La Opinión Popular
                  12:00  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 16-03-2017 / 16:03
ADELANTÓ QUE EL 29 DE ABRIL SE DEFINIRÁN LAS CANDIDATURAS

Jorge Busti: “Intentamos hacer un Frente Peronista con un Gobernador que ha logrado una amplitud para dialogar”

Jorge Busti: “Intentamos hacer un Frente Peronista con un Gobernador que ha logrado una amplitud para dialogar”
Jorge Busti aseguró que trabaja con Bordet para formar "un Frente peronista". Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción citando la fuente)
El ex gobernador de la provincia y líder del Frente Entrerriano Federal, Jorge Busti, criticó que la política económica del presidente Mauricio Macri "ha sido un absoluto fracaso" y reclamó "una política económica clara" en contraposición con "las marchas y contramarchas" de la gestión nacional.
 
En lo provincial, elogió la figura de Gustavo Bordet con quien "intentamos hacer un Frente peronista con un gobernador que ha logrado una amplitud para dialogar con otros sectores del peronismo".
 
Consideró que el mandatario provincial "es absolutamente consciente de los números" de la provincia y "está tomando medidas, o queriendo tomarlas, en sentido de lograr el equilibrio fiscal que en este momento no existe". En ese marco, vaticinó que "en el último año de su gestión va a tener un equilibrio fiscal".
 
En cuanto a su candidatura para las legislativas de octubre, aclaró: "Mi candidatura la han inventado y la tiran para bastardearme todos los días, por parte de algún pseudo dirigente que me ha agarrado de martillo para pegarme. El 29 de abril vamos a tomar una decisión, de si vamos a poner en ese Frente a un joven o a alguien con experiencia".
 
Por otra parte, dijo que "nunca más" tuvo una conversación con Sergio Urribarri y se despegó de la figura del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, con quien "hace mucho" que no habla. Explicó que en su momento "creía que era el mejor candidato y que tenía el mejor equipo económico" pero "ahora viene otra etapa".
 
"Para mí existe el peronismo. Massa está muy ocupado en la provincia de Buenos Aires, en una alianza con Margarita Stolbizer" y "yo me preocupo por Entre Ríos porque hay elecciones de distrito y acá la gente no lo va a votar a Massa, va a votar cinco diputados nacionales y va a mirar muy bien a quién votar".

 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Busti analizó que "la política económica nacional" de la gestión de Mauricio Macri "incide en todas las provincias argentina y ha sido un absoluto fracaso" y reclamó que "tiene que haber un ministro de Economía y una política económica clara que acá no hay".
 
"Acá hay marchas y contramarchas, los resultados de las inversiones no se producen y el derrame tampoco se da, y realmente hay problemas en la actividad privada por la gran presión impositiva y la falta de presencia del Estado para crear puestos de trabajo", reflexionó. En ese sentido, criticó que "se ha desmadrado absolutamente todo" y ejemplificó: "Hacen una ley para las organizaciones sociales pero no la reglamentan, todo se da bajo presión".
 
Admitió que la situación no es de ahora ya que "desde 2010 venimos diciendo que se iba acumulando un déficit fiscal" pero aclaró que Macri "ya está en el segundo año de gobierno y a esta altura el hablar de la herencia se va diluyendo". En consonancia con ello, se refirió a las causas por corrupción contra funcionarios de la anterior gestión y dijo que "a nivel nacional los jueces federales no tiene mucha autoridad porque muchos han estado durante 30 o 40 años con todos los gobiernos".
 
En cuanto al tema sindical, consideró que "es un simplismo de análisis decir que la marcha multitudinaria (de la CGT) la copó el kirchnerismo o la izquierda" y opinó que "hay un hartazgo hacia una dirigencia sindical que no tiene ningún empacho en votar una ley anti obrera como la de ART que va a significar un perjuicio tremendo para los trabajadores".
 
Al respecto, se manifestó "orgulloso de que (su esposa, la diputada nacional) Cristina Cremer haya votado en contra del bloque del Frente Renovador, que indudablemente estaba en componenda con el PRO, porque esa ley va a significar un perjuicio tremendo para los trabajadores".
 
Criticó también que (el líder de la CGT, Héctor) "Daer votó a favor de la ley" y aseguró que "la gente percibe todo eso, percibe que cuando no quieren dar la fecha del paro es porque están negociando". "Había un clamor en la marcha para que se defina el paro y se ve que todo es negociado por eso la gente se desborda porque está mal, con posibilidad de perder su trabajo. Veo que hay una crisis dirigencial muy fuerte en todos los aspectos", analizó.
 
En ese marco, Busti dudó en afirmar que todo esto se materialice en las urnas en octubre, ya que "el gobierno ha jugado a poner de puching ball al kirchnerismo y reflexionó: "Si logramos que el kirchnerismo sea una parte pero que en realidad se junte el peronismo, la cosa va a cambiar, de acuerdo a los matices de cada provincia".
 
"No creo que Cristina pueda desestabilizar al gobierno, esto no es el 2001", opinó el ex legislador aunque reconoció que "hay una campaña del gobierno en ese sentido para provocar miedo a la población, pero nadie quiere que se desestabilice el gobierno". No obstante, admitió que "hay sectores absolutamente minoritarios" que lo plantean.
 
 
El panorama provincial y su posible candidatura
 
En lo estrictamente territorial, Busti definió que "en Entre Ríos intentamos hacer un Frente peronista, con un gobernador que ha logrado una amplitud para dialogar con otros sectores peronismo que hemos estado en otro lugar en el gobierno anterior y estamos hablando".
 
Respecto de su posible candidatura, aclaró: "Mi candidatura la han inventado y la tiran para bastardearme todos los días, por parte de algún pseudo dirigente que me ha agarrado de martillo para pegarme. Pero lo tomo como de quien viene". En ese sentido, adelantó que "el 29 de abril vamos a tomar una decisión, de si vamos a poner en ese Frente a un joven o a alguien con experiencia" y reiteró que está lejos de su intención "desvivirme o jugar a muerte para ser diputado nacional".
 
De todos modos se manifestó "convencido que al gobierno de Bordet le conviene una victoria porque de esa manera sus reclamos -ya que tiene muchas deudas el gobierno federal con la provincia- van a ser más escuchados que desde una derrota, y de esa manera estamos dispuestos a ayudarlo".
 
En cuanto a la situación financiera de la provincia, sostuvo que "el gobernador es absolutamente consciente de los números y trata de tomar medidas todos los días, pero son muchos años de desequilibrio fiscal y es difícil corregirlo". Definió que Bordet "está tomando medidas, o queriendo tomarlas, en sentido de lograr el equilibrio fiscal que en este momento no existe porque la provincia vive del endeudamiento para poder pagar sus gastos corrientes, y ése es el principal problema".
 
"Si hay una situación difícil, yo fui gobernador de la provincia, y alguien me llama tengo el deber de concurrir y llevar alguna propuesta para bajar el gasto innecesario, para lograr el equilibrio fiscal. Sobre las ART expresé mi posición ante el gobernador de que Entre Ríos no tiene ninguna obligación de adherirse a la ley anti-obrera, que se va a declarar inconstitucional y que es una vergüenza que el Congreso Nacional la haya aprobado", mencionó.
 
Aseguró que "conseguir el equilibrio le va a llevar a la provincia todo el mandato de Bordet porque no se pueden tomar medidas drásticas, porque hay un gasto muy estático como es la masa salarial, el déficit de la Caja o los gastos de la Uader, que no se pueden bajar". No obstante, reiteró que el gobernador "está tomando medidas y en la medida en que las profundice, en el último año de su gestión va a tener un equilibrio fiscal".
 
 
La situación de la Justicia
 
El ex mandatario sostuvo que tras los juicios políticos contra los vocales del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Carlos Chiara Díaz y Claudia Mizawak, "muchos jueces se sintieron muy tocados porque hay algunos con muy buena conducta, pero tienen que entender que simplemente funcionaron los mecanismos constitucionales".
 
Asimismo, cuestionó que "tiene que ser más rápida la resolución en el Poder Judicial, ya que hay mucha lentitud en las causas de corrupción y eso es malo para la sociedad que descree del sistema y también es malo si alguien es inocente porque queda bajo un estado de sospecha durante mucho tiempo".
 
 
La relación con Massa y Urribarri
 
Consultado por su relación con el ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, reveló que "nunca más tuve una conversación con él" y sostuvo que "cuando Bbordet habla, lo hace por el Partido Justicialista, porque es el presidente, y eso es lo que me interesa".
 
"El gobernador me dijo que se va a poner el frente para formar este Frente y nosotros pretendemos participar del mismo, pero que en las candidaturas haya una profunda vocación democrática para que no pase lo que pasó en las elecciones anteriores donde se establecía una sola lista y las demás no podían participar. Que se permita la participación del ciudadano y para eso nada mejor que la ley nacional de primarias abiertas y obligatorias".
 
Por otra parte, reconoció que "hace mucho" que no habla con el líder del Frente Renovador a nivel nacional, Sergio Massa y explicitó: "Para mí existe el peronismo; lo apoye a Massa porque creía que era el mejor candidato y que tenía el mejor equipo económico para enfrentar los graves problemas que quedaban de la herencia del kirchnerismo".
 
"Tenía mis diferencias con respecto a algunas propuestas que hacía en relación a la Justicia, pero para mí era el mejor candidato. Jugué con todo a esa perspectiva sabiendo que estábamos en inferioridad de condiciones", admitió y aclaró: "Ahora viene otra etapa. Massa está muy ocupado en la provincia de Buenos Aires, en una alianza con Margarita Stolbizer, que acá no se puede dar porque el líder del GEN es funcionario de Macri". De esta forma, aseguró que "para ampliar el espectro debe ser con el peronismo".
 
"Lo que no voy a hacer nunca porque tengo dignidad, tengo 50 años de militancia, y no necesito ir desesperado a Buenos Aires o Tigre para sacarme una foto con Malena Galmarini o con Massa. Cuando se formó el Frente Renovador, la diferencia que se estableció con los demás es que no había pensamiento único".
 
"Yo me preocupo por Entre Ríos porque hay elecciones de distrito y eso no lo entienden los muchachos; acá la gente no lo va a votar a Massa va a votar cinco diputados nacionales y va a mirar muy bien a quien va a votar", concluyó.
 
Fuente: Análisis Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-02-2018 / 11:02
El Gobierno de los CEOs hizo de cuenta que nada había ocurrido. Según dejaron trascender sus voceros, el presidente Mauricio Macri tuvo un día con una agenda normal, no vio la marcha de los trabajadores por televisión y ni siquiera pidió conocer el número de asistentes (que las usinas oficiales reducían a unos 90 mil).
 
También envió a varios de sus ministros a recorrer los canales de televisión después de la marcha. El libreto que se repitió incluyó recordar las causas judiciales de Hugo Moyano y señalar que la marcha fue política y no tenía un reclamo claro.
 
Más allá de la decisión de sobreactuar "normalidad" el día de la marcha, que iba de la mano con el ninguneo posterior, en el Gobierno de los Ricos tienen decidido no moverse un ápice de su plan de reformas laborales. Ni 90 mil, ni 400 mil personas parece que vayan a hacerlos cambiar de idea en esto, que forma parte del núcleo duro del proyecto proempresario macrista.
 
También hizo un breve viaje a Concordia, Entre Ríos, donde compartió un almuerzo con productores arroceros, visitó a emprendedores que fabrican jugos cítricos y se mostró con el gobernador Gustavo Bordet en una recorrida por una planta potabilizadora de agua que está en construcción.
 
Así, Macri buscó refugio en Entre Ríos para eludir la marcha de trabajadores en su contra. Eso sí, se preocupó por enviar un mensaje velado a los sindicalistas desde allí cuando habló de "soluciones sin aprietes, sin extorsiones, sin comportamientos mafiosos, sin buscar privilegios". Fue la única alusión, dado que el propósito del Gobierno conservador era ningunear la marcha.
 
La Opinión Popular

21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
20-02-2018 / 17:02
El sermón en la misa de cuerpo presente es la que se dice estando el cadáver del difunto expuesto y preparado para llevarlo después al entierro. Es lo que escuchó el ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, del discurso de Bordet en la Asamblea Legislativa, en donde el gobernador le recriminó que le dejó más deudas que haberes.
 
El repaso del mandatario fue contundente: la batería de anuncios fue un examen que puso blanco sobre negro de cómo heredó Bordet la provincia de manos de Urribarri. Garantizar el agua potable, caminos, puertos y una inversión en energía, y el arreglo de la Caja de Jubilaciones, son metas que apuntan a corregir lo que no se hizo en el gobierno anterior.
 
La construcción de las defensas sur y norte en Concordia y Concepción del Uruguay son obras emblemáticas de un trabajo articulado entre Nación y provincia, botón de muestra de que hay cosas que se pudieron hacer, pero que nunca se hicieron a pesar de esos años de bonanza y de la estrecha relación de Urribarri con el gobierno de Cristina.
 
Sin darse por aludido, Urribarri puso esa extraña cara que ponen los perritos cuando "le hacen el amor", e imperturbable seguía el repaso de los problemas, que no son otra cosa que las grandes deudas de su gestión y lo que quedó sin saldar de su "sueño entrerriano", del que ahora deberá dar explicaciones ante la Justicia.
 
En la Asamblea, Urribarri sintió el sabor áspero del ostracismo. El tiempo que prometió Bordet en su discurso, es un futuro que para Urribarri es cada vez más incierto. Por ahora respira tranquilo, ya que cuenta con los votos necesarios como para garantizar sus fueros.
 
Para Urribarri, éstas no fueron las únicas horas adversas de la semana. La Justicia provincial dispuso un embargo de 26 millones de pesos, en el marco de la causa que investiga el desvío de publicidad oficial, entre 2010 y 2015, en beneficio de empresas ligadas a su cuñado, Juan Pablo Aguilera, por un monto que supera los 24 millones de pesos. Ante una acusación cuyo primer efecto fue el escándalo, el ex gobernador eligió victimizarse, una respuesta de manual para estos casos, pero que no tiene validez siempre.
 
La noticia despertó el interés por el nuevo rumbo que tomó la interna del PJ provincial, con el gobernador fortalecido dentro del Partido y un proyecto de continuidad, y el ex gobernador reculando en chancletas. Tal vez no sea esto definitivo, pero se generó un nuevo clima de transición.
 
Fue llamativo el silencio, tanto del gobernador como del vice, frente a la denuncia que involucró al padrino político de ambos. Las lealtades se miden en las malas porque en las buenas es fácil acompañar. Y Urribarri quedó más solo que loco malo, justo en el momento en que buena parte de la dirigencia nacional del PJ se encamina a la unidad.
 
La necesidad de candidatos para el 2019 con el sello "libre de denuncias", en un partido donde varios de sus referentes tuvieron o tienen que dar explicaciones en la Justicia, hoy es fundamental.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar