La Opinión Popular
                  04:33  |  Miércoles 17 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Macri es hoy un amontonamiento de promesas fracasadas, de frustraciones sin rumbo ni sentido, de soberbia mezclada con impericia, un nuevo gestor impostado en el imperio de la desesperanza”. Julio Bárbaro
Recomendar Imprimir
Nacionales - 13-04-2018 / 09:04
META OFICIAL DEL 15%: ILUSIÓN QUE SE PIERDE EN EL OLVIDO

Fracaso de la política económica neoliberal: La inflación y su sociedad con el Gobierno de Macri

Fracaso de la política económica neoliberal: La inflación y su sociedad con el Gobierno de Macri
El nuevo dato de inflación confirmó lo que todos sospechaban: que la meta de 15% ya es un dato anecdótico. La duda está ahora en si, como dice el Gobierno, habrá un camino descendente o si por efecto de las subas salariales y el impacto de la sequía puede haber más presiones alcistas. Transcurridos cuatro meses de 2018 en los cuales salarios "viejos" convivieron con precios "nuevos", ahora llega el momento que los bolsillos se pongan al día con las paritarias. Esto trae aparejado la gran duda: ¿el esperado incremento del consumo traerá beneficios en el sentido de reactivar la economía? ¿O, como algunos en el Gobierno temen, puede implicar una presión inflacionaria adicional?
El Presidente, Mauricio Macri, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, se cansaron de asegurar que la inflación está bajando, pero el INDEC volvió a reflejar lo contrario. Este jueves anunció cuanto fue la inflación de marzo, entonces se ratificó lo que la mayoría de los economistas sospecha: La meta de inflación del Gobierno no se cumplirá.
 
En un trimestre ya se consumió casi la mitad de la meta anual del Gobierno. La inflación de marzo fue de 2,3% y acumula 6,7% en lo que va del año, lo que se resume en el fracaso de la política económica neoliberal del Presidente de la Nación. En la comparación interanual, la variación de precios llega al 25,4%, bastante por encima del nivel de inflación que registraba la economía argentina cuando Cambiemos asumió el Ejecutivo nacional.
 
El principal impulso a los precios provino de alimentos y bebidas, equipamiento del hogar, prendas de vestir y educación. Frente a 2017, los servicios públicos, impulsados por la política tarifaria, junto a prepagas y remedios y telefonía celular, son la primera causa de arrastre de los precios.
 
Macri ha prometido bajar la inflación del país, pero las encuestas describen que la gente "no le tiene fe" a la incumplida promesa, entonces, es probable que lo afecte considerablemente en las elecciones de 2019. La inflación preocupa a Macri, no sólo porque su credibilidad se debilita al no cumplir su palabra, sino que es más difícil poder tener el control del sindicalismo argentino, ya que ganan espacios los que cuestionan el modelo económico neoliberal.
 
La otra cara de la inflación, es que no termina siendo tan negativa para el Gobierno (depende de donde se le mire), y es que como pasaba en el período de CFK, pasa ahora con Macri: El Gobierno se beneficia de la inflación. Esto sucede porque el IVA es un impuesto que resulta un porcentual del precio final, y a más precio más recaudación.
 
El gobierno está impulsando incrementos en rubros que impactan fuerte en el nivel general de precios, mediante los tarifazos y los ajustes del tipo de cambio, realizados para complacer a los sojeros (que además se están beneficiando de una baja mensual de las retenciones a las exportaciones que también contribuye a recalentar los precios).
 
Con la inflación acumulada en los primeros meses del año, el poder adquisitivo de los trabajadores arranca perdiendo la carrera. El fenómeno de "precios nuevos, salarios viejos" que se da todos los años. Mientras en la mayoría de los convenios con clausula "gatillo", que se firmaron en 2017, esta se activó con lentitud, este año la cosa pinta aún peor, con la pauta de 15 % que se impone en la mayoría de los gremios, como exigió Macri.
 
La Opinión Popular

 
La inflación se mantiene en lo más alto del ranking de las preocupaciones de los argentinos, y es que todo indica que la promesa del Presidente de la Nación no va a poder ser. Según algunas consultoras del país, la mayoría de la gente considera que la suba del costo de vida es el "principal" problema del país y este problema se resume en el fracaso de la política económica del Gobierno.
 
"La inflación es una de las características más claras de los problemas de la economía y es comprensible porque trae distorsiones que hacen que la gente empiece a sentir que no gana lo suficiente. Los cambios que son producto de la inflación, como los ajustes salariales generalmente tienen defasajes y el salario queda atrasado, y eso genera mucha preocupación", detalló el director de encuestadora Taquión, Sergio Doval.
 
Y la preocupación no solo la tiene la gente, sino por supuesto el Presidente Mauricio Macri, la angustia de los argentinos puede vertirse en las venideras elecciones, en las que él tiene aspiraciones de alcanzar la reelección. Además, la suba de la inflación le "embarra la cancha" en cuanto a establecer alianzas con el "ultra" sindicalismo argentino, ya que ganan espacios cuestionando el modelo económico actual.
 
La inflación de marzo fue de 2,3% mensual informó este jueves 12/04el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INdEC) impulsado por los aumentos de precios en alimentos. Por su parte, la inflación núcleo volvió a acelerarse y marcó 2,6% mensual, por lo que alcanzó su valor más alto desde junio de 2016.
 
Por su parte, el economista Diego Giacomini cuestiona la política de metas de inflación fijadas por el Banco Central y hace un cálculo sobre cuánto tardaría el Gobierno de Macri aplicando este mismo sistema para poder llegar a la pauta de inflación de 5% anual. Para el especialista, recién en el 2023 el país en tema inflacionario pudiese mejorar y aseguró que para acabar con la inflación "hay que desarmar la bomba de las Lebac".
 
Según las encuestas, los más preocupados por la inflación son los hombres de entre 30 y 49 años, con estudios secundarios completos y del interior del país. "El Gobierno debe logar controlarla (la inflación) y poder trasmitir a la población una sensación de confianza, que es el primer elemento que termina de derruir la inflación, más allá los elementos técnicos. Hay una parte de lo construido a través de la sociedad que empieza a demostrar que hay bases muy lábiles para la confianza: casi 60% no creen en ningún de los representantes y la inflación es una expresión de eso", detalla el director de la consulta Taquión.
 
Sin embargo, para otros, la inflación es culpa de la "herencia maldita", así lo aseguró Domingo Cavallo.
 
El exministro de Economía Domingo Cavallo dijo: "Vivimos 4 años en medio de una estanflación, con un montón de inflación reprimida que termina dejando una herencia maldita al gobierno de Mauricio Macri".
 
La otra cara de la inflación se resume en la "sociedad" que mantiene con el Gobierno, y es que la historia se repite, porque ya pasó anteriormente el en mandato de CFK. La inflación beneficia al Gobierno. Esto sucede porque el IVA es un impuesto que resulta un porcentual del precio final, y a más precio más recaudación.
 
En cualquier caso, la inflación tiene impacto social porque acelera la puja por la riqueza; e impacto productivo porque modifica la estructura de costos; pero básicamente resulta que acumula consecuencias políticas porque Mauricio Macri se comprometió personalmente ante los ciudadanos a bajar drásticamente la inflación, y no lo ha conseguido.
 
Fuente: Urgente24
 

Agreganos como amigo a Facebook
Fracaso de la política económica neoliberal: La inflación y su sociedad con el Gobierno de Macri
Todos coinciden que se aleja la meta del 15%.
16-10-2018 / 19:10
16-10-2018 / 08:10
Primero fue la tormenta, el eufemismo utilizado por el presidente Mauricio Macri para hablar de la crisis sin reconocerse como autor de la misma. Después, en medio de la "tempestad", fue pisoteando una a una las banderas con las que prometió enderezar la Argentina.
 
La pobreza cero, por ejemplo, fue uno de los pilares sobre el que descansó su campaña. Pero hoy, más de 12 millones de argentinos viven en la marginalidad, sobreviven a la intemperie, sin un trabajo que le garantice la comida para ellos y sus hijos, sometidos por un Estado que les arroja limosnas para mantenerlos en su condición de pobres.
 
Más de 12 millones de pobres y otros tantos en vías de serlo: la galopante inflación que la alianza Cambiemos prometió bajar, los tarifazos y la devaluación van empujando a cientos de familias hacia el flagelo de quedar fuera del sistema.
 
No las contiene el Estado, que en la crisis echa a sus trabajadores, sella paritarias a la baja, carga sobre ellos el pernicioso impuesto a las Ganancias que Macri prometió eliminar, y no pueden contenerlas las pymes, castigadas por la suba en todos los costos, la asfixia tributaria, tasas de interés siderales que les impiden financiarse, obligándolas a despedir para no bajar sus persianas.
 
Entre tanto, la miseria cotidiana va engendrando más violencia y la inseguridad va descargando su furia sobre la vida de trabajadores inocentes. Desprotegidos, la muerte puede sorprenderlos a plena luz del día, en cualquier lugar, a cualquiera. Aparece entonces otra bandera traicionada: la de la lucha contra el narcotráfico.
 
Entre tantas, hay otra promesa incumplida, terrible y condenatoria: la erradicación de la corrupción, el saqueo y la delincuencia estatal. El cambio, se dijo, era la llegada de la honestidad y la transparencia a una Argentina asaltada por la inmoralidad. La demagogia, solo aseguró la victoria electoral.
 
Pero a poco de asumir Cambiemos, el espanto se hizo carne: el escándalo del Correo, al intentar perdonarle a esa empresa de los Macri su millonaria deuda con el Estado; el nepotismo en la Casa Rosada; los aportantes truchos a la campaña del Presidente y la gobernadora María Eugenia Vidal que lentamente investiga la Justicia.
 
Y la parentela presidencial -padre, primo, hermano de Macri- involucrada en los negociados de la Patria Contratista que algún día deberán escribirse en los "cuadernos de las coimas M". Para configurar un prontuario que le provoca náuseas hasta a Elisa Carrió, quien asegura haber perdido la confianza en Macri.
 
Finalmente, la bicicleta financiera, motor de la devaluación y fuga de capitales con la que tanto ganó cada uno de los funcionarios que pasó por el Banco Central, camaradas del PRO en las finanzas y entidades bancarias que sacan provecho de la crisis. La banca registró ganancias por $26.143 millones en agosto, un 264% más que el año pasado.
 
La Opinión Popular

15-10-2018 / 16:10
15-10-2018 / 10:10
Este fin de semana la gobernadora María Eugenia Vidal le informo al presidente Mauricio Macri, a través de coincidentes trascendidos en los diarios, que hasta acá llego el amor. Se la puede acusar de demora, no de traición. Vidal pasó a ser víctima propiciatoria en la pirámide azteca del ajuste acordado con el FMI.
 
A principios de este año el ministro Nicolás Dujovne le impidió cerrar la paritaria docente apenas por arriba del 20 por ciento más cláusula gatillo. "Es 15 por ciento sin gatillo", fue la orden fulminante que recibió Federico Salvai, mano derecha de la gobernadora.
 
Luego vino la primera devaluación y el 25 por ciento que pedía Baradel casi sonaba tímido. Pero la inflexibilidad del ministro continuó. Después voló todo por el aire y Vidal terminará el 2018 con más de un mes de paro y probablemente la paritaria sin cerrar. Con este antecedente, nadie sabe en su gobierno como encarar esa negociación crucial en el 2019.
 
"Yo no manejo la macroeconomía", mastica Vidal. Aunque bien mirado el error no fue la indicación de Dujovne, sino su mansedumbre para aceptarla. Es una líder electa, no una funcionaria del Presidente. Pero, Macri dejó correr la denuncia por aportes ilegales contra Vidal e impuso a la provincia el grueso del ajuste.
 
Lo que había decidido -un acuerdo realista con los docentes- era prudente y hubiera ahorrado a los chicos de la provincia un año caótico. Para que se entienda, lo que hizo crisis en Vidal es el modelo de mejor alumna. Las leonas son cualquier cosa, menos buenas alumnas.
 
Entró por el aro y ahora se da cuenta que la política es algo más que hacer lo que quiere Mauricio. Su parábola no es la de colegiala ejemplar que se vuelve estrella del Punk Rock y toma por asalto la dirección del colegio.
 
Vidal se dio cuenta que pasó de niña minada de Macri a gobernadora del distrito que deberá cargar con el grueso del ajuste. En esa decepción se mezcla lo electoral: Un sector muy preciso del establishment la quiere de candidata a presidente.

15-10-2018 / 09:10
El 33º Encuentro de Mujeres realizó su marcha en Trelew, que vibró con una multitud de treinta cuadras (de calles anchas similares a una avenida) que transitó, con cantos y reivindicaciones, en un evento inédito en el lugar.
 
En escuelas, salones de usos múltiples (SUM) y sindicatos se alojaron 29.500 mujeres. Además, se abrió un Facebook solidario para alojamientos compartidos o en casas de familias y toda la disponibilidad hotelera o turística tenía carteles de camas agotadas.
 
La Gendarmería reviso micros y hubo treinta unidades que no dejaron avanzar en Bahía Blanca. Además, hubo pedreadas contra escuelas en las que se alojaban integrantes del Encuentro de Mujeres. Las piedras, en algunos casos, fueron arrojadas por niños y niñas. Pero no se trató de una travesura, sino de una manipulación hacia la infancia que podría provenir de sectores religiosos.
 
Por eso, el canto de la marcha surge como una victoria: "Qué momento, que momento, a pesar de todo, les hicimos el Encuentro". Las intimidaciones no terminaron ahí. Al final de la marcha, un grupo de manifestantes repudiaron a la Iglesia que estaba vallada y custodiado por uniformados con máscaras para tirar gases en el centro de Trelew.
 
El rechazo a la complicidad de la Iglesia católica con la dictadura y la participación y encubrimiento a los curas abusadores se expresaron en cantos. Al cierre, las fuerzas de seguridad tiraron gases lacrimógenos y balas de goma. Se produjeron incidentes en la Municipalidad y la Iglesia. Hubo detenciones.
 
Sin duda, la columna de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito fue una de las más numerosas. Y el reclamo, la gran consigna del feminismo en el 2018, fue reafirmado por el Encuentro Nacional de Mujeres.
 
El reclamo por la separación de la Iglesia y el Estado se hizo sentir más fuerte que nunca con pañuelos naranjas que se sumaron al verde de la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito y con cantos y pintadas contra la influencia de las iglesias en los derechos y deseos de las mujeres y cuerpos gestantes.
 
El glitter verde y violeta, con el brillo en el rostro, los ojos, la piel y los cuerpos multiplicados mostró a las mujeres más que nunca, unidas, diversas, plurales, movilizadas y con capacidad de llegar al sur y gritar tan fuerte que el desierto no puede hacer desaparecer el grito.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar