La Opinión Popular
                  15:14  |  Domingo 17 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Reflexionemos antes lo que corresponde hacer y no imitemos a los atenienses, que primero atacan y luego discurren”. Pantagruel
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 11-10-2018 / 18:10
EFEMÉRIDES POPULARES

Gabino Ezeiza, el payador argentino

Gabino Ezeiza, el payador argentino
Gabino Ezeiza, mítico personaje de la escena cultural argentina de principio del siglo XX, fue un afroargentino apodado el Negro Ezeiza, músico y payador argentino. Nacido en San Telmo (un antiguo barrio de esclavos), y vivió en una época en la que había un número considerable de afrodescendientes negros en la zona del actual Gran Buenos Aires. Murió el 12 de octubre de 1916.
Gabino Ezeiza fue un afroargentino apodado el Negro Ezeiza, músico y payador argentino. Nacido en San Telmo (un antiguo barrio de esclavos), y vivió en una época en la que había un número considerable de afrodescendientes negros en la zona del actual Gran Buenos Aires. Su maestro en la iniciación de la payada, fue el también afroporteño Pancho Luna.
 
Ezeiza fue uno de los más famosos payadores, tanto en su tierra como en el Uruguay. Autor de más de 500 canciones, sus contrapuntos se hicieron famosos y se recuerda el sostenido el 23 de julio de 1884 en el Teatro Artigas de Montevideo con el cantor oriental Juan de Nava presenciado por un numeroso auditorio.
 
En tal encuentro Ezeiza improvisó allí la que sería la popular canción Heroico Paysandú, con la cual derrotó a Nava, convirtiéndose en uno de los payadores más importantes de la historia. El día 23 de julio ha sido declarado "Día del Payador" en todo el territorio de la República Argentina en honor a ese histórico contrapunto.
 
Otra de sus payadas memorables fue la que tuvo por escenario un teatro de Pergamino, Provincia de Buenos Aires con el célebre Pablo J. Vázquez, en 1894. Gardel y Razzano lo conocieron en los comités políticos, como a casi todos los payadores de aquel tiempo, y ese conocimiento se hizo trato amigo en la rueda del popular Café de los Angelitos.
 
A su muerte, el 12 de octubre de 1916, el dúo cantó en su homenaje Heroico Paysandú, que años después llevó al disco Gardel.
 
La Opinión Popular

DE ASCENDENCIA AFRO Y HUMILDE, FUE PAYADOR DE OFICIO Y AUTOR DE MÁS DE 500 CANCIONES
 
Gabino Ezeiza, Sueños de Payador
 
Escrito por Mario Casalla
 
Gabino Ezeiza -mítico personaje de la escena cultural argentina de principio del siglo XX- nació en el barrio de San Telmo un  3 de febrero 1858.
 
De ascendencia afro y humilde,  fue payador de oficio y autor de más de 500 canciones que son parte del acervo de nuestra cultura popular. Sus aportes al folclore y al tango fueron valiosísimos  ya que fue él quien introdujo el ritmo de la milonga a la payada.
 
Según Gabino, la milonga (campera) provenía del candombe (afroargentino), formado en base a viejos ritmos africanos.
 
Fue junto a Santos Vega el payador más importante nuestra cultura nacional.
 
Le tocó nacer en una época en que el país estaba haciéndose, en un territorio asediado por las guerras civiles y una organización del territorio que se dividía entre la civilización y la barbarie.
 
Nació en una Buenos Aires que dejaba de ser la "Gran Aldea" para convertirse en una metrópoli poblada de inmigrantes que debieron  integrarse como pudieron  en un orden social dominado por una elite que poco quería saber de españoles, italianos y negros "muertos de hambre".
 
Fue el dueño de una pulpería del barrio de San Telmo -Pancho Luna- quien puso por primera vez una guitarra en manos de Gabino a los quince años.
 
Con su guitarra  al hombro, se despidió de su madre y hermanos -su padre había muerto en la Guerra del Paraguay- y  comenzó su vida de bardo errante por los pueblos de una Buenos Aires que estaba asomándose.
 
Decía de él Francisco y Suñer: "Fue el trovador de la pampa.
 
En aquellos tiempos de escasísima población en que la Argentina vivía la vida de los pueblos pastores, fue el bardo errante y vagabundo que iba con su guitarra de rancho en rancho y de pulpería en pulpería, glosando los acontecimientos más notables, recordando los altos hechos de los hombres ilustres, llevando a todas partes las palpitaciones del alma nacional.
 
Hijo del pueblo y entre el pueblo criado, se identificaba con el paisano, con el hombre de pueblo y en forma poética y solemne le cantaba sus cuitas y sus alegrías, sus esperanzas y sus anhelos".
 
Peleó en  la revolución de 1880 bajo las órdenes del comandante Eliot en el batallón 15 de febrero, y dicen que se animó a recitar algunas estrofas en el momento del combate.
 
Ese mismo año se enfrentó en el canto con Nemesio Trejo en una payada histórica que duró tres noches. En 1884 se traslada a Montevideo y canta allí por primera vez junto al famoso cantor oriental Juan de Nava.
 
En 1888 vuelve a Montevideo y en el en el teatro Artigas tiene un contrapunto con Arturo Nava, hijo de Juan.
 
La presentación fue un éxito, allí interpretó su famoso "Saludo a Paysandú", que quedará en el recuerdo como sus versos más hermosos: "heroico Paysandú yo te saludo/hermano de la Patria en que nací/ tus hechos y glorias esplendentes/se cantan en mi patria como aquí".
 
Recorrió casi todos los  pueblos del interior junto a su guitarra y su circo llamado "Pabellón Argentino" que perdió en un incendió en el año 1893.
 
El origen del circo se remonta al año 1891 cuando Gabino gana el premio grande de la lotería y con el dinero compra el circo.
 
En una de sus presentaciones en  San Nicolás conoce a la biznieta del Chacho Peñaloza -Doña Petrona Peñaloza-  que habría de ser su mujer años después.
 
Supo codearse con Gardel y Razzano en los comités políticos de principios de siglo además de pertenecer a la rueda de los habitués del "Café los Angelitos".
 
Hombre de Alem, desde el año 1890, supo conjugar su tarea  de militante y cantor.
 
Murió el 12 de octubre de 1916, el día que asumía la presidencia su admirado caudillo radical Hipólito Yrigoyen, un día memorable en el que Gabino hubiera querido estar.
 
En la  calle Azul 92, en el barrio de Flores  hay una placa que lo recuerda.
 
Murió a los 58 años pobre como casi todos los poetas del pueblo.
 
Cada 12 de octubre sus seguidores le siguen rindiendo homenaje en el cementerio de Flores.
 
Fuente: Nac & Pop

Agreganos como amigo a Facebook
15-02-2019 / 17:02
15-02-2019 / 17:02
Herminio Iglesias fue peronista, sindicalista, intendente de Avellaneda, diputado y fallido candidato a gobernador de Buenos Aires en 1983 por el PJ. Su quema del ataúd con la sigla UCR fue el símbolo de la derrota del peronismo a manos del radical Raúl Alfonsín.
 
Participó del 17 de octubre de 1945. Presidió la agrupación vandorista "30 de Junio", en Avellaneda. Fue baleado en 1972 por otros peronistas. Corrió a tiros a Juan Manuel Abal Medina ese mismo año. Fue baleado otra vez, en este caso le rozaron el escroto, en septiembre de 1973, también por una interna con sus adeptos.
 
Tenía una fama basada en exabruptos, provocaciones y un curioso manejo del idioma. Era un exponente de la ortodoxia justicialista, una fórmula que con menos eufemismo podría traducirse como un "pesado" del peronismo bonaerense. Gozaba de un nombre en su territorio, Avellaneda, ganado, entre otras cosas, a fuerza de pistola.

Los que estabamos en las antípodas ideológicas de Iglesias recordamos -nobleza obliga- que las tres firmas que llevaba el documento de denuncia de la represión militar entregado a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, en plena dictadura, eran las de Alfonsín, Deolindo Felipe Bittel  y Herminio Iglesias. Y él se ofreció para entregar el documento donde el PJ y la UCR defendían a los derechos humanos. Eran tiempos donde no abundaban los valientes.
 
En Herminio había un elemento central del peronismo: la reivindicación de los humildes. Venía de abajo en serio, no se había criado en las bibliotecas, ni siquiera sabía dónde quedaban. Era duro, forjado en la vida, expresaba como nadie la cultura de la calle, la de la noche, la del dolor. No era un mafioso, como lo querían definir los cajetillas, tampoco un santón, como lo imaginaban algunos fanáticos de la política. Murió el 16 de febrero de 2007.

Alguno nos acusará por recordar a personas que tenían relación con el delito. En rigor, la política los sacó de la marginalidad, no como tantos a los que ahora la política los inició en el mundo de la corrupción y el delito. Y la gran mayoría de ellos tienen carreras universitarias.
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular

15-02-2019 / 17:02
En Argentina, desde las época de la Independencia, se enfrentaron por el poder dos partidos: el de la minoría oligárquica porteña aliada al capitalismo europeo, por una parte, y el de la gran mayoría de criollos y gauchos apegados al interior profundo de la Patria, por el otro.
 
El Partido Unitario era liberal y se organizó en base a la hegemonía de Inglaterra y Francia como metrópolis extranjeras; el Partido Federal era nacionalista y se organizó en base al liderazgo de caudillos provinciales que, por orgullo nacional y por conciencia patriótica, resistieron la penetración foránea
, que destruía las encomias provinciales.

 
Existía entre ambos partidos una diferencia de clase y de ideología que eran esenciales. En el Partido Unitario se agrupaban las minorías anti-nacionales vinculadas al capitalismo extranjero; en el Partido Federal se encuadraban las mayorías nacionales que impulsaban un proyecto de país independiente, soberano y desarrollado.
 
Continuador de la política del primer gran caudillo argentino, José Gervasio Artigas, fundador del federalismo en el Río de la Plata, el Partido Federal se estructuró a través de cuatro caudillos que constituyeron sus más sólidas columnas: Juan Manuel de Rosas, Facundo Quiroga, Pancho Ramírez Estanislao López.
 
Representante de la "barbarie" del interior según SarmientoJuan Facundo Quiroga fue un líder excepcionalmente valiente, decidido y capaz que llegó a consolidar una fuerte influencia y liderazgo sobre las provincias de La Rioja, San Juan, Catamarca, Tucumán, San Luis, Mendoza, Salta y Jujuy. Es asesinado en Barranca Yaco, Córdoba, el 16 de febrero de 1835.
 
Por Blas García

15-02-2019 / 17:02
15-02-2019 / 17:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar