La Opinión Popular
                  08:28  |  Domingo 26 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Un país que exporta toneladas de trigo, de soja, no puede tener 700 mil pibes por debajo de la línea de pobreza, desnutridos. Ese no es el país que nosotros queremos ver”. Victoria Donda
Nacionales - 31-08-2011 / 09:08
SÓLO SE PRESENTARON EN SAN LUIS Y EN MISIONES

Los gobiernos provinciales demoran proyectos de sus presupuestos

Los gobiernos provinciales demoran proyectos de sus presupuestos
La ingeniería presupuestaria estará atada a los tiempos que marca el calendario electoral, especialmente teniendo en cuenta que en octubre, además de presidente, en nueve provincias se definirán gobernador y la nueva conformación de la Legislatura.
Vencido en muchos casos el plazo fijado por las leyes locales, sólo dos provincias presentaron sus respectivos proyectos de presupuestos para el próximo año. A principios de mes, tomó estado parlamentario la iniciativa que preparó para 2012 el gobernador de Misiones -reelecto en junio-, Maurice Closs, y el lunes, firmó su propuesta para San Luis, el mandatario y candidato a presidente, Alberto Rodríguez Saá.
 
Como habitualmente ocurre año tras año, las administraciones del interior prefieren saltear las fechas límite para las presentaciones y optan por postergar unos meses la proyección del gasto provincial, hasta tener algo en claro los lineamientos sobre el plan de gastos nacional, o al menos alguna promesa nueva en cuanto a los repartos de parte de la Casa Rosada.

 
Elecciones
 
Este año más que nunca, esa ingeniería además estará atada a los tiempos que marca el calendario electoral, especialmente teniendo en cuenta que en octubre, además de presidente, en nueve provincias se definirán gobernador y la nueva conformación de la Legislatura.
 
El Gobierno de Buenos Aires, por caso, decidió postergar el diseño del plan de gastos para 2012, cuyo plazo de presentación ante la Legislatura vence hoy.
 
La serenidad del mandatario Daniel Scioli, quien retomó el lunes, después de sus minivacaciones en España, el trabajo con su ministro de Economía, Alejandro Arlía, y con el resto de las áreas para repasar aspectos generales del proyecto, no sorprende.
 
A la espera de las definiciones nacionales, profundizadas por la expectativa por los comicios de octubre, la serenidad que exhiben en el entorno del mandatario se inscribe en la buena marcha de las finanzas locales, empujada en gran medida por la recuperación del escenario nacional, pero fundamentalmente consolidada por los buenos índices de recaudación propia.
 
Sin grandes cambios, las dos provincias que ya anticiparon hacia dónde pretenden apuntar los gastos coinciden en sostener la continuidad de sus políticas económicas.
 
Del mismo modo, tal como se corroboró en las urnas de las elecciones desdobladas de la nacional, mantener las direcciones tomadas hasta el momento parece ser la decisión clave para los próximos años: de hecho, salvo en Catamarca, en las restantes contiendas electorales fueron ratificados los oficialismos.
 
Mientras que Closs adelantó la continuidad de la apuesta al desarrollo social y económico de Misiones, Rodríguez Saá planteó también el sostenimiento de varios programas como el de las estampillas «Ahorro para mi futuro». 
 
Fuente: ambito.com

Agreganos como amigo a Facebook
25-04-2015 / 18:04
25-04-2015 / 18:04
25-04-2015 / 17:04
 Los resultados de las primarias que se realizarán mañana en Capital Federal, que tendrán como principales protagonistas al jefe de gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta y a la senadora Gabriela Michetti, que buscan suceder a Mauricio Macri en la conducción de la capital del país, tendrán impacto en el tablero político nacional.
 
¿El motivo? Un triunfo de Michetti o una ajustada diferencia a favor de Rodríguez Larreta en el escrutinio provisorio que genere sospechas o suspicacias de fraude, como las que se registraron en la provincia de Santa Fe, dejaría a Macri en una posición difícil y pondría en serio riesgo su proyecto de llegar a la Casa Rosada.
 
Macri mostró una marcada incapacidad para ordenar a su tropa en su propio pago chico. Michetti no sólo lo desafió cuando se negó de forma reiterada a bajar su candidatura, sino que además, con sus declaraciones, le clavó un puñal en áreas más que sensibles de la gestión porteña como son los vínculos que tejió el macrismo con el empresario K Cristóbal López, el zar del juego.
 
Eso no fue todo: la senadora Michetti también se introdujo en un tema donde el Pro prefiere mirar para otro lado como es el narcotráfico, que avanza a pasos acelerados en la ciudad de Buenos Aires. La alarmante situación de la villa 1-11-14, donde se denunció la existencia de 10 cocinas de cocaína de máxima pureza, es una clara muestra ello.
 
Al fracasar en su intento de bajar a Michetti, Macri decidió jugarse todo por el todo apoyando públicamente a Rodríguez Larreta. Pero, en lugar de recibir el soporte unánime de su gabinete, varios de sus ministros, que fueron designados por él, se encolumnaron detrás de la senadora, en lo que constituye una muestra cabal de la falta de liderazgo de Macri.
 
Por su parte, la idea del cristinismo duro, alentada por Máximo Kirchner, es utilizar la imagen de Cristina para construir un candidato "propio", apelando al ejemplo de lo que logró Lula cuando encumbro como su sucesora a una hasta entonces poco conocida Dilma Rouseff.
 
De hecho, en el cristinismo apuestan a un triunfo de Rodríguez Larreta, porque creen que si esto ocurre, tendrá un argumento para tratar de convencer a Cristina de que se lance a esa aventura. "Si Macri pudo llevar a Larreta del subsuelo a ganarle a Michetti, vos podrías hacer lo mismo", es la idea que presentarán a la Presidenta.
 
En este escenario, Daniel Scioli seguirá con atención el resultado de los comicios. Si bien expresó un tibio apoyo a la candidatura del camporista Mariano Recalde como jefe de gobierno porteño, sus ojos estarán puestos en la interna del Pro. Un triunfo de Michetti significaría un robustecimiento de su proyecto ya que dañaría seriamente a Macri.
 
En tanto, para Sergio Massa, su apuesta más fuerte es conseguir que Macri acepte competir en una primera contra él, para derrotarlo con los votos del Conurbano, para luego polarizar con el candidato K, eventualmente Scioli, con la expectativa de derrotarlo en un ballotage. Por eso la idea central es pelear a Macri en un mano a mano en una "gran primaria" de toda la oposición.
 
La Opinión Popular

24-04-2015 / 15:04
24-04-2015 / 12:04
 
Daniel Scioli se fijó cuatro grandes objetivos para este año. El primero ya se le cumplió: hace dos sábados su ahijado deportivo, el boxeador Víctor "Tyson" Ramírez, se consagró campeón mundial interino en la categoría crucero. Peleó contra un británico en el polideportivo de Villa La Ñata, el lugar en el mundo del gobernador bonaerense.
 
El segundo objetivo es ganar la Copa Libertadores de Futsal con su equipo, Villa La Ñata. El torneo se jugará en Paraguay y los muchachos de camiseta naranja debutan el próximo viernes.
 
La tercera meta es triunfar en las PASO por la candidatura el 9 de agosto. El cuarto y último objetivo es ser Presidente. Este menú de cuatro pasos fue expuesto por el propio Scioli ante sus íntimos. Parece joda pero es verdad. Este señor puede ser el sucesor de Cristina.
 
Quienes no conocen a Scioli o lo conocen mal, se siguen confundiendo con esa pasión suya por los eventos deportivos. Ese costado esencial de su forma de ser lo acerca a grandes porciones de la sociedad a las que la política en general y la discusión ideológica en particular les importa bastante poco; pero que cuentan como cualquiera a la hora de votar. Por lo tanto, es una herramienta política.
 
Pero el principal error sería suponer que Scioli se desenfoca de su ambición por prestarle tiempo y energía a sus peculiares emprendimientos deportivos. Por el contrario, está enfocado al máximo y dispuesto a hacer lo que haga falta para que nada ni nadie obstruya su camino. Aclaremos los términos: "nada" se refiere a los avatares que pueda interponer el destino; "nadie" alude puntualmente a Cristina.
 
Se ha dicho ya, pero no está de más repetirlo: con tal de tener el camino abierto hacia la candidatura Scioli está dispuesto a aceptar el compañero de fórmula y las listas de diputados que decida ponerle Cristina. Su último, y único, refugio es por ahora la eventual designación de sus ministros.
 
Sueña también con que, si le toca mudarse a la Casa Rosada, una guardia de hierro de intendentes y gobernadores peronistas le blinden los alrededores, impidiendo que el cristinismo le aplique el collar de ahogo que con tanto esmero le están preparando.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar