La Opinión Popular
                  01:31  |  Lunes 21 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El voto electrónico está retrocediendo en todo el mundo porque se puede hackear; Alemania y Holanda lo están dejando atrás. No garantiza la seguridad del sufragio”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 20-03-2017 / 12:03
CONSTRUCCIÓN DEL RELATO OFICIALISTA

Polémica foto del multimedio macrista Clarín

Polémica foto del multimedio macrista Clarín
Polémica foto del multimedio macrista Clarín.
En la tapa de ayer, y con motivo del paro docente, el multimedio macrista Clarín mostró las diferencias entre un alumno de escuela pública y otro de escuela privada. Una puesta en escena repleta de prejuicios.
 
Clarín publicó, en un título secundario, que un alumno de una escuela privada ya aventaja por "dos cuadernos" a uno de la escuela pública debido a los paros que llevan adelante los docentes estatales en reclamo de mejoras salariales y por la apertura de la paritaria nacional.
 
La foto de los niños generó una ola de críticas en las redes sociales. Es que el armado de la imagen deja al descubierto varias suspicacias:
 
*El niño rubio es de la escuela privada; el morocho, de la pública.
*El niño de la privada escribe y tiene útiles; el de la pública, lo mira escribir y no tiene útiles sobre la mesa.
*El prolijo uniforme de chico de la escuela privada contrasta con el uniforme desalineado del niño de la escuela pública, que hasta parece no tener botón en el puño.
*El niño de la privada tiene un reloj digno de un superhéroe. El de la pública no llevó ningún juguete a la foto.
 
La Opinión Popular
Fuente: Diario Sobre Diarios
Agreganos como amigo a Facebook
20-08-2017 / 19:08
20-08-2017 / 17:08
20-08-2017 / 13:08
20-08-2017 / 10:08
El Peronismo es una identidad pero ya no es un partido político. En las últimas 8 elecciones, solo se presentó unido en 2. En las del domingo, era un archipiélago de partidos provinciales. En las presidenciales del 2015, tuvo 2 candidatos y perdió. Solo en las presidenciales del 2007 y 2011 se presentó unido, con un liderazgo claro. En el 2003 tuvieron 3 candidatos a presidentes. En el 2005, en la provincia de Buenos Aires se partió entre K y duhaldistas. En el 2009 y 2013 el peronismo disidente le ganó al oficial yendo por afuera. Hace rato que el PJ cordobés tiene un rumbo propio y que el PJ porteño es un club de derrotados.
 
La evidencia de esta situación, que conduce a la impotencia política, lo expresa el resultado de Cristina Fernández en Buenos Aires, la cual no terminó, políticamente, ni muerta ni viva. Algo así como quien sobrevive pero sin futuro, pero lo peor es que con su sobrevivencia impide que los demás peronistas puedan tener futuro.
 
Cristina demostró que puede sacar demasiados votos sin la estructura del Estado, sin carteles, embargada, casi sin hacer campaña. Le basta con transitar desde su dpto. a las oficinas del Instituto Patria, mientras mecha algunos post en Facebook y Twitter. La Argentina tiene, al menos, un 30% de adherentes a la versión cristinista del Peronismo.
 
Los peronistas se merecen esta Cristina, porque en dos años en vez de intentar renovarse, quedaron a la espera de ver si deberían continuar con Cristina o sin Cristina, y ahora que no pueden hacerlo ni con Cristina ni sin Cristina, están en el peor de los mundos. Así, el Peronismo enfrenta todo el peligro de una crisis de liderazgo. Con una Cristina que prevalece pero no hegemoniza. El resultado es el desorden y la dificultad para trazar un plan posible de acá al 2019, cuando vuelva a discutirse el poder.
 
Los gobernadores peronistas que impugnan el agotado relato K y el rumbo elegido por Cristina han sacado menos votos que ella. Sólo con sumar los resultados del cristinismo en provincia de Buenos Aires, Capital y Santa Fe, los supera en varios cuerpos. Y a eso hay que agregarle los triunfos en Chubut, Tierra del Fuego y Río Negro.
 
Quienes se oponen al liderazgo de Cristina sostienen que impide la renovación del Peronismo, imprescindible para recuperar el poder. Acaso tengan razón, pero todavía no tienen la fuerza suficientes para imponerla. Ese proyecto tenía nombre y apellido: Sergio Massa. El único que aparecía con potencial electoral para construir una opción superadora. Por eso, su caída fue el triunfo estratégico del macrismo, que le permitió a Mauricio Macri pensar en la posibilidad de su reelección y en gobernar el país con solo un 1/3 de los votos.
 
¿Puede desaparecer el peronismo? Es lo que quieren los sectores dominantes, lo que se escribía en 1957: que estaba muerto. O lo que se decía en 1977: Juan Perón había muerto, el peronismo no volvería jamás. Solo es cuestión de renovarse y unirse, que no es poca cosa. Y en corto tiempo, volverá con toda la fuerza, como siempre.
 
La Opinión Popular

19-08-2017 / 11:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar