La Opinión Popular
                  19:51  |  Sábado 20 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Podrás perder mil batallas, pero solamente al perder la risa habrás conocido la auténtica derrota”. Ho Chi Minh
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-10-2018 / 09:10
LAS ORGANIZACIONES POPULARES RESPONDIERON A LAS ACUSACIONES QUE LES LANZÓ LA MINISTRA MACRISTA

Indignante: Patricia Bullrich vinculó a movimientos sociales con el narcotráfico

Indignante: Patricia Bullrich vinculó a movimientos sociales con el narcotráfico
Los movimientos sociales acusaron a la ministra de Seguridad de haber fracasado en la lucha contra el narcotráfico y dijeron que sus declaraciones promueven la represión a la protesta social. Desde el Movimiento Evita, Leonardo Grosso fustigó a la ministra de Seguridad, sobre quien disparó que “mientras se dedica a perseguir twitteros, secuestrar plantines y justificar asesinatos, narcotraficantes como (el intendente de Paraná) Sergio Varisco hacen campaña para que ella y su gobierno ganen elecciones", afirmó Grosso.
Los movimientos sociales denunciaron el discurso del "odio" de Patricia Bullrich Luro Pueyrredón, luego de que ella los responsabilizara por el avance del narcotráfico: "Permitieron (la venta de drogas) pensando que generaba trabajo", dijo ministra de Seguridad.
 
La millonaria funcionaria hizo un avance violento contra las organizaciones de los sectores populares, ya que a la vez que los vinculó con el narco, filtró al diario Clarín que tiene una interna con su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley, porque considera que les está dando demasiados planes.
 
El discurso de Bullrich sostiene, así, que los dirigentes sociales son corruptos y están asociados a la droga: según la ministra, usan los programas de asistencia para financiarse y tienen "una relación con el narco muy estrecha".
 
Estas acusaciones fueron hechas en momentos en que las organizaciones vienen exigiendo, puntualmente, una mayor respuesta del Estado en la prevención y asistencia de las adicciones.
 
"Los movimientos sociales han permitido el narcotráfico como un mal menor", apuntó Bullrich al atribuirles a ellos, y no a la pobreza, parte de la responsabilidad del avance del narcotráfico en los barrios más vulnerables.
 
Nunca como este año los movimientos sociales habían puesto al tema del narco tan al tope de su agenda de reclamos, buscando hacer visible aquello de lo que hora Bullrich, en un giro de sentido, los culpabiliza. La CTEP, Barrios de Pie, la CCC y otras organizaciones están haciendo marchas específicas, centradas en la demanda de que el Congreso declare la emergencia en adicciones.
 
Esta sanción permitiría volcar más fondos a contener a las personas con consumos problemáticos (lo que les preocupa es el paco, el uso combinado de alcohol con pastillas) y reforzar el tejido social para armar otros proyectos de vida. Por esto, al mismo tiempo que la Emergencia reclaman políticas de generación de trabajo para la economía popular.
 
Como organizaciones asentadas en el territorio, integradas por una mayoría de mujeres con hijos, los movimientos se ven obligados a confrontar quieran o no con el avance del narco en los barrios.
 
Para Juan Carlos Alderete (CCC) las declaraciones de la ministra de Seguridad son por eso "tremendas, justamente contra los movimientos que hemos armado organizaciones como Ni un Pibe Menos por la Droga y por hacerlo tenemos ataques, heridos, amenazas".
 
La Opinión Popular

 
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, apuntó contra organizaciones sociales que, según dijo, "han permitido" el narcotráfico como "el mal menor". La funcionaria dijo que hay una "ideología del pensar que esto", por el narcotráfico, "generaba movilidad social, que esto genera trabajo".
 
"El kirchnerismo los justificó durante 12 años. Lo escuchamos (al diputado del Frente Renovador Daniel) Arroyo decir que esto es movilidad social. Nosotros desde que asumimos hemos bajado el nivel de venta de droga, de búnkers, de acopio, de bandas. Aún queda, pero en dos años y nueve meses no podemos desarmar esta ideología del pensar que esto generaba movilidad social, que esto genera trabajo", afirmó Bullrich en declaraciones al canal América.
 
Además, sostuvo que "la justificación que se hizo durante todos estos años ha sido el peor mal" y señaló que "muchos de los movimientos sociales han permitido esto como el mal menor".
 
"Lo que hemos visto estos años es que la relación entre el narco y los punteros políticos de villa es muy estrecha y muchas veces el mismo", dijo.
 
"Lo de ella es un tema de clase: siempre tuvo desprecio por los pobres. No nos olvidamos de lo que hizo cuando fue ministra de Trabajo del gobierno de (Fernando) De la Rúa", afirmó Juan Carlos Alderete (CCC).
 
"Ya entonces nos trataba de delincuentes, va buscando argumentos para seguir descalificándonos. Por supuesto que lo hace para tapar la realidad y para justificarse, y que lo que ella quisiera es darnos palos y hacerlo urgente; que es lo que está haciendo, pero se ve que no tanto como le gustaría".
 
Esteban "Gringo" Castro, titular de la CTEP, coincidió en que lo que Bullrich  quiere "es trabajar sobre el desprestigio de los movimientos populares y para justificar formas represivas". 
 
Dentro de los movimientos, el referente es el que más acostumbra a  hablar sobre la relación entre el avance de la pobreza y el narcotráfico. Vecino de Moreno, tiene una lista de militantes barriales perdidos por la disputa con los narco.
 
"A Cesar Méndez lo mató un dealer por impedir que ocuparan un lugar donde se estaba haciendo un merendero, después tuvimos que sacar al padre Eduardo Farrel de la zona porque lo asediaban permanentemente en cuartel V", contó a Páginað12.
 
"Bullrich tiene que reconocer que el narcotráfico sigue creciendo. Crece porque la estrategia del gobierno, que es la misma que en muchos otros países latinoamericanos, es la represión. El gobierno no tiene estrategias preventivas, ni de creación de puestos de trabajo basados en la economía popular, ni de ningún tipo de desarrollo social. Los movimientos (de San Cayetano) tenemos cinco leyes propuestas, que son muy integradas, que plantean destinar el 25 por ciento de la obra pública a la construcción y mejoramiento de los barrios populares. Tenemos experiencia en haber hecho viviendas y haber incorporado a muchos pibes con adicciones: el trabajo los ordenó y les permitió tener un proyecto por el tiempo que duraba la obra. Tenemos presentado además el proyecto de emergencia en adicciones, abrimos y sostenemos Centros de Acompañamiento Comunitario para el consumo problemático, donde trabaja desde el deporte y la cultura para resolver ese problema. Tenemos también granjas para los que deciden internarse. Podemos pensar que lo que dice Bullrich es una barbaridad, pero lamentablemente es mucho más. Lo están haciendo contra los docentes de Moreno, contra los militantes populares y los pibes de la JP Evita. Es parte del amedrentamiento contra los que protestan contra las políticas del gobierno".
 
Fuente: El Destape
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-04-2019 / 09:04
20-04-2019 / 08:04
Aunque todas las encuestas muestran a Cristina Kirchner ganadora de la primera vuelta y luego en la segunda con más de cinco puntos de diferencia sobre Mauricio Macri, el verdadero problema está en los más de 25 por ciento de indecisos, la mayoría de ellos, ex votantes del macrismo y con marcada inclinación por ideas conservadoras.
 
No es momento de festejo para nadie. Para el macrismo, porque le será muy difícil remontar la cuesta. Tampoco para la tercera vía, porque no mueve el amperímetro. Pero el kirchnerismo tampoco puede estar de fiesta porque le falta disputar una franja del electorado que le ha sido reacia y que, si se vuelca en masa a último momento, puede cambiar cualquier resultado.
 
En ese 25-30 por ciento está el corazón de la batalla. Una minoría recalcitrante que exige mano dura y no simpatiza con la AUH se convierte así en el gran elector. Está fundida, destrozada, por la política económica de Mauricio Macri, pero al mismo tiempo reniega de las políticas distributivas y de ampliación de derechos del peronismo-kirchnerismo.
 
Constituye el emergente del proceso de derechización que se está produciendo en todo el mundo. Hay un video dando vueltas en las redes donde Noam Chomsky dice que esta fotografía del planeta le recuerda el final de la década del '30 con la propagación del nazismo, que parecía indestructible.
 
El desafío para las fuerzas populares y de izquierda es doble porque sin perder su identidad deben disputar con la derecha un electorado que se ha derechizado.
 
Los defensores de la "amplia avenida" del medio, que a esta altura tendría varios representantes, en Sergio Massa, Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, presentan una salida con personalidad socialdemócrata.
 
Paradójicamente, los tres en algún momento fueron parte del esquema de alianzas del peronismo-kirchnerismo, pero ahora van acompañados por socialistas santafesinos y algunos radicales espantados por el desastre que provocaron con Macri.
 
No aceptan la polarización que revelan las encuestas y se ilusionan con superar a Macri en la primera vuelta para disputar el ballottage con el respaldo de los votos macristas residuales ante Cristina Kirchner.
 
La experiencia europea y norteamericana y aquí en Argentina con la Alianza demostró que esta corriente tuvo su oportunidad y fracasó en ese doble desafío, porque perdió identidad al ser cooptada por las políticas neoliberales. Y porque no supo contener los reclamos populares que provocan esas políticas. Terminaron por convertirse en lo que supuestamente debían confrontar.
 

19-04-2019 / 10:04
Los datos que trascendieron de la última encuesta electoral de la consultora preferida de Marcos Peña y de la alianza antiperonista Cambiemos, 'Isonomía', dieron un verdadero golpe bajo a la Rosada. Ocurre que según la misma, la ex mandataria Cristina Fernández se impondría por 9 puntos sobre Mauricio Macri en un balotaje.
 
'Isonomía' es una de las consultoras que se encuentra entre las líderes en campañas electorales, asesoramiento estratégico, investigación de opinión pública, mercado y asuntos públicos en la Argentina.
 
Dentro del macrismo es una encuestadora respetada e incluso ha realizado trabajos para la Jefatura de Gabinete de la Nación y para el propio Marcos Peña, quien en un año le encargó decenas de  investigaciones. Peña, como los principales funcionarios y referentes del macrismo, le creen.
 
Por eso cayó como un balde de agua fría que la consultora preferida de Cambiemos haya realizado una encuesta electoral cuyos resultados no son nada halagüeños para Macri: en un eventual balotaje, Cristina le gana por paliza.
 
La ex presidenta sacaría 45 puntos en segunda vuelta mientras que el Presidente obtiene solo 36, lo que profundiza la diferencia que apenas un punto que Cristina le sacaba hace solo un mes, según un relevamiento de la misma consultora. Es decir, la intención de voto de Macri se desplomó de manera alarmante.
 
La encuesta revela que todavía hay un 17% de votantes indecisos y un 3% que no sabe o no contesta, pero acá surge otro dato importante: día a día crece la tendencia de voto en favor de Cristina, lo que revela en proyección una mayor diferencia sobre Macri.
 
Según el análisis de 'Isonomía', la mayoría de los votantes en primera vuelta de Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey migrarían al voto a Cristina, mientras que lo que votarían por Roberto Lavagna se repartirían en forma pareja.
 
La encuesta cayó como una bomba en la Casa Rosada y los mercados. El riesgo país ya está en 850 puntos, porque Macri no logra imponerse entre los indecisos.
 
No es casual que haya sucedido en el mismo momento que la inflación se disparó al 4,7% y acaso sea la explicación del paquete desesperado de medidas "populistas" de congelamiento de precios, techo a la cotización del dólar y postergación de aumentos de tarifas que apuró el gobierno, acaso la última bala para tratar de mantener en pie la candidatura del Presidente a su reelección.
 
La Opinión Popular
 

19-04-2019 / 09:04
 De todo el paquete de medidas para bajar la inflación, sólo el congelamiento de las tarifas -con la excepción del gas- y el descuento en medicamentos para los sectores más pobres de la sociedad (si es que se cumple eficazmente), pueden considerarse como beneficios seguros e indiscutibles.
 
Con el agregado de que el congelamiento tarifario elimina transitoriamente un encarecimiento futuro, pero no implica una mejora respecto a la situación vigente, lo que diluye la percepción del beneficio.
 
Todo el resto son medidas de muy escaso alcance e impacto macroeconómico - como por ejemplo el inicio de la construcción de 10.000 viviendas dentro del Plan Procrear - o incluso con riesgo de ser perjudiciales para quien las tome,  como los préstamos a tasas exorbitantes que otorgará la Anses.
 
En cuanto a las medidas destinadas al comercio y a las Pymes, son de una magnitud poco significativa para el contexto de crisis que atraviesan.
 
Lo más endeble de todo es el relanzamiento de Precios Cuidados, que se presenta como el elemento estelar. El "acuerdo de caballeros" abarca apenas 64 productos que además van a estar disponibles a partir del lunes con precios que incorporan un aumento promedio del 8% (con "picos" de más del 20% para yerba, arroz y leche).
 
No podía esperarse algo mejor de parte de un Gobierno que descree visceralmente de ese tipo de medidas intervencionistas al punto de exprimir el diccionario para encontrar eufemismos que reemplacen la palabra congelamiento, que según expresó públicamente Marcos Peña es una estrategia "regresiva", "insostenible" y que termina provocando una "inflación más alta".
 
Si con toda la convicción y evidencias que tenía, Galileo Galilei no pudo convencer a la Iglesia Católica de la teoría Copernicana sobre que la tierra gira alrededor del sol, menos podrá un Gobierno atrapado en dogmas de libre mercado generar confianza respecto a una política antiinflacionaria que, para peor, se lanza con un impulso de precios al alza.
 
Por todo lo anterior, es poco probable que el paquete sirva para desacelerar la inflación de manera rápida y considerable, y que contribuya a que la curva descendente del nivel de actividad se revierta de manera significativa.
 
Menos aún si se tiene en cuenta que el "pico" inflacionario de marzo, más lo que se agregará en abril y mayo, asestarán un nuevo mazazo al poder adquisitivo de la sociedad y, en consecuencia, debilitarán el consumo, que es el motor indispensable y requisito necesario para que una economía se recupere.

18-04-2019 / 10:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar