La Opinión Popular
                  23:17  |  Jueves 20 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Nacionales - 28-02-2018 / 10:02
BUSCAN EN VANO SILENCIAR EL HIT DEL VERANO: EL PEGADIZO “MAURICIO MACRI LA PUTA QUE TE PARIÓ”

Insólito: evalúan suspender los partidos de fútbol en los que se putee a Macri

Insólito: evalúan suspender los partidos de fútbol en los que se putee a Macri
Macri está en la mira, y el fútbol siempre termina expresando el malestar popular a las medidas económicas que dejan cada vez a más gente afuera, a la entrega de la soberanía y la corrupción de Estado que no para ni se disimula. Se va creando un caldo de cultivo que de a poco van llevando a las diferentes hinchadas deportivas a hacerse oír. El “hit” nació en la hinchada de San Lorenzo, lejos, la más creativa del fútbol argentino, aunque ya llegó a River, Racing, Independiente, All Boy’s, Chacarita, Lanús, y la lista promete extenderse semana a semana. Como en el Basket, cómo en el subte o en cualquier lugar donde se aglutine gente.
Es como querer tapar el sol con la mano, pero el SADRA (Sindicato de Árbitros Deportivos de la República Argentina) se animó a anunciar ese intento: pretende suspender o parar los partidos en los que se escuche el conocido como "el hit del verano", el popular cantito que reza "Mauricio Macri, la puta que te parió", que concentra la bronca de amplios sectores sociales contra el Gobierno.
 
El Secretario General del gremio de los referís, el ex funcionario menemista Guillermo Marconi, explicó que "estamos analizando (...) si se encuadra dentro de un acto de discriminación". Increíblemente Marconi intenta igualar expresiones de discriminación (racial, sexual, de género) o de xenofobia con la expresión de descontento social con Macri, que incluye un insulto. Una medida arbitraria digna de la dictadura militar de Videla.
 
Los cantitos que comenzaron gritando a viva voz la hinchada de San Lorenzo y que se replicó después en la de All Boys, River, Independiente, Huracán, Chacarita, Gimnasia y Esgrima de La Plata y Racing, pasaron al básquet y a los subtes porteños, son sólo formas de criticar las políticas neoliberales del Gobierno.
 
La expresión futbolera preocupa particularmente al Gobierno de los Ricos y funcionarios como Marconi se disponen presurosos a defender a Macri. ¿Realmente creerán que imponer una medida burocrática y arbitraria puede erradicar una expresión popular de masas? Difícil de entender, pero viniendo del gobierno de los CEOs nada sorprende.
 
Los cánticos contra funcionarios, que si bien puede tener un insulto, son una suerte de crítica a una política pública y se enmarcan dentro del ejercicio de la libertad de expresión. Esto no puede considerarse discriminatorio y se debe distinguir de expresiones discriminatorias basadas en las categorías de género, religión, orientación sexual y aquellas vinculadas especialmente a grupos que son perseguidos y que sí se tienen que prohibir.
 
El derecho a la no discriminación implica que una persona no puede ser menoscabada o herida en sus sentimientos por sus creencias religiosas, sexo, nacionalidad, origen étnico o cualquiera de las otras figuras enmarcadas en la ley. Nada de eso ocurre en este caso y esta expresión que se está dando en las canchas de fútbol no parece ser un acto discriminador.
 
Los árbitros no pueden parar el partido ante los cánticos porque su decisión podría ser violatoria de la libertad de expresión e implicar cuestionamientos judiciales a través de amparos. La ley contra la discriminación no está para resguardar a un funcionario público de las críticas que conllevan su negativa actividad gubernamental.
 
La Opinión Popular

 
LOS CANTITOS CONTRA MACRI PREOCUPAN AL GOBIERNO Y ÁRBITROS PROPONEN SUSPENDER LOS PARTIDOS
 
Un hit que buscan en vano silenciar
 
La historia es circular. Guillermo Marconi es abogado, dirigente de un gremio de árbitros y ex funcionario del ministro Jorge Triaca durante el gobierno de Carlos Menem. Ayer dijo que estudiaba la posibilidad de suspender los partidos de fútbol si continuaba repitiéndose en las canchas el cantito insultante que se puso de moda contra el presidente de la Nación, Mauricio Macri.
 
Su idea, que explicó "estamos analizando si se encuadra dentro de un acto de discriminación..." surtió un efecto amplificador que incluso cayó mal en la Casa Rosada. La interpretación sería que reforzó la dimensión de un problema que ya se había salido de cauce.
 
Lo que está claro es que el Sindicato de Árbitros Deportivos de la República Argentina (Sadra) que lidera el ex juez no puede tomar ninguna medida contra lo que sucede en los estadios si no tiene la autorización de la AFA.
 
Lo admitió él mismo horas después: "Nosotros hicimos una consulta vinculante. Íbamos a aceptar lo que nos dijera la AFA. Y nos comunicaron que no se pueden suspender partidos por cánticos contra la investidura presidencial", le reconoció a La Nación.
 
El gesto del ex secretario de Trabajo menemista, que llegó al cargo en la década del 90 con la bendición de Luis Barrionuevo, tiene la apariencia de cierto oportunismo político. Su iniciativa dijo que la analizaba por "si se encuadra dentro de un acto de discriminación".
 
Marconi fue un importante colaborador de Triaca, el padre del actual ministro de Trabajo en un gobierno de perfil tan neoliberal como el actual. A Menem se lo vincula a menudo con Macri por sus semejanzas políticas y también por su perfil de alta exposición en el deporte.
 
Pero existen dos diferencias claras entre ambos: el riojano nunca presidió a un club de fútbol como sí lo hizo Macri en Boca (entre 1995 y 2007) y tampoco recibió el rechazo popular expresado en forma de cantito como pasa ahora.
 
A Marconi no se le hubiera ocurrido estudiar la posibilidad de suspender los partidos en la década del 90 -era árbitro en actividad-, sencillamente porque Menem no sufría la misma ola de repudios en las canchas que el presidente llegado al gobierno en diciembre de 2015.
 
El hecho, sin precedentes -a no ser que nos remontemos al "se va a acabar la dictadura militar" de los años 80- ha derivado en este berenjenal que Marconi sugirió silenciar con la suspensión de los partidos.
 
Mientras se tornan cada vez más virales los videos con el pegadizo "Mauricio Macri la p... que te parió", se conoció el primer antecedente de un cantito parecido.
 
Un espectador lo filmó el 23 de mayo del año pasado en los momentos previos a un partido por la Copa Argentina. Jugaban Talleres de Córdoba y Defensores de Belgrano en el estadio de Atlético Rafaela. Un grupo de hinchas del club porteño entonó el "Votaste a Macri la puta que te parió..." a modo de reproche electoral.
 
Se sabe: la alianza Cambiemos sacó en Córdoba una ventaja tan considerable en las urnas que fue determinante para su triunfo a nivel nacional. Superó el 60 por ciento de los votos en la capital provincial.
 
Aquel cantito no se replicaría porque se trató de una manifestación aislada, dedicada al presidente de modo indirecto. La imagen de Macri todavía no había caído como ocurriría después de la votación de la reforma previsional, la represión en el Congreso, la inflación descontrolada y la repetición de los tarifazos sin anestesia.
 
Nueve meses después, el malhumor social subió como los precios. Por el ascensor, mientras los salarios lo hacen por la escalera (Perón dixit). Los insultos son ahora una consecuencia de la tensa situación socioeconómica.
 
Es muy probable que comenzaran a expresarse con un disparador futbolero, pero su repetición sistemática -adentro y afuera de las canchas- ya no puede ser atribuida a un penal mal cobrado o a un gol ilícito a favor de Boca, el equipo del presidente.
 
Todo empezó aquella noche en Boedo, cuando empataron San Lorenzo y Boca 1 a 1. El público local voceó el "Mauricio Macri la p..." multiplicado por miles de gargantas. El cantito saltó del fútbol al básquetbol cuatro días más tarde, pero no cambiaría de hinchada. Lo repitió la de San Lorenzo en un partido contra Regatas Corrientes por la Supercopa en el estadio de Obras Sanitarias.
 
El efecto contagio se transmitió a un porcentaje mayoritario de la gente de River en un 2 a 2 contra Godoy Cruz de Mendoza. Los fallos arbitrales de Jorge Baliño encresparon los ánimos en el estadio Monumental que quedó transformado en una caja de resonancia del hit contra Macri.
 
También se había expresado de modo similar un grupo de hinchas de All Boys. Y los insultos al presidente continuaron en las canchas de Huracán, Independiente, Chacarita, Gimnasia, Lanús y ya tantas, que el relevamiento se tornaría impreciso.
 
La sensación de que el repudio a Macri se tornaba más masivo, quedó ratificada cuando los partidos de fútbol perdieron la exclusividad del cantito. Primero se escuchó en un andén del subte D cuando una formación no arrancaba. Después en un recital de Dancing Mood en el Centro Cultural Konex y en otro de Guasones en Groove.
 
Y su explicitación política más contundente fue el 21 de febrero en el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano. Sucedió en la marcha que cerró Hugo Moyano ante centenares de miles de personas. Sus interlocutores eran camioneros, empleados públicos, militantes de organizaciones sociales y políticas, hombres y mujeres de a pie sin filiación partidaria.
 
El dirigente sindical los cortó con un "dejen, no hace falta", cuando el "Mauricio Macri la p... que te parió" comenzaba a crecer como una ola. En orden cronológico era la quinta vez que ocurría este rechazo hecho cantito a las políticas presidenciales.
 
La sola mención de que el ex árbitro y dirigente sindical del Sadra estaba dispuesto a actuar contra la polémica manifestación popular que se repite día tras día, llevó a la AFA a tomar posición.
 
Una fuente del área de prensa en la casa del fútbol le dijo a PáginaI12: "El gremio no puede tomar ninguna medida como suspender un partido sin nuestra autorización".
 
El razonamiento llevó al mismo informante hacia el pasado, cuando recordó cómo a Julio Grondona lo insultaban todos los fines de semana. Igual que a otros dirigentes, como a muchísimos futbolistas y ni que hablar de los árbitros como Marconi, quien sufrió los agravios de cuerpo presente cuando dirigía.
 
Su iniciativa estaba condenada al fracaso porque las palabras que contiene el cantito no ingresan en la tipificación de la ley antidiscriminatoria.
 
"Sólo queríamos saber qué podían hacer los árbitros ante estas circunstancias" explicó el hombre que fundó el SADRA en 1988, un gremio que debutó en su vida sindical con una medida contra otra organización hermana: la Asociación Argentina de árbitros (AAA).
 
La misma que en un antiguo documento recordó a su patronal la AFA y al sindicato del ex funcionario, con la descripción que sigue: "Aprovechó el reclamo y recurrió al SADRA, flamante gremio del interior, y a su interlocutor, Marconi, para romper la huelga".
 
Por Gustavo Veiga
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-09-2018 / 09:09
20-09-2018 / 08:09
El segundo trimestre marcó el comienzo de una recesión cuyo final nadie se anima a arriesgar. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió este miércoles los datos del nivel de actividad económica del país, que se registraron durante el segundo trimestre de 2018.
 
La estimación provisoria del producto interno bruto (PIB), en el segundo trimestre de 2018, disminuyó 4,2% con relación al mismo período del año anterior. El PIB desestacionalizado del segundo trimestre de 2018, con respecto al primer trimestre de 2018, arrojó una variación de -4,0%.
 
La fuerte devaluación que sufrió la Argentina hizo estragos en la economía y obviamente el nivel de actividad cayó estrepitosamente. De hecho, esta cifra se potencia mucho más, si se toma en cuenta que el primer trimestre del año había dado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento.
 
Este resultado es explicado en gran parte por el efecto sequía en el campo, con la consecuente caída de las exportaciones (-7,5 %). Sin embargo, el plan de reducción del gasto público generó una caída del consumo público de 2,1 %, entre otros.
 
Estos números indica el comienzo de varios trimestres negativos. Esto se halla expresado en los cálculos del Presupuesto 2019, que establece una caída de más del 2 % en 2018 y de 0,5 % en 2019. Con esos datos, lo único que puede esperarse en 2018 son dos trimestres más de fuertes caídas en la actividad. De hecho, ya se habla de un porcentaje de - 6 % para el III trimestre.
 
El mayor deterioro económico se explica por el recorte de poder adquisitivo a partir de la aceleración inflacionaria, con impacto en las ventas en el mercado interno y, por consiguiente, en el empleo. En cambio, el Indec midió una mejora del 8,7% en el sector de la intermediación financiera, que es uno de los grandes favorecidos, junto a las empresas de servicios públicos, por la política económica macrista.
 
A esto hay que agregar una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión de Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, el sobreendeudamiento, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.
 
El Gobierno de los Ricos, con "el mejor equipo de los últimos 50 años", no da pie con bola y los próximos resultados serán peores ya que incluirán el efecto de la mega devaluación y de la recesión económica.
 
La Opinión Popular

19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
Cinco dirigentes sociales, entre ellos el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois, fueron detenidos cuando reclamaban la liberación de dos de sus compañeros frente a la comisaría 18ª. Grabois consiguió enviar un mensaje denunciando la agresión policial.
 
Las organizaciones sociales convocaron a la militancia a la puerta de la comisaría para exigir la liberación de todos los detenidos. Dos horas más tarde, después que se concentraran en el lugar dirigentes políticos y gremiales, el ministerio de Seguridad porteño permitió su salida y la del resto de los militantes y trabajadores capturados.
 
"Nos vamos con todos los militantes y trabajadores liberados por el pueblo", gritó el dirigente de la CTEP Juan Grabois al nutrido grupo que, pasada la medianoche, festejaba entusiasmado el cese de la detención de Grabois y de otros once militantes y dirigentes apresados por protestar contra la brutalidad policial macrista.
 
"Todo esto es exclusiva responsabilidad del Gobierno, que generó un clima de odio y de persecución contra los trabajadores y los humildes, a los que quieren mostrar como enemigos de la sociedad", reflexionó ante los medios presentes el dirigente cercano al Papa.
 
"Está volviendo la xenofobia, está volviendo el fascismo. Es terrible lo que están haciendo con nuestra patria", concluyó antes de festejar la liberación de todos los detenidos.
 
Grabois es un dirigente social muy cercano al papa Francisco. Días atrás, recibió amenazas de parte de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y críticas de parte de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, cuando junto a los líderes de la CCC y Barrios de Pie anunció un plan de lucha para reclamar un aumento de emergencia en la AUH, en planes de empleo y jubilaciones.
 
"Si no está asegurada la comida para los compañeros, no hay posibilidad de contención. No queremos repetir un escenario como el de 2001", avisó entonces.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar