La Opinión Popular
                  22:56  |  Viernes 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Macri sigue emitiendo deuda y se olvida de la Salud, la Educación, el Medioambiente y la Cultura. Le recorta los ingresos a los jubilados pero perdona al Grupo Macri su deuda con el Correo Argentino”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 05-09-2018 / 21:09
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 06/09/1987: PRIMERA VICTORIA DEL PERONISMO EN ENTRE RÍOS DESDE LA VUELTA A LA DEMOCRACIA

Se cumplen 31 años del primer triunfo electoral de Jorge Busti a nivel provincial

Se cumplen 31 años del primer triunfo electoral de Jorge Busti a nivel provincial
Este 06 de septiembre se cumplen 31 años de la primera victoria del peronismo de Entre Ríos desde la vuelta a la democracia, en las elecciones celebradas en 1987. Triunfo que despertó las esperanzas del pueblo entrerriano que venía de años muy duros en materia económica, política y social. En la imagen: El extinto gobernador radical Sergio Montiel entrega el bastón de mando al peronista Jorge Busti.
Este 06 de septiembre se cumplen 31 años de la primera victoria del peronismo de Entre Ríos desde la vuelta a la democracia, en las elecciones celebradas en 1987. Triunfo que despertó las esperanzas del pueblo entrerriano que venía de años muy duros en materia económica, política y social.
 
Ese 06 de septiembre de 1987 era elegido Gobernador un por entonces joven dirigente llamado Jorge Pedro Busti, quien junto al acompañamiento de miles de compañeros que pusieron el hombro y la militancia lograron cautivar al Pueblo con una contundente victoria que rondó el 49% de los votos.
 
Busti fue gobernador de la provincia de Entre Ríos en tres períodos, sin cláusula de reelección: 1987-1991, 1995-1999 y 2003-2007; y dos veces intendente de la ciudad de Concordia: 1983-1987 y 1991-1995.
 
Por Blas García 

A 30 años de un suceso histórico, queremos recordar una fecha muy especial para la memoria del peronismo entrerriano.
 
En 1987 la inestabilidad económica del país, con el flagelo hiperinflacionario, hicieron casi imposible poder planificar y proyectar una acción de gobierno. Desde diciembre de 1987 hasta mayo de 1991 se sucedieron en la Argentina 14 ajustes financieros, 7 ministros de Economía y una escalada inflacionaria sin precedentes.
 
En ese contexto, en su último mensaje a los entrerrianos antes de dejar el cargo, Busti reconocía que "los mandatarios provinciales cumplíamos un rol difícil. Sufríamos las consecuencias de los ajustes; atendíamos los reclamos que, ante la crisis, se multiplicaban en salud, trabajo, salarios, viviendas, urgencias sociales, etc.".
 
"Eran tiempos de gobernadores con ropa de fajina y no de escritorio; de dar la cara y no de protocolos; de contacto con la gente y no de despachos con puertas cerradas.
 
Eran momentos de necesidades impostergables, de urgencias cotidianas. Eran momentos de buscar motivos de fe para no bajar los brazos, antes que buscar excusas de impotencias, que nos llevarían al fracaso... Era nuestra tarea inventar soluciones antes que agitar el fantasma de un país en llamas... Era una tarea más inmediata que planificada; con más pasión que intelecto; con más urgencia que análisis...".
 
 
Gas Natural
 
Durante este período en que a Busti le tocó ejercer la primera magistratura provincial, se lograron objetivos importantísimos para Entre Ríos. Por citar ejemplos, el primero de ellos fue el de lograr el abastecimiento de gas natural de la Provincia. Este desafío era grande pero con sacrificio se fue logrando. Así, por ejemplo, se continuó hasta su finalización la obra Cruce Subfluvial del Gasoducto Mesopotámico Tramo Aldao (Santa Fe) - Aldea Brasilera, con una inversión valorizada de u$s 42.000.000. .
 
Se realizó un nuevo proyecto de distribución de gas en Paraná con 300 Km de red, 27.000 usuarios y 520 manzanas. El 16 de agosto de 1991 se habilita el primer servicio domiciliario de gas natural en Entre Ríos y el primero también de toda la Mesopotamia Argentina.
 
 
La mujer
 
Este Gobierno tuvo la característica de haberle entregado a las mujeres entrerrianas un amplio espacio de participación. Los planes sociales y de salud dedicados a la mujer, áreas fundamentales del gobierno, las tuvieron como protagonistas. Se puede recordar: Caja de Jubilaciones, Minoridad, Educación, Banco de Entre Ríos, Bienestar Social, Derechos Humanos, Seguro, Economía, en la secretaría privada de la Gobernación. Se creó la Subsecretaría de la Mujer, desde donde se trabajó en forma intensa y codo a codo con el Sindicato de Ama de Casa.
 
 
Derechos Humanos 
 
Desde aquí se defendió la vida y se trató de cubrir todos los aspectos de la vida en comunidad. Se participó de la delegación latinoamericana de la Federación de Familiares de Desaparecidos (FEDEFAM), organismo no gubernamental de las Naciones Unidas
 
Se firmó un convenio por el cual se estableció en la provin­cia la atención psicológica y psicopedagógica para los veteranos de guerra y su grupo familiar - primario.
 
En derechos humanos esta gestión se preocupó por la toma de conciencia del real significado la palabra y de la necesidad de educarnos en su defensa porque es defender la vida.
 
 
Seguridad
 
El presupuesto destinado a seguridad se incrementó en un 33% en valores reales con relación a 1987. Se crearon nuevos Juzgados de Instrucción en Chajarí, Federal, Federación, Concordia y Paraná. Se adaptaron leyes a las exigencias de la realidad del momento con la reforma al Código Procesal Penal de la Provincia.
 
En tres años se crearon 600 agentes de policía, se incorporaron 500 cargos nuevos al presupuesto de 1991. Esto significó un incremento del 11 % de la planta general del personal desde diciem­bre 1987 y más de un 9,5% respecto de 1975. Si se hace un análisis comparativo, en los 12 años que corrieron de 1975 a 1987, la planta se incrementó en 55 cargos, es decir un 1,5%.
 
 
Salud
 
El gobierno del Dr. Jorge Pedro Busti priorizó el tema de la salud pública, dándole un nuevo marco jurídico y administrativo al sector. Para ello, elevó el rango de Subsecretaría a Secretaría de Estado de Salud; creó la Dirección de Recursos Humanos, la Dirección de Salud Mental, la Dirección de Emergencias Sanitarias; se implementó el Servicio de Guardias Activas; se efectivizó el servicio médico de tiempo completo (full time) y se aprobó la ley 8281 de protección del trabajador de la salud mental.
 
Además, se puso en valor a los Recursos Humanos en la cartera de Salud; se implementó el Servicio de Guardia Activa; se terminaron 134 obras y se dejaron 67 en ejecución; se instaló y puso en marcha la red radioeléctrica ínter hospitalaria; se cubrieron en Atención Primaria de la Salud 27.987 hogares, a 103.253 personas de hogares carenciados y marginales, desarrollando 5.000 huertas familiares; se crearon 21 nuevos servicios de atención odontológica en toda la provincia; se colaboró con el estudio de la solución integral para la basura; se ejecutó en todo el ámbito provincial para apoyar las actividades generadas desde el municipio u organizaciones comunitarias, tendientes a resolver la ocupación de mano de obra, potenciar la capacidad y utilizar materia prima local.
 
 
Juventud
 
La juventud mereció una atención acorde con las necesidades y expectativas de este importante sector de la comunidad. Se trabajó con el Instituto Nacional de Juventud con el que se desarrollaron numero­sas acciones y firmas de convenios, como el de Microemprendimientos, como una forma de cubrir aunque sea parcialmente el desempleo Juvenil. Esto, además de aportar una salida laboral, potencia la creatividad y fomente la organización juvenil.
 
Se entregaron más de 60 mil carnets estudiantiles. Mediante este documento los estu­diantes secundarios podían adquirir productos en los comercios adheridos con un porcentaje de descuento.
 
 
Ley del deporte
 
El sentido participativo de este gobierno hizo que en 1988 la Junta Provincial del Deporte escuchara a la gente sobre la necesidad de que los entrerrianos contáramos con una ley que regulara la relación de la gente del deporte entre sí, entre la gente del deporte y el Estado y del deporte con la sociedad.

Agreganos como amigo a Facebook
21-09-2018 / 16:09
El 22 de septiembre de 1866, en Paraguay -en el marco de la invasión de este país por parte de la Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay)- se libra la batalla de Curupaytí donde, en una verdadera masacre,  mueren alrededor de 9.000 argentinos y menos de 100 paraguayos.
 
La batalla tuvo inicio con el bombardeo de la flota brasileña a las fortificaciones paraguayas, seguido del avance terrestre del ejército aliado. Pero las pésimas condiciones del terreno dificultaron el ataque aliado, lo que resultó más fácil a los paraguayos defender sus posiciones. El desenlace de este enfrentamiento fue favorable al ejército paraguayo, y fue su mayor victoria en esa guerra.
 
Cuando los soldados aliados estuvieron a tiro, se ordenó disparar a la artillería paraguaya que estaba casi intacta y que causó enormes bajas a las tropas enemigas que avanzaban en formaciones muy densas y con mucho esfuerzo y lentitud debido a la zona lodosa.
 
Estas fuerzas, al superar la zona batida por la artillería debían pasar por zanjas cubiertas con espinas y estacas para llegar al campo de tiro de la infantería paraguaya atrincherada en sus posiciones. Los soldados aliados no pudieron acercarse a las trincheras enemigas, y los pocos que lograron hacerlo fueron literalmente fusilados.
 
El desastre de Curupaytí, que constituye un cabal ejemplo del fracaso de un ataque frontal sin reconocimiento previo contra una posición prácticamente inexpugnable, paralizó las operaciones de los aliados durante diez meses, terminó de hundir el ya mermado prestigio del entonces presidente argentino Bartolomé Mitre como generalísimo y reavivó especialmente en Argentina el rechazo popular a la guerra, lo cual devino en una serie de levantamientos en las provincias que hicieron forzoso retirar tropas del frente.
 
La Opinión Popular

21-09-2018 / 16:09
A principios de los setenta se acentuó el reclamo popular por el regreso a la Patria de Juan Domingo Perón. El general Alejandro Lanusse había tomado el poder en marzo de 1971 mediante un golpe palaciego dentro del régimen militar surgido en 1966, y decidió restaurar la democracia institucional en 1973.
 
El 22 de septiembre de 1972, en una maniobra fraudulenta, el destituido presidente Perón es excluido, por tercera vez desde 1955, de las elecciones presidenciales. Perón, desde el exilio en España, tomó la decisión de nombrar un candidato a presidente por el peronismo cuya misión sería eliminar la proscripción por la que él no podía presentarse, para que Perón pudiera retornar al país y -tras la necesaria renuncia del presidente peronista que se descontaba que sería elegido- se llamara a elecciones y triunfara Perón.
 
Perón se decidió por Héctor J. Cámpora y el 11 de marzo de 1973, Argentina tuvo elecciones generales. Cámpora, con el apoyo de Perón en el exilio, gana las elecciones con el 49,5% de los votos; el líder radical, Ricardo Balbín, había salido segundo con un 21,3%, y, como el FreJuLi no había obtenido más del 50% de los votos tenía que realizarse un ballotage entre la primera y segunda fuerza.
 
Sin embargo, Balbín reconoció la victoria de Cámpora y renunció al ballotage. El delegado de Perón asumió el 25 de mayo de 1973, dándose así por finalizado el período dictatorial de la autoproclamada Revolución Argentina.
 
La Opinión Popular

21-09-2018 / 16:09
El 22 de septiembre de 1974 fallece, en la ciudad de Mar del Plata, Juan José Hernández Arregui. Filósofo, intelectual y ensayista, fue un escritor argentino que a partir de 1955, cuando el peronismo es expulsado del poder por antiimperialista, inició una importante producción destinada a revisar "el pensamiento nacional" que lo colocó como uno de los referentes principales de la corriente nacionalista de izquierda y la izquierda peronista.

La corriente nacionalista de izquierda, denominada también izquierda nacional o marxismo nacional, surgió en la Argentina a mediados del siglo XX. Sus fundadores replantearon la interpretación de la historia y la cultura nacional con una perspectiva revolucionaria, latinoamericanista y socialista, cuestionando la visión liberal eurocéntrica predominante y su influencia en la izquierda tradicional.

De la confluencia de dos tradiciones ideológicas diferentes, el nacionalismo y el marxismo, se gesta el nacionalismo de izquierda, que se inserta en el cauce más amplio de una corriente nacional y popular peronista. Hernández Arregui es considerado el ideólogo de "Peronismo Revolucionario".

Hernández Arregui, a quien tuve la suerte de conocerlo y tratarlo, fue un intelectual fuertemente comprometido con la política. Sus principales obras: Imperialismo y cultura (1957) La formación de la Conciencia Nacional (1960) ¿Qué es el ser nacional? (1963) Nacionalismo y liberación (1969) Peronismo y socialismo (1972), han formado generaciones enteras de militantes políticos.
 
Escribe: Blas García

20-09-2018 / 19:09
Los azules y colorados fueron dos facciones que se enfrentaron en el seno de las Fuerzas Armadas argentinas, luego del derrocamiento en 1962 del presidente Arturo Frondizi, respecto a la participación del peronismo en la vida social y política de la sociedad argentina. Las denominaciones reconocen su origen en la terminología empleada históricamente en el estudio de la ciencia militar, para denominar a los dos bandos hipotéticos que se enfrentan en una contienda determinada.
 
Los azules estaban de acuerdo con permitir un acceso limitado a algunos dirigentes peronistas, con el fin de lograr la normalización institucional y al mismo tiempo combatir a los grupos de extrema izquierda; los colorados, por su parte, asimilaban el movimiento peronista al comunismo, y abogaban por erradicarlo completamente.
 
El 21 de septiembre de 1962, la Fuerza Aérea bombardeó una concentración colorada en San Antonio de Padua. La Armada propuso una reunión formal con jefes de las tres armas a fin de detener el enfrentamiento, con el propósito de: Evitar el caos general y entregar el país a cualquier tipo de comunismo y extremismo, a cuya consecución se llegaría mediante la disociación de las instituciones.
 
Campo de Mayo se negó y no aceptó más conferencias fuera de su comando. Acto seguido, la Compañía X fue enviada a Buenos Aires. Por su parte, la Armada movilizó al 1.º Regimiento de Infantería y a la Escuela de Mecánica de la Armada. En la madrugada, las acciones más importantes se desarrollaron en la zona de Florencio Varela.
 
Al comenzar el día 22, las acciones se concentraron en la capital de la república: Plaza Constitución y en los parques Chacabuco y Avellaneda fueron los epicentros donde se sucedieron las escaramuzas. La Secretaría de Prensa de la Presidencia desmintió rumores sobre la renuncia del presidente José María Guido.
 
A las 21:45, se dio fin al enfrentamiento entre azules y colorados con la rendición de éstos últimos. El comunicado 149, propalado a esa hora, anunció la designación de Juan Carlos Onganía como comandante en jefe del Ejército. Al mediodía del día siguiente se difundiría el comunicado 150.
 
El comunicado 150 -atribuido a Mariano Grondona-, emitido el 23 de septiembre de 1962, constituiría la propuesta política del movimiento: los sublevados de Campo de Mayo exigían -la realización de elecciones mediante un régimen que asegure a todos los sectores la participación en la vida nacional; que impida que algunos de ellos obtengan por medio de métodos electorales que no responden a la realidad del país el monopolio artificial de la vida política [se refería claramente al peronismo, que seguiría -por supuesto- proscripto por antidemocrático]. Creemos -continuaba- que las Fuerzas Armadas no deben gobernar. Deben, por el contrario, estar sometidas al poder civil. 
 
Cuatro años después los azules darían un golpe militar derrocando al gobierno radical de Arturo Umberto Illia. En términos de John William Cooke, los colorados eran gorilas y cipayos las 24 horas del día, a diferencia de los azules que sólo eran gorilas y cipayos cuando hacía falta.
 
La Opinión Popular

20-09-2018 / 19:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar