La Opinión Popular
                  18:11  |  Domingo 24 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Internacionales - 12-09-2017 / 17:09
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 13 DE SEPTIEMBRE DE 1847, SEIS CADETES MEJICANOS MUEREN DEFENDIENDO LA PATRIA DE LA INVASIÓN DE EE.UU.

Los invasores yanquis asesinan a los niños de Chapultepec, que defendían su Patria

Los invasores yanquis asesinan a los niños de Chapultepec, que defendían su Patria
Los Niños Héroes fueron: Juan de la Barrera, Juan Francisco Escuti, Francisco Márquez, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca y Vicente Suárez.
Durante la Guerra de Intervención Norteamericana declarada a México con el fin de apropiarse de los territorios de Alta California y Nuevo México, el ejército yanqui, bajo el mando del General Winfield Scott, atacó el Castillo de Chapultepec.
 
Los norteamericanos toman la ciudad de México, pese a la heroica resistencia de los cadetes mexicanos que son virtualmente aniquilados. Como ha escrito Eduardo Galeano"El pueblo, encogido, gruñe. Desde las azoteas, llueven piedras".

El 13 de septiembre de 1847, los Niños Héroes, que fueron seis cadetes militares, todos entre 13 y 20 años de edad, murieron en combate defendiendo el Castillo de Chapultepec y su Patria, del ejército yanqui que los invadía.

Por Carlos Morales

Durante la guerra declarada a México por Estados Unidos con el fin de obtener los territorios de Alta California y Nuevo México, el ejército estadounidense, bajo el mando del General Winfield Scott, atacó el Castillo de Chapultepec donde se encontraba situado el colegio militar.  Los jóvenes cadetes, niños y adolescentes casi todos, que formaban el batallón a cargo de Nicolás Bravo, dieron muestra de valentía al resistir la agresión y peleando inclusive cuerpo a cuerpo. 
 
Sin embargo al final, los norteamericanos tomaron el castillo. Sus comandantes, General Nicolás Bravo, jefe del punto y el General José Mariano Monterde, Director del colegio, les habían ordenado que se retiraran pero los cadetes, en lugar de obedecer, resistieron a los invasores hasta la muerte. 
 
El último sobreviviente de los niños cadetes saltó del Castillo de Chapultepec envuelto en la bandera mexicana para impedir que el enemigo la obtuviera; dicho cadete fue Juan Escutia, aunque durante un tiempo se discutió si se trataba de Agustín Melgar o Fernando Montes de Oca.
 
Según los testimonios oculares e investigaciones objetivas subsecuentes, únicamente Agustín Melgar fue acogido nuevamente por el colegio como alumno agregado.  El general Monterde sufrió un dolor estomacal y no estuvo presente en la batalla por lo que los cadetes quedaron al mando de un teniente profesor de artillería. 
 
En el fragor de la batalla el teniente pidió permiso al General Nicolás Bravo para huir con los cadetes, pero el general no quiso o no pudo decidir un curso de acción, principalmente por el estado tan crítico en que se encontraba la defensa después de la deserción en masa de la mitad de los efectivos de línea.  Lo único que parece que pudo hacer fue asignar a los remanentes del Batallón Activo de San Blas a los dormitorios y a la protección de los cadetes. 
 
Sin órdenes que cumplir y viendo al enemigo avanzar, los cadetes líderes junto con el teniente trataron de decidir el curso a seguir.  El teniente era de la opinión de salir todos por el lado del jardín botánico pero varios cadetes preferían quedarse a pelear con los otros soldados del Batallón de San Blas, entre ellos Teófilo Noris y Agustín Melgar. 
 
La decisión fue dividir el grupo y el cabo del San Blas Juan Escutia con el teniente y los cadetes Vicente Suárez y Fernando Montes de Oca saldrían por el lado del jardín botánico protegiendo a los cadetes más jóvenes, entre ellos Francisco Márquez y Miguel Miramón. Cuenta Noris que Montes de Oca, a la sazón uno de sus mejores amigos, le contó que había soñado que ese día moriría, a lo cual Noris repuso que tuviera fe y saldrían bien del incidente. 
 
La decisión de salir por el jardín botánico fue errada ya que provocó que los cadetes estuvieran a tiro fácil de los soldados estadounidenses; no obstante las muertes de Juan Escutia, Vicente Suárez y Fernando Montes de Oca, (este último muerto al saltar por la ventana, una vez protegida la salida de los demás), los cadetes lograron huir siendo protegidos en la retaguardia por un aguerrido Francisco Márquez que a sus 14 años logró mantener a raya al enemigo hasta perecer. 
 
El teniente Juan de la Barrera murió defendiendo el Hornabeque en la falda sur del cerro. Los restantes 37 cadetes fueron hechos prisioneros de guerra.

Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
Los invasores yanquis asesinan a los niños de Chapultepec, que defendían su Patria
Justo cuando los invasores estadounidenses estaban a punto de tomar la capital del país, un pequeño reducto del ejército mexicano soportó la incursión desde un castillo-guarnición que se encontraba en la cima del cerro Chapultepec.
21-09-2017 / 21:09
20-09-2017 / 21:09
La crisis comenzó en el día 21 de septiembre de 1993 cuando el presidente Borís Yeltsin decretó la disolución del Congreso de los Diputados del Pueblo de Rusia y el Sóviet Supremo de Rusia, organismos que eran un obstáculo para su consolidación en el poder y la realización de la reforma neoliberal. El decreto de Yeltsin era ilegal al ir en contra de la vigente Constitución de la RSFS de Rusia de 1978.
 
El Congreso rechazó el decreto presidencial y aprobó la destitución del presidente Yeltsin mediante una apelación. El vicepresidente en vigor, Aleksandr Rutskói, fue nombrado presidente, tal y como mandaba la constitución. El 28 de septiembre las protestas públicas contra el gobierno de Yeltsin tomaron las calles en Moscú. En la represión de las mismas se produjeron varios muertos.
 
El ejército, bajo el control de Yeltsin, determinó el final de la crisis. Los diputados se encerraron en la Casa Blanca, edificio sede del Parlamento ruso, y se dispusieron a resistir el asedio de las fuerzas bajo control del depuesto presidente. La semana siguiente las protestas populares contra Yeltsin y en apoyo al Parlamento y al Soviet fueron creciendo. Alcanzaron el punto álgido el día 2 de octubre. Rusia se encontraba a las puertas de una guerra civil.
 
En ese punto, las cúpulas militares mostraron su apoyo al depuesto presidente y este ordenó el desalojo de la Casa Blanca a la fuerza. La orden de Yeltsin se materializó mediante el bombardeo, por carros de combate y artillería del edificio sede de la soberanía popular. La Casa Blanca fue destruida y muchos de sus ocupantes murieron en el ataque. El propio gobierno estimó el número de muertos en 187 y en 473 el de heridos.
 
La Opinión Popular

20-09-2017 / 20:09
20-09-2017 / 20:09
Anastasio Somoza García fue un militar, empresario, terrateniente y dictador nicaragüense, conocido por "Tacho", que fue presidente de Nicaragua de 1937 a 1947 y una segunda ocasión de 1950 a 1956, sumando en total dieciséis años de ejercicio pleno del cargo, además de mantener un grupo de gobiernos títeres entre sus dos períodos, sobre los cuales ejerció un poder dictatorial notorio.
 
De clase acomodada, era hijo del senador y hacendado Anastasio Somoza Reyes, se inició trabajando como empresario, ámbito en el que obtuvo poco éxito, para luego pasar a involucrarse en la política, tras la intervención de Estados Unidos en Nicaragua, a causa de las políticas antiimperialistas de José Santos Zelaya, pasando Anastasio Somoza a formar parte de la rebelión, logrando ganarse la confianza de los principales dirigentes yanquis en Nicaragua, ascendiendo rápidamente en la Guardia Nacional.
 
Somoza pasó a ocupar la presidencia de Nicaragua con el pleno apoyo de Estados Unidos, consolidando cada vez más su poder, mediante la persecución política y la represión, consiguiendo mantenerse al frente de Nicaragua durante casi dos décadas, al mismo tiempo que fue capaz de amasar una vasta fortuna que lo transformó a él y a su familia en una de las más acaudaladas de toda Latinoamérica, siendo Somoza catalogado, poco antes de morir, como el quinto hombre más Rico del Mundo.
 
Un patriota ejemplar, el poeta Rigoberto López Pérez, que se inmoló, ejecuta el tiranicidio del general Anastasio Somoza García, dictador de Nicaragua. Tras haber sido postulado para una nueva reelección, previa reforma constitucional, el 21 de septiembre de 1956 es atacado, muriendo pocos días después. Su hijo Luis Somoza Debayle lo sucedió en el poder como dictador.
 
La Opinión Popular

19-09-2017 / 19:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar