La Opinión Popular
                  16:57  |  Lunes 06 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hasta aquí el kirchnerismo tiene poco menos de un tercio, que es lo que tuvo siempre. No sé de dónde aparecen estas cosas de que se va a comer a los chicos crudos”. Ernesto Sanz
Internacionales - 24-04-2012 / 09:04
97 ANIVERSARIO DEL GENOCIDIO ARMENIO

La herida abierta de un exterminio silenciado

La herida abierta de un exterminio silenciado
Hace 97 años se iniciaba una de las más crueles matanzas que registra la historia de la humanidad y la primera ocurrida en el siglo XX: el exterminio, entre 1915 y 1916, de 1.500.000 armenios, incluyendo ancianos y niños desprotegidos.
Este 24 de abril se conmemora el 97º aniversario del genocidio armenio, la deportación forzosa y masacre de un número indeterminado de civiles armenios, calculado aproximadamente en la muerte de entre un millón y medio y dos millones de personas, durante el gobierno de los Jóvenes Turcos, en el Imperio otomano, desde 1915 hasta 1923, durante la Primera Guerra Mundial.
 
Se caracterizó por su brutalidad en las masacres y la utilización de marchas forzadas con las deportaciones en condiciones extremas, que generalmente llevaba a la muerte a muchos de los deportados. Otros grupos étnicos también fueron masacrados por el Imperio otomano durante este período, entre ellos los asirios y los griegos de Ponto. Algunos autores consideran que estos actos son parte de la misma política de exterminio.
 
El genocidio armenio ofende la conciencia humana y es contrario a la moral. El negacionismo del Gobierno turco no invalida el millón y medio de armenios asesinados y los setecientos mil expulsados de su territorio. Pasaran los años y no habrá olvido, sigue abierta la herida de un exterminio silenciado, pedimos justicia.
 
La Opinión Popular
 
La fecha del comienzo del genocidio se conmemora el 24 de abril de 1915, el mismo día en que las autoridades otomanas detuvieron a unos 800 intelectuales armenios que eran líderes de la comunidad de armenios en Estambul.
 
Posteriormente los militares otomanos expulsaron a los armenios de sus hogares y les obligaron a marchar cientos de kilómetros -por el desierto de lo que hoy es Siria- privados de alimentos y agua. Las masacres no respetaron la edad o el sexo de las víctimas, y las violaciones y otros tipos de abusos sexuales eran frecuentes.
 
Aunque la República de Turquía, sucesora del Imperio otomano, no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieran realmente,[6] no admite que se tratase de un genocidio, arguyendo que las muertes no fueron el resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el Estado otomano, sino que se debieron a las luchas interétnicas, las enfermedades y el hambre durante el confuso periodo de la Primera Guerra Mundial. A pesar de esta tesis, casi todos los estudiosos -incluso algunos turcos- opinan que los hechos encajan en la definición actual de genocidio.
 
Es generalmente considerado el primer genocidio sistemático moderno; de hecho, es el segundo caso más estudiado de genocidio, después del Holocausto. Hasta la fecha 22 Estados han reconocido oficialmente el genocidio.
 
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2015 / 09:07
La Guerra de Liberación de Argelia tuvo lugar entre 1954 y 1962 y fue un periodo de lucha del Frente Nacional de Liberación de Argelia (FLN) apoyado por el conjunto del pueblo en contra de la colonización francesa establecida en Argelia desde 1830.
 
En 1830 las fuerzas colonialistas francesas se instalaron en Argelia, desplazando al dominio turco. Colonos franceses se apoderaron de las mejores tierras y, junto a una pequeña oligarquía argelina, explotaron a la mayoría de árabes y bereberes.
 
Tras la Segunda Guerra Mundial, en la sociedad argelina empezó a tomar conciencia de la opresión colonial francesa y a crecer el sentimiento de la independencia. Muchos militares argelinos que habían colaborado en liberar Francia del régimen nazi, se vieron frustrados por el trato que la metrópoli daba a los ciudadanos nativos.
 
Francia se debilitó ante el avance de la lucha anticolonialista en todo el mundo. En 1954 su ejército fue derrotado en Vietnam. Con ello, crece el movimiento nacionalista argelino y fueron muchos los soldados argelinos que empezaron a considerar que era el momento de obtener la independencia para Argelia.
 
La guerra de independencia se llevó a cabo en forma de lucha de guerrillas y enfrentamientos contra el ejército francés y los colaboracionistas de origen local llamados Harkis. Los guerrilleros independentistas se denominaban muyahidines.
 
El 1 de noviembre de 1954, el FLN lanzó su ofensiva para lograr la independencia mediante ataques coordinados a los edificios públicos, militares, puestos de policía e instalaciones de comunicaciones. Un continuo aumento en la acción de la guerrilla durante los siguientes dos años forzó a los franceses a llevar 400.000 tropas francesas a Argelia. La estrategia del FLN, encabezado por Ahmed Ben Bella, combinó las tácticas guerrilleras con un deliberado uso del terrorismo.
 
Los civiles de origen europeo y argelino fueron desde el principio blanco de atentados terroristas por parte tanto del FLN como de las organizaciones terroristas armadas pro-francesas OAS. Hubo varios episodios muy sangrientos y, sobre el número de muertos se habla de una cifra de 33.000 franceses y un número superior de argelinos. El FLN habla en torno al millón de muertos.
 
En 1956-1957 la guerra se extendió a las ciudades, y tuvo lugar lo que se conoce como la "Batalla de Argel": los ataques guerrilleros del FLN contra objetivos civiles y militares franceses fueron contestados de forma brutal por los paracaidistas del general Jacques Massu. La tortura generalizada y la ejecución sumaria de centenares de sospechosos se convirtieron en recursos normales en la acción del ejército francés en el populoso barrio musulmán llamado la Casbah, bastión de la resistencia.
 
La guerra terminó el 5 de julio de 1962 con el reconocimiento, por parte de Francia, a través de los acuerdos de Evian, de la independencia de Argelia. Significó la expulsión de 350.000 colonos europeos de origen francés, italiano y español.
  
Por Carlos Morales

04-07-2015 / 20:07
02-07-2015 / 09:07
26-06-2015 / 17:06
 
En el transcurso de cuatro horas, tres atentados terroristas sacuden a Francia, Túnez y Kuwait con más de 60 víctimas. Cerca del mediodía argentino se conoció otro ataque, esta vez en Somalia, con más de 50 muertos.
 
En Francia, un hombre fue hallado decapitado a la entrada de una fábrica en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, en el departamento de Isere (sureste de Francia), en un atentado en el que varias personas resultaron heridas.
 
Según la web del diario local 'Le Dauphiné Liberé', un vehículo entró dentro de la empresa Air Products, en una zona industrial, y colisionó contra varias bombonas de gas dentro de la fábrica, lo que originó una explosión en la que un número indeterminado de personas resultaron heridas. Junto al hombre decapitado, los presuntos autores depositaron una bandera del Estado Islámico (EI), según las fuentes.
 
En Túnez, al menos 27 personas murieron en un ataque a un hotel turístico en la popular localidad balnearia de Sousse, dijo hoy un funcionario del Ministerio del Interior. Una fuente de seguridad local dijo que el ataque fue en el hotel Imperial Marhaba.
 
El cuerpo de un hombre armado con un rifle de asalto Kalashnikov yacía en el área tras ser abatido en un tiroteo con la policía, dijo la fuente. Sousse es una de las playas más populares de Túnez y atrae a turistas de Europa y de naciones vecinas del norte de Africa.
 
Túnez ha estado en alerta desde marzo, cuando islamistas armados atacaron el museo Bardo causando la muerte de un grupo de turistas extranjeros, en uno de los episodios más violentos en una década en el país del norte africano.
 
En Somalía, decenas de soldados murieron en un ataque reivindicado por la milicia islamista Al Shabab contra una base de la Unión Africana (UA) en la localidad somalí de Lego, 130 kilómetros al noroeste de Mogadiscio.
 
Un comunicado publicado por el grupo terrorista eleva a 50 el número de soldados muertos. El ataque a la base fue con granadas y metralletas, confirmaron testigos.
 
Según Al Shabab, sus milicianos consiguieron entrar en la base y se enfrentaron durante horas a las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom), que apoyan al gobierno somalí en su lucha contra grupos armados.
 
La Opinión Popular

25-06-2015 / 11:06
La Guerra de Corea fue un conflicto bélico, derivado de la Guerra fría, librado desde el 25 de junio de 1950 hasta julio de 1953. Se inició como una guerra entre Corea del Sur (República de Corea) y Corea del Norte (República Democrática Popular de Corea). El conflicto rápidamente se convirtió en una guerra internacional limitada que involucró a Estados Unidos y a otras 19 naciones.
 
Fue un enfrentamiento entre los dos regímenes opuestos: el socialismo y el capitalismo. El comunista Kim Il-Sung condujo a los norcoreanos, con ayuda de la República Popular de China y la Unión Soviética. Por otra parte, el proyanqui Syngman Rhee lideró a los surcoreanos, con la asistencia de los países de las Naciones Unidas y, en particular, de Estados Unidos.
 
La Guerra tuvo su origen en el avance del socialismo y del comunismo en los países dependientes y colonizados, favorecido con el triunfo de la Revolución China. El gobierno de Estados Unidos tuvo una reacción inmediata, por la amenaza que ésta representaba para sus intereses económicos, y el presidente Truman ordenó al general MacArthur que proporcionara a Corea del Sur la ayuda necesaria y la debida intervención militar.
 
La ONU se metió de inmediato a través del Consejo de Seguridad, y, aprovechando que el delegado soviético no asistió a la convocatoria, dio su respaldo a los yanquis, quienes, actuando bajo la bandera de la ONU dirigieron y costearon económicamente las operaciones en Corea del Sur, en tanto que el gobierno de China Popular intervenía a favor del ejército norcoreano, apoyado a su vez por la Unión Soviética.
 
La Guerra de Corea habría de durar tres años, durante los cuales el conflicto parecía no tener solución. El fin de la Guerra de Corea no trajo mejoría en las relaciones entre los dos bloques.
 
En Estados Unidos, la opinión pública desaprobaba que su país se hubiera enfrentado a una guerra inútil como la de Corea, que no había resultado en una victoria militar y, en cambio, había ocasionado una gran pérdida de vidas humanas y provocado una nueva recesión económica.
 
Además, la tensa situación propia de la Guerra Fría había instalado entre los yanquis un sentimiento anticomunista que tomó tintes represivos en contra de quienes simpatizaran con la ideología socialista o fueran sospechosos.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar