La Opinión Popular
'/> En Alemania, Hermann Göring establece la policía secreta nazi Gestapo / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  22:14  |  Miércoles 24 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“La idea de Macri de unir a los argentinos es un eslogan, porque la estrategia del Gobierno desde el 1º de marzo en su discurso de campaña fue dividir, ya que le resulta funcional a su proyecto político”. Matías Tombolini
Recomendar Imprimir
Internacionales - 25-04-2017 / 18:04
EFEMÉRIDES POPULARES

En Alemania, Hermann Göring establece la policía secreta nazi Gestapo

En Alemania, Hermann Göring establece la policía secreta nazi Gestapo
En Alemania, Hermann Göring establece la policía secreta nazi Gestapo.
El 26 de abril de 1933, en Alemania, Hermann Göring establece la policía secreta nazi Gestapo. Fue la policía secreta oficial de la Alemania nazi, dirigida desde 1936 por Reinhard Heydrich hasta su muerte en el atentado de Praga en 1942. En los juicios de Núremberg, la Gestapo fue considerada una organización criminal.
 
La función de la Gestapo era la de investigar y combatir "todas las tendencias peligrosas para el Estado". Tenía autoridad para investigar los casos de traición, espionaje y sabotaje, además de los casos de ataques criminales al Partido Nazi y al Estado.
 
La norma de 1936 que regulaba su actuación le otorgó carta blanca y la situó por encima de la ley al excluirla de cualquier forma de control jurisdiccional. Werner Best, asesor jurídico de la Gestapo, llegó a declarar: "Mientras la policía cumpla la voluntad de los líderes políticos, está actuando legalmente".
 
El poder de la Gestapo que más le permitía abusar era la Schutzhaft o 'custodia preventiva', un eufemismo para designar los encarcelamientos sin procedimientos legales, típicamente en campos de concentración. La persona encarcelada incluso tenía que firmar su propio Schutzhaftbefehl (documento donde declaraba su deseo de ser encarcelada). Esto se lograba sometiéndola a tortura.
 
La Opinión Popular

 
La Gestapo fue creada por decreto el 26 de abril de 1933, en Alemania, partiendo de la organización que tenía la Policía Secreta Prusiana. Fue, en su momento, simplemente la primera rama de la Policía Prusiana, conocida como «Departamento 1A de la Policía Estatal Prusiana».
 
Ya en tiempos del Tercer Reich, la Policía Secreta del Estado (Geheime Staats Polizei) respondía directamente al Führer y Canciller del Reich Adolf Hitler y su primer Director fue Rudolf Diels, quien reclutó miembros desde los departamentos de policía profesional y convirtió la Gestapo en una agencia policial con jurisdicción nacional, comparable con muchos ejemplos modernos, tales como el FBI en los Estados Unidos.
 
El rol de la Gestapo como fuerza policial política no resultó evidente hasta que Hermann Göring fue nombrado sucesor de Diels como comandante de la Gestapo en Prusia. Göring recomendó al gobierno nazi extender el poder de la Gestapo más allá de Prusia hasta abarcar toda Alemania. Esto lo consiguió Göring excepto en Baviera, donde el Reichsführer-SS Heinrich Himmler desempeñó el papel de Presidente de la Policía de Baviera y usó las unidades locales de la SS como fuerza policial política.
 
En abril de 1934, Göring y Himmler acordaron poner a un lado sus diferencias (debido en gran medida al odio que ambos sentían por las Sturmabteilung (SA) de Ernst Röhm) y Göring transfirió toda la autoridad de la Gestapo a las SS. En tal punto, la Gestapo fue incorporada dentro de la Sicherheitspolizei y considerada una organización hermana del Servicio de Información Sicherheitsdienst o SD.
 
 
El fin
 
A medida que los aliados se acercaban por todos los frentes hacia el interior de Alemania, la institución iba desapareciendo. La mañana del 3 de febrero de 1945, aviones norteamericanos realizaron un feroz bombardeo sobre toda Berlín, concentrándose en la zona gubernamental y provocando la muerte de unos tres mil berlineses. Tanto la Cancillería del Reich, la del Partido Nazi, el Cuartel General de la Gestapo en Prinz-Albrech-Strasse y el Tribunal del Pueblo se vieron afectados. A partir de los primeros días del mes de abril, funcionarios de la Gestapo empezaron a quemar archivos y documentos en las instalaciones y patios centrales del edificio, siendo visible las columnas de humo desde la Wilhelmstrasse o avenida principal de los Ministerios.
 
Al amanecer del 29 de abril de 1945, la 301º División de fusileros pertenecientes al coronel soviético Antonov, lanzaron un asalto con dos regimientos y lograron colocar una bandera roja en la sede de la Gestapo pero tuvieron que replegarse esa misma tarde por un fuerte y nutrido contraataque de la Waffen SS que los hizo retroceder sin poder liberar a los últimos siete detenidos políticos que habían sobrevivido a una masacre de detenidos el 23 de abril. En las ruinas del edificio se instaló una unidad de hombres de la SS franceses al mando del SS Hauptsturmführer Henri Fenet, quienes defendieron el sitio hasta el momento de la llegada de las tropas soviéticas.
 
El 1 de mayo durante la noche, hombres de la SS sacaron a los siete prisioneros de la celda principal y los trasladaron a otra celda en un sótano, dando muerte a uno de los detenidos, un suboficial de la Wehrmacht. En la madrugada del 2 de mayo, el edificio fue tomado por el Ejército soviético, que liberó a los detenidos y les dio alimentos; sin embargo a un soldado ruso se le escapó un disparo y mató accidentalmente al ex Gauleiter Joseph Wagner quien había caído en desgracia con el régimen nazi por sus creencias católicas y era uno de los seis detenidos.
 
 
Juicios de Núremberg
 
La organización fue disuelta por decreto del general Dwight Eisenhower, comandante de las Fuerzas Expedicionarias Aliadas, el 7 de mayo de 1945. En los juicios de Núremberg, la Gestapo fue considerada una organización criminal y quedó prohibida en toda Alemania.
 
Fuente: Wikipedia
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-05-2017 / 19:05
El Reichstag (parlamento alemán) se sucedió en Alemania entre 1849 y el final de la Segunda Guerra Mundial. Fue un parlamento elegido por el pueblo, aunque con distintos grados de poder. El Imperio era una autocracia en la que el Reichstag era elegido por sufragio universal (en Prusia y en otros Estados federados siguió vigente el sufragio censitario). En la República de Weimar 1919, el pueblo eligió la composición del Reichstag y éste a su vez a quien sería Canciller de Alemania (Jefe de Gobierno).
 
Sin embargo, a partir de 1930, el Reichstag fue prácticamente eludido gracias al uso que el Presidente Paul von Hindenburg hizo de los extensos poderes que la constitución le otorgaba.
 
En las séptimas elecciones parlamentarias, celebradas el 31 de julio de 1932, el Partido Nazi alcanzó por primera vez la mayoría, pero esta mayoría no era absoluta. En las octavas elecciones parlamentarias, ejecutadas en noviembre de ese mismo año, los nazis continuaron a la cabeza del Parlamento, a pesar de haber perdido asientos.
 
Estas elecciones son consideradas las últimas elecciones democráticas de la República de Weimar, ya que las elecciones parlamentarias de 1933 se realizaron bajo una política de represión e intimidación nazi.
 
Después de que Adolf Hitler fuera nombrado Reichskanzler (Canciller) el 30 de enero de 1933, el proceso de "cambio a la igualdad"  (Gleichschaltung) empezó tras el llamado Decreto del Incendio del Reichstag y la "Ley habilitante de 1933", en la que el Reichstag fue oficialmente desposeído de sus poderes legislativos.
 
El 24 de mayo de 1933, el Reichstag concede amplios poderes a Hitler por cuatro años, que el aprovechó para gobernar a Alemania a su antojo e instauró un régimen totalitario durante el periodo conocido como Tercer Reich o Alemania nazi. A partir de entonces el Reichstag sólo ejerció como un cuerpo de aclamación de las acciones de la dictadura. Incluso con esa finalidad, tuvo su última sesión en 1942.
 
Por Carlos Morales

23-05-2017 / 08:05
Quedó totalmente al desnudo la operación del gigante periodístico O Globo contra Lula y Dilma. El noticiero de la TV abierta más poderosa de Brasil, que combate a Lula y el pedido popular de "elecciones directas ya", había afirmado que los ex presidentes tenían cuentas offshore para recibir coimas.
 
El escándalo popular fue tan grande que debió rectificarse y decir que no era verdad. Pero con disimulo. Hasta el propio noticiero del grupo mediático más importante de Sudamérica tuvo que reconocer que mintió para involucrarlos en las denuncias contra Temer.
 
Pasado en limpio la "operación mediática": 
 

  • Ni siquiera cuando el Jornal Nacional citó por primera vez a Batista éste ofreció pruebas o indicios de la existencia de cuentas offshore a nombre de Lula y Dilma
  • El Jornal Nacional se basó en versiones sobre versiones. Dijo que la Justicia dijo que Batista dijo que el ex ministro de Hacienda Guido Mantega dijo que Lula y Dilma dijeron que querían cuentas secretas.
  • Globo no mostró ni un papel ni una grabación. 
  • El presunto declarante al final habría afirmado que se pagaba a sí mismo, un hecho sin precedentes en la historia universal de la coima.
  • Lo que Waak llamó "imprecisión" es como mínimo un grave error. Si hubiese pruebas de que difundir esa "imprecisión" fue un acto intencional, se habría tratado de una operación de acción psicológica para instalar una falsedad. Es lo que Cristiano Zanin Martins, el defensor de Lula, denomina "lawfare", la guerra con base en el poder judicial que recurre al uso indiscriminado de datos que no son datos y estereotipos que están desligados de la realidad. 
  • La "imprecisión" fue reproducida por medios de Brasil y llegó a la tapa de diarios de todo el mundo, incluida la Argentina.
  • La aclaración de Waak fue tan leve que no impactó en los medios brasileños. 
  • La secuencia entre la presunta filtración de un hecho tan grave y la posterior confesión de que no llegó a la condición de hecho, y por lo tanto no existió, y por lo tanto no pudo haber sido grave porque la nada no es nada, desnuda cómo trabaja la cocina del principal noticiero televisivo de Brasil y buena parte de los grandes medios de todo el continente. Hay dos posibilidades. O usa desaprensivamente los alimentos con los que elabora sus manjares o introduce veneno en ellos. 
 
Un ejemplo de cómo operan los grandes medios periodísticos coaligados con sectores de la Justicia.

22-05-2017 / 21:05
22-05-2017 / 21:05
22-05-2017 / 10:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar