La Opinión Popular
                  07:08  |  Martes 06 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“Quien en tiempos oscuros tiene ideas oscuras, aumenta la confusión. Pero quien difunde ideas claras, crea un mundo nuevo”. Jorge Abelardo Ramos
Nacionales - 24-08-2011 / 09:08
EL GOBIERNO K RECHAZA LAS CRÍTICAS PERO HIZO “DESAPARECER” DE INTERNET LOS TELEGRAMAS

Escándalo de los telegramas: La oposición lleva a la Justicia las irregularidades del escrutinio

Escándalo de los telegramas: La oposición lleva a la Justicia las irregularidades del escrutinio
Pruebas en mano, la oposición denunciará en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14 de agosto.
La oposición denunciará mañana en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Advierte que si no hay correcciones se repetirán los problemas el 23 de octubre.
 
Para Amadeo (Frente Popular) "hubo un operativo sistemático" de manipulación que sintetizó en tres tipos de maniobras. "Están las urnas escandalosas, donde el oficialismo ganó 240 a cero; y los problemas en los telegramas, donde hay enmiendas y tachaduras; y los problemas de consistencia, donde el número de votantes no es igual al número de votos".
 
"Sólo en Esteban Echeverría rescatamos unos mil votos para Alfonsín, y otros 1500 en San Miguel", indicó Miguel Bazze, candidato a diputado de la UCR. Una situación similar detectaron los apoderados del Frente Popular, de Eduardo Duhalde.

 
Pruebas en mano, una delegación de diputados nacionales de la oposición denunciará mañana en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.
 
Si bien estas maniobras no alteran la contundente victoria de la presidenta Cristina Kirchner, aclaran los opositores, temen que se repitan en las elecciones generales del 23 de octubre, por lo que reclamarán mayores garantías de control.
 
Urgidos por esta preocupación, los diputados opositores -en su mayoría integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales- se entrevistarán mañana con el juez federal de La Plata Manuel Blanco.
 
Le llevarán copias de las actas de algunas mesas y las contrastarán con los respectivos telegramas que fueron remitidos al Correo Argentino para el escrutinio provisional. Probarán que hubo diferencias sustanciales en las cifras consignadas entre uno y otro documento, con menos votos para la oposición, aunque, aclaran, no pueden cuantificar todavía la magnitud de la diferencia, ya que no finalizó el escrutinio definitivo.
 
El Gobierno negó ayer la existencia de irregularidades en el proceso de recuento de votos y ratificó las cifras oficiales. La oposición mantiene sus dudas y advierte que estudia entablar acciones penales contra los presidentes de mesa que modificaron los datos de las urnas.
 
En su reunión con el juez Blanco, los diputados opositores reclamarán mayores garantías en la selección de las autoridades de mesa que trabajarán en las elecciones presidenciales del 23 de octubre, como también el control de veedores judiciales.
 
La delegación legislativa que irá mañana a La Plata estará integrada por Graciela Camaño (Bloque Peronista), presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales; Ricardo Gil Lavedra, jefe del bloque de la UCR; Gustavo Ferrari (Peronismo Federal); Patricia Bullrich (Coalición Cívica), y Federico Pinedo, jefe del bloque de Pro.
 
Los cinco legisladores se reunieron ayer por la mañana y, al cruzar los datos, confirmaron que las irregularidades detectadas afectaban a todos los partidos y que en su mayoría surgieron en el principal distrito, Buenos Aires.
 
"Hemos constatado que en miles de telegramas las cifras no se condicen con las actas de las mesas. Creemos que hubo un abuso en el ejercicio de su función por parte de varios presidentes de mesa que no cumplieron con su trabajo de manera transparente. Por eso exigimos una nueva selección de autoridades", enfatizó la diputada Camaño.
 
El diputado Gil Lavedra coincidió y confirmó que se estudian denuncias penales contra los presidentes de mesas en las que se constaten irregularidades.
 
"Nosotros pediremos que en las elecciones del 23 de octubre haya control judicial sobre el escrutinio provisorio. Este proceso está completamente a cargo del Ministerio del Interior, que es juez y parte. Si el Gobierno no tiene nada que esconder y tiene voluntad de garantizar un escrutinio transparente, entonces no debería negarse a la presencia de veedores judiciales", sostuvo, por su lado, el diputado Ferrari.
 
  
Cifras sugestivas
 
¿Cuál sería, a priori, la cifra global de votos supuestamente mal contabilizados? La oposición no se atreve a arriesgar números definitivos por ahora, ya que el escrutinio definitivo no terminó. No obstante, en la UCR estiman unas 3000 actas en todo el país mal confeccionadas en perjuicio de la candidatura de Ricardo Alfonsín, de las cuales unas 1000 corresponderían a Buenos Aires.
 
"Sólo en Esteban Echeverría rescatamos unos mil votos para Alfonsín, y otros 1500 en San Miguel", indicó ayer a LA NACION Miguel Bazze, primer candidato a diputado de la UCR. Una situación similar detectaron los apoderados del Frente Popular, de Eduardo Duhalde.
 
Un dato sugestivo, acotan desde el búnker del candidato a gobernador Francisco de Narváez es que en Buenos Aires se registraron nada menos que 809.000 votos en blanco en la categoría gobernador, ocupando así el tercer lugar detrás del Frente para la Victoria y Udeso.
 
"Es impensable que haya habido tanta movilización de gente para votar finalmente en blanco. Lo que sucedió allí es que algunos pícaros aprovecharon la falta de fiscales opositores para abrir el sobre y tirar las boletas no oficialistas a la basura", acusan en la oposición.
 
"Está claro que Cristina Kirchner ganó, al igual que Daniel Scioli, pero no por los porcentajes que afirma el escrutinio provisorio, sino por menos. Estoy convencido, además, que De Narváez superó los 20 puntos", aseveró el candidato a senador por Buenos Aires José Scioli (Udeso).
 
Por su parte, el diputado y candidato a gobernador Eduardo Amadeo (Frente Popular) insistió en que "hubo un operativo sistemático" de manipulación de los telegramas que sintetizó en tres tipos de maniobras. "Están las urnas escandalosas, donde el oficialismo ganó 240 a cero; y los problemas en los telegramas, donde hay enmiendas y tachaduras; y los problemas de consistencia, donde el número de votantes no es igual al número de votos", precisó Amadeo.
 
Si bien el socialismo no integra la delegación que se entrevistará con el juez Blanco, el candidato presidencial Hermes Binner coincidió en que hubo desprolijidades en el escrutinio.
 
"Creo que nadie pone en duda el triunfo del Gobierno en las elecciones [primarias], pero evidentemente hay una serie de situaciones que habría que evitarlas en el futuro y creo que lo único que lo soluciona es la boleta única", afirmó Binner, quien recordó que en su provincia, Santa Fe, este sistema se instrumentó con éxito.
 
 
LA DENUNCIA
 
"Aquí hubo miles de telegramas que no coinciden con las actas. No descartamos iniciar acciones penales contra los presidentes de mesa"
RICARDO GIL LAVEDRA (UCR)
 
Por Laura Serra 
 
Fuente: LA NACION

Agreganos como amigo a Facebook
05-12-2016 / 18:12
05-12-2016 / 12:12
05-12-2016 / 09:12
En un alarde de autoindulgencia, para calificar el primer año de su gobierno, el Presidente Mauricio Macri se puso 8 sobre un total de 10. Para Cristina Fernández, Luis D'Elía, Fernando Esteche y sus muchachos destituyentes, el presidente de "la derecha, el hambre y la dictadura" ya debería ir preparando el mismo helicóptero con que se tuvo que ir de la Casa Rosada Fernando De la Rúa.
 
Desde el "optimismo científico", Jaime Durán Barba escribió en Perfil que la gestión de Macri tiene una aceptación de más del 60% y que la imagen positiva del jefe de Estado asciende al 63%. Más alta, incluso, que cuando asumió, en diciembre del año pasado.
 
Sin embargo, Diego Reynoso, de IPSOS, afirmó que, según sus estudios, el apoyo al gobierno cayó, desde que empezó hasta ahora, de un 78 a un 51%. Y los consultores de Management & Fit sostienen que son más los que desaprueban que los que aprueban la forma en que Macri está llevando las riendas del gobierno.
 
¿Se está empezando a terminar la luna de miel de la mayoría de la sociedad con el gobierno? Lo correcto es afirmar que a millones de argentinos que antes no se atrevían a decir ni mu se les está empezando a colmar la paciencia.
 
¿Y cuáles y cuántas serían las razones? En las encuestas cualitativas aparecen decenas, pero las que más se repiten son tres. Una: la desmesurada expectativa que generó el propio discurso de Macri y el gobierno. Dos: la falta de contundencia inicial para revelar la verdadera magnitud de la herencia recibida. Y tres: el incumplimiento de las promesas de campaña, como el anuncio de alcanzar pobreza cero y la eliminación completa del impuesto a las ganancias.
 
Macri afirma ahora que ya había avisado que no era David Copperfield. La verdad es que tanto él como sus asesores más importantes se la pasaron sugiriendo, en público y en privado, que era tan grande el desastre que había dejado el gobierno anterior, que la mera expectativa de cambio iba a generar una enorme ola de inversiones, y producir un crecimiento económico casi instantáneo.
 
Macri ahora habla de un cambio paulatino y de bajar los niveles de ansiedad, pero la verdad es que los anuncios de la casi inmediata baja de inflación seguidos por las supuestas buenas noticias del segundo semestre salieron de las usinas de comunicación del mismo gobierno. Es más: fue el propio Presidente el gran abanderado del optimismo a ultranza.

05-12-2016 / 09:12
05-12-2016 / 09:12
Es una película de terror que los argentinos ya han visto muchas veces. El film arranca con un déficit fiscal en aumento (apenas disimulado por una "bomba" cuasifiscal gestándose en el Banco Central) que lleva a un masivo endeudamiento externo como único elemento estabilizador.
 
Esto, a su vez, induce a un atraso cambiario, causado por la abundancia "artificial" de esos dólares recibidos. Ese fuerte ingreso de divisas trae -como efecto indeseado- la pérdida de competitividad de la economía local.
 
Más déficit, más deuda, más dólares prestados, más atraso cambiario. Esta secuencia se repite hasta que deriva en una crisis, junto a la cual llegan las consabidas licuaciones -vía devaluación- y picos de inflación.
 
Si bien hay consenso de que todavía la situación no es crítica, cada vez son más las voces que alertan cómo van apareciendo todos los condimentos. Por lo pronto, el debate de hoy en día entre economistas es si los hechos que para el Gobierno de Mauricio Macri son motivos de festejo (como el ingreso de dólares por vía del crédito externo más los del blanqueo) no tendrán su lado oscuro.
 
Concretamente, advierten que ese masivo caudal de divisas deprimirá el precio del billete verde, lo que generará mayores complicaciones en una economía que muestra una baja competitividad cambiaria, producto de la elevada inflación acumulada.
 
El nivel actual del tipo de cambio equivale al previo al colapso de la convertibilidad de 2001, mientras que la línea económica del Gobierno es: Dólar barato, mucha facilidad para importar y mucha dificultad para exportar.
 
Frente al optimismo de Mauricio Macri, el tono reinante es de escepticismo. Están aquellos preocupados por el rojo fiscal y también los que temen que se quiera corregir ese desequilibrio con mayor presión impositiva. También están preocupados los que no ven el fin de la recesión y también quienes creen que se saldrá de la crisis sobre la base de mayor deuda y atraso cambiario.
 
Por más que el Gobierno de Mauricio Macri promete que esta vez el final de la película será diferente, es difícil convencer a los argentinos de que los viejos monstruos no harán su entrada a escena.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar