La Opinión Popular
                  00:44  |  Miércoles 19 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 19-09-2017 / 17:09

Obligados, levantaron el bloqueo a Baggio, pero no hay ningún acuerdo

Obligados, levantaron el bloqueo a Baggio, pero no hay ningún acuerdo
Camioneros bloqueó la planta de Baggio por segunda vez en un mes. Foto: Diario El Argentino
 
Desde las 4 horas de la madrugada de este lunes, integrantes del Sindicato de Camioneros y por segunda vez en 30 días realizaron un bloqueo parcial de la planta de RPB del Parque Industrial y el centro logístico de Boulonge, por el despido de 12 trabajadores de una distribuidora comercial. La medida fue levantada alrededor de las 16 horas. "Unas 60 personas restringieron el ingreso y egreso de camiones a la planta", explicó el subjefe de Policía. Fue la segunda protesta de Camioneros, en menos de un mes.

 
A bloquear en colectivo
 
Tras vencerse los plazos de la conciliación obligatoria impuesta el mes pasado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, el Sindicato de Camioneros volvió a realizar un piquete en el ingreso a la planta que Baggio tiene en el Parque Industrial de Gualeguaychú.
 
Unas sesenta personas con el chaleco verde de Camioneros llegaron, a las 4 de la mañana de este lunes, en un colectivo de piso y medio, para comenzar a bloquear el ingreso y egreso de camiones.
 
Tras negociar con el subjefe de Policía comisario inspector Cristian Ormaechea, los manifestantes accedieron a dejar entrar cada media hora a las cisternas que transportan la leche de los tambos para ser procesada en la planta industrial, pero esto no sucede con el retos de las materias primas.
 
  
"Que dejen entrar y salir la leche"
 
"Es la misma medida que vivimos en agosto pasado, un paro de camioneros en la puerta de Baggio, donde unas 60 personas están restringiendo el ingreso y egreso de los camiones a la planta", explicó el subjefe de Policía.
 
"Le pedimos encarecidamente que dejen ingresar y salir a los tambos a los camiones que transportan leche para ser procesada en la planta", remarcó.
 
La usina láctea del complejo industrial, procesa 300 mil litros de leche diarios, lo que de ser interrumpido el paso de estos camiones, generaría que esa leche tenga que derivarse a otras plantas de procesamiento para no perderse.
 
Para las 11 de la mañana una larga cola de camiones de unos 300 metros de longitud esperaba que el bloqueo se levantara para poder ingresar a descargar insumos lo que inevitablemente terminará paralizando la producción si la medida de fuerza no se resuelve pronto.
 
Cerca de las 10:30 se aproximó al piquete el presidente de la Corporación del Desarrollo, Ariel Destéfano, y el escribano, Jorge Grané, para notificarle a los camioneros que no encendieran fuego, por estar cerca de la planta reductora de gas natural que está dentro del PIG, como tampoco interrumpieran el ingreso de vehículos a otras empresas del Parque Industrial. Luego se labró un acta, la cual los manifestantes se negaron a firmar.
 
 
"El conflicto aquí es con Baggio"
 
El motivo de la medida de fuerza fue por el cierre en Hurlingham, provincia de Buenos Aires, de una empresa que distribuía productos RPB Baggio, entre otros, y que no pagó las indemnizaciones de 12 trabajadores que quedaron en la calle. Desde entonces, el sindicato liderado por Pablo Moyano le pidió a RPB que se hiciera cargo de esos despidos, pero la empresa dice que es ajena al conflicto y es víctima de la situación.
 
En tanto un representante del Sindicato de Camioneros que se identificó como Hugo delegado de base, pero no quiso dar su apellido, manifestó que "el conflicto aquí es con Baggio, no con la leche que se destina a los chicos. Venimos en representación de los trabajadores despedidos y sus familias", concretó.
 
Alrededor de las 16 horas el bloqueo fue levantado tras acatar la orden de desalojo pero no se llegó a ningún acuerdo.
 
Fuente: Diario El Argentino
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-09-2018 / 17:09
18-09-2018 / 09:09
En la Casa Gris no paran de sacar números. A los funcionarios entrerrianos los desvela encontrar la fórmula para amortiguar el brutal ajuste que pretende implementar Mauricio Macri en las provincias como corolario de la drástica reducción del déficit fiscal acordada por la alianza PRO-UCR con el FMI. El principal reclamo: que el Ejecutivo nacional deje de beneficiar a las provincias gobernadas por Cambiemos.
 
La cuenta principal que tiene Gustavo Bordet para sostener sus argumentos es que Entre Ríos, con las medidas de ajuste que impulsa el macrismo, perdería unos 10.000 millones de pesos entre lo que resta de este 2018 y el año próximo. La mitad del tijeretazo afectaría al sector público: la eliminación del Fondo Soja, de los subsidios al transporte y de las tarifas sociales representará una caída de más de 5.000 millones de pesos.
 
El resto ajustará en el sector privado, con el impuesto a las exportaciones, que plantea recaudar $ 4 pesos por dólar. Esto representa (con un dólar a $ 40) el 10% de las ventas al exterior. Sobre los 1.000 millones de dólares que exportará Entre Ríos, más de $ 4.000 millones de pesos. Es plata que no ingresará al territorio provincial.
 
A cambio del recorte, aseveran en la Casa Gris, la Nación ofrece como única moneda de cambio -hasta hoy- dejarles las manos libres a los gobernadores con el impuesto a los ingresos brutos. Pero si las cuentas ya hablan de que hay 10.000 millones de pesos menos para volcar al consumo en la provincia, el primer daño colateral será el de la recaudación.
 
Además, ese impuesto recesivo -grava cada instancia de la producción- ya está al 3,5% en buena parte de las actividades. Subirlo parece un disparate. Se encarecerá la producción, que se trasladará a los precios, que elevará la inflación, que resentirá el consumo, que afectará la recaudación...
 
El segundo daño colateral refiere específicamente a los recursos de la gestión local. No dejan de ser dineros de los entrerrianos, pero que afectan particularmente al Gobierno: la inflación desbocada activó, como si fuera una pistola sobre la sien del erario provincial, el reclamo de ajuste de los salarios de docentes y estatales.
 
La paritaria fue del 17% y la inflación ya se calcula en 42%. A la diferencia del 25% deberá afrontarla la Provincia con recursos propios. Ya a partir del mes que viene se empezará a pagar parte del desfase. El cálculo final aún se está ajustando, pero el impacto se mide en cifras de 10 dígitos. Este es el intríngulis de Bordet.
 
La Opinión Popular

18-09-2018 / 08:09
17-09-2018 / 12:09
17-09-2018 / 11:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar