La Opinión Popular
                  14:45  |  Domingo 18 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado”. Voltaire
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 09-08-2017 / 20:08
EFEMÉRIDES POPULARES. PREDECESORA DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA

Por iniciativa del Aeroclub Argentino, se crea la Escuela de Aviación Militar

Por iniciativa del Aeroclub Argentino, se crea la Escuela de Aviación Militar
1º Promoción de la Escuela Militar de Aviación. Foto: Muan
La historia de la Fuerza Aérea Argentina comienza con la creación de la Escuela Militar de Aviación, el 10 de agosto de 1912, luego de que el entonces Presidente de la Nación Argentina, Roque Sáenz Peña, firmase un decreto que habilitó la creación de esta institución en la ciudad de El Palomar ubicada en la Provincia de Buenos Aires, y luego de que el Aero Club Argentino cediera su parque aerostático y sus elementos a este efecto. También la institución donante le facilitó asesoramiento y personal docente.
 
Varios oficiales militares del Ejército Argentino estuvieron entre los pioneros de la aviación argentina, entre ellos Jorge Newbery, un oficial retirado de la Armada Argentina, ingeniero y aventurero, que contaba con amigos para llevar a cabo sus hazañas aéreas.
 
Entre estos amigos se encontraban Aaron de Anchorena y Carlos Muffatti Meraviglia, quien pereció en un accidente aéreo en cercanías de San Fernando, ciudad pionera en la actividad aérea de Argentina.
 
A partir del apoyo de estos amigos, Jorge Newbery comienza a planificar el cruce de la Cordillera de los Andes en el Globo aerostático Pampero. De esta escuela salieron varios pilotos militares que participaron en los principales hitos de la aviación argentina, como el cruce de los Andes en avión.
 
Se puede decir que con Jorge Newbery, se funda la aviación en general (civil y militar) de la Argentina. Otro precursor de la Fuerza Aérea fue el conscripto Pablo Teodoro Fels, quien a bordo de su Blériot XI, cruzó el Río de la Plata en la madrugada del 1º de diciembre de 1912 con rumbo a Montevideo, donde llegó dos horas después, batiendo el récord mundial en el vuelo sobre agua.
 
Por esta hazaña, Fels fue felicitado, homenajeado y ¡sancionado! por el Ejército Argentino por haber contravenido las reglamentaciones militares. Tras cumplir su arresto, fue ascendido a Cabo.

En 1927 se creó la Dirección General de Aeronáutica pertenenciente al Ejército Argentino con el objetivo de coordinar la aviación militar del país. En el mismo año se fundó en Córdoba la Fábrica Militar de Aviones, que se convertiría en el corazón de la industia aeronáutica local.
 
Para los años 40 había varias unidades aéreas tanto en la Armada Argentina como en el Ejército Argentino. Los primeros pasos para la formación de una fuerza independiente se dieron el 11 de febrero de 1944 cuando se creó el Comando Aeronáutico, que estaba a cargo del Brigadier Humberto de la Colina. El Brigadier General De la Colina, convoco a un grupo de oficiales como el Brigadier Sustaita y el Brigadier Muratorio, instándolos a la creación de una Fuerza Aérea Independiente, que debería tener sus propios reglamentos como tal.
 
El brigadier Humberto De la Colina, entonces decidió planificar la creación de una Fuerza Aérea, y convocó al Suboficial Mayor José Aurelio González, quien había tenido una destacada carrera en el arma de Artillería en el Ejército Argentino. Este suboficial, de larga trayectoria castrense, quedó al frente del Comando de Personal de la Dirección General de Aeronáutica, prestando servicios en la Brigada Aérea I con sede en El Palomar.
 
A partir de la incorporación de personal militar a la Dirección General de Aeronáutica, la misma fue creciendo hasta que se convirtió el 4 de enero de 1945 en la Fuerza Aérea Argentina.
 
Al término de la Segunda Guerra Mundial la Fuerza Aérea inició un proceso de modernización que incorporó aviones como el jet caza Gloster Meteor, siendo la primera fuerza aérea de América Latina equipada con aeronaves de propulsión a reacción. También se adquirieron algunos bombarderos Avro Lincoln y Avro Lancaster, creando así una fuerza poderosa dentro de la región. La Fuerza Aérea también inició el desarrollo de su propio avión, el I.Ae. 27 Pulqui I y el I.Ae. 33 Pulqui II, con la colaboración de técnicos alemanes, haciendo a Argentina el primer país latinoamericano y el quinto en el mundo en desarrollar tecnología propia de cazas a reacción.
 
Durante la última dictadura en Argentina, dependencias como la Base Aérea Militar de Mar del Plata se transformaron en Centro clandestino de detención.
 
Fuente: Wikipedia 

Agreganos como amigo a Facebook
17-02-2018 / 19:02
17-02-2018 / 19:02
16-02-2018 / 11:02
16-02-2018 / 18:02
15-02-2018 / 20:02
Herminio Iglesias fue peronista, sindicalista, intendente de Avellaneda, diputado y fallido candidato a gobernador de Buenos Aires en 1983 por el PJ. Su quema del ataúd con la sigla UCR fue el símbolo de la derrota del peronismo a manos del radical Raúl Alfonsín.
 
Participó del 17 de octubre de 1945. Presidió la agrupación vandorista "30 de Junio", en Avellaneda. Fue baleado en 1972 por otros peronistas. Corrió a tiros a Juan Manuel Abal Medina ese mismo año. Fue baleado otra vez, en este caso le rozaron el escroto, en septiembre de 1973, también por una interna con sus adeptos.
 
Tenía una fama basada en exabruptos, provocaciones y un curioso manejo del idioma. Era un exponente de la ortodoxia justicialista, una fórmula que con menos eufemismo podría traducirse como un "pesado" del peronismo bonaerense. Gozaba de un nombre en su territorio, Avellaneda, ganado, entre otras cosas, a fuerza de pistola.

Los que estabamos en las antípodas ideológicas de Iglesias recordamos -nobleza obliga- que las tres firmas que llevaba el documento de denuncia de la represión militar entregado a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, en plena dictadura, eran las de Alfonsín, Deolindo Felipe Bittel  y Herminio Iglesias. Y él se ofreció para entregar el documento donde el PJ y la UCR defendían a los derechos humanos. Eran tiempos donde no abundaban los valientes.
 
En Herminio había un elemento central del peronismo: la reivindicación de los humildes. Venía de abajo en serio, no se había criado en las bibliotecas, ni siquiera sabía dónde quedaban. Era duro, forjado en la vida, expresaba como nadie la cultura de la calle, la de la noche, la del dolor. No era un mafioso, como lo querían definir los cajetillas, tampoco un santón, como lo imaginaban algunos fanáticos de la política. Murió el 16 de febrero de 2007.

Alguno nos acusará de defender a personas que tenían relación con el delito. En rigor, la política los sacó de la marginalidad, no como tantos a los que ahora la política los inició en el mundo de la corrupción y el delito. Y la gran mayoría de ellos tienen carreras universitarias.
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar