La Opinión Popular
                  23:13  |  Miércoles 23 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Con la quita de retenciones a la minería y a la soja se ha beneficiado a sectores que estaban en mejores condiciones de afrontar un ajuste y no a los jubilados o los trabajadores”. Marcelo Daniel Colombo, arzobispo de Mendoza
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 25-04-2018 / 20:04
EFEMÉRIDES POPULARES

Alfredo Astiz se rinde sin pelear y entrega a los ingleses las Islas Georgia

Alfredo Astiz se rinde sin pelear y entrega a los ingleses las Islas Georgia
El 25 de abril de 1982, efectivos británicos desembarcaron cerca de Puerto Leith. Astiz fue rodeado por tropas enemigas. Tras los primeros disparos, las fuerzas británicas instaron a Astiz a rendirse pero este se negó. Fue ante una segunda intimación por parte del enemigo que Astiz depuso rápidamente las armas. El represor Astiz rindió cobardemente a su tropa al enemigo, sin efectuar la debida resistencia y se entregó ante las fuerzas armadas británicas. Muy bravo con las monjitas francesas indefensas y muy gonca con los soldados ingleses.
El 2 de abril de 1982 las fuerzas armadas argentinas ocuparon las Islas Malvinas dando origen a la guerra del Atlántico Sur. El excapitán de fragata de la Armada Argentina, Alfredo Ignacio Astiz, fue destinado a las Islas Georgias del Sur al frente de un grupo comando llamado Los Lagartos.
 
Pocos días después, el 25 de abril, efectivos británicos desembarcaron cerca de Puerto Leith. A las pocas horas Astiz, al mando de 15 hombres y 39 operarios civiles, fue rodeado por tropas enemigas. Tras los primeros disparos, las fuerzas británicas instaron a Astiz a rendirse pero este se negó. Reiniciado el ataque, Los Lagartos soportaron una nueva andanada de proyectiles, en tanto los efectivos de la Compañía M del 42 Comando de los Royal Marines estrechaban el cerco.
 
Fue ante una segunda intimación por parte del enemigo que Astiz depuso rápidamente las armas. El represor Astiz rindió cobardemente a  su tropa al enemigo, sin efectuar la debida resistencia y se entregó ante los capitanes Pentreath y Barker de las fuerzas armadas británicas. Muy guapo con las monjitas francesas indefensas y muy cagón con los soldados ingleses.
 
El genocida Astiz quedó detenido como prisionero de guerra. Francia y Suecia reclamaron su extradición para juzgarlo por secuestro y asesinato. Pero Gran Bretaña, gobernada por Margaret Thatcher, invocó la Convención de Ginebra, para negar la extradición y lo devolvió a la Argentina al finalizar la guerra.
 
La Opinión Popular 

 
Pidieron sumariar a Astiz por rendirse en Georgias sin pelear pero la cúpula de la Armada lo protegió
 
La comisión Rattenbach lo había pedido con todas las letras: abrir un sumario contra el entonces teniente de navío Alfredo Astiz por haberse rendido sin combatir en Puerto Leith, ubicado en las islas Georgias.
 
"El Angel Rubio" había sido mandado al frente un grupo de "lagartos" (comandos) con la intención de limpiar su carrera, luego de su sangriento paso como agente encubierto de la ESMA en las Madres de Plaza de Mayo.
 
Pero el 17 de mayo de 1982, un joven Astiz de barba firmó el acta de rendición a bordo del buque británico Plymouth (ver foto). En ese momento, Suecia y Francia pedían la extradición del marino por las desapariciones de la joven Dagmar Hagelin y las monjas francesas Léonie Duquet y Alice Domon. Pero luego Gran Bretaña lo devolvió a la Argentina como prisionero de guerra.
 
Este pedido de un sumario para un delito militar grave como rendirse sin combatir había sido borrado de la versión del informe que se publicó en 1983 en la revista "Siete Días" y había merecido, más tarde, una queja del propio Rattenbach.
 
A fojas 277 se puede leer que Astiz " rindió su tropa al enemigo, sin efectuar la debida resistencia . No se tiene conocimiento de que, en forma similar a lo indicado (con su colega el teniente Luna que estaba a cargo de otro grupo de comandos), el comando en jefe de la Armada haya ordenado la instrucción de un sumario". El accionar de Astiz fue informado por el capitán de navío César Trombeta.
 
El diferente tratamiento que tuvo Luna muestra una protección política desde la cúpula de la Armada quien, a pesar de este antecedente, siguió ascendiendo de grado hasta fines del gobierno del presidente Carlos Menem.
 
La participación de Astiz en el conflicto había comenzado el 2 de abril cuando la fragata "Guerrico" llevó a sus comandos a las Georgias porque 22 marines y 13 civiles británicos estaban hostigando a los obreros argentinos que habían izado una bandera argentina en Georgias donde estaban desmantelando instalaciones balleneras. Este episodio desencadenó la guerra. El desembarco de los militares argentinos dejó un saldo de 3 muertos y 7 heridos. Luego se mandó al teniente Luna con 40 hombres a custodiar Grytviken y a Astiz y 10 hombres a Puerto Leith, junto con los obreros argentinos contratados por el empresario Constantino Davidoff. Más tarde la "Guerrico" y el "Bahía Paraíso" regresaron al continente con los 35 británicos que se habían rendido.
 
Ambos se rindieron sin combatir y así se dejó asentado en el informe final. Pero en 1983, Rattenbach se enteró que la versión publicada faltaban las páginas referidas a Astiz y otros jefes militares y se quejó ante sus superiores.
 
Por el faltante de estas hojas, tanto el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y luego la Cámara Federal porteño no condenaron a Astiz por su actuación en Malvinas. Recién el año pasado, el tribunal oral federal 5 condenó a Astiz a prisión perpetua pero por crímenes de lesa humanidad como miembro del grupo de tareas de la ESMA.
 
Fuente: Clarín
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-05-2018 / 18:05
El 24 de mayo de 1940, en Buenos Aires, nace José Luis Joe Baxter. Fue un militante revolucionario argentino muerto en Francia. Un controvertido personaje con una trayectoria política igualmente controvertida. Su nombre de guerra era Rafael.
 
Ex afiliado juvenil de la Unión Cívica Radical, dio sus primeros pasos como dirigente a fines de los años 50 en un nacionalismo católico con rasgos antisemitas. A comienzos de los 60 se pasó con armas y seguidores al Peronismo Revolucionario. Fugitivo en Uruguay, se relacionó con el dirigente agrario Raúl Sendic y participó en la creación del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros.
 
En 1968, residía en París y fue testigo del Mayo francés, un masivo movimiento universitario que levantaba dos consignas: 'La imaginación al poder' y 'Seamos realistas: pidamos lo imposible'. Fue allí donde se vinculó a Roberto Mario Santucho. A partir de ahí se integró al Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP). Y finalmente se unió a un desprendimiento trotkista: la Fracción Roja, perteneciente a la Cuarta Internacional, entonces dirigida por el belga Ernst Mandel.
 
Desde allí viajó a Madrid, El Cairo y Argel donde se entrevistó sucesivamente con Juan Perón, el mandatario egipcio Gamal Abdel Nasser y el estadista argelino Ben Bella. Junto con un grupo de tacuaras de izquierda y militantes de la Juventud Peronista recibió entrenamiento militar en China. Después pasó a Vietnam y se unió al Vietcong.
 
El 11 de julio de 1973, en un viaje hacia París, José Baxter muere al incendiarse el vuelo en el que viajaba con 40.000 dólares, que iba a ser entregado al Frente Sandinista de Liberación Nacional, de Nicaragua. Un militante del cual lo único seguro que se puede decir es que intentó, con sus acciones, seguir un mensaje de Nietzsche, popularizado por Mussolini: "Vivere pericolosamente".
 
La Opinión Popular

23-05-2018 / 18:05
La Guerra del Paraguay ocurrida entre 1865 y 1870 ha sido el más funesto y doloroso hecho de la historia de la América Latina. Llamada de la "Triple Alianza", fue un enfrentamiento bélico sin precedentes donde la República Argentina, el Imperio esclavista del Brasil y la República Oriental del Uruguay, se aliaron en una guerra fratricida contra el heroico pueblo guaraní, al que aniquilaron.
 
En el marco de la Guerra de la Triple Alianza, se desarrolla la batalla de Tuyutí que es hasta hoy día la batalla más grande ocurrida en Sudamérica. Tuvo lugar el 24 de mayo de 1866, con el ataque del ejército paraguayo al campamento aliado establecido en una zona pantanosa conocida como Tuyutí, en territorio del Paraguay.
 
Con esta ofensiva, el mariscal Francisco Solano López pretendía inclinar la guerra a su favor, y para tal fin convocó la mayor cantidad de soldados para asestar un golpe decisivo a la mayor parte del ejército aliado establecido en Tuyutí, con el objetivo final de negociar la paz con los aliados y su retirada del territorio paraguayo.
 
Con 25 mil paraguayos se lanzó contra 39 mil aliados (21.000 brasileños, 16.000 argentinos y 2.000 orientales), pero, la batalla fue ganada por los aliados, duró más de cuatro horas con una enorme cantidad de pérdidas en ambos bandos: 5.000 muertos paraguayos, 7.000 aliados; y una cantidad igual de heridos.
 
La victoria aliada fue de vital importancia para el curso de la guerra, ya que lo mejor del ejército paraguayo fue destruido y desde entonces López nunca más pudo reunir una cantidad semejante de hombres.
 
Fue una de las más importantes batallas de la Guerra de la Triple Alianza, y la gran cantidad de combatientes involucrados en este enfrentamiento fue de tal magnitud, que hasta hoy día sigue siendo la batalla más grande y más sangrienta librada en América del Sur.
 
La Opinión Popular

22-05-2018 / 20:05
21-05-2018 / 21:05
21-05-2018 / 21:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar