruguayo que estaba al mando del coronel Leandro Gómez, en la heroica Paysandú; su participación en la guerra genocida para destruir el Paraguay, ejemplo de un desarrollo autónomo en América Latina; las maniobras para evitar la elección de López Jordán y la entrega de la recaudación de impuestos provinciales en manos de un particular, lo llevaron a la muerte.
 
José Hernández, autor del Martín Fierro, afirmó: "Urquiza, era el Gobernador Tirano de Entre Ríos, pero era más que todo, el Jefe Traidor del Partido Federal, y su muerte, mil veces merecida, ... era el justo castigo al Jefe Traidor". 
 
La Opinión Popular

17-10-2018 / 20:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar