La Opinión Popular
                  01:21  |  Lunes 19 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado”. Voltaire
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 06-08-2017 / 18:08
EFEMÉRIDES POPULARES. TODOS LOS 7 DE AGOSTO, SAÚL UBALDINI SIENDO SECRETARIO GENERAL DE LA CGT, CONVIRTIÓ A SAN CAYETANO EN UN HECHO POLÍTICO

San Cayetano: Paz, Pan y Trabajo

San Cayetano: Paz, Pan y Trabajo
Imagen de San Cayetano.
Para pedir y agradecer lo que no abunda en exceso: paz, pan y trabajo, miles de fieles ofrendarán al Santo Patrono del Trabajo. Como cada año, las puertas de las Parroquias de San Cayetano se abrirán exactamente a las cero de del 07 de agosto. En los templos se recibirán donaciones y habrá misas. En las calles miles de peregrinos, simplemente, darán testimonio de no querer ser pobres...
 
La Opinión Popular

San Cayetano
 
Por Luis Duran
 
Cuando era chico, hace "mucho, bastante"...mi abuela Carmen Dolores Mainieri , (Carmela Maineri...en su documento...y no con las tres i , como siempre reclamó) cumplía religiosamente una ceremonia mensual, la novena a San Cayetano...todos los 7, los 17 y los 27 de mes, se arrodillaba frente a un cuadro que estaba en la cabecera de su cama, esas con respaldo metálico dorado y repujado, y le rezaba a San Gaetano
 
Thiene, nacido en Vicenza, Italia del Norte, allá por el 1480 y fallecido, a los 77 años, un 7 de agosto de 1547...para pedirle que no le faltara trabajo y pan a sus hijos...Gela, Flor, Pepa ( mi mamáaa) y Tano (José Cayetano)...todo era serio y en silencio...muchas veces fui su compañero, casi obligado, de sus rezos, que entonces no comprendía...
 
Y el 7 de agosto de cada año, Doña Carmen...partía hacia Liniers...a la Parroquia de San Cayetano, para agradecer y pedir en persona, pan y trabajo para los suyos...recuerdo verla regresar con la estampita del santo bendecida y la espiga nueva para colgarla de su cuadro de cabecera por el resto del año, mi deseo al regresar del colegio era saber si me había comprado las rosquillas que se vendían en los kioscos de las inmediaciones de la Iglesia...ese era mi San Cayetano.
 
Pasaron los años y el Patrono de los Pobres (con la paradoja de ser él, de origen noble) sumó la política a la religiosidad, y Saúl Ubaldini siendo secretario general de la CGT, convirtió el peregrinaje a San Cayetano en un hecho político y de reclamo a los gobiernos de paz, pan y trabajo ... y el 7 de agosto comenzó a ser simbólico en lo político, social y económico, tanto como fuerte y poderoso en la religiosidad popular, que desafiando los fríos de temporada, acampa durante días, esperando el instante de posar su mano, sobre el vidrio que protege al santo, anhelando su protección, para vivir una existencia con dignidad...
 
En los años que corren, se ha sumado la expectativa por las palabras del cardenal, en la homilía de su misa de las 11 (en breves minutos) y este también es un hecho político, que marca la agenda argentina.
 
Agosto, viene en seguidilla Querido Néstor...Miguens, Bergoglio y siguen las firmas...de los anotados para sacudir...pero en las calles más de un millón de peregrinos, como mi querida abuela Carmen, simplemente, darán testimonio de no querer ser pobres...
 
Fuente: NAC & POP

Agreganos como amigo a Facebook
17-02-2018 / 19:02
17-02-2018 / 19:02
16-02-2018 / 11:02
16-02-2018 / 18:02
15-02-2018 / 20:02
Herminio Iglesias fue peronista, sindicalista, intendente de Avellaneda, diputado y fallido candidato a gobernador de Buenos Aires en 1983 por el PJ. Su quema del ataúd con la sigla UCR fue el símbolo de la derrota del peronismo a manos del radical Raúl Alfonsín.
 
Participó del 17 de octubre de 1945. Presidió la agrupación vandorista "30 de Junio", en Avellaneda. Fue baleado en 1972 por otros peronistas. Corrió a tiros a Juan Manuel Abal Medina ese mismo año. Fue baleado otra vez, en este caso le rozaron el escroto, en septiembre de 1973, también por una interna con sus adeptos.
 
Tenía una fama basada en exabruptos, provocaciones y un curioso manejo del idioma. Era un exponente de la ortodoxia justicialista, una fórmula que con menos eufemismo podría traducirse como un "pesado" del peronismo bonaerense. Gozaba de un nombre en su territorio, Avellaneda, ganado, entre otras cosas, a fuerza de pistola.

Los que estabamos en las antípodas ideológicas de Iglesias recordamos -nobleza obliga- que las tres firmas que llevaba el documento de denuncia de la represión militar entregado a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, en plena dictadura, eran las de Alfonsín, Deolindo Felipe Bittel  y Herminio Iglesias. Y él se ofreció para entregar el documento donde el PJ y la UCR defendían a los derechos humanos. Eran tiempos donde no abundaban los valientes.
 
En Herminio había un elemento central del peronismo: la reivindicación de los humildes. Venía de abajo en serio, no se había criado en las bibliotecas, ni siquiera sabía dónde quedaban. Era duro, forjado en la vida, expresaba como nadie la cultura de la calle, la de la noche, la del dolor. No era un mafioso, como lo querían definir los cajetillas, tampoco un santón, como lo imaginaban algunos fanáticos de la política. Murió el 16 de febrero de 2007.

Alguno nos acusará de defender a personas que tenían relación con el delito. En rigor, la política los sacó de la marginalidad, no como tantos a los que ahora la política los inició en el mundo de la corrupción y el delito. Y la gran mayoría de ellos tienen carreras universitarias.
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar