La Opinión Popular
                  05:33  |  Lunes 20 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Parece que el Presidente Mauricio Macri y su gobierno de ricos continúa la senda del gobierno anterior en lo que hace a favorecer sus negocios personales y enriquecerse a costa del Estado”. Victoria Donda
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-02-2017 / 09:02
¿LA RIVAL IDEAL PARA EL MACRISMO?

El fantasma de Cristina: mientras la Justicia apura causas en su contra y desde el Gobierno fogonean su candidatura, crece en las encuestas

El fantasma de Cristina: mientras la Justicia apura causas en su contra y desde el Gobierno fogonean su candidatura, crece en las encuestas
Un estudio reciente ubica a Cristina con una intención de voto del 35,6% en territorio bonaerense, acompañada por Daniel Scioli. El binomio lidera la medición y se ubica 7 puntos por encima del Frente Renovador. Lejos figura Cambiemos, con un 21,3%.
La intención de voto de la ex presidenta Cristina Fernández no sólo no ha sufrido por el incremento de la presión judicial en las varias causas en la que está involucrada, sino que hasta parece haberse favorecido.
 
Las últimas encuestas indican que lidera las preferencias en una eventual postulación para las legislativas en la provincia de Buenos Aires, y que su popularidad ha aumentado en coincidencia con la publicación de los audios telefónicos con Oscar Parrilli y con las nuevas citaciones a indagatoria.
 
Es materia de debate si esto se debe a que surtió efecto la estrategia de Cristina de contestar a cada avance procesal con una acusación de persecución política al Gobierno, o si simplemente el electorado provincial permanece indiferente a las peripecias procesales de la ex mandataria.
 
Lo cierto es que, con Cristina encima del 35% de intención de voto a ocho meses de la elección legislativa, empieza a instalarse la duda sobre si la estrategia del macrismo de polarizar el escenario electoral con el kirchnerismo dará resultados.
 
De momento, está logrando el objetivo de diluir las chances del peronismo anti K, pero también está consolidando un piso electoral alto para Cristina, que no será fácil de desafiar para el oficialismo.

 
Primer escenario
 
Mientras algunos dirigentes del gobierno creen que la encrucijada judicial en la que se encuentra Cristina Fernández de Kirchner les juega a su favor, una reciente encuesta refleja que la expresidenta continúa creciendo en las encuestas y encabeza los sondeos en la provincia de Buenos Aires.
 
Este miércoles se conoció la última medición que realizó la consultora Ricardo Rouvier & Asociados y que ubica a una posible fórmula con la ex jefa de estado (como senadora) y Daniel Scioli (como diputado) a la cabeza en territorio bonaerense, con una intención de voto del 35,6%.
 
El binomio que podría representar al Frente para la Victorial aventaja en la encuesta a la dupla de Sergio Massa y Margarita Stolbizer por 7 puntos porcentuales (28,4%). Tercero en intención de voto se posiciona la fórmula de Cambiemos, con Elisa Carrió y Cristian Ritondo como candidatos (21,3%). 
 
El estudio de Ricardo Rouvier se realizó entre el 27 de enero y el 6 de febrero, es decir, luego de que se hicieran públicos los diálogos privados entre Cristina Fernández de Kirchner y el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, que el fiscal federal Guillermo Marijuan pretende utilizar para iniciar nuevas causas contra la expresidenta.
 
Por la difusión de esos audios, este miércoles, luego de un planteo del ex secretario de la Presidencia, la Corte Suprema de Justicia de la Nación reclamó que la Oficina de Captación de Comunicaciones, que depende de ella, brinde explicaciones.
 
Entre las fechas en que se realizó la medición también se conoció la citación a indagatoria de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner (entre otros) por parte del juez federal Claudio Bonadío en la causa que investiga el alquiler de propiedades de la sociedad "Los Sauces".
 
La exmandataria fue convocada a prestar testimonio en ese expediente el 7 de marzo, el mismo día que la CGT anunció una movilización hacia el Ministerio de Producción por la crítica situación que atraviesa la industria nacional. Un ingrediente más que para los dirigentes kirchneristas abona a la teoría de la persecución política.
 
 
Segundo escenario
 
El estudio de Ricardo Rouvier & Asociados mide un segundo escenario, sin la presencia de Cristina Fernández de Kirchner ni de Daniel Scioli pero que también ubica a una posible fórmula más peronista y "deskirchnerizada" liderando las encuestas en el bastión electoral más importante del país.
 
De acuerdo la encuesta, la dupla Florencio Randazzo (como senador) y Julián Domínguez (como diputado) se impondrían pero de manera más ajustada. Lograrían 30,6%, según la actual intención de voto. Las ubicaciones replicarían las del primer escenario: el binomio Massa/Stolbizer se posicionaría segundo con 26,9% y la fórmula oficialista alcanzaría 21,8% de los sufragios.
 
 
¿La rival ideal?
 
Diversos dirigentes de Cambiemos, como el cofundador de la alianza, el dirigente radical Ernesto Sanz, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio "fogonearon" en público la candidatura de la expresidenta.
 
"Ella todavía representa a parte de la sociedad que la apoya y eso va a condicionar su decisión de candidatearse para un cargo legislativo", añadió el funcionario y una de las espadas políticas de la Casa Rosada.
 
Por su parte, Sanz hizo explícita una de las estrategias del gobierno: impulsar que Cristina se postule para cercarla con las causas judiciales que afronta en los tribunales federales de Comodoro Py.
 
"Por una parte creo que Cristina Kirchner tiene tantos asuntos judiciales pendientes, tantas cuentas por rendirles a los argentinos, que es una falta de respeto al país volverla un objeto electoral. Pero así y todo, pienso que será candidata. Hay un porcentaje menor, pero importante, de argentinos que se referencian en ella y van a pedirle que los represente", indicó el asesor del Gobierno.
 
Si bien la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, es una de las dirigentes con mejor imagen en la Provincia -así lo refleja la última encuesta de Rouvier que la muestra con el 53,5% de imagen positiva- , el oficialismo no posee un candidato firme en el distrito electoral más importante del país que repunte en las encuestas. Vidal no está logrando transferir su imagen a quienes se barajan como posibles postulantes del Poder Ejecutivo.
 
Así, desde Cambiemos vuelven a postular la estrategia electoral que en el 2015 les dio varios frutos: enfrentar lo que se presenta como "lo nuevo" contra a lo que sería "lo viejo" y con olor a naftalina menemista, en palabras de Sanz, para quien Cristina "será la repetición de la historia de Menem en 2003: una minoría electoral intensa".
 
La polarización que busca el Gobierno -para desdibujar a Massa- parece un arma de doble filo.
 
Otro reciente estudio, realizado por la consultora Analía del Franco, dedica un apartado a la siguiente pregunta que se le realizó a los encuestados: "Pensando ahora en las elecciones, si fueran hoy preferiría votar a...". Y quien figura primera es Cristina Fernández de Kirchner con un 33,9%. La sigue Vidal, con el 33,8% y Massa con el 14,3%. "Un candidato del Partido Justicialista" al que no se especifica alcanza sólo un 5%. El estudio se realizó entre el 20 y el 22 de enero pasado.  
 
Síntoma de la coyuntura política actual, mientras se conocen estas mediciones de la intención de voto, el fiscal federal Eduardo Taiano pidió la elevación a juicio oral de la causa "Dólar Futuro", que tiene a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su ex ministro de Economía, Axel Kicillof, entre otros, procesados por administración fraudulenta y perjuicio a la administración pública.
 
El día previo, el fiscal Marijuan había apelado ante la Cámara Federal una resolución del juez federal Ariel Lijo, y pidió la detención de Parrilli.
 
La mano derecha de la ex jefa de estado no dudó en calificar su pedido de captura como "una clara persecución política a la expresidenta". Una estrategia que, a los ojos de las últimas encuestas, está dando más frutos que la que impulsa la alianza de gobierno. Al menos, por ahora.
 
Fuente: iprofesional.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-02-2017 / 19:02
En una de las peores semanas para el Gobierno desde que asumió Mauricio Macri como presidente, debido al escándalo del Correo y la polémica por el retoque a la baja del aumento de las jubilaciones, Cambiemos logró dos victorias al hilo en el Congreso: la sanción de la reforma del régimen de ART y el aval al DNU que endurece la ley migratoria. La particularidad de ambos triunfos es que el macrismo los consiguió con la sorpresiva ausencia de legisladores del Frente para la Victoria.
 
El miércoles a la noche, cuando finalizaba la sesión, los bloques que lideran Sergio Massa y Diego Bossio le retiraron su apoyo a la ley de ART al enterarse que el Gobierno había modificado por resolución la fórmula de cálculo de la ley de Movilidad Jubilatoria. Ambos espacios se abstuvieron. La votación la ganó Cambiemos con 88 votos a favor, 44 abstenciones y 22 votos en contra.
 
Durante la votación, los diputados del Frente para la Victoria-PJ, la bancada más numerosa de la cámara baja, se quedaron sospechosamente de pie junto a sus poltronas, para figurar como ausentes y no votar.
 
"Si el kirchnerismo se sentaba y votaba en contra, caía la ley. Salvaron al Gobierno", afirmó Massa al día siguiente de la sesión. El tigrense, de todas maneras, iba a votar a favor del proyecto y no mandó a su tropa a votar en contra, sino a abstenerse. El kirchnerismo argumentó que si, en lugar de abstenerse, el massimo y el bloque de Bossio no daban quórum, la ley se caía.
 
Así, la ley de ART fue rechazada solamente por el Movimiento Evita (bloque Peronismo para la Victoria), Progresistas (socialismo, Libres del Sur y Margarita Stolbizer) y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

19-02-2017 / 10:02
19-02-2017 / 10:02
19-02-2017 / 09:02
La pregunta sigue siendo la misma entre analistas y observadores. A los que se suman ahora hasta aliados de Cambiemos o funcionarios del propio Gobierno que no aprueban a libro cerrado ni el sentido de la oportunidad de algunas decisiones que se han tomado, ni la chapucería aplicada para llevarlas adelante.
 
También es cierto que hay más de una respuesta para esa pregunta que a estas alturas bien podría ser la del millón. Una: cuánto daño le provocarán al Gobierno y a la coalición que encabeza Mauricio Macri tantos errores no forzados, y algunas perjudiciales muestras de insensibilidad de algunos funcionarios, en el resultado de las elecciones de octubre.
 
Tan cruciales una vez más para el destino de mediano o largo plazo, pero en especial para los tiempos que podría durar esta experiencia no peronista al mando de la administración del país.
 
Otra: si la persistencia en el error y la contramarcha que a estas alturas resulta casi patológica en un Gobierno que se ufana de tener "el mejor equipo de los últimos cincuenta años" harán que el oficialismo salga derrotado de ese paso por las urnas en apenas ocho meses, que podrían tener un previo llamado de atención en las primarias del próximo mes de agosto.
 
O si como creen los estrategas del macrismo, y algunos funcionarios que no temen pecar de soberbios o autosuficientes, la economía triunfará, la inflación será doblegada, los salarios ganarán la vieja carrera, y los errores cometidos no pasarán de ser una anécdota.
 
Un dato de la historia reciente, desde el renacimiento de la democracia para acá, va y viene en los análisis que son comunes a oficialistas y opositores cuando se dan a la tarea de orejear lo que puede ocurrir en esos comicios clave: la ciudadanía suele darse el gusto de castigar a los gobernantes que no hacen las cosas bien, aunque les sigan guardando la necesaria dosis de esperanza, cuando lo que se vota no es la gestión propiamente dicha sino bancas en el Congreso o en las legislaturas provinciales.

19-02-2017 / 09:02
El miércoles pasado en el Congreso, que es el principal ámbito donde reina la política, se tuvo la sensación de que la coalición Cambiemos había entrado en una crisis irremontable.
 
No era la oposición la que lo percibía, sino los principales dirigentes del oficialismo en Diputados, donde estuvo a punto de fracasar la votación del cambio en las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) impulsado por el Gobierno de Macri.
 
Luego de soportar más de cuatro horas de críticas, burlas y chicanas sobre el acuerdo entre la familia presidencial y el Estado por la deuda del Correo Argentino, el interbloque que preside el radical Mario Negri se enteró de que la Anses había modificado el cálculo que se utiliza para aumentar de manera  automática las jubilaciones.
 
Hubo asombro, indignación y hasta fuertes insultos hacia miembros del Gobierno, como fue el caso de Elisa Carrió, que utilizó los más subidos de tono.
 
Emilio Monzó, Nicolás Massot, Fernando Sánchez y el propio Negri llamaban exasperados a distintos funcionarios pidiendo explicaciones y recomendando que esa modificación se anulara.
 
Uno de los que respondió fue el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, quien sorprendido por tanto escándalo dijo "pero si son 20 pesos de diferencia, es una pavada...".
 
Su interlocutor le habló de la sensibilidad del tema y le recordó que el Gobierno había asignado 75 mil millones de pesos para la reparación histórica a los jubilados y ahora echaba por tierra esa buena señal, justamente por esa "pavada".
 
En la Casa Rosada, hubo funcionarios que insistieron hasta la mañana siguiente con mantener el nuevo cálculo, sin advertir la gravedad del momento.
 
Fue el Presidente quien decidió dar la cara y volver atrás con la medida. El error con las jubilaciones se sumaba al conflictivo acuerdo con el Correo, y a las otras muchas equivocaciones cometidas desde que asumió a fines de 2015.
 
Esa noche, los legisladores de Cambiemos se fueron a dormir con la incertidumbre de una crisis política que traería serias consecuencias.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar