La Opinión Popular
                  21:57  |  Sábado 20 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 13-07-2017 / 13:07
FILAS DESDE LA MADRUGADA HASTA LA NOCHE EN SUPERMERCADOS POR LA NECESIDAD DE AHORRAR 1500 PESOS

Si hay miseria, que se note: Marea humana desesperada por los descuentos

Si hay miseria, que se note: Marea humana desesperada por los descuentos
El desborde de consumo para aprovechar el descuento del 50 por ciento está en la misma tesitura que la marea de jóvenes que se acercaron a la exposición que el Gobierno organizó en La Rural, ilusionados con la posibilidad de conseguir alguna oportunidad de trabajo que las búsquedas usuales no ofrecen. También se puede vincular a la convocatoria masiva que lograron los dos verdurazos en Plaza de Mayo para visibilizar su difícil situación económica.
Como la marea de jóvenes que se acercaron a la Expo Empleo Joven en la Rural con la ilusión de conseguir un trabajo y la multitud que en Plaza de Mayo aprovechó los dos "verdurazos" de los productores frutihortícolas para hacerse de frutas y verduras gratis, ayer el descuento del 50% en los supermercados para clientes del Banco Provincia visibilizó la profundidad de la crisis económica.
 
Filas de ocho cuadras. Cientos de personas en una carrera desesperada por comprar alimentos más baratos. Algunos peléandose por conseguir un changuito. Seis horas de espera en cajas. El epicentro de la desesperación por aprovechar el beneficio se dio en La Plata porque allí se concentra la mayor cantidad de empleados públicos que cobran a través del Banco Provincia y que por lo tanto pueden acceder al descuento con sus tarjetas. Las cuadras de ciudadanos en la oscuridad de la madrugada y bajo la fría llovizna invernal fue, para muchos, un claro exponente de la caída del poder adquisitivo.
 
Los precios, durante ese día, se remarcan a full de forma que el mentado 50 % no termina siendo tal. Encima los descuentos no corren para los productos incluidos en los llamados "precios cuidados", con lo cual la posibilidad de ahorrar un poco más está limitada.
 
Así, María Eugenia Vidal buscó anotarse un poroto electoral al impulsar una medida, permitiendo que miles de trabajadores estatales, docentes  y jubilados "estiren" un pedacito de sus magros sueldos. Algo de ahorro en el bolsillo popular y fortunas para los empresarios.
 
Al final de la caótica jornada de este miércoles los dueños de Coto, Carrefour, Vea, Walmart, Nini, Jumbo, Disco, Día, Toledo y otras cadenas de supermercados levantarán sus copas de champagne y brindarán a la salud de María Eugenia. Porque, mientras millones de trabajadores buscan cada vez más cómo parar la olla, el empresariado, que hace décadas viene facturando fortunas inconmensurables, sigue descorchando aún en medio de la crisis. Así es el Gobierno de los Ricos.
 
Pero, desde el punto de vista político, esa acción pudo tener un costo potencialmente elevado para el Gobierno. En plena campaña electoral, esas imágenes se acercaron a todo lo que Mauricio Macri quiere alejar de la agenda y, por el contrario, la oposición quiere machacar: que los sectores populares tienen problemas para llegar a fin de mes.
 
El furor que causó la "jornada de rebajas" le da argumentos al kirchnerismo y ayuda a la campaña de Cristina. Otra vez el macrismo recurrió a una medida económica que luego se le puede transformar en un arma de doble filo. En este caso, el descuento terminó siendo un recordatorio sobre la caída del salario real, la pobreza, la desocupación y otros males que profundizó el neoliberalismo macrista.
 
La Opinión Popular

 
La "promo" bancaria de Vidal, un arma de doble filo: cómo un éxito comercial puede ayudar a la campaña de Cristina
 
Desde el punto de vista comercial, la "promo" del Banco Provincia resultó un éxito descomunal: las rebajas del 50% en productos de la canasta familiar en supermercados de la provincia y Capital captaron la atención de miles de personas. Desde el punto de vista político, esa acción promocional pudo tener un costo potencialmente elevado para el Gobierno.
 
Por lo pronto, ya comenzó  la "batalla por la interpretación" de este evento. La propia gobernadora, María Eugenia Vidal, defendió la acción promocional al señalar que es una forma de volcar el dinero público al servicio de una mejora en las condiciones de vida.
 
Es cierto que no se vieron imágenes de desesperación y que la mayoría de los compradores era de clase media (ya que había que tener tarjeta de crédito, es decir estar bancarizado). Aun así, el resultado no pareció el buscado inicialmente por el Gobierno.
 
Los problemas logísticos del supermercado Nini en La Plata hicieron que muchas personas quedaran literalmente encerradas. Ante el aluvión de compradores, se tuvo que bajar la reja como medida de seguridad. En consecuencia, hubo gente adentro impedida de salir tras seis horas de permanencia. Afuera, en tanto, se veía una multitud que no podía ingresar luego de hacer una larga fila a la intemperie.
 
La iniciativa hizo explotar la demanda en comercios adheridos. Entre ellos Coto, Chango Más, Walmart, Toledo, Carrefour, Coral, Vea, Disco, DIA, Cooperativa Obrera, Jumbo, La Anónima, Nini, Planeta y La Providencia.
 
 
Visiones contrapuestas
  
La acción promocional del banco se transformó en el hecho político del día. Hasta llegó a ser trending topic en Twitter y acaparó la atención de los medios de comunicación. Las redes sociales se llenaron de comentarios. Hubo profusión de fotos de personas esperando para aprovechar el descuento, acompañadas de comentarios del tipo "menos mal que no íbamos a ser Venezuela" o "los juegos del hambre".
 
A medida que avanzó la jornada, este hecho pasó a ser materia de análisis y de debate en los programas televisivos de información política. Para los medios más afines al kirchnerismo, no hubo dudas sobre cómo sacarle rédito: se asoció la afluencia de compradores a una postal de pobreza, lo cual supone un anticipo de cómo este tema será tratado durante la campaña.
 
Las mayores aglomeraciones ocurrieron en aquellos supermercados ubicados en La Plata, el escenario de la batalla electoral que tiene nada menos que a Cristina Kirchner como protagonista. La ex mandataria, claro está, busca sacar el mayor rédito posible de las dificultades económicas que atraviesa el Gobierno.
 
De hecho, el día anterior había participado de la asamblea de trabajadores despedidos de Atucha, en la ciudad de Zárate. En otras palabras, la jornada de los descuentos del Provincia se convirtió en un hecho muy tentador para ser explotado con fines proselitistas.
 
Con cifras de consumo que no reflejan el rebote esperado por el Gobierno, esa interminable fila para comprar artículos de primera necesidad remite precisamente a todo lo que el kirchnerismo quiere instalar como materia de debate. Concretamente, a la caída del salario real, a los problemas de empleo y a los derivados de la persistente inflación en alimentos.
 
La lectura que se hace en el macrismo es bien distinta. Según pudo saber iProfesional de fuentes oficiales, hubo euforia en el equipo de la gobernadora Vidal ante la respuesta masiva a la iniciativa. La evaluación que hace es que este tipo de estrategias promueve el consumo y mejora el humor social.
 
Más aun, ahora se espera que esta iniciativa se vea reflejada en el accionar de varias cadenas que operan en ciudades del interior de la Provincia; que  apunten a captar más afluencia de público incrementando sus acciones promocionales y publicitarias.
 
En el análisis fino de la promo, uno de cada cuatro clientes que la utilizó es docente. En tanto, dos de cada diez son jubilados. De acuerdo con datos brindados a este medio, la gran mayoría que quiso aprovechar las rebajas pertenece al sector de ingresos medios y medio-bajos.
 
En su primera jornada, la medida tuvo un aprovechamiento homogéneo en toda la provincia de Buenos Aires. El 14% de las transacciones fueron realizadas en Avellaneda, seguido de Morón, Olivos, Bahía Blanca, Mar del Plata y La Plata.
 
Si la participación se mide por la cantidad de clientes, Bahía Blanca y Mar del Plata fueron las zonas en las que más personas recurrieron al beneficio, seguidas de Tandil, Junín y Pehuajó.
 
En lo que respecta a la posición competitiva del Banco Provincia, la promo se constituyó en un gran golpe de efecto: le otorgó un muy elevado rédito tanto en fidelización de clientes como en su plan de promover el uso de la tarjeta.
 
La expectativa en filas oficialistas es que la población interprete este subsidio al consumo como una forma de ayuda social. Y que sepa que en la gestión Scioli nunca fue posible realizar algo de este tipo por la mala administración del dinero público.
 
"Scioli dejó al Banco Provincia con una deuda de $30.000 millones. Hemos logrado sanearlo y ahora podemos hacer promociones para favorecer a la gente", indicó una fuente de la entidad a iProfesional.
 
A modo de ejemplo, señaló que en la gestión previa el banco estaba retirado del mercado del crédito hipotecario, mientras que ahora esta línea de financiamiento pasó a ser una de las principales impulsoras de los nuevos planes que indexan por UVA.
 
También, hizo referencia a otro logro, como el de ya haber otorgado 25.000 préstamos para la compra de autos. Y mencionó los planes de 50 cuotas para la adquisición de materiales de construcción.
 
 
La batalla por la interpretación
 
Ese optimismo oficial, sin embargo, contrasta con el tono del debate político. Los propios funcionarios del banco tienen claro que la acción marketinera del Provincia generó "chicanas" en las redes sociales.
 
Como en otras ocasiones, dependerá de las habilidades de los respectivos comités de campaña el poder determinar con precisión si este episodio termina jugando a favor o en contra del Gobierno.
 
En principio, quedó la sensación de que hubo factores no previstos que pudieron detonar un "efecto boomerang". Los testimonios televisados de personas que acababan de comprar alimentos con un subsidio estatal del 50% (y que lejos de mostrarse agradecidas aparecían enojadas con la gobernadora y el Presidente) prendieron una luz amarilla en el bunker macrista.
 
Por momentos, la jornada hizo recordar a la de la Expo Empleo Joven organizada por el gobierno de la Ciudad ya que, de modo involuntario, se transformó en claro testimonio sobre la actual dificultad para conseguir trabajo.
 
Acudieron 175.000 personas y las imágenes de jóvenes haciendo fila para recibir formularios de postulaciones hicieron que se le dé otra lectura a un evento que, en principio, proponía la difusión sobre las oportunidades laborales en áreas no tradicionales, como la de tecnología.
 
El éxito comercial de la promo del Provincia lo aleja de experiencias fallidas. Como la del plan Precios Transparentes del Banco Central, pensado para favorecer a consumidores pero cuya primera consecuencia fue la caída en el consumo. Esta vez, queda la duda sobre si el macrismo se habrá anotado un éxito o si incurrió en un nuevo "error no forzado".
 
Para el politólogo Sergio Berensztein, hay motivos para pensar que, en el balance, el Gobierno tenga más para ganar que para perder. "Las medidas que promueven el consumo, en general, implican una mejora del humor social y eso siempre termina reflejándose en un beneficio político para el gobernante de turno", afirma el analista.
 
De todas formas, admite que, en materia de subsidio al consumo y otros rubros de asistencia social, al macrismo le falta mostrar un manejo que el peronismo domina con destreza. Según Berensztein, hoy día se vive una situación muy compleja, que ha hecho que más gente haya cambiado sus hábitos de consumo y vaya a comprar a los mayoristas al ver que no le alcanza el dinero.
 
"Hay cierto clima de fatiga. Y es cierto que si estas promociones generan incidentes pueden provocar malhumor. Pero creo que las quejas que hemos visto no reflejan la visión de la mayoría", añade el analista.
 
En todo caso, como profesional de la opinión pública, avisa que espera a ver mediciones antes de afirmar cuál puede ser el impacto electoral de esta estrategia oficial.
 
Lo que parece claro es que la repercusión mediática de temas vinculados con el consumo supera, por lejos, a la de otras cuestiones de la agenda nacional. Tanto, que las colas en el supermercado Nini opacaron las noticias del tenor del posible desafuero de Julio De Vido o a la indagatoria sobre Alejandra Gils Carbó.
 
Acaso, esto fue una confirmación para quienes sospechan que las denuncias por corrupción están teniendo un "efecto decreciente" sobre la opinión pública. La economía vuelve a ubicarse como el tema central de una campaña electoral.
 
Resta ahora saber si la estrategia macrista de incentivar el consumo servirá para congraciar al Gobierno con los segmentos más sufridos de la población o si, como ya ocurrió, operará como un recordatorio de las dificultades para llegar a fin de mes.
 
Por Fernando Gutiérrez
 
Fuentes: iProfesional, Página12, La Izquierda Diario y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2018 / 17:01
Los referentes legislativos de Cambiemos retornaron de sus vacaciones esta semana y volvieron a las playas con una certeza: será difícil dar grandes batallas en el Congreso este año, tras la traumática sanción de la reforma previsional.
 
"Sólo tendremos leyes con debates abiertos y participativos", fue la consigna que los diputados Emilio Monzó y Mario Negri y los senadores Luis Naidenoff y Federico Pinedo le comunicaron a sus pocos pares que atendían el martes. Venían de escucharla en la Casa Rosada, en la primera reunión de gabinete ampliada del año. La próxima será en un mes, ya en el retiro espiritual de Chapadmalal.
 
Entretanto, Mauricio Macri echó leña al fuego con nuevos DNUs que enfurecieron al peronismo dialoguista, mote asignado a los bloques referenciados en los gobernadores que le ayudaron estos años a tener leyes, aunque no tanto como él hubiera querido.
 
Desde sus casas o sus remansos vacacionales, los peronistas no K cruzaron llamadas que derivaron en un comunicado del Bloque Justicialista en contra del megadecreto de reforma del Estado. Ya hablan de una mini cumbre informal en Salta, donde trabaja full time Pablo Kosiner, jefe del BJ, artífice de los avatares de la reforma previsional en Diputados.
 
Macri quiere que los legisladores no sean protagonistas y sólo debatan leyes con amplios consensos y sin riesgos. Y está dispuesto a resolver los temas cruciales por decreto. En Cambiemos admiten que Mauri no se acostumbró a la negociación permanente y prefiere ignorarlos todo lo posible.

20-01-2018 / 11:01
Nicolás Caputo, el "hermano de la vida" del presidente Mauricio Macri, vendió la empresa emblema de la familia al Grupo TGLT, propiedad de Federico Weil.
 
En medio de denuncias por preferencias en la polémica adjudicación de obras públicas por parte del gobierno de Cambiemos a Caputo, el blanqueo de 26,5 millones de dólares que realizó el año pasado y luego de haber capitalizado en dos años la empresa en cinco veces su valor, "Nicky" Caputo y el resto de los socios familiares se aleja del negocio de la construcción cediendo en total el 82,32 por ciento en la constructora a otro empresario cercano a Cambiemos.
 
Se trata del vicepresidente de TGLT, Darío Lizzano, quien a través de su fondo de inversión es socio en Genneia de la familia Brito, que se quedó con un parque eólico que tenía en su poder Socma y derivó en una denuncia penal contra Macri.
 
El empresario Nicolás Caputo es el quinto empresario que más ganó en lo que va de la era Macri. Primo hermano del actual Ministro de Finanzas Luis Caputo y amigo íntimo del presidente Macri, su negocio creció sostenidamente en los últimos diez años con obras en la Ciudad de Buenos Aires y a nivel nacional. La capitalización de la firma se disparó con su amigo del alma en la Jefatura de CABA, primero, y en la Presidencia, después.
 
Con la victoria en ballotage de Macri para presidir la Nación, las acciones de Caputo subieron muy fuerte. De los 6,70 pesos que valían en octubre de 2015 pasaron a 33,90 el mismo mes del año pasado, con un alza de 405,9 por ciento.
 
Desde la asunción de Macri como presidente, Caputo Sociedad Anónima, Industrial, Comercial y Financiera (SAICF) registró una ganancia neta de 143,8 millones de pesos. Pero las denuncias en los últimos dos años de gestión del macrismo no se circunscribieron sólo a ser beneficiado por la obra pública licitada sino que se suma el hecho de haber sido parte del clan presidencial que aprovechó el programa de Sinceramiento Fiscal que lanzó el Gobierno con destino a contribuyentes para blanquear 465 millones de pesos, equivalente a 26,5 millones de dólares.
 
El "hermano de la vida" de Mauricio decidió entonces vender su empresa, en una operación por u$s 109 millones.
 
La Opinión Popular

20-01-2018 / 10:01
Apocalypse now a vuelo de helicóptero con fondo de Simpatía por el diablo, de los Stones. Explosiones y voladuras: la nafta argentina ya es la segunda más cara de la región, sólo detrás de Uruguay, que está entre los diez países del mundo que la tienen más cara. En Estados Unidos está a la mitad. Desde que subió Mauricio Macri subió el cien por ciento.
 
Llamaradas de napalm: con los últimos aumentos del 70 por ciento que se aplicarán entre enero y abril, la electricidad argentina estará entre las diez más caras del mundo y siguen los cortes de luz peor que antes.
 
Incendios y demoliciones: cuando se termine de aplicar el cien por ciento de aumento al transporte público, estará entre los 20 más caros del mundo. En los países donde las tarifas son similares o más caras que en Argentina, el salario promedio es el doble o el triple que aquí.
 
Granadas y metralla, obuses y trazadoras: hay que sumar el 40 por ciento de aumento al gas y el 70 por ciento a los peajes bonaerenses. Los precios se disparan y anuncian paritarias con techo-zócalo del 15 por ciento y sin cláusula gatillo.
 
Dirán que es exagerado pero que le vayan a preguntar a una familia de ingresos medianos o bajos. Es lo más parecido al Infierno, sufrimiento que provocó Cambiemos con los votos que logró en 2015 y en octubre de 2017, muchos de los cuales provinieron de sectores como maestras y jubilados que se erigieron así en artífices de su propia condenación arrastrando al resto de la sociedad.
 
Atenuante: para no espantar ese voto, Cambiemos posdató los aumentos para después de las elecciones de medio término y recién ahora empiezan a sentirse los mordiscones en el salario.
 
Las maestras que votaron a Cambiemos reciben ahora la noticia de que Mauricio Macri anuló la paritaria nacional docente que establecía un piso en todo el país para las paritarias provinciales. Ese voto implicó pérdida de capacidad adquisitiva para sus salarios, pero también funcionó para desfinanciar a la educación pública.
 
Es el gobierno de los Ceos que se formaron en la educación privada que le está dando una clase a esas maestras de cómo se destruye a la educación pública que ellas integran.
 
Los numerosos jubilados que optaron por ese voto se anoticiaron -después de las elecciones- que habían facilitado el camino a Cambiemos para establecer la reforma previsional que modifica el índice de movilidad de sus jubilaciones, pensiones a discapacitados y ex combatientes de Malvinas y la AUH y por lo cual el aumento será menos del que recibían antes.
 
O sea que votaron para que les bajen la cantidad de lo que reciben a fin de mes. Pero la reforma facilitada por sus votos implica también el desfinanciamiento de la ANSES, una condena a mediano plazo. Con los quites legislados, se calcula que para 2022, el sistema tendrá pérdida, dejará de ser autosustentable.

19-01-2018 / 11:01
La compra de dólares para atesoramiento fue el elemento principal de la salida de divisas en 2017. El balance cambiario que entregó ayer el Banco Central indica que el año pasado se registraron compras de moneda extranjera por 47.931 millones de dólares brutos y 22.148 millones en términos netos, es decir, descontando las ventas de billetes en el mercado interno.
 
El documento precisa que en diciembre se perdieron 5515 millones de dólares brutos por compras del sector privado y la fuga fue de 2737 millones en números netos. Se trata de los niveles de fuga más elevados desde agosto de 2009, cuando estalló la crisis financiera internacional.
 
El mes pasado hubo más de un millón de personas (1.040.000) que compraron dólares, cuando en meses anteriores la cantidad de clientes era cercana a los 800.000. El 96 por ciento de los que compraron fueron clientes minoristas.
 
Estos datos ponen en evidencia las consecuencias de la apertura comercial. La industria, por las importaciones, registra un nivel cada vez más deficitario, mientras que los sectores dedicados a la exportación de materias primas siguen siendo los únicos con saldo favorable de comercio. La economía se reprimariza, pierde empleo y capacidad de producir.
 
Las inversiones extranjeras directas sumaron 299 millones de dólares en diciembre y acumularon 2497 millones en el año. La cifra resulta muy baja cuando se la compara contra el ingreso de inversiones de portafolio, que en lugar de tener fines productivos se destina a comprar instrumentos financieros de corto plazo como las Lebac.
 
Este rubro registró una entrada de 1208 millones de dólares el mes pasado y de 15.783 millones en el acumulado del 2017. Esto implica que el país registró la llegada de unas 6 veces más capitales para especular que para invertir en la economía real.
 
En lo que refiere al giro de utilidades, en diciembre las multinacionales enviaron a sus casas matrices 283 millones de dólares y acumularon envíos por 2125 millones en el año. Se trata de otra fuente de pérdida de divisas de la economía local, en la cual se observa una de las fugas de capitales más elevadas en 30 años.
 
Esto se debe a las medidas de desregulación financiera que se tomaron a lo largo del año pasado, para permitirle a distintos sectores comprar moneda en forma ilimitada, entrar y sacar dólares del mercado interno sin tiempos prudenciales y autorizar a los exportadores a dejar de liquidar sus ventas en el país.
 
Por el momento este rojo externo se compensa con un fuerte endeudamiento, que supera los 30 mil millones de dólares.

19-01-2018 / 10:01
Como en sus mejores tiempos, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo juntaron a sindicalistas afines en Mar del Plata y emitieron un duro documento contra el gobierno de Mauricio Macri, que llevarán a sus pares en la próxima reunión del Consejo Ejecutivo de la CGT, prevista para febrero.
 
"Hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, es el resultado de los dos primeros años de Macri", según una frase del documento que se titula la "Declaración de Mar del Plata", en el que los sindicalistas reclaman derogar la reforma previsional, cajonear la laboral, que las paritarias no tengan tope del 15% y eliminar los decretos de Macri.
 
Apuntaron contra el fin de la inembargabilidad de los salarios y la habilitación a crear fideicomisos con Anses ("no queremos timba financiera con plata de jubilados"), que forma parte del megadecreto de Macri. También cuestionaron la anulación de la paritaria docente, por otro decreto.
 
En esta convocatoria se defendieron de la campaña antisindical del Gobierno y buscaron frenar la receta de Cambiemos de "meter en cana" a sindicalistas en momentos críticos u oportunos, en un contexto en el que la imagen del Gobierno decae por despidos, represión o revisión del plan económico. Todos aspectos de la realidad que buscan tapar o disimular en lo posible.
 
El objetivo es mostrar a los dirigentes sindicales hasta dónde puede llegar el Gobierno. Lo que se busca con este accionar es intimidar a los gremios para frenar las protestas que renacen en la Argentina ante el cierre de empresas, que ha llevado a una creciente desocupación. Se advierte también una campaña destinada a ponerle un freno a las paritarias, a los fines de contener una inflación creciente no resuelta por las autoridades económicas.
 
Dirigentes sindicales con las manos sucias hay unos cuantos. Si han cometido un delito o irregularidad en el manejo de sus sindicatos, el mismo debe ser sometido a los dictámenes de la Justicia, pero eso no significa que se pueda aprovechar esto para avanzar sobre los derechos de los trabajadores, los cuales se alcanzaron a través de décadas de lucha y muchas vidas.
 
El sindicalismo combativo sostiene que la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Macri no hace más que cercenar derechos consagrados de los trabajadores, y que lo que intenta el oficialismo es copiar el modelo chino o el de la India, donde los trabajadores están sometidos a un régimen de semiesclavitud y con nula representación gremial.
 
Si se impone el régimen laboral macrista, quienes terminarán siendo ganadores son los grandes grupos empresarios, y los que acaban perdiendo serán los trabajadores, que verán disminuir sus derechos y sus salarios en forma significativa ante la mirada complaciente del gobierno de Macri hacia las desmesuradas pretensiones empresariales.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar