La Opinión Popular
                  09:40  |  Lunes 24 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Octubre será fundamental porque Macri quiere legitimar su mandato para seguir endeudando el país, privatizar la Anses y aplicar una flexibilización laboral brutal, que va a generar aún mayor desigualdad”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-07-2017 / 08:07
LE QUITA LA POSIBILIDAD DE SALIR AL MERCADO, SIN AUTORIZACIÓN DE HACIENDA, SI TIENEN EQUILIBRIO FISCAL

Centralismo porteño: El gobierno de Macri limita la atribución de provincias para tomar nueva deuda

Centralismo porteño: El gobierno de Macri limita la atribución de provincias para tomar nueva deuda
Macri con los 24 gobernadores provinciales en la Quinta de Olivos.
El Gobierno de Mauricio Macri eliminará de la Ley de Responsabilidad Fiscal uno de los "beneficios" para las jurisdicciones que muestren resultados fiscales positivos. Se trata de la posibilidad de endeudarse sin autorización previa del Ministerio de Finanzas, una chance que abrió la propia Casa Rosada en la discusión preliminar para la modificación de la norma que regula los niveles de gasto y endeudamiento de las provincias y también de la Nación.
 
Uno de los "beneficios" que las provincias habían demandado el año pasado y el Poder Ejecutivo otorgado era la posibilidad, para las jurisdicciones sin rojo fiscal, de poder acceder al mercado de deuda sin necesidad de pedir autorización al Palacio de Hacienda. 
 
Desde el Palacio de Hacienda esperan que la reunión ampliada que tuvo lugar el jueves último en esta ciudad sea, con suerte, la anteúltima, y que en el próximo encuentro del Consejo Federal para la Responsabilidad Fiscal, que tendrá lugar en agosto, queden completamente determinados los lineamientos de la nueva ley.
 
Las ideas principales ya fueron consensuados con las provincias, pero todavía restan debates sobre cómo quedarán redactados todos los artículos.
 
Una de las opciones que estudia Hacienda es enviar la nueva norma al Congreso junto al Presupuesto 2018, aunque esperan que las provincias ya aprueben sus propios presupuestos provinciales bajo los lineamientos de la nueva ley que, básicamente, son: el congelamiento en términos reales del gasto público (es decir, que se actualicen sólo por la inflación del nuevo IPC nacional), límite de 15% de servicios de deuda medidos contra los recursos corrientes y la tendencia hacia el equilibrio fiscal de todas las jurisdicciones de acá a 2019.
 
Uno de los "beneficios" que las provincias habían demandado el año pasado y el Poder Ejecutivo otorgado era la posibilidad, para las jurisdicciones sin rojo fiscal, de poder acceder al mercado de deuda sin necesidad de pedir autorización al Palacio de Hacienda.
 
Según explican desde esa cartera, ninguna de las pocas provincias que tiene sus cuentas fiscales ordenadas (San Juan, Santa Fe, Córdoba, entre otras pocas), hizo uso de ese derecho, acordado durante el comienzo de las negociaciones el año pasado y agregado como "adenda" por el Congreso cuando se aprobó el presupuesto de este año.
 
Las únicas tres jurisdicciones que actualmente se mantienen por fuera del debate por la nueva ley son San Luis y La Pampa por un lado, siempre reticentes a la discusión de este tipo de acuerdos marco (más allá de que sus cuentas públicas no son las que tienen los peores desempeños) y la Ciudad de Buenos Aires.
 
Una posibilidad que sí mantendrá el texto de la nueva ley será el "neteo" de ciertos gastos de la cuenta total de erogaciones. De esta manera, las provincias podrán "eliminar" del conteo de gastos aquellos que provengan de la financiación de organismo internacionales, principalmente, ya que "tienen condiciones muy ventajosas" para el deudor, consideraron desde Hacienda.
 
De acuerdo a fuentes nacionales, el criterio para evaluar trimestralmente el desempeño fiscal de las provincias será tomando en consideración la inflación que marque el nuevo IPC nacional, aunque para permitir la actualización de gastos por inflación se tomará como referencia "las pautas macrofiscales" oficiales.
 
Según las pautas de este año publicada por la Nación, para 2018 la inflación prevista está a tono con la proyecada desde el Banco Central: es decir en un rango de entre 8 y 12%.
 
Por Mariano Boettner
 
Fuente: BAE Negocios
 
Agreganos como amigo a Facebook
24-07-2017 / 09:07
24-07-2017 / 09:07
24-07-2017 / 08:07
Como antesala de lo que serán las próximas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) a nivel nacional, la insensibilidad social del presidente Mauricio Macri, rico desde la cuna, y que solo gobierna para los de su clase, sufrió una dura derrota, por 10 puntos de diferencia, en la provincia de Chaco. El peronismo se quedó con 63 de las 69 localidades chaqueñas.
 
Faltan tres meses para las elecciones legislativas de octubre, pero este domingo se celebraron los primeros comicios del año en Chaco, y los resultados no fueron los mejores para la alianza Cambiemos. El Frente Chaco Merece Más (FCHMM), liderado por el PJ, se imponía con el 44,6 por ciento de los votos, mientras que Cambiemos alcanzaba el 35,5% y el Partido Obrero llegaba a seis puntos, según el diario Norte.
 
El gobernador, Domingo Peppo, estimó que en la elección "habría votado poco más del 60 por ciento del electorado" de 908.073 ciudadanos. El mandatario expresó que la jornada cívica se desarrolló "con normalidad", en relación a las 641 mesas voto electrónico incorporado al sistema de cómputos provisorios y una porción del voto en papel.
 
Desde Cambiemos reconocieron la contundente derrota en la mayoría de la provincia, aunque destacaron la labor en Resistencia. "Los miramos a los ojos y nos comprometimos con los vecinos de esta ciudad. Agradecemos a los que han puesto alma, corazón y vida para que Resistencia tenga la posibilidad de cambiar, crecer, soñar y no resignarnos", dijo Leandro Zdero, candidato de Cambiemos en la provincia. En tanto que el intendente Capitanich (PJ) dijo que en Cambiemos "hay una enorme propensión a festejar todo, hasta las elecciones que pierde".
 
En estas elecciones, el Partido Obrero hizo historia, el troskismo hizo pie en Chaco y rompió la polarización de las bancas entre los partidos tradicionales. El PO consiguió colar un diputado, Aurelio Díaz, algo que no ocurría desde 2005 cuando Alicia Terada ingresó a la Legislatura con el ARI.
 
La baja participación de los chaqueños en los comicios (factor desaliento, mala imagen de la clase dirigencial, etc.) fue menos gravitante que en junio, pero Cambiemos hizo una elección tan mala como en las PASO.
 
En la tirria cotidiana con el peronismo, que ensancha la grieta día a día, Cambiemos sufrió las consecuencias de estar demasiado pegado al  gobierno neoliberal de Macri que no hace pie, que no paró la inflación ni los despidos, entre otras variables que golpean el bolsillo de los argentinos. Son los problemas de ser Macri-dependientes, y que a veces no alcanza solo con las redes sociales y los decálogos de Durán Barba.
 
La Opinión Popular

23-07-2017 / 12:07
23-07-2017 / 11:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar