La Opinión Popular
                  07:33  |  Jueves 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 15-07-2017 / 18:07
EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

Juan Felipe Ibarra, el pilar del federalismo en el norte

Juan Felipe Ibarra, el pilar del federalismo en el norte
Juan Felipe Ibarra Paz y Figueroa.
El 15 de julio de 1851 fallece, en la ciudad de Santiago del Estero, el gran caudillo federal don Juan Felipe Ibarra, después de gobernar su provincia durante 31 años. Había participado, a las órdenes de Manuel Belgrano, en las batallas de Salta y Tucumán, así como en el desastre de Sipe Sipe. Ibarra fue un celoso custodio de la soberanía nacional, y a la muerte de Estanislao López llegó a ser "la más firme columna" del federalismo en el interior del país.
 
La Opinión Popular

 
Juan Felipe Ibarra
 
Juan Felipe Ibarra Paz y Figueroa nació en Matará el 1° de mayo de 1787 y pertenecía a un viejo tronco hispánico colonial. Fueron sus padres el comandante Felipe Matías Ibarra y doña María Antonia de Paz y Figueroa.
 
Realizó estudios en el Colegio de Monserrat de Córdoba, a partir de 1801, y a fines de 1810 se enroló en el Batallón de Patricios Santiagueños, primera milicia del interior que se incorporó al ejército patriota.
 
Hizo la campaña del Alto Perú peleando en Huaqui y Juraicoragua, y luego se batió en Tucumán y Salta, así como también en Sipe Sipe. Fue ayudante de campo del general Belgrano en 1816, y al año siguiente, designado por el jefe del Ejército del Norte comandante general de la frontera de Santiago del Estero.
 
En marzo de 1820 liberó a su provincia de las fuerzas tucumanas que la avasallaban, y poco después, bajo la bandera del federalismo, consolidó la autonomía provincial santiagueña, formalizada el 27 de abril del mismo año. Ibarra fue elegido entonces gobernador por el voto de su pueblo.
 
Apoyó con decisión el Congreso Nacional convocado por Bustos desde Córdoba y que fracasó por las maniobras de los diputados de Buenos Aires. Mandó azotar al francés Miguel Sauvage, por acuñación falsa de moneda, y se salvó providencialmente de ser asesinado por éste, en atentado que tuvo una víctima inocente: Domingo Garro, huésped accidental del gobernador.
 
Sostuvo el sistema federal en el Congreso Constituyente de 1826, a través de sus diputados Manuel Dorrego, José F. Ugarteche y Vicente Mena. Mantuvo con Rosas una amistad de veinte años, si bien nunca llegaron a conocerse personalmente. Mandó construir iglesias y reparar templos, y ayudó a su prima Ana María Taboada en sus obras del Convento de Belén.
 
Apoyó a su amigo el lego dominico fray Juan Grande en su quehacer de educador, y defendió la economía artesanal de su provincia con medidas proteccionistas. En 1840 se negó rotundamente a integrar la Coalición del Norte contra Rosas, la que fracasó en gran parte por la ausencia del santiagueño.
 
Pedro Ferré dice de él: "Conocí y traté en Santa Fe a don Juan, Felipe Ibarra, y me hizo la mejor impresión por su educación, y la nobleza de sentimientos que manifestaba". Se han exagerado algunos castigos que Ibarra impuso a quienes intentaron matarlo o derrocarlo, como en el caso del comerciante José María Libarona.
 
Ibarra murió el 15 de julio de 1851.
 
Fuentes:
 
- Chávez, Fermín - Iconografía de Rosas y de la Federación - Buenos Aires (1970).
- La Gazeta Federal: www.lagazeta.com.ar 
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-09-2017 / 20:09
20-09-2017 / 08:09
Desde 1810 y hasta la federalización definitiva de Buenos Aires, la "cuestión capital" atravesó por diversas circunstancias. La primera iniciativa en este sentido fue del presidente Bernardino Rivadavia en 1826, momento en que se sancionaría una Ley de Capitalización por la cual Buenos Aires era declarada Capital del Estado y, con límites muy amplios, quedaba bajo la exclusiva e inmediata dirección del Presidente y el Congreso.
 
Los porteños, reacios a nacionalizar su ciudad y, sobre todo, las rentas aduaneras; y el interior provincial que se oponía a la coronación del centralismo, se enfrentaron al intento rivadaviano y en suma, al año siguiente el entonces presidente debió renunciar a la primera magistratura.
 
Luego de la caída de Rosas, en 1852, y la posterior entronación política de Justo José de Urquiza se sancionó la Constitución de 1853 que consagraba a la ciudad de Buenos Aires como sede de las autoridades nacionales y capital de la República lo que originó la separación de la provincia de Buenos Aires de la Confederación.
 
Una vez reunida Buenos Aires con el resto del país, luego de la Batalla de Cepeda, se eligió a Bartolomé Mitre como presidente de la República en 1862, se llegó a una solución llamada "Ley de compromiso entre Buenos Aires y la Nación" por la cual la ciudad sería de modo provisorio la sede de las autoridades nacionales y hasta 1880, se barajaron distintas posibilidades para la ubicación definitiva de la ciudad capital, desde la Isla Martín garcía, Villa María o Rosario.
 
Durante la gestión presidencial de Nicolás Avellaneda se resolvió la federalización de Buenos Aires sancionada el 20 de septiembre de 1880 por el Congreso Nacional luego de los terribles enfrentamientos armados, que costaron la vida de más de 3000 personas, en Barracas, Puente Alsina y Los Corrales entre las tropas nacionales y porteñas, a partir de la oposición del gobernador Carlos Tejedor a que se declare sede definitiva de las autoridades nacionales y territorio federal a la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires. A los pocos días, el 12 de octubre de 1880, Julio Argentino Roca asumiría la presidencia de la Nación ya definitivamente establecido en Buenos Aires.
 
La Opinión Popular

19-09-2017 / 19:09
19-09-2017 / 19:09
19-09-2017 / 18:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar