La Opinión Popular
                  12:00  |  Miércoles 13 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Con la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Macri, los jubilados van a perder plata, pero no poder adquisitivo”. Pablo Tonelli, diputado nacional por el PRO.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 13-08-2017 / 12:08

Costos y beneficios de ganar o perder

Costos y beneficios de ganar o perder
Cris y Mauri.
Si bien existe un fuerte cuestionamiento a la utilidad de las elecciones primarias que se realizarán hoy en todo el país, cada fuerza política pone en juego una buena parte del destino que afrontará en octubre, cuando se compita de verdad por las bancas a renovar en el Congreso Nacional.
 
Siempre los resultados de la provincia de Buenos Aires han sido importantes por tratarse del principal distrito electoral, equivalente al 38 por ciento del padrón general, pero en esta oportunidad tendrán una relevancia especial.
 
El escrutinio dirá cuánta vigencia conservan en la sociedad las ideas, el discurso y el estilo político que representa Cristina Fernández, a 20 meses de haber finalizado su presidencia.
 
La vara es alta para la ex mandataria, porque los porcentajes obtenidos por sus candidatos en territorio bonaerense en 2015 -año en que resultaron perdedores Daniel Scioli a la Presidencia y Aníbal Fernández a la Gobernación-, deberían ser superados por ella, que nunca siendo candidata fue derrotada.
 
Para el gobierno de Mauricio Macri, que eligió como estrategia confrontar en forma directa con Cristina para que sirviera como un contraste de gestiones, el desafío se tornó comprometido y riesgoso. De allí que debió ponerse al frente de la campaña la gobernadora María Eugenia Vidal, dueña de una imagen positiva en el distrito.
 
Hasta anoche, en ambos sectores en disputa se hacían más especulaciones sobre lo que podría ocurrir con la derrota que con el triunfo.
 
Eso da una idea de la importancia que se asigna a los costos políticos que debería pagar cada uno en caso de perder. Es cierto que, de existir diferencias estrechas en la cantidad de votos, los resultados de hoy podrían ser revertidos en octubre, pero el cuadro de expectativas será diferente y habrá que atravesar dos meses cargados de interrogantes. 
 
Todo light
 
Los 30 días de campaña electoral que desembocaron en la jornada de hoy mostraron en la mayoría de las fuerzas una novedosa modalidad de hacer proselitismo.
 
Parece contradictorio cuando hay que llegar con el mensaje a la mayor cantidad de gente posible, pero fue el bajo perfil y una exposición muy limitada lo que caracterizó la performance de Cristina. Habló poco, se la vio menos y mostró una imagen de modestia que no irradiaba cuando ocupaba la Casa Rosada.
 
En el caso de Cambiemos, los candidatos y sus padrinos políticos salieron de recorrida con los clásicos timbreos y tuvieron asistencia perfecta a todos los programas de los medios audiovisuales a los que fueron invitados.
 
Todos los partidos se cuidaron de no hacer derroches en la inversión publicitaria y eso se debió a los mayores controles del financiamiento electoral y en especial a que todavía falta el tramo decisivo hacia los comicios del 22 de octubre.
 
Pero aunque puedan establecerse vínculos inevitables, no todo fue campaña la última semana. Las buenas noticias difundidas por el Indec sobre la recuperación de la actividad en varios sectores de la economía fueron a la vez sacudidas por la presión alcista del dólar. El Banco Central tiene ahora las reservas suficientes como para hacer frente a esas demandas, pero debió intervenir con firmeza para evitar mayores problemas.
 
Los especialistas dicen que el movimiento de la moneda norteamericana obedece en parte a cuestiones técnicas y en parte a la incertidumbre política. Es ya un clásico de la Argentina frente a cualquier elección importante.
 
El 1,7 por ciento de inflación de julio vino también a consolidar la reducción interanual y a fijar una acumulación del 13,8 por ciento en lo que va de 2017. De todos modos, la variación del dólar y el traslado a algunos precios impactará en la medición de agosto.
 
 
El pasado
 
Los otros dos hechos destacados de la semana fueron la desaparición de Santiago Maldonado y la decisión de la Corte Suprema de Justicia sobre la candidatura de Carlos Menem en La Rioja. El primero, no fue visto más desde el 1 de agosto cuando participaba de un acampe de protesta mapuche en Chubut e intervino Gendarmería Nacional. El caso representa una seria preocupación para el Gobierno y también para toda la sociedad, que aspira a vivir una democracia sin episodios de este tipo que recuerdan las etapas más oscuras del país.
 
En cuanto a Menem, que fue inhabilitado por la Cámara Nacional Electoral por tener condena de doble instancia por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia, recurrió a la Corte y en cuestión de horas provocó un fallo sin precedentes. El Tribunal decidió resolver si la candidatura es válida no para hoy sino para la elección de octubre, pero en forma simultánea se expedirá sobre la cuestión de fondo, es decir, si el ex presidente es culpable o no.
 
El criterio que habría privado en los cinco miembros de la Corte es que el fallo de la Cámara Electoral es, desde el punto de vista jurídico, "una aberración". Fuentes de Tribunales señalan que ese fallo quedará abstracto si los supremos consiguen expedirse sobre la culpabilidad de Menem antes del 12 de setiembre, que es el límite para oficializar candidaturas para octubre.
 
La causa lleva 20 años, tiene dos sentencias condenatorias y es muy probable que la Corte las ratifique. En ese caso, Menem no podrá aspirar a un nuevo período como senador y a disfrutar de los fueros parlamentarios. Salvando las distancias y por razones diferentes, es imposible no imaginar paralelismos con lo que podría suceder en el futuro con Cristina Fernández.
 
Por Carlos Sacchetto - Corresponsalía Buenos Aires
 
Fuente: losandes.com
 
Agreganos como amigo a Facebook
13-12-2017 / 11:12
13-12-2017 / 11:12
La mayoría de los diputados del flamante interbloque referenciado en los gobernadores no quiere votar la reforma jubilatoria que les quita 100.000 millones a los jubilados y Cambiemos los necesita para garantizar su sanción, en una sesión que estaba prevista para el miércoles 20 pero podrían adelantar para este jueves.
 
Cambiemos necesita unos 30 diputados aproximadamente para tener mayoría, aún después del recambio legislativo que les permitió aumentar su cantidad de bancas. Sigue necesitando de los peronistas. Ya el massismo le dio la espalda a la reforma, entonces necesita de los gobernadores, los mismos que permitieron que la reforma se apruebe en el Senado. Pero en Diputados su peso es relativo y obliga a cuentas más finas.
 
En Cambiemos hay confianza de llegar a la mayoría pero si Rogelio Frigerio no logra ablandar a los mandatarios en estos días, a Mario Negri y Nicolás Massot no les será tan sencillo.  Lo que le preocupa a Cambiemos son los gobernadores que callan como Urtubey, Bordet, Uñac y Verna cuyos legisladores no estuvieron en la reunión escandalosa de ayer. Incluso algunos de los diputados que responden a esos cuatro mandatarios provinciales ya habrían avisado que no apoyarán la reforma.
 
Según las cuentas que hicieron en Cambiemos, sólo necesitan 23 aliados para abrir la sesión especial y aprobar la reforma neoliberal y dicen tenerlos, pero algunos de los 'contabilizados' están agarrados con alfileres y además el número es muy justo para arriesgarse en el recinto, aunque no sería la primera vez que el macrismo parlamentario corre riesgos que a veces terminaron mal.
 
La Opinión Popular

13-12-2017 / 10:12
En un plenario de comisiones cargado de tensión, discusiones, trifulcas y discursos encendidos de macristas y opositores, Cambiemos logró en Diputados dictamen favorable a la reforma previsional que el Gobierno de Macri pactó con los gobernadores peronistas y que podará entre 75 mil y 100 mil millones de pesos anuales a jubilados, pensionados, discapacitados, asignaciones familiares, beneficiarios de las asignaciones universales por hijo y embarazo, para tapar agujeros financieros de la administración central y la provincia de Buenos Aires.
 
La oposición terminó por unificar un dictamen de rechazo entre el FpV-PJ, el Frente Renovador y los puntanos de Compromiso Federal a los que se sumarían el Movimiento Evita, el FIT y Libres del Sur a los que el oficialismo excluyó de las comisiones de Presupuesto y Previsión Social.
 
Los diputados del interbloque Argentina Federal, que responden a los gobernadores peronistas, casi no participaron del plenario y se reunieron en la búsqueda infructuosa de unificar posiciones. La mayoría de los diputados del flamante interbloque referenciado en los gobernadores no quiere votar la reforma jubilatoria y Cambiemos los necesita para garantizar su sanción.
 
Los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, serían los únicos oradores en defensa del proyecto oficial. No habría otros, más allá de los diputados que intervinieron. Cambiemos apostó a un trámite súper exprés, aunque no logró esquivar las voces de protesta que había borrado del debate.
 
Triaca comenzó su disertación cuando un numeroso grupo de jubilados y trabajadores de distintos gremios comenzaron a abuchearlo. "Es lo que votó el pueblo argentino unos meses atrás". La respuesta enardeció a la gente que levantó el tono: "atorrante", "ladrón", "traidor", le gritaron. El jefe de los diputados PRO, Nicolás Massot, hizo un discurso provocador contra el kirchnerismo, pero no dedicó una sola palabra a la defensa del proyecto. 
Muy incendiarias sus frases pero no respondió al interrogante: ¿esto es para que los jubilados cobren más o para que cobren menos?

 
Triaca no pudo continuar y un grupo de trabajadores identificado con el Apops (el gremio de la Anses) que reclamaban participación en la discusión se cruzaron con la seguridad de la Cámara. El jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, en una demostración de buen estado físico, saltó una mesa para interponerse entre los dos grupos y frenar la pelea.
 
En Cambiemos evaluaban anoche si confirmaban que contarían con los votos suficientes, cambiarían la estrategia y convocarían a una sesión este jueves para tratar la reforma previsional. Quieren evitar que la sesión ómnibus del 19 y 20 de diciembre se tope con una masiva marcha que organizaciones de trabajadores, organizaciones sociales y jubilados preparan para esa fecha. En este marco, la perspectiva de un Paro Nacional y una movilización masiva el día que se trate la norma se hace urgente y más que necesaria.
 
La Opinión Popular

12-12-2017 / 16:12
12-12-2017 / 12:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar