La Opinión Popular
                  14:42  |  Domingo 18 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado”. Voltaire
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-02-2017 / 09:02
¿LA RIVAL IDEAL PARA EL MACRISMO?

El fantasma de Cristina: mientras la Justicia apura causas en su contra y desde el Gobierno fogonean su candidatura, crece en las encuestas

El fantasma de Cristina: mientras la Justicia apura causas en su contra y desde el Gobierno fogonean su candidatura, crece en las encuestas
Un estudio reciente ubica a Cristina con una intención de voto del 35,6% en territorio bonaerense, acompañada por Daniel Scioli. El binomio lidera la medición y se ubica 7 puntos por encima del Frente Renovador. Lejos figura Cambiemos, con un 21,3%.
La intención de voto de la ex presidenta Cristina Fernández no sólo no ha sufrido por el incremento de la presión judicial en las varias causas en la que está involucrada, sino que hasta parece haberse favorecido.
 
Las últimas encuestas indican que lidera las preferencias en una eventual postulación para las legislativas en la provincia de Buenos Aires, y que su popularidad ha aumentado en coincidencia con la publicación de los audios telefónicos con Oscar Parrilli y con las nuevas citaciones a indagatoria.
 
Es materia de debate si esto se debe a que surtió efecto la estrategia de Cristina de contestar a cada avance procesal con una acusación de persecución política al Gobierno, o si simplemente el electorado provincial permanece indiferente a las peripecias procesales de la ex mandataria.
 
Lo cierto es que, con Cristina encima del 35% de intención de voto a ocho meses de la elección legislativa, empieza a instalarse la duda sobre si la estrategia del macrismo de polarizar el escenario electoral con el kirchnerismo dará resultados.
 
De momento, está logrando el objetivo de diluir las chances del peronismo anti K, pero también está consolidando un piso electoral alto para Cristina, que no será fácil de desafiar para el oficialismo.

 
Primer escenario
 
Mientras algunos dirigentes del gobierno creen que la encrucijada judicial en la que se encuentra Cristina Fernández de Kirchner les juega a su favor, una reciente encuesta refleja que la expresidenta continúa creciendo en las encuestas y encabeza los sondeos en la provincia de Buenos Aires.
 
Este miércoles se conoció la última medición que realizó la consultora Ricardo Rouvier & Asociados y que ubica a una posible fórmula con la ex jefa de estado (como senadora) y Daniel Scioli (como diputado) a la cabeza en territorio bonaerense, con una intención de voto del 35,6%.
 
El binomio que podría representar al Frente para la Victorial aventaja en la encuesta a la dupla de Sergio Massa y Margarita Stolbizer por 7 puntos porcentuales (28,4%). Tercero en intención de voto se posiciona la fórmula de Cambiemos, con Elisa Carrió y Cristian Ritondo como candidatos (21,3%). 
 
El estudio de Ricardo Rouvier se realizó entre el 27 de enero y el 6 de febrero, es decir, luego de que se hicieran públicos los diálogos privados entre Cristina Fernández de Kirchner y el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, que el fiscal federal Guillermo Marijuan pretende utilizar para iniciar nuevas causas contra la expresidenta.
 
Por la difusión de esos audios, este miércoles, luego de un planteo del ex secretario de la Presidencia, la Corte Suprema de Justicia de la Nación reclamó que la Oficina de Captación de Comunicaciones, que depende de ella, brinde explicaciones.
 
Entre las fechas en que se realizó la medición también se conoció la citación a indagatoria de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner (entre otros) por parte del juez federal Claudio Bonadío en la causa que investiga el alquiler de propiedades de la sociedad "Los Sauces".
 
La exmandataria fue convocada a prestar testimonio en ese expediente el 7 de marzo, el mismo día que la CGT anunció una movilización hacia el Ministerio de Producción por la crítica situación que atraviesa la industria nacional. Un ingrediente más que para los dirigentes kirchneristas abona a la teoría de la persecución política.
 
 
Segundo escenario
 
El estudio de Ricardo Rouvier & Asociados mide un segundo escenario, sin la presencia de Cristina Fernández de Kirchner ni de Daniel Scioli pero que también ubica a una posible fórmula más peronista y "deskirchnerizada" liderando las encuestas en el bastión electoral más importante del país.
 
De acuerdo la encuesta, la dupla Florencio Randazzo (como senador) y Julián Domínguez (como diputado) se impondrían pero de manera más ajustada. Lograrían 30,6%, según la actual intención de voto. Las ubicaciones replicarían las del primer escenario: el binomio Massa/Stolbizer se posicionaría segundo con 26,9% y la fórmula oficialista alcanzaría 21,8% de los sufragios.
 
 
¿La rival ideal?
 
Diversos dirigentes de Cambiemos, como el cofundador de la alianza, el dirigente radical Ernesto Sanz, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio "fogonearon" en público la candidatura de la expresidenta.
 
"Ella todavía representa a parte de la sociedad que la apoya y eso va a condicionar su decisión de candidatearse para un cargo legislativo", añadió el funcionario y una de las espadas políticas de la Casa Rosada.
 
Por su parte, Sanz hizo explícita una de las estrategias del gobierno: impulsar que Cristina se postule para cercarla con las causas judiciales que afronta en los tribunales federales de Comodoro Py.
 
"Por una parte creo que Cristina Kirchner tiene tantos asuntos judiciales pendientes, tantas cuentas por rendirles a los argentinos, que es una falta de respeto al país volverla un objeto electoral. Pero así y todo, pienso que será candidata. Hay un porcentaje menor, pero importante, de argentinos que se referencian en ella y van a pedirle que los represente", indicó el asesor del Gobierno.
 
Si bien la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, es una de las dirigentes con mejor imagen en la Provincia -así lo refleja la última encuesta de Rouvier que la muestra con el 53,5% de imagen positiva- , el oficialismo no posee un candidato firme en el distrito electoral más importante del país que repunte en las encuestas. Vidal no está logrando transferir su imagen a quienes se barajan como posibles postulantes del Poder Ejecutivo.
 
Así, desde Cambiemos vuelven a postular la estrategia electoral que en el 2015 les dio varios frutos: enfrentar lo que se presenta como "lo nuevo" contra a lo que sería "lo viejo" y con olor a naftalina menemista, en palabras de Sanz, para quien Cristina "será la repetición de la historia de Menem en 2003: una minoría electoral intensa".
 
La polarización que busca el Gobierno -para desdibujar a Massa- parece un arma de doble filo.
 
Otro reciente estudio, realizado por la consultora Analía del Franco, dedica un apartado a la siguiente pregunta que se le realizó a los encuestados: "Pensando ahora en las elecciones, si fueran hoy preferiría votar a...". Y quien figura primera es Cristina Fernández de Kirchner con un 33,9%. La sigue Vidal, con el 33,8% y Massa con el 14,3%. "Un candidato del Partido Justicialista" al que no se especifica alcanza sólo un 5%. El estudio se realizó entre el 20 y el 22 de enero pasado.  
 
Síntoma de la coyuntura política actual, mientras se conocen estas mediciones de la intención de voto, el fiscal federal Eduardo Taiano pidió la elevación a juicio oral de la causa "Dólar Futuro", que tiene a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su ex ministro de Economía, Axel Kicillof, entre otros, procesados por administración fraudulenta y perjuicio a la administración pública.
 
El día previo, el fiscal Marijuan había apelado ante la Cámara Federal una resolución del juez federal Ariel Lijo, y pidió la detención de Parrilli.
 
La mano derecha de la ex jefa de estado no dudó en calificar su pedido de captura como "una clara persecución política a la expresidenta". Una estrategia que, a los ojos de las últimas encuestas, está dando más frutos que la que impulsa la alianza de gobierno. Al menos, por ahora.
 
Fuente: iprofesional.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-02-2018 / 12:02
El caso del policía Luis Chocobar, felicitado por el Gobierno de Mauricio Macri tras asesinar por la espalda a Pablo Kukoc, hizo estallar dentro de la alianza Cambiemos su propia grieta y desató un gran alboroto en sectores judiciales molestos por las polémicas e inoportunas opiniones públicas de Macri sobre los fallos que procesaron al uniformado y el anuncio de una nueva doctrina según la cual, a entender de la ministra Patricia Bullrich, siempre tienen razón las fuerzas de seguridad.
 
El radicalismo dio esta semana su expresión más clara de que hay ciertos límites que no está dispuesto a cruzar: en el diario macrista La Nación, Ricardo Gil Lavedra publicó una columna titulada "Los riesgos de la demagogia punitiva", que asociaba el uso del tema como parte de un "marketing político" que acarrea el riesgo de multiplicar el delito y la violencia y esquiva el desarrollo de políticas "integrales, estables y serias".
 
Detrás del jurista salieron a cuestionar la postura presidencial varios dirigentes de la UCR, y fue la posición compartida en reuniones de bloque. Gil Lavedra es hoy, además, quien lidera el emprendimiento "Justicia 2020" del Ministerio de Justicia, que entre otras cosas desarrolla un anteproyecto de reforma del Código Penal.
 
La comisión que está en plena confección del texto no tiene intención de flexibilizar la regulación de la llamada "legítima defensa" (que señala las limitaciones en el uso de armas por parte de los agentes) ni la carga de la prueba, que según la ministra de Seguridad debiera eximir a los policías de toda acusación.
 
A los camaristas que agravaron la situación de Chocobar al atribuirle "homicidio agravado" y que fueron criticados por Macri el viernes, les llovieron mensajes de apoyo de colegas y hasta de funcionarios de la propia Casa Rosada.
 
En la Corte Suprema miran el escenario con atención y analizan dar un mensaje que, sin ser condescendiente con el Poder Ejecutivo, los ayude a soñar con contrarrestar la imagen desastrosa (70 por ciento negativa) que le dan las encuestas al Poder Judicial.

18-02-2018 / 12:02
17-02-2018 / 12:02
17-02-2018 / 12:02
En su paso por Argentina, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, ex director ejecutivo de la petrolera Exxon Mobile, no levantó las restricciones a los limones y al biodiésel o a la carne, que constituyen la modesta contrapartida argentina del intercambio entre ambos países.
 
Pero el jueves, el gobierno argentino emitió un decreto para la compra de material militar, un decreto secreto por decreto. Todas las discusiones económicas con Washington han sido un fracaso para Mauricio Macri, quien a cambio ha sido generoso y rápido para alinearse.
 
El gobierno de la alianza Cambiemos anunció acuerdos con el Comando Sur norteamericano, para asentar una base de la DEA en la triple frontera y conformar un grupo comando de respuesta rápida que involucra a las tres fuerzas armadas, que apoyará esa tarea.
 
El motivo de esta reactivación bélica de la región apunta a la decisión de Estados Unidos de recuperar una posición hegemónica en su "patio trasero". Su actual política proteccionista lo limita para hacerlo con acuerdos comerciales y entonces lo completa con presencia militar, la vieja política de la zanahoria y el garrote de la doctrina Monroe que seduce a Tillerson.
 
Son las dos vías de recolonización de las Fuerzas Armadas y de Seguridad regionales: la introducción de bases de la DEA y la consolidación de hipótesis de conflicto contra el narcotráfico y el terrorismo, que a poco de andar se convierten en represión de la disidencia interna con la presencia de asesores yanquis como ha sucedido en México.
 
Macri tenía que inventar la existencia de un foco terrorista para encajar en ese esquema dependiente y así surgió una organización fantasmagórica de mapuches alzados, de la que no se conoce un documento y de la que ni siquiera se ha mostrado armamento.
 
Pero el gobierno argentino puede exhibir, en cambio, que la lucha contra esta inasible RAM ya produjo dos bajas: Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, dos pibes desarmados que participaban en una protesta social legítima.
 
Con el dedo siempre en el gatillo, son esquemas de muy baja intensidad democrática. Porque el garrote ideológico se traslada hacia dentro de cada país.
 
Las primeras en ser reequipadas por el gobierno de los ricos han sido las fuerzas de seguridad, que pasaron por un lavado de cabeza ideológico para conferirles impunidad en las funciones de represión. 

16-02-2018 / 12:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar