La Opinión Popular
                  13:53  |  Domingo 23 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si llego a la Casa Rosada irá preso cualquier persona que comete un delito sin importar si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Julio Cobos
Nacionales - 31-08-2011 / 09:08
SÓLO SE PRESENTARON EN SAN LUIS Y EN MISIONES

Los gobiernos provinciales demoran proyectos de sus presupuestos

Los gobiernos provinciales demoran proyectos de sus presupuestos
La ingeniería presupuestaria estará atada a los tiempos que marca el calendario electoral, especialmente teniendo en cuenta que en octubre, además de presidente, en nueve provincias se definirán gobernador y la nueva conformación de la Legislatura.
Vencido en muchos casos el plazo fijado por las leyes locales, sólo dos provincias presentaron sus respectivos proyectos de presupuestos para el próximo año. A principios de mes, tomó estado parlamentario la iniciativa que preparó para 2012 el gobernador de Misiones -reelecto en junio-, Maurice Closs, y el lunes, firmó su propuesta para San Luis, el mandatario y candidato a presidente, Alberto Rodríguez Saá.
 
Como habitualmente ocurre año tras año, las administraciones del interior prefieren saltear las fechas límite para las presentaciones y optan por postergar unos meses la proyección del gasto provincial, hasta tener algo en claro los lineamientos sobre el plan de gastos nacional, o al menos alguna promesa nueva en cuanto a los repartos de parte de la Casa Rosada.

 
Elecciones
 
Este año más que nunca, esa ingeniería además estará atada a los tiempos que marca el calendario electoral, especialmente teniendo en cuenta que en octubre, además de presidente, en nueve provincias se definirán gobernador y la nueva conformación de la Legislatura.
 
El Gobierno de Buenos Aires, por caso, decidió postergar el diseño del plan de gastos para 2012, cuyo plazo de presentación ante la Legislatura vence hoy.
 
La serenidad del mandatario Daniel Scioli, quien retomó el lunes, después de sus minivacaciones en España, el trabajo con su ministro de Economía, Alejandro Arlía, y con el resto de las áreas para repasar aspectos generales del proyecto, no sorprende.
 
A la espera de las definiciones nacionales, profundizadas por la expectativa por los comicios de octubre, la serenidad que exhiben en el entorno del mandatario se inscribe en la buena marcha de las finanzas locales, empujada en gran medida por la recuperación del escenario nacional, pero fundamentalmente consolidada por los buenos índices de recaudación propia.
 
Sin grandes cambios, las dos provincias que ya anticiparon hacia dónde pretenden apuntar los gastos coinciden en sostener la continuidad de sus políticas económicas.
 
Del mismo modo, tal como se corroboró en las urnas de las elecciones desdobladas de la nacional, mantener las direcciones tomadas hasta el momento parece ser la decisión clave para los próximos años: de hecho, salvo en Catamarca, en las restantes contiendas electorales fueron ratificados los oficialismos.
 
Mientras que Closs adelantó la continuidad de la apuesta al desarrollo social y económico de Misiones, Rodríguez Saá planteó también el sostenimiento de varios programas como el de las estampillas «Ahorro para mi futuro». 
 
Fuente: ambito.com

Agreganos como amigo a Facebook
23-11-2014 / 11:11
 
Sergio Massa se reunió con el senador radical Luis Naidenoff para firmar un compromiso de trabajo conjunto, con puntos como el rechazo a reelecciones indefinidas en el feudo K.
 
"Cómo le podemos hablar de futuro a nuestros hijos si desde que nacieron hasta el día de hoy, sólo vieron a un mismo gobernante. Cómo les podemos hablar de democracia a nuestros hijos si no hay recambio. Vivimos en un país con 30 años de democracia, y sin embargo se creen los patrones de una estancia, cuando en realidad lo que tenemos que construir es la posibilidad de que la gente nos pueda escuchar a todos, y a partir de ahí, elegir", planteó Massa.
 
El acto debió hacerse en la calle porque el gobernador Gildo Insfrán, un verdadero patrón de estancia, impidió que se alquilaran hoteles de la capital formoseña. "Le agradezco a Luis el coraje, la firmeza, la no especulación para jugarse por su provincia porque los formoseños tienen un sueño: dejar de mirar el pasado y trabajar para construir una mejor Argentina del futuro", afirmó Massa.
 
Naidenoff habló "en nombre de la Unión Cívica Radical", para "agradecerle a Sergio Massa, quien expresa una marcada intención de cambio, su compromiso de jugársela, su presencia en Formosa es un compromiso muy potente".
 
"La extorsión y el apriete son el denominador común en nuestra provincia ya que hay comunidades en el interior que por no acompañar a los caciques que digita el gobierno, se les castiga y no se les entrega agua potable. Las libertades acá están restringidas, hay una fachada democrática porque conciben a la democracia como un simple acto electoral", destacó.
 
La Opinión Popular

23-11-2014 / 10:11
23-11-2014 / 10:11
 
En la reunión celebrada el lunes en San Fernando, los radicales resolvieron lo que le corresponde hacer a un partido democrático ubicado en el campo opositor.  Una de las decisiones que más molestó a los críticos fue la de respaldar una fórmula presidencial encabezada por la UCR.
 
¿Qué esperaban? ¿Tan alienados estamos en materia republicana que nos parece mal que un partido se reúna para proponer sus propios candidatos? ¿Lo correcto hubiera sido proponer un candidato de otro partido?
 
Si la pretensión no fuera patética, resultaría graciosa. ¿Un partido se moviliza, moviliza a sus dirigentes y a sus militantes para después resolver que van a apoyar a un candidato de otro partido? Los propios radicales admiten que a la vuelta del camino puede ser probable que apoyen a otros candidatos. Esto ocurrirá si pierden las Paso, por ejemplo. O si a las Paso se suma Macri.
 
Pero lo que no se le puede negar a un partido es el derecho básico de proponer sus propios candidatos. Es lo que hizo la UCR. Lo decidido no niega hacia el futuro acuerdos, entendimientos o la presencia de otros candidatos en las Paso. Pero un principio básico para toda institución política que merezca ese nombre, es defender propuestas y candidatos propios.
 
En política sólo una cosa es más grave que el sectarismo: la estupidez. Y estúpidos habrían sido los radicales si en la reunión hubieran decidido lo que pretendía Elisa Carrió, es decir, apoyar a Macri. Eso y declarar la inutilidad del partido es más o menos lo mismo.
 
Como reza un refranero popular: "Un partido no tiene derecho a regalarse". Y lo que los radicales hicieron fue protegerse de esa perniciosa tentación que incluye admitir por anticipado la inutilidad de los partidos políticos y, en este caso, del radicalismo.
 
Puede que Elisa Carrió tenga razón y la oposición deba unirse para impedir que se consagre el continuismo. Puede que el candidato con capacidades reales de ganarle al peronismo sea Macri. Todo esto y mucho más puede ser posible. Pero de allí no se infiere que la UCR decida un año antes poner toda su estructura al servicio de una candidatura externa.
 
Un partido puede admitir coaliciones y alianzas, pero no puede negarse, si efectivamente es un partido, a defender su identidad y sus propios candidatos. La declaración de la UCR no cierra puertas ni ventanas hacia el futuro. Pero no las abre más allá de lo que aconseja la prudencia. En primer lugar, ratifica la constitución de Unen; luego propone candidatos propios. ¿Qué otro aporte a la democracia se le puede exigir a un partido político?
 
Carrió está en su derecho de creer que el acuerdo con Macri debe hacerse ya. Pues bien, que lo haga. Lo que no puede pretender es que los otros partidos de Unen salgan corriendo detrás de su flamante propuesta. Y mucho menos proceder a acusar de las peores cosas a quienes no deciden someterse a su voluntad.
 
Lo que Carrió debería aprender es que la condición republicana exige tolerancia, respeto por el adversario, prudencia en el empleo de las palabras. Para intolerante, arbitraria y caprichosa ya está Cristina.

23-11-2014 / 09:11
 
Nunca en democracia una estrategia de penetración política en el Poder Judicial ha sido tan descarada como ahora. Ni siquiera con Menem, cuando funcionaba la "mayoría automática" de la Corte Suprema y actuaban los jueces amigos cuyos nombres integraban la famosa servilleta del ex ministro Corach.
 
El oficialismo contraataca diciendo que tampoco es común el avance de tantas causas contra funcionarios del Gobierno. Tienen razón, pero esas causas se alimentan no sólo de testimonios, sino también de documentación contundente sobre irregularidades cometidas al calor de la impunidad. Y la Justicia está para eso.
 
El allanamiento dispuesto por el juez Bonadío a la empresa Hotesur, de la cual Cristina Fernández es como dueña del Hotel Alto Calafate, reactivó de modo espectacular la guerra entre Gobierno y Justicia. La Presidenta volvió a protagonizar escenas de furia en Olivos, que la sacaron de la calma aconsejada por sus médicos.
 
El foco central del enojo eran las novedades que surgen en las investigaciones sobre Lázaro Báez, que la vinculan a ella y a su hijo Máximo con negocios muy sospechados. La orden terminante fue acelerar la escalada K en Tribunales.   
 
Gabriela Vázquez, de fuertes lazos con los K, fue elegida presidenta del Consejo de la Magistratura -para lograrlo se votó a sí misma- y la operación oficialista no terminaría allí. El Administrador General del Poder Judicial, o sea, el hombre que maneja los dineros que hacen funcionar a toda la estructura, fue remplazado por Claudio Cholakian, directivo de la agrupación Justicia Legítima.
 
En la Casa Rosada están convencidos de que las malas noticias que llegan a la Presidenta desde Tribunales, son operaciones de la oposición política, en connivencia con jueces y fiscales que se toman revancha por la decisión de Cristina de "democratizar" la Justicia.
 
En cambio, no le asignan importancia a los agravios y acusaciones con los que el kirchnerismo viene bombardeando a la familia judicial, desconociendo que eso y el final de ciclo, envalentona a los magistrados.
 
La guerra está en pleno desarrollo, como lo están las investigaciones que cada día estrechan más el círculo sobre la Presidenta y su familia. Los vínculos con Lázaro Báez generan un nerviosismo inédito en la cúpula del poder y apuntan a un final desconocido. 

23-11-2014 / 09:11
  Casi sin respiro, en el gobierno de CFK se mezclaron esta semana días de ilusión por la desgracia ajena, con la furia huracanada por la sospecha de que hay en marcha un golpe para derrocar a la Presidenta, con eje en algunos jueces, más el apoyode la oposición y los medios independientes.
 
Sin escalas, pasaron de frotarse las manos tras el enésimo desplante de Lilita Carrió a sus aliados de turno -a los que, por si faltase algo, en otro arranque patológico vinculó con el tráfico de drogas- al furibundo ataque ordenado por ella misma para denunciar aquella intentona destituyente.
 
El portazo de Carrió a sus socios del Frente Amplio UNEN, que puso en terapia intensiva a esa coalición, generó estados de ánimos tan exultantes en el poder, que Capitanich no dudó en exponerlo ante periodistas: "La verdad, Lilita se ha convertido en nuestra mejor jefa de campaña".
 
Tras ese nuevo y frenético arranque de la diputada, en el gobierno se afanaban por instalar un discurso interesado, pero inconsistente y falto de cualquier atisbo de realidad: que la división en tercios de los principales grupos opositores (el Frente Renovador, el Pro y UNEN), robustecía la posibilidad de un triunfo en primera vuelta del oficialismo con Daniel Scioli.
 
Linda novela para agradar los oídos de Cristina, pero sin ninguna consistencia. Pero, en un puñado de días hubo una decena de incondicionales que se abalanzaron sobre los medios para proclamar el triunfo en primera vuelta. Y dos encuestadores K, Artemio López y CEOP, les entregaron números que muestran a Scioli con el 40% de intención de voto, mientras Sergio Massa y Mauricio Macri se reparten cerca del 25% cada uno.
 
En eso estaban cuando el juez Bonadío decidió investigar a Cristina por supuestas irregularidades en el manejo de sus hoteles. En esa causa se investiga de modo central presuntas maniobras de lavado de dinero. Se entiende la furia que atacó a CFK y de la cual se hizo eco el jefe de Gabinete.
 
Por primera vez desde que los jueces, que no se han doblegado ante el poder K, movieron los papeles, las esquirlas de esas averiguaciones empezaron a caer cerca de los talones de la Presidenta. Capitanich recibió la orden de denunciar un "golpismo activo" de parte del magistrado y de otros jueces.
 
En la Casa Rosada están convencidos de que hay un intento para embretar judicialmente a Cristina ahora mismo, sin esperar como ha ocurrido con otros procesos por corrupción a presidentes anteriores, a que abandonen las oficinas del poder.
 
Así han decidido curarse en salud. "Cristina va a necesitar fueros", advirtieron. Máximo Kirchner ordenó trabajar en dos vías: la candidatura a diputada por la provincia de Buenos Aires, o a legisladora del Parlamento de UNASUR.

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar