La Opinión Popular
                  13:00  |  Viernes 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si llego a la Casa Rosada irá preso cualquier persona que comete un delito sin importar si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Julio Cobos
Nacionales - 21-05-2012 / 10:05
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 21 DE MAYO DE 1969 SE PRODUCE UNA PUEBLADA A RAÍZ DE LA FEROZ REPRESIÓN DE LA POLICÍA CONTRA OBREROS Y ESTUDIANTES

El Rosariazo, la insurrección de toda una ciudad contra la dictadura militar de Onganía

El Rosariazo, la insurrección de toda una ciudad contra la dictadura militar de Onganía
Rosario estaba en llamas y preanunciaba el Cordobazo. El 21 de mayo de 1969 a raíz de la feroz represión de la Policía contra obreros y estudiantes, se levantan barricadas en Sarmiento y San Juan en pleno 'Rosariazo'. Ese día fue asesinado un joven obrero de 15 años. Fotos: Carlos Saldi. Colección: Museo de la Memoria.
En mayo de 1969, las puebladas conmovieron a la Argentina. El Rosariazo y el Cordobazo encendieron la rebeldía obrero-estudiantil que buscaba terminar con la dictadura militar pro imperialista del general Onganía.
 
El 15 de mayo de 1969, durante una protesta por la suba del precio del comedor estudiantil en Corrientes, es asesinado por la represión el estudiante Juan José Cabral.
 
El día 17 de mayo, militantes de Ciencias Económicas de Rosario realizaron un acto de repudio en el comedor universitario que fue reprimido por agentes de policía. Adolfo Bello, de 22 años, recibió un balazo en la frente, y moriría esa tarde a causa de las heridas.
 
En la Marcha del Silencio en Rosario, por el asesinato de Bello, donde participan agrupaciones estudiantiles universitarias y secundarias y la opositora CGT de los Argentinos, y donde más de 4.000 manifestantes se enfrentan y hacen retroceder a la policía, cae asesinado el estudiante y obrero metalúrgico Luis Blanco, de 15 años.
 
Los manifestantes, apoyados por la población, que desde las puertas de las casas y las ventanas de los departamentos comenzaron a arrojarse maderas, papeles, trapos y neumáticos para hacer barricadas, para resistir la represión, protagonizan el Rosariazo. Desde la madrugada del 22 de mayo, Rosario es declarada "zona de emergencia bajo jurisdicción militar".
 
Una semana después estalla el Cordobazo y en los meses posteriores otras puebladas incendian la Patria.
 
Escribe: Blas García

Evita, te llevaremos como bandera hasta la victoria siempre
Blas Garcia

El Rosariazo formó parte de una sucesión de movimientos de protestas contra la dictadura militar, incluyendo manifestaciones y huelgas, realizadas en la ciudad de Rosario, entre los meses de mayo y septiembre de 1969 contra el general Juan Carlos Onganía.
 
El autoritarismo de Onganía, y su desprecio por la política, habían cebado el fenómeno de la unidad obrero-estudiantil que, con el tiempo, amalgamó un frente político y social combativo y variado que terminó con su corto reinado.
 
Las convulsiones del Mayo Francés, la influencia del catolicismo tercermundista y su opción por los pobres, los movimientos revolucionarios de sesgo nacionalista y antiimperial, promovieron en un clima de tensión generalizada contra el gobierno militar, como culminación de una escalada comenzada pocos días antes, el 13 de mayo en la provincia de Tucumán, donde los trabajadores del ingenio azucarero Amalia habían tomado las instalaciones en protesta por el impago de sus salarios.
 
Al día siguiente, manifestaciones en la ciudad de Córdoba tomaron la calle contra la supresión del sábado inglés, vigente desde la década del '20. Más de 3.500 obreros reunidos en asamblea para fijar la posición del gremio se enfrentaron con la policía, lo que desembocó en un total de 11 heridos y 26 detenidos.
 
Posteriormente, en la provincia de Corrientes, los estudiantes universitarios protestaron contra el anuncio de un aumento del 500% en los precios del comedor universitario; la policía reprimió la marcha, matando al estudiante correntino Juan José Cabral.
 
 
Madura el Rosariazo
 
El 16 de mayo, a causa de la inquietud producida por el repudio a los sucesos de Corrientes en la Facultad de Medicina, el rector de la Universidad Nacional de Rosario decidió la suspensión de las actividades durante tres días.
 
Los estudiantes se congregaron en el Comedor Universitario, desde donde marcharon por el centro de la ciudad. Mientras tanto, desde la Capital Federal se anunció que se habían despachado refuerzos policiales a Corrientes y que la Gendarmería Nacional de Formosa estaba acuartelada en previsión de acontecimientos similares.
 
Al día siguiente, un grupo de unos 400 estudiantes se reunió nuevamente frente al Comedor Universitario, lanzando volantes y haciendo estallar artefactos de estruendo. La policía reprimió la manifestación que coreaba "Acción, acción, acción para la liberación".
 
Un periodista, Reynaldo Sietecase, describió así los eventos:
 
Un grupo de estudiantes, perseguidos por la policía, corre por la calle Corrientes hacia el sur y dobla por Córdoba, desde Entre Ríos aparecen más policías disparando sus armas. Los estudiantes y decenas de sorprendidos transeúntes quedan encerrados...
 
Algunos estudiantes junto a una docena de paseantes -incluidos varios niños- ingresan a la Galería Melipal. El lugar tiene una sola boca de entrada y salida, por lo que otra vez quedan atrapados a merced de los guardias.
 
Los agentes ingresan al edificio y reanudan la golpiza. Entre los policías se encuentra el oficial inspector Juan Agustín Lezcano, un ex empleado de la boite Franz y Fritz. La gente trata de evitar como puede la lluvia de golpes: se escuchan súplicas, llantos y alaridos. En medio de la confusión suena un disparo. Cuando la policía se repliega queda en el suelo, junto a la escalera que lleva a los pisos superiores, el cuerpo de Adolfo Bello con la cara ensangrentada.
 
 
Reacción por la muerte del estudiante Adolfo Bello
 
El estudiante Adolfo Bello murió pocas horas más tarde. Dos balazos en la frente habían destrozado su cabeza delante de una galería comercial, a metros de una de las esquinas célebres de la ciudad: Córdoba y Corrientes.
 
El ministro del Interior de la dictadura, Guillermo Borda, atribuyó la responsabilidad de los hechos a la actividad política y gremial de la izquierda.
 
La Confederación General del Trabajo de los Argentinos decretó el estado de alerta y citó a un plenario para el 20; mientras tanto, organizaba una olla popular para suplir el comedor, que había sido cerrado por orden de la autoridad. Las manifestaciones cobrarían cada vez más intensidad en los días siguientes.
 
Las asambleas estudiantiles estaban prohibidas. Los alumnos con pelo largo eran mal vistos o perseguidos. Las muchachas con minifalda también. Los estudiantes se congregaban en los comedores universitarios. Allí comían y debatían. Los comedores universitarios fueron cerrados por las autoridades. Los estudiantes armaron una olla popular frente al local de la CGT A. La mezcla explosiva para la rebelión estaba rubricada.
 
El 20 de mayo, los estudiantes rosarinos anunciaron un paro nacional. Medidas similares tuvieron lugar en otras provincias: en Córdoba se realizó una marcha del silencio, en Corrientes, los docentes pidieron la destitución de las autoridades universitarias y en Mendoza se dispuso un paro de actividades y una marcha del silencio.
 
 
Estalla el Rosariazo
 
El 21 de mayo, las agrupaciones estudiantiles universitarias y de enseñanzas secundarias de Rosario y la CGT de los Argentinos convocaron a una nueva marcha de protesta, que partiría desde la olla popular instalada frente al local de la CGT A.
 
Raimundo Ongaro fue uno de los oradores en la asamblea previa. Las fuerzas de seguridad, mientras tanto, acordonaron la zona con fuerzas de infantería, caballería y vehículos blindados, instando a los manifestantes a disolver la concentración. Pese al operativo de seguridad se congregaron más de 4.000 personas.
 
Cuando iniciaron la movilización fueron reprimidos con gases lacrimógenos y fuerza física por la policía. El enfrentamiento devino campal, montándose barricadas en las calles y encendiéndose hogueras. Durante horas la policía intentó contener a los manifestantes, pero finalmente debió retirarse.
 
Desde las puertas de las casas y desde las ventanas de los departamentos comenzaron a arrojarse maderas, papeles, trapos, neumáticos para hacer barricadas, para la resistencia.
 
Los manifestantes intentaron brevemente tomar la Jefatura de Policía, pero renunciaron a la idea y ocuparon el rectorado de la Universidad y la sede de transmisión de LT8 Radio Rosario.
 
Ráfagas de balas fueron disparadas por la policía para frenar la insurrección. Cuando se disolvió un poco el desconcierto, ya entrada la noche, yacía sobre la vereda Luis Norberto Blanco, un estudiante metalúrgico de sólo 15 años. Estaba mal herido. Las fuerzas de seguridad atacaron también al médico que lo asistía y el joven murió pocos después en un sanatorio.
Desde la madrugada del 22, Rosario fue declarada zona de emergencia bajo jurisdicción militar. El general Roberto Fonseca quedó al frente del gobierno. Entre patrullas de gendarmería, 89 personas fueron detenidas como consecuencia de la marcha.
 
El 23, un grupo de 38 sindicatos dispuso la realización de un masivo paro industrial. Junto con una declaración de los sectores de la Iglesia más afines a los grupos obreros, la huelga fue un duro revés para el gobierno.
 
Más de 7.000 personas acompañaron al féretro de Blanco en su procesión hacia el cementerio y los obreros de la Unión Ferroviaria, que había adherido al paro, se manifestaron contra la suspensión de los delegados que tomaron la medida. El conflicto en los ferrocarriles sería agudo y desembocaría directamente en el Segundo Rosariazo pocos meses más tarde.
 
Mientras tanto, la oposición al gobierno se materializaba en la negativa de numerosos eclesiásticos a celebrar el Te Deum del 25 de mayo y pocos días más tarde en la insurrección del Cordobazo, seguido de un paro nacional. Cuando el 20 de junio el general Onganía visitó el rosarino Monumento a la Bandera, la CGT lo declaró persona non grata.
 
Apenas ocho días después un alzamiento de mayores proporciones aún, conmovía a Córdoba y a la nación. Se trató del Cordobazo y en opinión de uno de sus líderes, el sindicalista Agustín Tosco, tuvo una inocultable inspiración en aquellos días rosarinos de mayo.
 
Escribe: Blas García

Agreganos como amigo a Facebook
El Rosariazo, la insurrección de toda una ciudad contra la dictadura militar de Onganía
Colectivos quemados por los manifestantes durante el Rosariazo.
El Rosariazo, la insurrección de toda una ciudad contra la dictadura militar de Onganía
Feroz represión de la Policía contra obreros y estudiantes.
21-11-2014 / 12:11
 
El 18 de Noviembre de 2013 asumió Axel Kicillof a cargo del Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación. El listado de las principales medidas económicas tomadas y la evaluación de las mismas a la luz de los resultados en las principales variables de la economía permiten concluir que estamos ante un año de medidas equivocadas y malos resultados.
 
De todas las medidas tomadas en este periodo hemos identificado y estudiado en este Informe las principales 40, entre ellas: Mini-Devaluaciones, Sucesivas prórrogas del Blanqueo de Capitales, Programa "Precios cuidados" en varias versiones, productos y ampliaciones, Devaluación de Enero 2014, Apertura Parcial Cepo Cambiario, Cepo al "Dólar Bolsa", Programa de Diversificación de Exportaciones, Nueva moratoria previsional, Liquidación anticipada de Exportaciones de Cerealeras en dos oportunidades, Modificación IPC y Lanzamiento IPC-Un, discontinuación en la medición de la pobreza.
 
Además, acuerdo Repsol- YPF, Acuerdo con el Club de Paris, Tope Máximo a las tasas de interés, Motos paraTodos-PROCEAR I y II, Autos para todos-PROCREAR I y II, Prorroga del Acuerdo Automotriz con Brasil, Aerolíneas Para todos (con viajes subsidiados), Default, Ampliación por Decreto del Presupuesto Nacional de Gastos 2014, Extensión del REPRO para empresas en crisis, Aumento de las tasas de interés de referencia.
 
A lo que se suma: Aumento los requisitos para comprar dólares, Swap de monedas con China, Plan "Ahora 12", y Emisión de Deuda en Bonos con Seguro de Cambio / Bonand 2016, y por último en el día de ayer, Creación de Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las operaciones de comercio exterior para controlar exportaciones y divisas.

21-11-2014 / 09:11
21-11-2014 / 09:11
 
Graciela Ledo y su madre, Marcela Brizuela de Ledo, integrantes de Madres de Plaza de Mayo de La Rioja, denunciaron que el jefe del Ejército, Teniente General César Milani, hostiga a sus abogadas defensoras con el objetivo de sacarlas de la causa que se tramita en Tucumán por la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo, en la que Milani es uno de los principales involucrados.
 
Graciela Ledo, hermano del soldado, señaló que el defensor oficial ad hoc, Adolfo Bertini, por orden de Milani, presentó una denuncia penal "contra nuestras abogadas Viviana y María Elisa Reinoso, para que tengan temor y se retiren del caso. La denuncia es por el presunto hostigamiento a un testigo favorable a Milani que no tiene nada que ver con la realidad con sus falsedades y con todo esto van dilatando la causa".
 
"Milani se siente muy fuerte y muy poderoso. Ya nos amenazaron con las llamadas telefónicas y ahora con nuestras abogadas, pero nuestras abogadas no tienen miedo. Esto también tiene que ver con dilatar la causa, porque los jueces, teniendo todos los elementos y las pruebas no lo están llamando a indagatoria, se lo está protegiendo", agregó la hermana del soldado.
 
Relató además que el lunes las abogadas fueron a Tucumán y "se enteraron que el fiscal había pedido una semana de licencia, y el defensor de Milani recusó al fiscal reemplazante y le piden urgente el expediente, y no sabemos cuál es el objetivo, nos extraña mucho esta actitud".
 
"Para nosotros, -apuntó Graciela Ledo- Milani es una persona protegida y goza de total impunidad de los tres poderes: del Ejecutivo que lo propone, del Legislativo que le aprueba los pliegos y del Poder Judicial permitiendo todas sus cuestiones y que no procede", destacó.
 
También denunció que las causas en La Rioja contra el jefe del Ejército están paralizadas. "Las cuatro causas; dos de Ramón Alfredo Olivera, la causa de Plutarco Schaller y de Verónica Matta, no se mueven por qué no les asignan fiscal; el fiscal  federal  Enrique Salman se inhibió y después no designaron otro fiscal".
 
La Opinión Popular
21-11-2014 / 08:11
 
Gabriela Vázquez, jueza laboral y vinculada a la agrupación ultra kirchnerista Justicia Legítima, fue electa ayer presidenta del Consejo de la Magistratura, el órgano encargado de promover la destitución y el nombramiento de los jueces.
 
Y poco después de asumir encaró una acción de presunta ilegalidad: convocó una sesión extraordinaria y puso como administrador a Claudio Cholakian, ex abogado de la diputada ultra K Diana Conti, con el claro propósito de manejar la "caja", el presupuesto del Poder Judicial y el pago de salarios. ¿La excusa? "Está en riesgo el pago de los salarios", dijo la presidenta.
 
La designación de Vázquez, amiga íntima de la Procuradora General de la Nación Alejandra Gils Carbó, se produjo gracias al voto de todo el ala ultra cristinista del Consejo, que se impuso sobre el sector opositor en el primer plenario tras la asunción de los 11 nuevos integrantes del organismo.
 
Se trató de una disputa reñida: el bloque ultra cristinista ungió a Vázquez como presidenta, quien obtuvo el voto del representante del Poder Ejecutivo, el camporista Julián Álvarez; del académico Candis; de los senadores oficialistas Ruperto Godoy y Pablo González; del diputado de La Cámpora Eduardo  "Wado" De Pedro y su par del camporismo Héctor Recalde, además del de ella misma.
 
Ya lo dijo Cristina: "vamos por todo", y así es. Si los opositores no se ponen las pilas, los ultra K los van a acostar, cosa que ya están haciendo. No ganarán las próximas elecciones pero tendrán el control de lugares claves, la Justicia es uno de esos lugares.
 
La Opinión Popular

21-11-2014 / 07:11
  Los oscuros negocios privados de la presidenta Cristina Fernández y su familia siguen dando que hablar en la Justicia. El juez Claudio Bonadio ordenó ayer al mediodía allanar la empresa Hotesur, empresa que administra el hotel Alto Calafate, propiedad de Cristina. El allanamiento fue ordenado en el domicilio declarado en la ciudad de Buenos Aires.
 
El mismo se realiza en el marco de una denuncia impulsada por la diputada Margarita Stolbizer por el presunto delito de violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad, en relación a los hoteles que posee la Presidenta. La líder del GEN considera que hay sospechas de que podría ser un alojamiento "fantasma" usado por los Kirchner para hacer negocios con el empresario Lázaro Báez, denunciado como el testaferro K.
 
La sociedad saltó a la fama por ser la compañía que administra el Hotel Alto Calafate, que el ex presidente Néstor Kirchner dijo haber adquirido en 2 millones de dólares, y cuyas habitaciones fueron alquiladas a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez, que nunca fueron utilizadas.
 
Fuentes consultadas por la Agencia Opi Santa Cruz aseguraron que si el juez Bonadio "realmente quiere encontrar algo, el allanamiento tienen que hacerlo en acá", en el domicilio fiscal que la empresa de la familia presidencial tiene en Río Gallegos.
 
"En el piso 4º de Lavalle 975 de Capital Federal, ya lo demostró PPT, no hay nadie, es un departamento vacío. Así que el juez sabiendo eso, no entiendo cómo no acciona en Río Gallegos, donde podrían encontrar muchas más pruebas", aseguraron.
 
Distintos sectores se encargaron de remarcar que hay una protección desde la IGJ, la AFIP y otros organismos públicos hacia las empresas ligadas a la familia Kirchner, que hace que no se pueda saber la verdad porque no brindan la real información sobre las mismas.
 
Los organismos oficiales se niegan a informar lo que debería ser público y de acceso a todo el mundo. En vez de permitir que todos puedan tener llegada a la información, los funcionarios K se encargan de hundir las carpetas y de mirar para otro lado, y aquellos que tienen como objetivo investigar los actos de corrupción no lo hacen, así como tampoco la Justicia.
 
El fin de ciclo K se acerca y con ello la Justicia acelera procesos judiciales que por más de una década estuvieron guardados en los cajones. Lo de ayer es solo una muestra de cómo los funcionarios K deberán desfilar por los tribunales una vez que abandonen el poder y tenga que dar explicaciones ante la Justicia por la corrupción en la mal llamada década ganada.
 
El relato K toma a la corrupción como algo intrascendente, e incluso asegura que "disminuyó" a lo largo de la última década. Como sucede con otros casos, las palabras chocan con la realidad y no pueden tapar el sol con un dedo. Además, confiados en su impunidad han dejado muchas huellas....
 
La Opinión Popular

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar