La Opinión Popular
                  04:55  |  Lunes 25 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Internacionales - 03-07-2017 / 21:07
EFEMÉRIDES POPULARES

El boxeador negro Jack Johnson noquea al supremacista blanco Jim Jeffries en 1910

El boxeador negro Jack Johnson noquea al supremacista blanco Jim Jeffries en 1910
El boxeador negro Jack Johnson noquea al supremacista blanco Jim Jeffries en 1910.
 
El 04 de julio de 1910, en Reno (Estados Unidos), el boxeador afro estadounidense Arthur John Johnson, más conocido como Jack Johnson y apodado "El Gigante de Galveston"; noquea al boxeador supremacista blanco Jim Jeffries, apodado "El calderero" o "La gran esperanza blanca"; lo que dispara una serie de atentados en todo el país; mueren unas 20 personas negras, y cientos resultan heridas.
 
La Opinión Popular
 
Arthur John Johnson, más conocido como Jack Johnson y apodado "El Gigante de Galveston", fue un boxeador estadounidense y probablemente el mejor peso pesado de su generación. Tiene el honor de haber sido el primer negro Campeón Mundial de los pesos pesados (1908-1915), y según la International Boxing Research Organization (IBRO) uno de los diez mejores pesos pesados de la historia.
 
Por su parte, James Jackson Jeffries apodado "El calderero" o "La gran esperanza blanca" fue un campeón del mundo de los pesos pesados de boxeo y según la International Boxing Research Organization (IBRO) uno de los 10 mejores pesos pesados de la historia.
 
Después que Johnson consiguiño el titulo mundial, las muestras de racismo contra Johnson se acrecentaron tanto que incluso el escritor Jack London solicitó la llegada de "La Gran Esperanza Blanca" que rescatara el título de manos de un negro como Johnson - que a menudo era caricaturizado como un simio - y lo devolviera al lugar al que supuestamente pertenecía, a manos de un blanco.
 
Muchos fueron los boxeadores blancos que intentaron llegar a ser esa Gran Esperanza Blanca, pero todos fracasaron, incluso el ex-campeón mundial James J. Jeffries, que volvió del retiro con esta única misión. Lo que no se pudo conseguir en el ring, se intentó conseguir fuera. Tras la victoria ante Jeffries y los provocadores comentarios de Johnson, el campeón se situó en el punto de mira de las autoridades.
 
Y así, en 1913, fue detenido, acusado de atravesar con una mujer por la frontera del estado "con propósitos inmorales". Johnson fue sentenciado a la máxima pena, un año de cárcel. Huyo del país antes de entrar en la cárcel y siguió boxeando en el extranjero durante 5 años.
 
Fuente: Wikipedia
 
Agreganos como amigo a Facebook
24-09-2017 / 20:09
24-09-2017 / 20:09
21-09-2017 / 21:09
20-09-2017 / 21:09
La crisis comenzó en el día 21 de septiembre de 1993 cuando el presidente Borís Yeltsin decretó la disolución del Congreso de los Diputados del Pueblo de Rusia y el Sóviet Supremo de Rusia, organismos que eran un obstáculo para su consolidación en el poder y la realización de la reforma neoliberal. El decreto de Yeltsin era ilegal al ir en contra de la vigente Constitución de la RSFS de Rusia de 1978.
 
El Congreso rechazó el decreto presidencial y aprobó la destitución del presidente Yeltsin mediante una apelación. El vicepresidente en vigor, Aleksandr Rutskói, fue nombrado presidente, tal y como mandaba la constitución. El 28 de septiembre las protestas públicas contra el gobierno de Yeltsin tomaron las calles en Moscú. En la represión de las mismas se produjeron varios muertos.
 
El ejército, bajo el control de Yeltsin, determinó el final de la crisis. Los diputados se encerraron en la Casa Blanca, edificio sede del Parlamento ruso, y se dispusieron a resistir el asedio de las fuerzas bajo control del depuesto presidente. La semana siguiente las protestas populares contra Yeltsin y en apoyo al Parlamento y al Soviet fueron creciendo. Alcanzaron el punto álgido el día 2 de octubre. Rusia se encontraba a las puertas de una guerra civil.
 
En ese punto, las cúpulas militares mostraron su apoyo al depuesto presidente y este ordenó el desalojo de la Casa Blanca a la fuerza. La orden de Yeltsin se materializó mediante el bombardeo, por carros de combate y artillería del edificio sede de la soberanía popular. La Casa Blanca fue destruida y muchos de sus ocupantes murieron en el ataque. El propio gobierno estimó el número de muertos en 187 y en 473 el de heridos.
 
La Opinión Popular

20-09-2017 / 20:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar