En 1933 Adolf Hitler gana las elecciones. Poco después, decretó el fin de todas las libertades y derechos individuales, antes de comenzar las persecuciones políticas y étnicas. El mismo criterio totalitario, que el que ganó el Gobierno, por haber obtenido la mayoría, tiene el derecho de imponerse en todos los poderes del Estado forma parte hoy de los argumentos de los ultra K.
 
El creciente rechazo social a estos proyectos que atentan contra los derechos de los ciudadanos y la independencia del poder judicial se ha puesto de manifiesto en la impresionante manifestación del 18A. Hoy será un día histórico en el que está en juego la democracia republicana. El Gobierno de CFK busca el fin del derecho de las minorías, del juicio imparcial y de las libertades personales y colectivas.
 
La Opinión Popular
'/> La “democratización” de la Justicia hará más autoritario al Gobierno de CFK / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  20:01  |  Jueves 18 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El resultado electoral nos genera una gran responsabilidad". Gustavo Bordet
Recomendar Imprimir
Nacionales - 24-04-2013 / 10:04
AVANCE JUDICIAL: "ESTAMOS ENTRANDO EN UNA DICTADURA CONSTITUCIONAL"

La “democratización” de la Justicia hará más autoritario al Gobierno de CFK

La “democratización” de la Justicia hará más autoritario al Gobierno de CFK
Julio Alak llega al Congreso. Junto a él, Agustín Rossi y Julián Domínguez. Elisa Carrió y Jorge Yoma contra Diana Conti. Ricardo Alfonsín, Ricardo Gil Lavedra y Federico Pinedo no acordaron. Las modificaciones que se implementarán obedecerían sólo a razones políticas circunstanciales y no a la intención de admitir alguna de las objeciones de fondo surgidas desde el propio Poder Judicial, del mundo del Derecho y de la oposición política.
El Gobierno de CFK llevó adelante dos modificaciones en el paquete de leyes de la denominada reforma judicial. La primera, involucra al proyecto centrado en el Consejo de la Magistratura. Persiste la propuesta de la ampliación de miembros y la elección de los consejeros por voto popular, pero agregan que la Corte Suprema seguirá manejando el presupuesto judicial. Lo mismo con el proyecto de acceso igualitario a la Justicia ya que ahora los jueces podrán seguir designando a dos de sus colaboradores inmediatos.
 
Le devolvieron a la Corte el manejo del dinero, pero le sacarán la independencia al Poder Judicial. En el texto original, el nuevo Consejo de la Magistratura tenía el control de todos los recursos de la Justicia y el nombramiento de los funcionarios. Cristina y Ricardo Lorenzetti se reunieron personalmente y mantuvieron conversaciones telefónicas para definir las modificaciones del proyecto oficial.
 
En pocas palabras, el kirchnerismo le deja el manejo del presupuesto a la Corte, sobre las cuestiones de fondo objetadas ni se habla. Es sólo cosmética barata que no alcanza a disimular el verdadero rostro del poder autoritario. Porque el Gobierno no modificó los aspectos más cuestionados de la reforma: el del número de integrantes del Consejo y el referido a las mayorías necesarias para nombrar y destituir jueces.
 
La diputada Elisa Carrió denunció estos espurios acuerdos y un supuesto pacto entre la "corporación política y la judicial". La diputada apuntó al titular de la Corte, a quien acusó de firmar un "pacto de Olivos" para que avance la reforma judicial impulsada por la presidenta. Además dijo que aprobar la iniciativa es "entrar a la dictadura constitucional".
 
"El Gobierno se está asegurando el control de toda la Justicia. Aun cuando perdiese las elecciones, con un Consejo de 25 integrantes hecho a su medida, seguirá teniendo hasta 2015 la mayoría y, desde allí, podrá presionar y digitar a todos los jueces. Quizá busca la impunidad o tal vez quiere controlar el poder", expresó el diputado y ex juez Ricardo Gil Lavedra.
 
Antes de lograr los votos para aprobar cada proyecto, la primera batalla en el Congreso será para conseguir el quórum de 129 diputados para abrir la sesión. Aquí los números están muy ajustados. Ocurre que varios de los 'indecisos' que luego dijeron que votarán en contra de la reforma no revelaron si ayudarán al Gobierno para conseguir el quórum mientras otros revelaron que lo harán.
 
En 1933 Adolf Hitler gana las elecciones. Poco después, decretó el fin de todas las libertades y derechos individuales, antes de comenzar las persecuciones políticas y étnicas. El mismo criterio totalitario, que el que ganó el Gobierno, por haber obtenido la mayoría, tiene el derecho de imponerse en todos los poderes del Estado forma parte hoy de los argumentos de los ultra K.
 
El creciente rechazo social a estos proyectos que atentan contra los derechos de los ciudadanos y la independencia del poder judicial se ha puesto de manifiesto en la impresionante manifestación del 18A. Hoy será un día histórico en el que está en juego la democracia republicana. El Gobierno de CFK busca el fin del derecho de las minorías, del juicio imparcial y de las libertades personales y colectivas.
 
La Opinión Popular

AVANCE SOBRE LA JUSTICIA
 
Reforma judicial: hacen cambios, pero sin tocar los temas más polémicos
 
El oficialismo introdujo modificaciones, a pedido de la Corte, para que ésta conserve la administración del Poder Judicial; hoy se aprobaría en Diputados
 
Luego de recibir un reclamo de la Corte Suprema, el Gobierno aceptó modificar dos de los proyectos de la reforma de la justicia , para mantener en el máximo tribunal todas las facultades de administración del Poder Judicial, potestad que en la propuesta original pasaba a manos del Consejo de la Magistratura. Sin embargo, el oficialismo no aceptó modificar los aspectos más cuestionados de la reforma: el del número de integrantes de ese órgano y el referido a las mayorías necesarias para nombrar y destituir jueces.
 
Los cambios, recibidos con sorpresa por los diputados oficialistas y calificados por un sector de la oposición como un "pacto espurio" entre la Casa Rosada y la Corte, postergarán al menos dos semanas los planes del oficialismo, que tenía previsto sancionar todas las leyes hoy.
 
El viraje del kirchnerismo se produjo luego de que el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, envió el jueves pasado al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, una carta en la que le transmitió algunas de las objeciones hechas por la Junta de Presidentes de Cámaras Federales de Apelaciones de todo el país. Ahí se advertía que podía producirse una "verdadera paralización del Poder Judicial".
 
Lorenzetti formalizó el reclamo ante el Congreso por expreso pedido de la Presidenta, a quien el juez le había manifestado unos días atrás, en una conversación reservada, el mismo planteo, según informó la diputada Diana Conti, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja.
 
La antesala de la votación, para la que el oficialismo cuenta con una mayoría muy ajustada, estuvo marcada por una fuerte presión contra la reforma, reclamo central de la multitudinaria protesta del 18-A, y eje de una intensa campaña de lobby de un grupo de organizaciones de la sociedad civil. Para sumar presión, la oposición instaló ayer una carpa frente al Congreso.
 
"Es nuestra intención tomar algunas de las sugerencias de nuestros jueces, que incluso ya habían sido hechas por integrantes de nuestro bloque y de bloques aliados", anunció Conti en el inicio del plenario de comisiones, en el que se emitió dictamen favorable a los proyectos que serán debatidos hoy en el recinto de la Cámara baja. Al encuentro asistieron el ministro de Justicia, Julio Alak, y el secretario de Justicia, Julián Álvarez.
 
"Todos sabemos que la Corte es el último intérprete de la Constitución. Si hace una interpretación de que el Consejo no tendría una capacidad eficiente, la verdad que al Poder Ejecutivo le parece aceptable la mayoría de las propuestas que hace la Corte", dijo Álvarez, para justificar el viraje. El funcionario ratificó que el resto de la reforma, que tiene como puntos salientes la elección de consejeros por medio del voto popular y la regulación de las medidas cautelares contra el Estado, se mantuvo sin cambios.
 
Ya cuando Conti anunció las modificaciones, entre los diputados, oficialistas y opositores, nació un murmullo que se prolongó durante varios segundos. Tres kirchneristas consultados por LA NACION no escondieron su sorpresa. "Nunca habíamos reculado, ni con la 125", se resignó uno. "Hay que pelearse con uno a la vez", evaluó otro, y explicó que, con las últimas modificaciones, el Gobierno mejoraba la convivencia con el máximo tribunal, al que irán a parar los planteos de inconstitucionalidad contra la reforma. "Hay batallas ganadas y otras que se tienen que postergar por un tiempo", interpretó el tercero.
 
La reacción opositora fue automática. "Esto es un pacto entre Lorenzetti y Cristina", soltó Elisa Carrió, que había girado su silla para quedar de cara a los periodistas que cubrían la reunión. Esa denuncia enseguida fue propalada en comentarios off the record por otros diputados opositores, que se preguntaban en qué consistía el supuesto intercambio entre el Poder Ejecutivo y la Corte. "Cristina le da el manejo de los recursos y del personal. ¿Qué le da Lorenzetti? La constitucionalidad del cepo cambiario o de la ley de medios", arriesgó Carrió.
 
Las modificaciones alcanzaron a dos de los seis proyectos, el de ingreso igualitario de empleados al Poder Judicial y el de reforma del Consejo de la Magistratura. El primero se debatirá en el Senado el miércoles próximo. Había sido aprobado la semana pasada en Diputados, cámara a la que deberá regresar tras los cambios. El segundo tendrá que volver a tratarse en el Senado, luego de que se sancione hoy en Diputados.
 
A partir de cambios en una veintena de artículos, en la nueva redacción de los dos proyectos se faculta a la Corte para manejar la administración de los fondos, la política salarial y las tareas de superintendencia del Poder Judicial. El máximo tribunal también queda a cargo de los concursos para ingresar a la planta de empleados de la Justicia. El proyecto original, que traspasaba todas esas facultades al Consejo, se fundaba en la Constitución, que en su artículo 114, señala que ese organismo "tendrá a su cargo [...] la administración del Poder Judicial". Pese a que algunos sectores de la oposición señalaban el "vaciamiento de poder" de la Corte como uno de los principales defectos de la reforma, las modificaciones no lograron atenuar el rechazo de todo el arco antikirchnerista.
 
 
LOS ARTÍCULOS REFORMULADOS
 
El kirchnerismo incorporó los aportes de Lorenzetti.
 
 
ASÍ ESTABA
Los recursos
El proyecto original, aprobado en el Senado, ponía en manos del Consejo de la Magistratura las facultades para el manejo del presupuesto, del personal y de las tareas de superintendencia del Poder Judicial
Nombramientos
La iniciativa kirchnerista también le otorgaba al Consejo el manejo del proceso de selección de jueces subrogantes
 
 
ASÍ SERÁ
Los recursos
El manejo de los fondos, del personal y de las tareas de superintendencia del Poder Judicial permanece en manos de la Corte Suprema
Nombramientos
El Consejo de la Magistratura sólo mantiene el control de los procesos para la selección de jueces subrogantes
 
 
DENUNCIAS DE AMENAZAS
 
Por unos segundos, la frase dejó a todos en silencio. "¡Me amenazaron!", gritó Alicia Comelli (Movimiento Popular Neuquino), de pie, al lado de su silla. La diputada integra el grupo de doce legisladores al que apuntó la campaña de presión de un grupo de ONG que se opone a la reforma judicial. La denuncia interrumpió la exposición de Fernando Straface, director del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), una de las asociaciones civiles impulsoras de la campaña. Ante una consulta de la nacion, la legisladora Comelli detalló que había recibido mensajes intimidantes a su teléfono celular, de parte de desconocidos, y no dudó en atribuirlos a la campaña que la tiene como blanco. "Ojo con lo que votás. Mirá que tenés que volver a Neuquén", decía uno de ellos, según contó la diputada. "Lo que más me molesta -agregó Comelli- es que las ONG nunca me llamaron para darme argumentos, y eso que había trabajado juntos en varios proyectos.".
 
Del editor: qué significa.
El Gobierno acordó con la Corte. Ahora podrá decir que escuchó a la Justicia. Lorenzetti quedó en el medio de las miradas.
 
Por Gabriel Sued 
 
Fuente: LA NACION

Agreganos como amigo a Facebook
18-04-2019 / 10:04
18-04-2019 / 09:04
Durante semanas los medios ultraoficialistas: Clarín, La Nación e Infobae, estuvieron anticipando supuestas medidas para conjurar el impacto inflacionario, para aguantar hasta las elecciones. Es que el desquicio de precios descontrolados, tarifas en incesante aumento, despidos y suspensiones masivas complican las posibilidades de reelección de Mauricio Macri.
 
Y el anuncio falló desde su misma presentación. Se supone que la intención, ante una realidad económica que le es absolutamente esquiva al gobierno de Macri, y tras un golpe de nocaut como el dato de la inflación de marzo, era que el Gobierno demostrara que estaba de pie, que generara confianza como para que le creyeran que podía llegar a las elecciones entero.
 
Lo calificaron de Plan Aspirina, Plan Parche, "paquetito" y hasta hubo quien lo comparó con la táctica de un técnico de fútbol que se sabe despedido y juega en el último partido con toda la audacia que nunca tuvo, con los jugadores y la estrategia en los que nunca creyó, para despedirse, fracasado, diciendo "hice lo que me pedía la gente".
 
El primer gesto fue esconder al Presidente y mostrarlo apenas asomado a un video mal editado del cual se presumía ser producto de una charla espontánea con una vecina. Mala elección. Peor aún para quienes tuvieron que dar la cara y responder ante la inevitable pregunta del periodismo. ¿Por qué no hizo los anuncios el Presidente?
 
También hizo agua el fondo de las medidas. ¿Hacía falta recurrir justamente a medidas K, tantas veces vilipendiadas, para ser presentadas ahora como salvavidas? Procrear, Precios Cuidados, congelamiento de tarifas, créditos con fondos de Anses, son conceptos que el gobierno demonizó durante tres años y medio como emblemas K, y hoy se convierten en instrumentos "para llevar alivio a las familias".
 
Es un paquete de medidas confusas, "parches" que no pueden provocar un impacto en el consumo: precios accesibles de la carne pero con reducido alcance en su disponibilidad, créditos de costo elevadísimo para familias que cobran dos mangos, tarifas ya a niveles exorbitantes sobre las que se promete no aplicarles más aumentos hasta fin de año, acuerdo de estabilidad de precios sobre una cantidad muy limitada de productos y luego de haber tenido un fuerte aumento previo.
 
Plan de pagos de la AFIP para deudas impositivas que no resuelven el problema central que genera la inactividad de las empresas. Créditos que no solucionan los problemas que afectan al conjunto de la sociedad, y que el programa del FMI eterniza: la debacle del ingreso y la producción. El verdadero "precio cuidado" (o congelado) es el salario. Y sin recomposición de los ingresos y sin reactivación productiva, no hay posibilidad de tener un horizonte distinto al de un colapso, que es lo que hoy se tiene por delante.
 
La Opinión Popular
 

17-04-2019 / 10:04
Ayer fue otro día negro para el Gobierno de Mauricio Macri, la inflación trepó al 4,7% en marzo y acumuló en el primer trimestre 11,8%, según informó el Indec. Desesperados por la elevada inflación y el posible resultado adverso en las próximas elecciones, el Gobierno le pidió FMI congelar las bandas de no intervención del Banco Central hasta fin de año entre un piso de $ 39,75 y un techo de $ 51,45.
 
Es claro que el FMI maneja el rumbo del país. Luego del anuncio del presidente del Central, Guido Sandleris, el Fondo destacó la medida y sostuvo que la inflación es un "desafío difícil para las autoridades argentinas", pero que se reduciría en los próximos meses. Con el combo de tarifazos y posibles saltos del dólar difícilmente caiga la inflación.
 
En los últimos doce meses la inflación alcanzó los 54,7 %, los rubros que más se encarecieron en marzo fueron los alimentos y bebidas, la educación y las prendas de vestir y calzado. La suba de precios impacta con más fuerza en los sectores más pobres ya que destinan la mayor parte de sus ingresos a la compra de los alimentos (lo que más aumentó).
 
Por los altos precios y el menor poder adquisitivo, el consumo se desplomó. Según un relevamiento, las ventas de los productos que componen la canasta básica (alimentos, bebidas, artículos de limpieza) registraron el mes pasado una baja del 8,7 % en volumen. Una baja que sólo se compara con lo registrado en la gran crisis del 2002.
 
Este miércoles el Presidente, y luego en conferencia de prensa los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Producción y Trabajo, Dante Sica, anunciarán medidas cosméticas electoralistas para "tolerar" la inflación, que incluirían una ampliación del programa Precios Cuidados, descuentos en supermercados y créditos de Anses para jubilados y beneficiarios de AUH. Hubo empresas como Molinos y La Paulina que se adelantaron y ya remarcaron sus precios.
 
El Gobierno apuesta a impedir una posible corrida cambiaria que hunda las aspiraciones de Macri de ser reelecto aunque cuenta con herramientas limitadas para evitar un nuevo salto del dólar. El FMI es partidario de la libre flotación del dólar, es decir que haya más devaluación si el "mercado" así lo exige, pero más devaluación dispararía aún más la inflación, la situación sería caótica y el macrismo se tendría que despedir de cualquier chance electoral.
 
El FMI respalda a Macri, pero como ya adelantó la directora gerente Christine Lagarde "sería una tontería que cualquier candidato diera la espalda al trabajo que se está haciendo", es decir gane quien gane oficialistas u opositores el mensaje es claro: habrá que seguir bajo la bota del FMI con más ajustes, reforma laboral y previsional. En tanto, la estrategia de Cambiemos es aguantar hasta las elecciones sin que se produzca una debacle, pero después el futuro es tétrico.
 
La Opinión Popular
 

16-04-2019 / 09:04
El 11 de abril pasado, Mauricio Macri lanzó entre bombos y platillos un fenomenal Plan Nacional Anticorrupción 2019-2023 para poner bajo la lupa a todas las dependencias del gobierno, pero ahora, la titular de la Oficina Anticorrupción, que diseñó este aparatoso plan, Laura Alonso, ha dicho que ni ella ni su oficina intervendrán en causas de corrupción de funcionarios de Cambiemos. No existe.
 
Así cualquiera. Es fabuloso tener un plan anticorrupción contra los otros y al mismo tiempo encubrir la corrupción de los propios al paralizar al organismo que los debería investigar. Laura Alonso se convierte con estas declaraciones en la luchadora Anticorrupción típica del discurso de Cambiemos.
 
Como los periodistas que se llaman "independientes" y ahora nos enteramos que trabajan para los servicios de inteligencia, Laura Alonso es lo contrario de lo que dice. En el programa de Luis Majul, indicó que es una decisión no investigar ni ser querellante en las causas de corrupción del Gobierno "para preservar cualquier tipo de sospecha o duda sobre la falta de imparcialidad". Es al revés: esa decisión confirma la falta de imparcialidad de Alonso.
 
Esta Oficina Anticorrupción es un chiste desde el momento en que Macri emitió un decreto que cambiaba los requisitos que debería cumplir el titular de la OA y los dibujó a imagen y semejanza de Laura Alonso, su candidata.
 
De hecho, Anticorrupción intervino en varios casos del gobierno de Cambiemos, el partido al cual pertenece Alonso. A mediados de 2016 fue acusada por su actuación en los Panamá Papers por la Fundación por la Paz y el Cambio Climático de Argentina: "mal desempeño de sus funciones", "abuso de autoridad" e "incumplimiento de deberes públicos". Laura Alonso defendió a Macri argumentando que constituir sociedad en paraíso fiscal no es delito en sí mismo.
 
El ex ministro de Energía Juan José Aranguren fue denunciado por comprar gas a Chile, sin licitación, mediante un acuerdo con ese país con un sobreprecio 53% mayor que el GNL que llega por barco y 128% más caro que las importaciones de Bolivia, y favorecer con ese procedimiento a la empresa Shell, de la cual es accionista. Alonso archivó la denuncia.
 
Hay muchas situaciones de este tipo. Alonso tiene denuncias en la Justicia por "persecución selectiva" por la manera como decide en qué causas intervenir y en cuáles no. En febrero de 2017, un grupo de diputados denunció a la Oficina Anticorrupción de Laura Alonso, por el escandaloso acuerdo firmado entre el gobierno de Macri con el Correo Argentino, por el cual se le condonaba al Grupo Macri, una deuda de 70 mil millones de pesos con el Estado. Alonso no es anticorrupta, usa a su organismo para hacer politiquería, lo cual es corrupción.
 
La Opinión Popular
 

16-04-2019 / 09:04
A diez semanas del cierre de listas, los u$s60 millones diarios del FMI empezarán a sellar la estrategia electoral del Gobierno de Mauricio Macri.
 
Si la mayor oferta de dólares, ayudada por la liquidación de la cosecha, alcanza a neutralizar la presión de la catástrofe inflacionaria y de la incertidumbre electoral sobre el dólar, Macri ratificará de forma definitiva su armado político electoral y todo el PRO se pondrá la camiseta de Durán Barba conducción.
 
El primer hecho, la estabilización del dólar, es el más deseado por todos en el oficialismo. Pero su consecuencia, la ratificación del modelo, es el más temido.
 
No lo quieren los radicales, no lo quiere María Eugenia Vidal, no lo quiere Horacio Rodríguez Larreta y no lo quiere Emilio Monzó. Creen que un veranito antes del cierre de listas provocará cinco meses de turbulencias.
 
"Si el dólar se mantiene o cede, el Gobierno lo va a tomar como una señal de acierto y va a ratificar todo lo de siempre. Si eso pasa, el verdadero enigma arranca entre el cierre de listas y el ballotage. Hay tres hitos: el día que Cristina anuncie que es candidata, el día de la PASO, en que muestre que es competitiva, y el día de la primera vuelta, cuando se meta en el ballotage. Esos tres días son un samba cambiario", vaticina una de las caras más visibles del Gobierno.
 
Agrega un dato más: "Y toda la sangría desde ahora hasta el ballotage, es responsabilidad de nuestro candidato, el Presidente de la Nación. Se la van a cobrar en la factura electoral de él". Por eso, ya hay quienes dicen en Cambiemos: cuanto mejor, peor.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar