La Opinión Popular
                  14:44  |  Domingo 18 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado”. Voltaire
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 15-02-2017 / 21:02
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 16 DE FEBRERO DE 1972 PERÓN PROPONE UN FRENTE CON TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Juan Perón propone la creación de un frente con todos los partidos políticos

Juan Perón propone la creación de un frente con todos los partidos políticos
Juan Perón saluda a su antiguo enemigo, el radical Ricardo Balbín.
El 16 de febrero de 1972, Juan Perón propicia la integración de un frente con todos los partidos políticos, el "Encuentro Nacional de los Argentinos" y la "Hora del Pueblo", sin fines electorales pero con la idea de presionar sobre la dictadura militar.
 
Con este nuevo agrupamiento, Perón busca la aceleración de la salida electoral, e imponer cambios futuros profundos y definitivos en las orientaciones económicas y sociales. Además de los partidos políticos, componen este nucleamiento la C.G.T. y la C.G.E.
 
La Opinión Popular

El 11 de noviembre de 1970, el peronismo, el radicalismo y otros partidos dieron a conocer una declaración titulada "La hora del pueblo". Esta unión de los partidos políticos estaba en contra de la dictadura militar.
 
Con Lanusse como presidente, el gobierno de las fuerzas armadas se presento a la sociedad como partidario del restablecimiento de la democracia a través de elecciones generales, levanto la prohibición de la actividad política y los partidos y formulo la promesa de que habían acabado para siempre las proscripciones.
 
En este periodo, las fuerzas armadas y los sectores oligarquicos, trataron de hallar una solución negociada frente a la presión social de los sectores populares y al predominio político del peronismo. Lanusse levanta la proscripción (pensaba que era la única forma de pacificar, era dejar al peronismo sin restricciones).
 
En Julio 1971, Lanusse dio a conocer su propuesta política que denomino "Gran Acuerdo Nacional" (GAN). El GAN proponía un acuerdo entre las principales fuerzas políticas a fin de establecer las reglas del juego electoral y del régimen político.
 
Las organizaciones del peronismo rechazaron el acuerdo y profundizaron las acciones de contra objetivos militares y políticos. Los representantes del sindicalismo combativo también se oponían al GAN.
 
El éxito del GAN dependía de la decisión de Perón. El peronismo rechazo la propuesta del GAN y organizo el "Frente cívico de liberación nacional" desde el cual exigió al gobierno el establecimiento de un calendario electoral sin proscripciones ni condicionamientos.
 
Lanusse puso como condición: no podían ser candidatos quienes no residieran en el país antes del 24 de agosto de 1972. Esto significaba que Perón no podía ser candidato a presidente.
 
Así, Lanusse intento dificultar el retorno del peronismo y estableció la novedad del sistema de doble vuelta electoral (el balottage). El peronismo organizo un frente electoral, FREJULI, y eligió como candidatos a Héctor Cámpora, delegado personal de Perón y de vice a Solano Lima. El peronismo se presento como el referente político de los descontentos acumulados tras muchos años de gobiernos militares y de distribución regresiva de la riqueza.
 
El 11 de marzo de 1973 el FREJULI obtuvo el 49,7% de los votos.

Agreganos como amigo a Facebook
17-02-2018 / 19:02
17-02-2018 / 19:02
16-02-2018 / 11:02
16-02-2018 / 18:02
15-02-2018 / 20:02
Herminio Iglesias fue peronista, sindicalista, intendente de Avellaneda, diputado y fallido candidato a gobernador de Buenos Aires en 1983 por el PJ. Su quema del ataúd con la sigla UCR fue el símbolo de la derrota del peronismo a manos del radical Raúl Alfonsín.
 
Participó del 17 de octubre de 1945. Presidió la agrupación vandorista "30 de Junio", en Avellaneda. Fue baleado en 1972 por otros peronistas. Corrió a tiros a Juan Manuel Abal Medina ese mismo año. Fue baleado otra vez, en este caso le rozaron el escroto, en septiembre de 1973, también por una interna con sus adeptos.
 
Tenía una fama basada en exabruptos, provocaciones y un curioso manejo del idioma. Era un exponente de la ortodoxia justicialista, una fórmula que con menos eufemismo podría traducirse como un "pesado" del peronismo bonaerense. Gozaba de un nombre en su territorio, Avellaneda, ganado, entre otras cosas, a fuerza de pistola.

Los que estabamos en las antípodas ideológicas de Iglesias recordamos -nobleza obliga- que las tres firmas que llevaba el documento de denuncia de la represión militar entregado a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, en plena dictadura, eran las de Alfonsín, Deolindo Felipe Bittel  y Herminio Iglesias. Y él se ofreció para entregar el documento donde el PJ y la UCR defendían a los derechos humanos. Eran tiempos donde no abundaban los valientes.
 
En Herminio había un elemento central del peronismo: la reivindicación de los humildes. Venía de abajo en serio, no se había criado en las bibliotecas, ni siquiera sabía dónde quedaban. Era duro, forjado en la vida, expresaba como nadie la cultura de la calle, la de la noche, la del dolor. No era un mafioso, como lo querían definir los cajetillas, tampoco un santón, como lo imaginaban algunos fanáticos de la política. Murió el 16 de febrero de 2007.

Alguno nos acusará de defender a personas que tenían relación con el delito. En rigor, la política los sacó de la marginalidad, no como tantos a los que ahora la política los inició en el mundo de la corrupción y el delito. Y la gran mayoría de ellos tienen carreras universitarias.
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar