La Opinión Popular
                  09:38  |  Viernes 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Reflexionemos antes lo que corresponde hacer y no imitemos a los atenienses, que primero atacan y luego discurren”. Pantagruel
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 09-08-2018 / 20:08
EFEMÉRIDES POPULARES. PREDECESORA DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA

Por iniciativa del Aeroclub Argentino, se crea la Escuela de Aviación Militar

Por iniciativa del Aeroclub Argentino, se crea la Escuela de Aviación Militar
La historia de la Fuerza Aérea Argentina comienza con la creación de la Escuela Militar de Aviación, el 10 de agosto de 1912, luego de que el entonces Presidente de la Nación Argentina, Roque Sáenz Peña, firmase un decreto que habilitó la creación de esta institución en la ciudad de El Palomar. En la imagen: 1º Promoción de la Escuela Militar de Aviación. Foto: Muan
La historia de la Fuerza Aérea Argentina comienza con la creación de la Escuela Militar de Aviación, el 10 de agosto de 1912, luego de que el entonces Presidente de la Nación Argentina, Roque Sáenz Peña, firmase un decreto que habilitó la creación de esta institución en la ciudad de El Palomar ubicada en la Provincia de Buenos Aires, y luego de que el Aero Club Argentino cediera su parque aerostático y sus elementos a este efecto. También la institución donante le facilitó asesoramiento y personal docente.
 
Varios oficiales militares del Ejército Argentino estuvieron entre los pioneros de la aviación argentina, entre ellos Jorge Newbery, un oficial retirado de la Armada Argentina, ingeniero y aventurero, que contaba con amigos para llevar a cabo sus hazañas aéreas.
 
Entre estos amigos se encontraban Aaron de Anchorena y Carlos Muffatti Meraviglia, quien pereció en un accidente aéreo en cercanías de San Fernando, ciudad pionera en la actividad aérea de Argentina.
 
A partir del apoyo de estos amigos, Jorge Newbery comienza a planificar el cruce de la Cordillera de los Andes en el Globo aerostático Pampero. De esta escuela salieron varios pilotos militares que participaron en los principales hitos de la aviación argentina, como el cruce de los Andes en avión.
 
Se puede decir que con Jorge Newbery, se funda la aviación en general (civil y militar) de la Argentina. Otro precursor de la Fuerza Aérea fue el conscripto Pablo Teodoro Fels, quien a bordo de su Blériot XI, cruzó el Río de la Plata en la madrugada del 1º de diciembre de 1912 con rumbo a Montevideo, donde llegó dos horas después, batiendo el récord mundial en el vuelo sobre agua.
 
Por esta hazaña, Fels fue felicitado, homenajeado y ¡sancionado! por el Ejército Argentino por haber contravenido las reglamentaciones militares. Tras cumplir su arresto, fue ascendido a Cabo.

En 1927 se creó la Dirección General de Aeronáutica pertenenciente al Ejército Argentino con el objetivo de coordinar la aviación militar del país. En el mismo año se fundó en Córdoba la Fábrica Militar de Aviones, que se convertiría en el corazón de la industia aeronáutica local.
 
Para los años 40 había varias unidades aéreas tanto en la Armada Argentina como en el Ejército Argentino. Los primeros pasos para la formación de una fuerza independiente se dieron el 11 de febrero de 1944 cuando se creó el Comando Aeronáutico, que estaba a cargo del Brigadier Humberto de la Colina. El Brigadier General De la Colina, convoco a un grupo de oficiales como el Brigadier Sustaita y el Brigadier Muratorio, instándolos a la creación de una Fuerza Aérea Independiente, que debería tener sus propios reglamentos como tal.
 
El brigadier Humberto De la Colina, entonces decidió planificar la creación de una Fuerza Aérea, y convocó al Suboficial Mayor José Aurelio González, quien había tenido una destacada carrera en el arma de Artillería en el Ejército Argentino. Este suboficial, de larga trayectoria castrense, quedó al frente del Comando de Personal de la Dirección General de Aeronáutica, prestando servicios en la Brigada Aérea I con sede en El Palomar.
 
A partir de la incorporación de personal militar a la Dirección General de Aeronáutica, la misma fue creciendo hasta que se convirtió el 4 de enero de 1945 en la Fuerza Aérea Argentina.
 
Al término de la Segunda Guerra Mundial la Fuerza Aérea inició un proceso de modernización que incorporó aviones como el jet caza Gloster Meteor, siendo la primera fuerza aérea de América Latina equipada con aeronaves de propulsión a reacción. También se adquirieron algunos bombarderos Avro Lincoln y Avro Lancaster, creando así una fuerza poderosa dentro de la región. La Fuerza Aérea también inició el desarrollo de su propio avión, el I.Ae. 27 Pulqui I y el I.Ae. 33 Pulqui II, con la colaboración de técnicos alemanes, haciendo a Argentina el primer país latinoamericano y el quinto en el mundo en desarrollar tecnología propia de cazas a reacción.
 
Durante la última dictadura en Argentina, dependencias como la Base Aérea Militar de Mar del Plata se transformaron en Centro clandestino de detención.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2019 / 17:02
21-02-2019 / 16:02

Las Fuerzas Armadas, a la salida de la dictadura, humilladas por la derrota en la guerra de Malvinas y odiadas por el pueblo por genocidas, quedan deslegitimadas y su poder en crisis. Distintos gobiernos constitucionales intentaron "reconciliarlas" con la sociedad.
 
La Ley 23.492 de Punto Final argentina, entra en vigor el 22 de Febrero de 1987, durante la presidencia de Raúl Alfonsín, y estableció la paralización de los procesos judiciales contra los imputados como autores penalmente responsables de haber cometido el delito complejo de desaparición forzada de personas (que involucró detenciones ilegales, torturas y homicidios agravados o asesinatos) que tuvieron lugar durante la dictadura militar genocida del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional de 1976-1983.
 
La ley, conocida como de impunidad, decía literalmente "se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983".
 
La ley, que sancionaba la impunidad de los militares por la desaparición de miles de opositores y guerrilleros peronistas y de izquierda (casi 9.000 según el informe del Nunca Más de 1984 y hasta unos 30.000 de acuerdo a los organismos de Derechos Humanos), fue en su momento objeto de una viva y acalorada polémica.
 
Sólo quedaban fuera del ámbito de aplicación de la ley los casos de secuestro de recién nacidos, hijos de prisioneras políticas destinadas a desaparecer, que eran por lo general adoptados por militares, quienes les ocultaban su verdadera identidad biológica.
 
La Opinión Popular

21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar