La Opinión Popular
                  08:20  |  Domingo 26 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Por Por Mariano Jaimovich - 09-01-2019 / 09:01

Hugo Haime: “Si Cristina no se presenta, Macri terminó como Presidente”

Hugo Haime: “Si Cristina no se presenta, Macri terminó como Presidente”
"Si la oposición se junta, el Gobierno carecerá de toda chance de ser reelecto", sentencia el consultor Hugo Haime, cuya experiencia superior a los 20 años lo transforma en uno de los más escuchados a la hora de analizar el comportamiento de la opinión pública.
El consultor especializado en investigación e imagen política dialogó cara a cara sobre la configuración que puede tener el peronismo.
 
En medio del debate sobre el adelantamiento o no de las elecciones y del lugar que tendrá Cristina en las mismas, los analistas políticos comenzaron a hacer sus pronósticos respecto a la configuración que tendrán tanto el oficialismo como el peronismo.
 
"Si la oposición se junta, el Gobierno carecerá de toda chance de ser reelecto", sentencia el consultor Hugo Haime, cuya experiencia superior a los 20 años lo transforma en uno de los más escuchados a la hora de analizar el comportamiento de la opinión pública.
 
Respecto de Cristina, considera que es una candidata que tiene potencial debido a que reúne "muchos votos, pero a la hora de las elecciones pierde".
 
Por el lado del peronismo alternativo, indica que el "único que mide" entre los posibles postulantes es Sergio Massa.

Haime hoy es director general de su propia consultora dedicada a investigación e imagen política. Como analista y encuestador, participó en más de cien campañas electorales tanto a nivel nacional (presidenciales) como provincial (para gobernador e intendente).
 
Generalmente, es contratado por distintos candidatos peronistas, aunque aclara que nunca trabajó para el kirchnerismo.
 
Previamente se desempeñó como director de Marketing en Gabriel Dreyfus y Asociados Publicidad, participando en la formulación e implementación de campañas publicitarias de empresas líderes.
 
En cuanto a su desempeño educativo, por ejemplo fue Secretario Académico del Instituto de Sociología de la Universidad de Buenos Aires.
 
En una profunda charla con iProfesional, Haime compartió sus ideas acerca de las posibles estrategias que pondrían en juego el oficialismo, Cristina Fernández de Kirchner y el peronismo.
 
-¿Qué radiografía realiza del panorama político actual?
-Hoy tenemos dos núcleos muy claros: los adherentes al Gobierno, que son alrededor del 30%, y los opositores, que representan el 70% restante. Desde el punto de vista electoral, el panorama sigue siendo una incógnita. En la medida que la oposición vaya dividida, el oficialismo tendrá algún tipo de chance de ganar. En cambio, si la oposición se junta, Cambiemos carecerá de toda opción de ser reelecto.
 
-¿De qué manera piensa que se puede presentar la oposición?
-Pueden darse dos situaciones al mismo tiempo: un intento de Massa por crecer para liderar el espacio opositor, debido a que es el dirigente que más mide en el peronismo alternativo. Y, por otro lado, hay que ver si Cristina se presenta o no. Ésta creo que va a ser una incógnita hasta último momento. También está la posibilidad que aparezca un gobernador tapado, va a depender o no de la unidad del peronismo.
 
-Cristina suena ahora como posible candidata a gobernadora para la provincia de Buenos Aires, también se la menciona en la lista a Presidente y los rumores son diversos, ¿cree que se presentará?
-Cristina es una candidata potencial que tiene muchos votos, pero a la hora de las elecciones pierde. Sucedió cuando eligió a Scioli para 2015, también con su candidato en 2013 y ella, personalmente, perdió la última elección en provincia de Buenos Aires contra dos dirigentes muy poco conocidos.
 
Quiere decir que si bien Cristina es una dirigente con 30% de apoyo, no necesariamente después eso termina pesando definitivamente en las urnas con un triunfo. Esta situación, de alguna forma, la lleva a pensar qué es lo que va a hacer.
 
-A nivel personal, ¿qué piensa qué puede ocurrir cuando se presenten las listas?
 
-No sé, el 50% de mi biblioteca me dice una cosa y el otro 50% otra. Cristina puede estar pensando dos cuestiones: una es lo que menciona a través de sus tuits, que ella quiere conducir un proceso de oposición al Gobierno. Conducir no quiere decir ser candidata. Y pensando que la Argentina del 2020 va a estar llena de dificultades a resolver, como la inflación, pobreza y deuda externa, es difícil imaginar que no sea un gobierno de unidad nacional el que esté al frente.
 
Desde ese punto de vista, a Cristina le conviene mucho más no ser candidata, apoyar un frente electoral y después juzgar y decir si está bien o mal, que intentar ser Presidenta. Algo que tiene dos riesgos: perder la elección y terminar muy mal en el Gobierno por los problemas mencionados.
 
Esa es una parte de la biblioteca, la otra parte diría: si es la candidata que tiene más votos, ¿por qué no va a jugar? Ésta misma duda que tengo la tiene el kirchnerismo.
 
-Más allá del mencionado Sergio Massa, ¿qué otros candidatos están mejor posicionados en el peronismo?
-El único que mide es Massa, no hay otro. En un escenario largo, mide 11 puntos, en cambio en un marco acotado con Cristina y Macri, Massa llega a los 20 puntos.
 
-A Lavagna se lo está nombrando mucho como el candidato que tiene la mejor imagen de todos...
-No lo estoy midiendo a Lavagna. Es un técnico que, desde mi punto de vista, es conocido en los sectores medios y altos, pero en los populares hay un recuerdo de él como ministro de Economía, no como dirigente político.
 
-Entonces, ¿ve muy escasas las alternativas en la oposición si no se presenta Cristina?
-Creo que si el peronismo se pone de acuerdo en definir un candidato y lo empuja en conjunto, éste va a tener una gran fuerza. Eso no depende de cuánto esté midiendo hoy, se puede llamar Lavagna, Massa, Uñac, Schiaretti o el que sea. Tiene que ser alguien que pueda entrar en todos los sectores de la sociedad.
 
Puede darse la misma situación de Néstor Kirchner en 2003, que nadie lo conocía y resultó ganador cuando el conjunto de gobernadores del peronismo lo puso de candidato. De hecho, a inicios del 2015 Macri estaba tercero en las encuestas y la discusión en ese momento era quién saldría triunfador entre Scioli y Massa, y finalmente terminó ganando el actual Presidente.
 
Por eso digo que el panorama electoral es muy abierto y hay un juego de estrategias, donde obviamente el Gobierno juega a que Cristina sea candidata, ella mira y sigue jugando, mientras el peronismo alternativo es el que tiene que hacer el mayor esfuerzo en construir una alternativa y darle a la sociedad una perspectiva distinta que la que dan las primeras dos fuerzas. Todo ese juego se verá de acá a mayo, ya que los primeros días de junio es la inscripción de alianzas.
 
-¿Considera que finalmente se producirá una unión en el peronismo?
-Depende de los dirigentes del peronismo, de cuan amplios o egoístas sean. En principio, deben decidir si van a ser opositores en serio del Gobierno, algo que podría ayudar a la unidad del conjunto de la oposición, o si hay un sector que prefiere que gane Macri antes que Cristina. Eso también es algo que está abierto a la discusión.
 
-En caso de que se genere esta unificación, ¿el candidato que representará a esta fuerza saldrá de internas abiertas o será designado "a dedo"?
-Pienso que saldrá más de un acuerdo político que de una interna. Si Cristina se presenta va a haber PASO, sin duda, porque el peronismo alternativo va a querer presentar a sus propios dirigentes. En cambio, si ella no se presenta, ahí hay que ver si se llega o no a un acuerdo político.
 
-¿Qué puede hacer el peronismo, en caso de ganar, respecto a la deuda con el Fondo Monetario?
-Me parece que todos los dirigentes del peronismo ya lo definieron: van a sentarse a hablar con el Fondo para decirle que así no se puede pagar. Así es impagable.
 
-¿Y cómo lo ve a Macri en las elecciones?
-Creo que tiene una sola jugada, que es que Cristina sea candidata y su contrincante, sino Macri pierde y terminó su carrera como Presidente. No tiene chances porque hay una tendencia muy fuerte al cambio.
 
-Ante esta situación, ¿qué estrategia electoral piensa que el Gobierno pondrá en juego para ser reelecto?
-El oficialismo tiene a Cristina de frente y al peronismo dividido, ahí tiene una chance. Carrio denunció un acuerdo entre Macri y Schiaretti para dividir al peronismo. O sea que el Gobierno va a operar muy activamente para que esto suceda.
 
Y desde el punto de vista de los logros, el Gobierno va a insistir con la seguridad y la corrupción, que son los temas que sólo les importan a aquellos que apoyan al oficialismo. Al resto sólo les importa la desocupación, los bajos salarios y la pobreza, temas de los que Cambiemos no puede decir nada.
 
En resumen, creo que el oficialismo sabe que puede repetir la elección de primera vuelta del 2015, con los 34 puntos obtenidos, y no tiene mucho margen más. No creo que pierda ese piso. La pelota está del otro lado, y el cuco que está enfrente es Cristina.
 
-¿Y una mejora de la economía cuánto puede influir en los resultados?
-Aunque le vaya muy mal en la economía al Gobierno, si el peronismo va dividido el oficialismo tiene la opción de ganar.
 
-¿Ve importante la selección de los vicepresidentes en este tipo de elecciones?
-Me parece que dependerá de la estrategia política de los candidatos. En general, los vicepresidentes no generan votos, pero sí una idea de orientación sobre qué tipo de política y de alianzas se pueden constituir. Pero si todavía ni siquiera están definidos los candidatos a Presidente, pensar ahora en los vicepresidentes es muy difícil.
 
-¿Qué opinión tiene del Gobierno?
-Es un Gobierno errado en su concepción e ineficaz ejecutando las políticas. En un estudio que hice, entre una puntuación entre 0 y 10, la gente le pone 3,6 puntos de calificación. Un 60% de la gente dice que nunca votaría una fórmula Macri-Vidal, que son los dos candidatos más importantes de Cambiemos, el resto no existe. O sea, el nivel de rechazo que está teniendo el Gobierno es muy importante. Ojo, Cristina también tiene un 50% de rechazo.
 
-¿Cómo considera que pueda impactar un adelantamiento de las elecciones?
-La única sorpresa que puede haber es si se adelantan o no las elecciones en la provincia de Buenos Aires. Si el Gobierno no las adelanta, lo que se viene es una ola de triunfos del peronismo en las provincias.
 
En cambio, si adelanta, pueden pasar dos cosas: que gane o que pierda. Si pierde en territorio bonaerense, se le complica el panorama porque ahí sí Macri terminó prácticamente su carrera. Está en una complicación. Aunque si gana en Buenos Aires le corta la ola de triunfos al peronismo, al mostrar que triunfa en el 40% del electorado del país y generar otro clima político, positivo para el oficialismo.
 
En resumen, Cambiemos deberá ver si le sirve o no hacerlo para asegurar la reelección.-
 
Fuente: iProfesional
 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar