La Opinión Popular
                  19:52  |  Domingo 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“El presidente proviene del sector empresario y debería saber que el trabajo tiene tutela y el Estado debe tener presencia. El concepto de libertad no está reñido con un Estado presente”. Graciela Camaño
Nacionales - 31-08-2011 / 09:08
SÓLO SE PRESENTARON EN SAN LUIS Y EN MISIONES

Los gobiernos provinciales demoran proyectos de sus presupuestos

Los gobiernos provinciales demoran proyectos de sus presupuestos
La ingeniería presupuestaria estará atada a los tiempos que marca el calendario electoral, especialmente teniendo en cuenta que en octubre, además de presidente, en nueve provincias se definirán gobernador y la nueva conformación de la Legislatura.
Vencido en muchos casos el plazo fijado por las leyes locales, sólo dos provincias presentaron sus respectivos proyectos de presupuestos para el próximo año. A principios de mes, tomó estado parlamentario la iniciativa que preparó para 2012 el gobernador de Misiones -reelecto en junio-, Maurice Closs, y el lunes, firmó su propuesta para San Luis, el mandatario y candidato a presidente, Alberto Rodríguez Saá.
 
Como habitualmente ocurre año tras año, las administraciones del interior prefieren saltear las fechas límite para las presentaciones y optan por postergar unos meses la proyección del gasto provincial, hasta tener algo en claro los lineamientos sobre el plan de gastos nacional, o al menos alguna promesa nueva en cuanto a los repartos de parte de la Casa Rosada.

 
Elecciones
 
Este año más que nunca, esa ingeniería además estará atada a los tiempos que marca el calendario electoral, especialmente teniendo en cuenta que en octubre, además de presidente, en nueve provincias se definirán gobernador y la nueva conformación de la Legislatura.
 
El Gobierno de Buenos Aires, por caso, decidió postergar el diseño del plan de gastos para 2012, cuyo plazo de presentación ante la Legislatura vence hoy.
 
La serenidad del mandatario Daniel Scioli, quien retomó el lunes, después de sus minivacaciones en España, el trabajo con su ministro de Economía, Alejandro Arlía, y con el resto de las áreas para repasar aspectos generales del proyecto, no sorprende.
 
A la espera de las definiciones nacionales, profundizadas por la expectativa por los comicios de octubre, la serenidad que exhiben en el entorno del mandatario se inscribe en la buena marcha de las finanzas locales, empujada en gran medida por la recuperación del escenario nacional, pero fundamentalmente consolidada por los buenos índices de recaudación propia.
 
Sin grandes cambios, las dos provincias que ya anticiparon hacia dónde pretenden apuntar los gastos coinciden en sostener la continuidad de sus políticas económicas.
 
Del mismo modo, tal como se corroboró en las urnas de las elecciones desdobladas de la nacional, mantener las direcciones tomadas hasta el momento parece ser la decisión clave para los próximos años: de hecho, salvo en Catamarca, en las restantes contiendas electorales fueron ratificados los oficialismos.
 
Mientras que Closs adelantó la continuidad de la apuesta al desarrollo social y económico de Misiones, Rodríguez Saá planteó también el sostenimiento de varios programas como el de las estampillas «Ahorro para mi futuro». 
 
Fuente: ambito.com

Agreganos como amigo a Facebook
29-05-2016 / 19:05
 
Si Lázaro Báez y Ricardo Jaime no estuvieran presos, y si la situación jurídica de la Señora no fuera tan complicada, es muy probable que el periodista -¿es necesario agregarle la calificación de kirchnerista?- Hernán Brienza no hubiera escrito la nota publicada en Tiempo Argentino, en la que considera que la corrupción democratiza la política.
 
Fue necesario que el régimen kirchnerista estuviera en el banquillo de los acusados por causas que ninguna moral, laica o creyente, pueda justificar, para que desde la buena fe, la ingenuidad o la tontería se levantaran voces o plumas, intentando defender lo indefendible.
 
A decir verdad, Brienza no inventa nada. Los argumentos son diversos pero en todos los casos su objetivo es disculpar a regímenes corruptos. Según este punto de vista, la verdadera corrupción, la de fondo, la expresa el sistema capitalista u oligárquico. Lo demás son anécdotas, cortinas de humo.
 
La moral sería una palabra vacía de significado o un lujo que sólo los ricos pueden darse, con lo cual, dicho sea de paso, los Brienza y sus acólitos le regalan a las supuestas clases dominantes los atributos de la ética. Según Brienza los únicos que pueden darse el lujo de ser honrados son los ricos, la corrupción es cosa de pobres.
 
No concluyen allí las coartadas del populismo. De acuerdo con esta singular visión de las cosas, a las clases populares y a los políticos que las representan no les queda otra alternativa que robar para hacer política. 

29-05-2016 / 13:05
 
No era necesario que el jefe de Gabinete lo verbalizara para que la realidad se pusiera en evidencia, pero al comentar el documento de la Iglesia del pasado fin de semana, el funcionario pronunció una de las más sinceras y acertadas opiniones del macrismo.
 
"Estamos en el peor momento", dijo Marcos Peña, y aunque quizás no haya sido su intención, en ese "estamos" pueden reconocerse por igual los sectores medios y de menores recursos, también el propio Gobierno y hasta la oposición en su estrategia de diferenciarse.
 
Están en el peor momento los asalariados porque si bien la inflación comienza a insinuar una leve baja, vienen soportando el fuerte aumento del costo de vida impactado por devaluación, precios y tarifas, con los mismos ingresos pactados el año pasado.
 
Recién en junio las paritarias y el medio aguinaldo buscarán equilibrar en algo ese desfasaje. El fenómeno afecta también a pequeñas empresas y comerciantes por la caída de las ventas. Es el llamado costo del ajuste.
 
Está en el peor momento el Gobierno, porque el clima social comienza a enrarecerse y las demandas que no encuentran rápida respuesta se convierten en protestas callejeras.
 
Esa conflictividad altera la paz social y es propicia para que determinados grupos de activistas transformen la legitimidad de los reclamos en actitudes violentas. La administración Macri no ha demostrado hasta ahora tener capacidad de contención en las calles y ése es un territorio clave donde se dirime parte del poder.

29-05-2016 / 09:05
29-05-2016 / 09:05
Buscan un punto de inflexión sobre el cual el Gobierno deje atrás un mes de mayo horrible. Es una necesaria bisagra para salir de una etapa de penurias sociales signada por los tarifazos, los miles de despidos, un proceso inflacionario que parece imparable, y ahora mismo las quejas de gobernadores e intendentes que consideran impagables las facturas de servicios públicos esenciales.
 
No han escaseado las inconsistencias del macrismo en este esfuerzo por emerger de los peores días de la administración y encaminarse hacia la tantas veces tierra prometida a la que deberían llegar cientos de miles de argentinos que la están pasando mal allá por finales del casi mágico segundo semestre.
 
No pocos se preguntan las razones por las que el ministro Juan José Aranguren sale con los tapones de punta con aumentazos siderales, imposibles de pagar como en el caso de las tarifas del gas, que encima provoca el levantamiento de los únicos aliados consistentes que retiene el gobierno como son los gobernadores.
 
Tampoco parece políticamente correcto -como no sea otra vez culpa de los groseros errores de un gobierno empecinado en creer que "todo se comunica por Facebook"- la simultaneidad de los anuncios del presidente sobre el blanqueo de capitales, con la difusión de una cuenta en un paraíso fiscal de Macri, que no había sido incluida en su declaración jurada anterior.
 
"Se hace camino al andar". Y en eso anda el gobierno, en medio de tropezones y apuros, con plazos cada vez más cortos para salir de la etapa de penurias y a la vez para evitar el riesgo de perder sustento ciudadano, que en promedio es de un 50%, lo que revelaría que Macri ahora sólo retiene el apoyo de quienes lo votaron.
 
El gobierno pone la pelota del lado de la oposición parlamentaria y por otra vía retiene de su lado el favor de los gobernadores en momentos en que se dispararon algunas batallas por la resistencia a pagar los aumentos en las tarifas de gas. La jugada vía blanqueo incluye remitirles parte de esos fondos para pagar el 15% de la Coparticipación adeudada. Los embreta además en una alianza crítica porque de allí saldrán además los fondos para mover el plan de infraestructura.
 
Tozudos, en el gobierno descuentan que esto alcanza para "relanzar" la gestión, que no se moverá de los parámetros que fija Macri. Por esa razón han salido a desactivar el llamado a un dialogo político, económico y social que reclamó la Iglesia. La oposición política, semblantean, es un conglomerado de tribus sin líder fijo a la vista. Nadie con quien conversar. Y además se distancian: "Esto no es 2001".
 
Hacen una diferenciación con los gobernadores peronistas. Pero ahí ya se sabe cómo funciona la relación. Es un toma y daca en el que ambos bandos están cómodos porque hay una correlación entre la necesidad de apoyo del dueño de la chequera y los que necesitan de su firma para sostenerse en sus territorios. Si el gobierno no hace los deberes, ese matrimonio por conveniencia podría no alcanzar.

28-05-2016 / 11:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar