La Opinión Popular
                  18:33  |  Viernes 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Macri sigue emitiendo deuda y se olvida de la Salud, la Educación, el Medioambiente y la Cultura. Le recorta los ingresos a los jubilados pero perdona al Grupo Macri su deuda con el Correo Argentino”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-12-2017 / 15:12
EVITÓ REFERENCIAS A HECHOS DE FUGA Y EVASIÓN QUE LO INVOLUCRAN A ÉL Y SUS FUNCIONARIOS Y AMIGOS

En el sermón de Macri sobre evasión, eludió los casos que lo involucran a él y su entorno

En el sermón de Macri sobre evasión, eludió los casos que lo involucran a él y su entorno
"Hay que andar bien con la AFIP, hay que pagar los impuestos", lanzó el presidente Mauricio Macri durante la presentación de una plataforma que pretende impulsar a los exportadores. Las declaraciones del mandatario apuntaron hacia las presuntas maniobras de evasión desarrolladas por los empresarios Cristóbal López del Grupo Indalo y Lázaro Báez de Austral Construcciones.
 
"Pregúntenle a algunos que están hoy en los diarios; no hay que apropiarse de los impuestos que no son propios", expresó el mandatario que figura entre los cinco líderes mundiales en funciones con sociedades offshore mencionados en los Panama Papers.
 
Familiares, socios, amigos y allegados a Macri blanquearon 132,5 millones de dólares durante el sinceramiento fiscal ofrecido por su Gobierno. El listado incluye al hermano del presidente, Gianfranco Macri; el mejor amigo del mandatario, Nicolás Caputo; el empresario Marcelo Mindlin, que adquirió la constructora Iecsa otrora controlada por el primo presidencial, Angelo Calcaterra; un primo del jefe de Gabinete, Alejandro Jaime Peña Braun, y un cuñado del secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Pablo Clusellas Zorraquín, entre otros.
 
Las irregularidades de los miembros prominentes de la familia Macri con el fisco se remontan, por lo menos, hasta 1993, cuando el mandatario era presidente de Sevel. La DGI denunció a la empresa por evadir una suma equivalente a 55 millones de dólares. 

 
Si bien la Justicia Federal no pudo demostrar la existencia de maniobras de lavado de dinero, la causa donde se investiga la posible evasión fiscal asociada a las empresas no declaradas en Bahamas y Panamá donde Macri figura como director siguen abiertas.
 
Sin avances significativos también están en curso pesquisas por abusos tributarios y financieros canalizados a través de la red global de guaridas fiscales por el primo del presidente e intendente de Vicente López, Jorge Macri, y su ex ministro de Hacienda e intendente de Lanús, Néstor Grindetti.
 
Un cable de la agencia oficial de noticias indicó que las afirmaciones del mandatario en Tecnópolis estaban referidas a un documento de la AFIP difundido a través del diario La Nación. De acuerdo al artículo publicado ayer la autoridad fiscal sostiene que el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, habría ocultado a la Justicia que Báez le adeudaba 1700 millones de pesos en concepto de impuestos impagos.
 
El informe enfatiza que el ex funcionario validó que el holding encabezado por López acumule una deuda tributaria por 8000 millones. "Hay que pagar los impuestos; no hay que apropiarse de los impuestos que no son propios. ¿No es cierto, doctor Abad?", indicó Macri al dirigirse al titular de la AFIP, Alberto Abad.
 
Al enfocar las acusaciones sobre evasión contra ex funcionarios kirchneristas y empresarios considerados afines a sus antecesores, el Gobierno ignora las maniobras de evasión desplegadas por las principales empresas que operan en el país, así como el extenso repertorio de irregularidades fiscales vinculadas a la familia presidencial.
 
PáginaI12 reveló a fines de septiembre que familiares, socios, amigos y allegados a Macri blanquearon 132,5 millones de dólares durante el sinceramiento fiscal ofrecido por su Gobierno. El listado publicado en este diario incluye al hermano del presidente, Gianfranco Macri; el mejor amigo del mandatario, Nicolás Caputo; el empresario Marcelo Mindlin, que adquirió la constructora Iecsa otrora controlada por el primo presidencial, Angelo Calcaterra; un primo del jefe de Gabinete, Alejandro Jaime Peña Braun, y un cuñado del secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Pablo Clusellas Zorraquín.
 
Por su parte, la moratoria impositiva prevista en la misma ley que habilitó el blanqueo de capitales le permitió al grupo Techint ahorrarse alrededor de 250 millones de pesos en impuestos que la AFIP le reclamaba desde 2012.
 
El monto exigido a Siderar por abusar de un acuerdo fiscal firmado en pleno auge privatizador entre Argentina y España rondaba los 450 millones de pesos. La siderúrgica montó una estructura de sociedades que le permitieron evadir el pago del impuesto a los bienes personales para las participaciones accionarias y societarias.
 
Las irregularidades de los miembros prominentes de la familia Macri con el fisco se remontan, por lo menos, hasta 1993, cuando el mandatario era presidente de Sevel. La DGI denunció a la empresa por evadir una suma equivalente a 55 millones de pesos/dólares.
 
Las autoridades tributarias acusaron a Sevel de enviar autopartes a Uruguay bajo el régimen de exportaciones definitivas, con las cuales habrían armado coches que después habrían sido importados a la Argentina, cobrando los reintegros correspondientes. El caso llegó a la Corte Suprema que ordenó el sobreseimiento de Mauricio Macri y del resto de los directivos de la empresa.
 
Una investigación publicada este año por el World Institute for Development Economics Research, que depende de Naciones Unidas, reveló que la pérdida de ingresos fiscales en Argentina como consecuencia de las técnicas de evasión utilizadas por las grandes corporaciones asciende hasta el 4,42 por ciento del PIB.
 
Las estimaciones de Alex Cobham y Petr Janský refieren a los abusos en los precios de transferencia en las operaciones intrafirma y la falsificación en la facturación del comercio. La pérdida ronda los 21.400 millones de dólares al año.
 
Con ese guarismo, la Argentina ocupa el quinto lugar en el ranking de evasión en términos absolutos, solo superado por Estados Unidos, China, India y Japón. Los recursos que dejan de ingresar todos los años por los abusos corporativos son equivalentes a casi cuatro veces el "ahorro fiscal" que pretende lograr el Gobierno con la modificación en la fórmula de actualización de los haberes jubilatorios en 2018.
 
 Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-09-2018 / 10:09
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, volvió ayer al Congreso para defender el proyecto de Presupuesto 2019, ya arreglado con la directora del FMI, Christine Lagarde. De hecho ayer, como salido de un manual, el organismo respaldó la iniciativa que prevé un ajuste mayor al actual.
 
El objetivo es el déficit cero a como dé lugar, por ejemplo, subiendo el impuesto a las Ganancias, para que sean los trabajadores los que más paguen.
 
Dujovne negó algunos rumores de las últimas jornadas: como un megacanje para reestructurar la deuda o un plan de convertibilidad para volver al 1 a 1, que implicaría más miseria, más destrucción de empleos y salarios más bajos.
 
Desde la oposición, las críticas se centraron en las modificaciones en la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) y en las futuras jubilaciones que se pagarán en zonas desfavorables; el costo del dólar y la inflación presupuestados; los fondos para las universidades; el financiamiento de la PPP y el peso de la deuda pública, entre otras cuestiones.
 
El ministro confirmó que la "salida" de la crisis que emprenderá el Gobierno de los Ricos irá por la vía más recortes, y que gobernadores y legisladores acompañarían un Presupuesto que contiene un ajuste durísimo contra el pueblo trabajador.
 
Sin reconocer errores propios, Dujovne justificó la compleja coyuntura en la "serie de shocks" que sufrió el país como explicación del derrumbe actual. Lejos de la autocrítica, aseguró que uno de esos "shocks" fue la causa de los "cuadernos de las coimas", a la que definió como una "orgía de corrupción" que atenta contra la confianza de los inversores.
 
No dijo Dujovne que de esa "corrupción" de la Patria contratista, a la que se deben muchos de los dramas actuales, hubo una familia que en tiempos del kirchnerismo y desde mucho antes, desde la última dictadura militar, se llevó la mayor tajada: los Macri.
 
La Opinión Popular

21-09-2018 / 08:09
Un nuevo récord negativo para el gobierno de Mauricio Macri. La caída del consumo y de la actividad económica, los más de 13 millones de pobres que viven despojados de todo, se explican por otro dato negativo: el aumento del desempleo, que en el segundo trimestre del año afectaba a casi dos millones de argentinos.
 
La crisis económica generada por la incapacidad de Macri hizo estragos en el mercado laboral: En porcentajes, la suba de la desocupación asciende al 9,6% de la población económicamente activa, un salto que no se vio en doce años, desde 2006. El empleo registrado viene en caída y se deriva en parte al empleo no registrado (es decir la relación de dependencia en condiciones de informalidad), y el cuentapropismo.
 
El panorama se agrava al contemplar la cantidad de desocupados, subocupados, ocupantes demandantes (quienes tienen que salir a buscar otro empleo porque no sobreviven con el que tienen) y entonces, los argentinos con problemas de empleo trepan a más de 7,5 millones.
 
Es el las mujeres donde se registra un mayor aumento del desempleo, aunque también del empleo, ya que son sobre todo mujeres jóvenes las que salen a buscar trabajo y no lo encuentran. La tasa de desempleo para las mujeres pasó de 9,5 % a 10,8 %, mientras que para los varones pasó de 8,2 % a 8,7 %.
 
La debacle de la economía neoliberal macrista y el presupuesto de ajuste del FMI para enviar señales a los acreedores, empuja de forma acelerada a la desocupación hacia los dos dígitos. Ya el panorama no es sólo pérdida de poder adquisitivo por la inflación y los tarifazos, sino del empleo.
 
El deterioro del empleo que refleja el Indec, es apenas una foto de los primeros impactos de los comienzos de la crisis. Lo peor, de todas formas, es que la mayoría de los especialistas prevé un alza mayor en los próximos trimestres donde anticipan que superará holgadamente los dos dígitos.
 
Es que durante el período entre abril y junio, la mayor parte de la caída económica se dio en el sector agropecuario, el cual no se caracteriza por ser mano de obra intensivo. En cambio, el freno en la actividad del comercio y la construcción -los más demandantes en términos de empleo- comenzará a reflejarse a partir de la próxima medición.
 
La Opinión Popular

20-09-2018 / 09:09
20-09-2018 / 08:09
El segundo trimestre marcó el comienzo de una recesión cuyo final nadie se anima a arriesgar. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió este miércoles los datos del nivel de actividad económica del país, que se registraron durante el segundo trimestre de 2018.
 
La estimación provisoria del producto interno bruto (PIB), en el segundo trimestre de 2018, disminuyó 4,2% con relación al mismo período del año anterior. El PIB desestacionalizado del segundo trimestre de 2018, con respecto al primer trimestre de 2018, arrojó una variación de -4,0%.
 
La fuerte devaluación que sufrió la Argentina hizo estragos en la economía y obviamente el nivel de actividad cayó estrepitosamente. De hecho, esta cifra se potencia mucho más, si se toma en cuenta que el primer trimestre del año había dado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento.
 
Este resultado es explicado en gran parte por el efecto sequía en el campo, con la consecuente caída de las exportaciones (-7,5 %). Sin embargo, el plan de reducción del gasto público generó una caída del consumo público de 2,1 %, entre otros.
 
Estos números indica el comienzo de varios trimestres negativos. Esto se halla expresado en los cálculos del Presupuesto 2019, que establece una caída de más del 2 % en 2018 y de 0,5 % en 2019. Con esos datos, lo único que puede esperarse en 2018 son dos trimestres más de fuertes caídas en la actividad. De hecho, ya se habla de un porcentaje de - 6 % para el III trimestre.
 
El mayor deterioro económico se explica por el recorte de poder adquisitivo a partir de la aceleración inflacionaria, con impacto en las ventas en el mercado interno y, por consiguiente, en el empleo. En cambio, el Indec midió una mejora del 8,7% en el sector de la intermediación financiera, que es uno de los grandes favorecidos, junto a las empresas de servicios públicos, por la política económica macrista.
 
A esto hay que agregar una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión de Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, el sobreendeudamiento, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.
 
El Gobierno de los Ricos, con "el mejor equipo de los últimos 50 años", no da pie con bola y los próximos resultados serán peores ya que incluirán el efecto de la mega devaluación y de la recesión económica.
 
La Opinión Popular

19-09-2018 / 08:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar