La Opinión Popular
                  00:04  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 02-02-2018 / 08:02
LA FUGA NO HABILITA A MATAR POR LA ESPALDA

Macri prefiere el gatillo fácil

Macri prefiere el gatillo fácil
El presidente Macri recibió en la Casa Rosada a Luis Chocobar, el policía que el 8 de diciembre mató a un joven que acababa de apuñalar a un turista. El disparo mortal fue por la espalda. ¿Qué dice el Presidente de la Nación cuando lo recibe y sostiene que “lo vamos a ayudar” y cómo escucha eso el juez de la causa? ¿Le será fácil leer la letra de la ley y disponer a su libre albedrío? ¿Se puede sentir liberado el juez cuando Macri apunta a que “hay cámaras” con lo que está diciendo que encima del juez hay una apelación a un tribunal superior? ¿Se podrá pensar que el presidente ya conversó con los camaristas o es que se abstuvo para sostener la independencia de poderes? ¿Se puede suponer que el presidente Macri sospeche que la justicia es independiente? ¿Se puede entender cómo parte de la sociedad puede creer que Macri defienda la independencia de la justicia?
Mauricio Macri realizó un acto que no tiene antecedentes en democracia. Mientras la Justicia investiga un posible caso de gatillo fácil, como presidente de la Nación recibió a un policía procesado por "excesos en la legítima defensa".  Se trata del policía Luis Oscar Chocobar, quien intervino, vestido de civil, tras el asalto a un turista yanqui, y mató por la espalda a uno de los agresores, mientras huía.
 
Chocobar llegó vestido con su uniforme a la Casa Rosada y subió al despacho presidencial, donde Macri lo recibió junto con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su par bonaerense, Cristian Ritondo. Allí reconoció su "valentía", y se fotografió con el procesado, foto que, poco después, subió a las redes sociales.
 
"Quería ofrecerle todo mi apoyo, decirle que lo acompañamos y que confiamos en que la Justicia en otra instancia lo liberará de todo cargo, reconociendo su valentía", señaló el jefe de Estado, quien remarcó que el policía "defendió al turista en La Boca".
 
El homicidio con "exceso en la legítima defensa" es una de las típicas figuras que utilizan los jueces para lavarse las manos cuando tienen un fusilamiento policial demasiado evidente. Si no hay manera de inventar un sobreseimiento, le buscan la vuelta con una figura atenuada para reducir la pena.
 
Pero, el exceso en la legítima defensa requiere justamente que haya una situación de legítima defensa, que se excedió. Y si el joven delincuente que atacó al turista norteamericano ya había salido corriendo cuando apareció el policía Chocobar, eso significa que no persistía la situación de peligro. La fuga no lo habilitaba, bajo ningún punto de vista, a disparar a matar.
  
El otro pibe, el cómplice que escapó corriendo tras el ataque al turista en La Boca, lo atraparon dos peatones que estaban desarmados. El juez actuó como corresponde al procesar sin prisión preventiva al menor de edad que atraparon. Bueno sería que encima ese joven estuviera preso cuando el policía está en libertad.


Acá lo grave es que Chocobar no esté preso y procesado por homicidio calificado por su condición de miembro de una fuerza de seguridad.  Hay que recordar que en nuestro país no existe la pena de muerte. Y si alguien roba a otra persona, incluso si la lastima, debe ser detenida y si corresponde, condenada. No asesinada, y menos por la espalda cuando está huyendo.

El gatillo fácil y la tortura han sido políticas de Estado en épocas nefastas. Y el mensaje que enviaron Mauricio Macri, Patricia Bullrich y demás integrantes del gobierno de Cambiemos, es que el gatillo fácil sigue siendo una política de Estado, pero que ahora es pública y explícita, y se propagandiza y defiende desde el gobierno.
 
La Opinión Popular

 
MACRI RECIBIÓ AL POLICÍA PROCESADO POR HOMICIDIO POR MATAR POR LA ESPALDA A UN ASALTANTE EN LA BOCA
 
El Gobierno prefiere el gatillo fácil
 
El hecho ocurrió el 8 de diciembre pasado, en la esquina de Olavarría y Garibaldi, La Boca, cuando Chocobar, miembro de la policía local de Avellaneda, vio cómo dos hombres apuñalaban a Frank Josepk Wolek para robarle. Chocobar dio la voz de alto y los dos asaltantes escaparon.
 
Wolek fue internado, y recibió el alta 20 días después del robo, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.
 
Uno de los ladrones fue detenido por dos peatones desarmados a los 100 metros. El otro, Pablo Kukoc, de 18 años, fue perseguido unos 300 metros por Chocobar y recibió dos disparos, uno en una pierna y le rompió el fémur, y otro que le alcanzó el colon, el hígado y el intestino delgado y resultó el disparo mortal.
 
Ese segundo disparo, innecesario, fue el que derivó en el procesamiento de Chocobar ya que impactó por la espalda.
 
Intervino el juez nacional de menores 1, Enrique Gustavo Velázquez, quien procesó a Chocobar por homicidio con exceso en la legítima defensa y lo embargó por 400 mil pesos.
 
Ayer, después de la reunión, Macri tuiteó: "Hoy recibí a Luis Chocobar en la Casa Rosada. Quería ofrecerle todo mi apoyo, decirle que lo acompañamos y que confiamos en que la Justicia en otra instancia lo liberará de todo cargo, reconociendo su valentía". Con otra instancia se refería a una próxima apelación ante la Cámara con la intención de dar vuelta el procesamiento.
 
En simultáneo, también desde su cuenta de Twitter, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, decía que "Junto al Presidente @mauriciomacri recibimos al policía Luis Chocobar que salvó a un turista de la muerte. Actuó en cumplimiento de su deber de Policía y así debe ser interpretado. Queremos defender a los Policías que cuidan a la gente y no que terminen acusados o presos".
 
Las baterías gubernamentales siguieron disparando sobre la red: el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, tuiteó que "Nos sorprende. Defendió a un turista poniendo en riesgo su vida cumpliendo con su compromiso de servir y proteger y termino embargado. Tendrá nuestro apoyo para que triunfe la justicia."
 
El encuentro del primer mandatario con el policía procesado se dio a exactos seis meses de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado en Chubut durante un operativo represivo de Gendarmería Nacional, que el Gobierno siempre reivindicó.
 
Cuando los funcionarios tomaron contacto con el periodismo, Bullrich sostuvo que "nosotros lo vamos a ayudar en la defensa legal, tanto nosotros como la provincia de Buenos Aires. Hemos tomado contacto con el juez para analizar los contactos".
 
Una periodista allí presente entonces le preguntó: "¿No se trata de una presión del poder político sobre el judicial?".
 
"No -contestó Bullrich-. Porque lo que vamos a dar es una defensa legal, que es poner abogados para que den un punto de vista alternativo al que tuvo el juez. Y también hay una cámara. Lo importante es que damos vuelta la realidad (sic). Hemos dado vuelta lo que pasaba acá, los victimarios parecían las víctimas, en nuestro Gobierno hemos revertido esto, tanto en las fuerzas y como en la sociedad".
 
También el policía cuestionado aportó información. "Me siento un poco decepcionado de la Justicia, la verdad me está cagando la vida y no logro entender el motivo por el cual quieren sacarme esa cantidad de plata con la que no cuento porque soy un trabajador", dijo Chocobar.
 
La polémica se desató porque a las declaraciones oficiales le respondieron especialistas y público. La abogada del Cepoc y autora de Masacre en el Pabellón Séptimo, Claudia Cesaroni, sostuvo mientras concurría a los actos de memoria por cumplirse seis meses de la muerte de Santiago Maldonado, tuiteó que "Hace 6 meses el Estado provocó la muerte de Santiago Maldonado, y en vez de tuitear sobre eso, tenemos que andar recordando que un policía que asesina por la espalda y a una persona que huye, no es un héroe, sino el autor de un delito gravísimo, un homicidio calificado".
 
Y también, "Quiero recordar, con toda humildad, que en nuestro país no existe la pena de muerte. Y si alguien supuestamente roba a otra persona, incluso si la lastima, debe ser detenida y si corresponde, condenada. No asesinada, y menos por la espalda cuando está huyendo. Se entiende?".
 
El periodista Juan Amorín tuiteó "Hace seis meses que la familia de #SantiagoMaldonado espera que Macri los reciba y les prometa que aclarará su muerte en medio de una represión ilegal de Gendarmería. Pero es más importante recibir a un poli procesado por el homicidio de un delincuente al que mató por la espalda.
 
También Pablo Duggan envió desde su cuenta que "Hay muchos periodistas defendiendo a Chocobar. Les pregunto, ¿está bien matar a un chorro por la espalda cuando está en fuga? Según la ley no. Ojo con lo que defendemos a veces. Chocobar quiso ayudar, pero cometió una ilegalidad."
 
Y el periodista Sebastián Lacunza tuiteó "La irresponsabilidad del gobierno al apoyar a Chocobar, en medio del proceso y con indicios de que mató a una persona abusando de su arma, la pagarán mañana chicos pobres que caerán víctimas del gatillo fácil, en casos con menos atención mediática".
 
Y la legisladora porteña Andrea Conde: "Es macabro ver a @PatoBullrich y al presidente pasar sobre la justicia y felicitar a Chocobar, investigado x matar a un ciudadano. No nos sorprenda q cada vez haya más gatillo fácil si esta conducta es aplaudida x el propio gobierno. Lamentable."
 
Desde la cuenta @fedebillie se sostiene: "El presidente habla de la 'valentía' de Chocobar cuando la reconstrucción judicial concluyó que le disparó por la espalda al sospechoso. Se da de narices hasta con las reglas del western."
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
21-02-2018 / 11:02
La marcha contra las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Mauricio Macri promete ser multitudinaria. El sector combativo de la CGT y las dos CTA son los convocantes. No será la primera movilización contra la alianza Cambiemos pero abre una nueva etapa político sindical de mayor confrontación contra la política económica que ahoga a trabajadores con la inflación, precariza e incrementa el desempleo.
 
El gobierno de Macri ha intentado por todos los medios desmerecer las razones de la convocatoria como una forma de reducir el caudal de participación popular. El número de gremios que decidieron no participar de la movilización fue difundido por los grandes medios ultra macristas como Clarín, La Nación e Infobae, a modo de presagio negativo de la magnitud de la marcha.
 
Sin embargo, la estrategia macrista sucia anti-Moyano comienza a generar ruido en todo el sindicalismo. En su afán por aislar al líder camionero, el macrismo incurrió en prácticas que el resto de la CGT teme se puedan trasladar al resto de las organizaciones, incluidas las "Macri friendly". El temor compartido por los "gordos", los grandes gremios de servicios e "independientes", colaboracionistas con todos los gobiernos, es que las presiones oficiales sobre el camionero se vuelvan un boomerang contra el resto del sindicalismo.
 
De todos modos y más allá de esta situación gremial, lo real es que el grado de desmoronamiento de la economía llevará no solo a partidos de la oposición, organizaciones de Derechos Humanos sino también a gente sin una afiliación definida a participar de esta concentración.
 
La marcha cuenta con el aval del Consejo Directivo de una CGT en crisis, acordada con las dos CTAs, siendo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) uno de los principales sindicatos de esas centrales. Además participará la Corriente Federal de Trabajadores, que tiene en Sergio Palazzo de Bancarios uno de sus principales referentes.
 
La Ctera, el gremio mayoritario en docentes a nivel nacional, que en la provincia de Buenos Aires a través de Suteba está iniciando la pelea salarial contra el techo del 15% que propone María Eugenia Vidal en las paritarias, también será de la partida.
 
Los movimientos sociales ligados a la conducción espiritual del Papa Francisco también saldrán a protestar: se trata de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.
 
El peronismo, que intenta superar su crisis con iniciativas de reunificación, sumará columnas desde el conurbano bonaerense: Gustavo Menéndez, que está al frente del PJ en la Provincia de Buenos Aires, convocó a participar. Un sector del PJ apuesta a que una movilización masiva contribuya a consolidar una oposición al Gobierno de Macri para el 2019. La intranquilidad del macrismo, los grandes medios oficialistas y el establishment económico es manifiesta.
 
La Opinión Popular

20-02-2018 / 18:02
20-02-2018 / 13:02
El "pañuelazo" convocado por la Campaña por el Derecho al Aborto reunió a miles de mujeres y centenares de hombres de distintas generaciones. En redes, #AbortoLegalYa fue tendencia mundial. Protestaron frente al Congreso para exigir la legalización del aborto, por todas las que mueren cada año en procedimientos clandestinos.
 
La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a una jornada de reclamos en favor a la interrupción del embarazo que incluye un "pañuelazo" frente al Congreso. "Ni muertas ni presas por aborto clandestino. Aborto Legal, una deuda de la democracia", es la consigna bajo la cual la ONG trabaja desde hace 13 años por los derechos de las mujeres.
 
La exigencia es de "aborto legal ya" a los diputados y senadores, que no aprobaron una ley que mejore la situación de las cientos de mujeres que deben someterse a procedimientos clandestinos cada año. Según Amnistía Internacional, en la Argentina se realizan casi medio millón de abortos por año.
 
La socióloga y Directora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, afirmó: "Las mujeres y las identidades disidentes hemos avanzado mucho en visibilidad en el último tiempo y eso es fruto de la enorme lucha que venimos llevando hace décadas. Sin embargo, todavía falta que ese avance en la agenda mediática se materialice en derechos concretos y la responsabilidad de ello lo tienen quienes están sentados en los recintos del Congreso y en la Casa Rosada".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar