La Opinión Popular
                  04:43  |  Jueves 18 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Lo que veo cada vez más es la cantidad de conflictos de intereses que se producen con las familias de los funcionarios que están en el Gobierno. Esos conflictos son la puerta abierta a la corrupción”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Paraná - 04-11-2017 / 18:11
LA MUNICIPALIDAD DIO A CONOCER UN SONDEO DE OPINIÓN TRAS ENCUESTAR A MÁS DE 400 PERSONAS

En Paraná, 9 de cada 10 mujeres sufrieron violencia de género

En Paraná, 9 de cada 10 mujeres sufrieron violencia de género
Exposición del sondeo encarado que arrojó resultados importantes para elaborar políticas públicas. Foto: UNO
 
La Subsecretaría de la Mujer de la Municipalidad de Paraná, presentó ayer en el Juan L. Ortiz una encuesta cuantitativa sobre violencia de género. Se trató del segundo -el primero fue en 2016- Sondeo de Opinión con el cual se dio cuenta de la problemática.
 
Entre los resultados, luego de atravesar el proceso de la encuesta y responder a ciertas preguntas particulares, el 88,9% de las mujeres respondieron que sufrieron violencia de género.
 
Algunos de los tópicos abarcados entre las 431 mujeres encuestadas -a partir de los 11 años- fueron trabajo, sostén de familia, vivienda, acceso a la salud, escolaridad, violencia y preocupaciones.

 
Graciela Mántaras, subsecretaria de la Mujer, contó a UNO que en la especificidad de la violencia como tema tratado, se repitió la tendencia de los resultados del sondeo anterior.
 
"Se mantiene la tendencia de la cantidad de situaciones que hoy son consideradas como violencia de género y que las mujeres no las visualizan como tales. Habló del acoso sexual en el transporte público, el callejero, las relaciones interpersonales donde hay celos excesivos, el control, la manipulación del celular, de las redes sociales, el juego brusco cuando es indicio de una posible relación violenta o que tiene esos rasgos y que se pueden acentuar con el tiempo".
 
Ante una primera pregunta sobre si la mujer encuestada sufrió violencia de género, solo el 36,9% respondió de manera afirmativa. Pero luego llegaron otras preguntas sobre formas de violencias específicas donde más de la mitad y en algunos casos seis de cada 10 respondieron de manera afirmativa.
 
Sobre el final de la encuesta, al volverles a preguntar, casi nueve de cada 10 respondieron que sí, que sufrieron algún tipo de violencia de género. Ese es uno de los logros del trabajo realizado.
 
De esta manera, desde la Municipalidad de Paraná, con los resultados obtenidos, orienta la implementación de políticas públicas en la búsqueda de erradicar estas problemáticas. "El año pasado, a partir de la información que obtuvimos, elaboramos el denominado violentómetro -para hacer visibles las formas de violencias que las mujeres no identifican como tales- y la campaña de prevención contra el acoso en el transporte público. Asimismo, implementamos ordenanzas para trabajar en las escuelas como el programa Noviazgo sin Violencia y la atención al hombre violento", expresó Mántaras.
 
También, entre los resultados, Mántaras señaló que uno de los temas que sobresalió fue la deserción escolar en púberes o adolescentes debido a los embarazos. "Alrededor del 20% de las niñas dicen que no están estudiando. Cuando investigamos las razones la respuesta es por embarazo, por tener que ir a trabajar o por la situación económica de la familia", sostuvo y agregó que deberán avanzar sobre las causas y se preguntó qué es lo que ocurre en una ciudad que tiene jardines maternales públicos distribuidos en todas las zonas para que no lleguen a ellas los hijos de estas mujeres.
 
También llamó la atención la falta de cuidado ante enfermedades de transmisión sexual. Si bien Mántaras habló de una conciencia con el uso de anticonceptivos vinculados a evitar embarazos, fueron diferentes las respuestas con relación a las enfermedades.
 
"Para modificar estereotipos hay que trabajar sobre estos roles de hombre y de mujeres, es una modificación cultural que nos puede llevar una generación", señaló Mántaras. Habló del trabajo que encararon y que inició la semana pasada en donde desde la misma subsecretaría se atiende a hombres violentos. "Logramos la ordenanza que establece la creación del programa. No se trabaja con cualquiera", dijo y explicó que están articulados con la Justicia. Conocida la iniciativa, agregó, muchos llamaron de manera voluntaria para participar.
 
Las mujeres que requieran asesoramiento psicológico, legal, que tengan dudas o solo quieran informarse deberán acercarse a Almafuerte 14 de 7 a 13. Los hombres que quieran solicitar una entrevista pueden escribir a subsecretariadelamujerparana@hotmail.com.
 
Fuente: UNO
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-01-2018 / 10:01
Pasivos entrerrianos expresaron su malestar por la modalidad instrumentada por la entidad financiera Banco de Entre Ríos, agente financiero de la provincia para el pago de salarios. Reclaman cobrar por ventanilla.
 
El uso de los medios de pago electrónicos y las extracciones de dinero por cajero automático siguen siendo una materia pendiente para quienes cruzan la barrera de los 60 años, y más todavía cuando pasan los 75. Dos de cada tres retiran el dinero por ventanilla, apenas 36% usa el cajero automático por sus propios medios.
 
El bajo uso de estos medios de pago y de acceso a la tecnología en general plantea un gran interrogante respecto de los resultados de medidas públicas puestas en marcha. Un factor para tener en cuenta es cuán amigable es un sistema tecnológico para las personas mayores.
 
Hay jubilados, en especial los muy mayores, que no alcanzan a ver la letra o que les parece que las operaciones son poco amigables. El sistema debiera ser más simple y con menos opciones.

 
El mayor riesgo está entre los mayores más vulnerables, justamente a quienes van destinadas estas medidas, ya que el acceso a la PC y al teléfono propio es mucho más bajo ahí que en hogares de ingresos más altos.
 
Los bancos han hecho esfuerzos para acercar a los jubilados al uso del cajero automático. ¿Por qué no se animan? Les da desconfianza, es un proceso invisible que hace que se tenga o no se tenga el dinero en la mano; piensan que al no verlo y al no haber humanos, nadie se hace responsable.

 
Los que no los usan es porque temen que la máquina los pueda estar "burlando". Manejar un cajero requiere de mucha atención y de ayuda para automatizar el procedimiento, no porque sean viejos, sino porque son de una legión muy alejada de la tecnología y del dinero digital. A esta generación hay que ayudarla.
 
Pero hay algo más. La ida al banco es una excusa mensual para entablar contacto con otros. No es una resistencia a las nuevas tecnologías, sino que se resisten a frivolizar ese contacto que les permite, al menos una vez al mes, modificar su rutina. Si los bancos se dieran cuenta de que los jubilados priorizan la humanización del servicio, deberían humanizar el cajero automático, que haya personas que ayuden a hacer las extracciones. No lo hacen o no son suficientes.
 
La Opinión Popular

14-01-2018 / 17:01
12-01-2018 / 12:01
10-01-2018 / 11:01
09-01-2018 / 16:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar