La Opinión Popular
                  10:05  |  Domingo 23 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si llego a la Casa Rosada irá preso cualquier persona que comete un delito sin importar si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Julio Cobos
Nacionales - 24-08-2011 / 09:08
EL GOBIERNO K RECHAZA LAS CRÍTICAS PERO HIZO “DESAPARECER” DE INTERNET LOS TELEGRAMAS

Escándalo de los telegramas: La oposición lleva a la Justicia las irregularidades del escrutinio

Escándalo de los telegramas: La oposición lleva a la Justicia las irregularidades del escrutinio
Pruebas en mano, la oposición denunciará en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14 de agosto.
La oposición denunciará mañana en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Advierte que si no hay correcciones se repetirán los problemas el 23 de octubre.
 
Para Amadeo (Frente Popular) "hubo un operativo sistemático" de manipulación que sintetizó en tres tipos de maniobras. "Están las urnas escandalosas, donde el oficialismo ganó 240 a cero; y los problemas en los telegramas, donde hay enmiendas y tachaduras; y los problemas de consistencia, donde el número de votantes no es igual al número de votos".
 
"Sólo en Esteban Echeverría rescatamos unos mil votos para Alfonsín, y otros 1500 en San Miguel", indicó Miguel Bazze, candidato a diputado de la UCR. Una situación similar detectaron los apoderados del Frente Popular, de Eduardo Duhalde.

 
Pruebas en mano, una delegación de diputados nacionales de la oposición denunciará mañana en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.
 
Si bien estas maniobras no alteran la contundente victoria de la presidenta Cristina Kirchner, aclaran los opositores, temen que se repitan en las elecciones generales del 23 de octubre, por lo que reclamarán mayores garantías de control.
 
Urgidos por esta preocupación, los diputados opositores -en su mayoría integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales- se entrevistarán mañana con el juez federal de La Plata Manuel Blanco.
 
Le llevarán copias de las actas de algunas mesas y las contrastarán con los respectivos telegramas que fueron remitidos al Correo Argentino para el escrutinio provisional. Probarán que hubo diferencias sustanciales en las cifras consignadas entre uno y otro documento, con menos votos para la oposición, aunque, aclaran, no pueden cuantificar todavía la magnitud de la diferencia, ya que no finalizó el escrutinio definitivo.
 
El Gobierno negó ayer la existencia de irregularidades en el proceso de recuento de votos y ratificó las cifras oficiales. La oposición mantiene sus dudas y advierte que estudia entablar acciones penales contra los presidentes de mesa que modificaron los datos de las urnas.
 
En su reunión con el juez Blanco, los diputados opositores reclamarán mayores garantías en la selección de las autoridades de mesa que trabajarán en las elecciones presidenciales del 23 de octubre, como también el control de veedores judiciales.
 
La delegación legislativa que irá mañana a La Plata estará integrada por Graciela Camaño (Bloque Peronista), presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales; Ricardo Gil Lavedra, jefe del bloque de la UCR; Gustavo Ferrari (Peronismo Federal); Patricia Bullrich (Coalición Cívica), y Federico Pinedo, jefe del bloque de Pro.
 
Los cinco legisladores se reunieron ayer por la mañana y, al cruzar los datos, confirmaron que las irregularidades detectadas afectaban a todos los partidos y que en su mayoría surgieron en el principal distrito, Buenos Aires.
 
"Hemos constatado que en miles de telegramas las cifras no se condicen con las actas de las mesas. Creemos que hubo un abuso en el ejercicio de su función por parte de varios presidentes de mesa que no cumplieron con su trabajo de manera transparente. Por eso exigimos una nueva selección de autoridades", enfatizó la diputada Camaño.
 
El diputado Gil Lavedra coincidió y confirmó que se estudian denuncias penales contra los presidentes de mesas en las que se constaten irregularidades.
 
"Nosotros pediremos que en las elecciones del 23 de octubre haya control judicial sobre el escrutinio provisorio. Este proceso está completamente a cargo del Ministerio del Interior, que es juez y parte. Si el Gobierno no tiene nada que esconder y tiene voluntad de garantizar un escrutinio transparente, entonces no debería negarse a la presencia de veedores judiciales", sostuvo, por su lado, el diputado Ferrari.
 
  
Cifras sugestivas
 
¿Cuál sería, a priori, la cifra global de votos supuestamente mal contabilizados? La oposición no se atreve a arriesgar números definitivos por ahora, ya que el escrutinio definitivo no terminó. No obstante, en la UCR estiman unas 3000 actas en todo el país mal confeccionadas en perjuicio de la candidatura de Ricardo Alfonsín, de las cuales unas 1000 corresponderían a Buenos Aires.
 
"Sólo en Esteban Echeverría rescatamos unos mil votos para Alfonsín, y otros 1500 en San Miguel", indicó ayer a LA NACION Miguel Bazze, primer candidato a diputado de la UCR. Una situación similar detectaron los apoderados del Frente Popular, de Eduardo Duhalde.
 
Un dato sugestivo, acotan desde el búnker del candidato a gobernador Francisco de Narváez es que en Buenos Aires se registraron nada menos que 809.000 votos en blanco en la categoría gobernador, ocupando así el tercer lugar detrás del Frente para la Victoria y Udeso.
 
"Es impensable que haya habido tanta movilización de gente para votar finalmente en blanco. Lo que sucedió allí es que algunos pícaros aprovecharon la falta de fiscales opositores para abrir el sobre y tirar las boletas no oficialistas a la basura", acusan en la oposición.
 
"Está claro que Cristina Kirchner ganó, al igual que Daniel Scioli, pero no por los porcentajes que afirma el escrutinio provisorio, sino por menos. Estoy convencido, además, que De Narváez superó los 20 puntos", aseveró el candidato a senador por Buenos Aires José Scioli (Udeso).
 
Por su parte, el diputado y candidato a gobernador Eduardo Amadeo (Frente Popular) insistió en que "hubo un operativo sistemático" de manipulación de los telegramas que sintetizó en tres tipos de maniobras. "Están las urnas escandalosas, donde el oficialismo ganó 240 a cero; y los problemas en los telegramas, donde hay enmiendas y tachaduras; y los problemas de consistencia, donde el número de votantes no es igual al número de votos", precisó Amadeo.
 
Si bien el socialismo no integra la delegación que se entrevistará con el juez Blanco, el candidato presidencial Hermes Binner coincidió en que hubo desprolijidades en el escrutinio.
 
"Creo que nadie pone en duda el triunfo del Gobierno en las elecciones [primarias], pero evidentemente hay una serie de situaciones que habría que evitarlas en el futuro y creo que lo único que lo soluciona es la boleta única", afirmó Binner, quien recordó que en su provincia, Santa Fe, este sistema se instrumentó con éxito.
 
 
LA DENUNCIA
 
"Aquí hubo miles de telegramas que no coinciden con las actas. No descartamos iniciar acciones penales contra los presidentes de mesa"
RICARDO GIL LAVEDRA (UCR)
 
Por Laura Serra 
 
Fuente: LA NACION

Agreganos como amigo a Facebook
23-11-2014 / 09:11
 
Nunca en democracia una estrategia de penetración política en el Poder Judicial ha sido tan descarada como ahora. Ni siquiera con Menem, cuando funcionaba la "mayoría automática" de la Corte Suprema y actuaban los jueces amigos cuyos nombres integraban la famosa servilleta del ex ministro Corach.
 
El oficialismo contraataca diciendo que tampoco es común el avance de tantas causas contra funcionarios del Gobierno. Tienen razón, pero esas causas se alimentan no sólo de testimonios, sino también de documentación contundente sobre irregularidades cometidas al calor de la impunidad. Y la Justicia está para eso.
 
El allanamiento dispuesto por el juez Bonadío a la empresa Hotesur, de la cual Cristina Fernández es como dueña del Hotel Alto Calafate, reactivó de modo espectacular la guerra entre Gobierno y Justicia. La Presidenta volvió a protagonizar escenas de furia en Olivos, que la sacaron de la calma aconsejada por sus médicos.
 
El foco central del enojo eran las novedades que surgen en las investigaciones sobre Lázaro Báez, que la vinculan a ella y a su hijo Máximo con negocios muy sospechados. La orden terminante fue acelerar la escalada K en Tribunales.   
 
Gabriela Vázquez, de fuertes lazos con los K, fue elegida presidenta del Consejo de la Magistratura -para lograrlo se votó a sí misma- y la operación oficialista no terminaría allí. El Administrador General del Poder Judicial, o sea, el hombre que maneja los dineros que hacen funcionar a toda la estructura, fue remplazado por Claudio Cholakian, directivo de la agrupación Justicia Legítima.
 
En la Casa Rosada están convencidos de que las malas noticias que llegan a la Presidenta desde Tribunales, son operaciones de la oposición política, en connivencia con jueces y fiscales que se toman revancha por la decisión de Cristina de "democratizar" la Justicia.
 
En cambio, no le asignan importancia a los agravios y acusaciones con los que el kirchnerismo viene bombardeando a la familia judicial, desconociendo que eso y el final de ciclo, envalentona a los magistrados.
 
La guerra está en pleno desarrollo, como lo están las investigaciones que cada día estrechan más el círculo sobre la Presidenta y su familia. Los vínculos con Lázaro Báez generan un nerviosismo inédito en la cúpula del poder y apuntan a un final desconocido. 

23-11-2014 / 09:11
  Casi sin respiro, en el gobierno de CFK se mezclaron esta semana días de ilusión por la desgracia ajena, con la furia huracanada por la sospecha de que hay en marcha un golpe para derrocar a la Presidenta, con eje en algunos jueces, más el apoyode la oposición y los medios independientes.
 
Sin escalas, pasaron de frotarse las manos tras el enésimo desplante de Lilita Carrió a sus aliados de turno -a los que, por si faltase algo, en otro arranque patológico vinculó con el tráfico de drogas- al furibundo ataque ordenado por ella misma para denunciar aquella intentona destituyente.
 
El portazo de Carrió a sus socios del Frente Amplio UNEN, que puso en terapia intensiva a esa coalición, generó estados de ánimos tan exultantes en el poder, que Capitanich no dudó en exponerlo ante periodistas: "La verdad, Lilita se ha convertido en nuestra mejor jefa de campaña".
 
Tras ese nuevo y frenético arranque de la diputada, en el gobierno se afanaban por instalar un discurso interesado, pero inconsistente y falto de cualquier atisbo de realidad: que la división en tercios de los principales grupos opositores (el Frente Renovador, el Pro y UNEN), robustecía la posibilidad de un triunfo en primera vuelta del oficialismo con Daniel Scioli.
 
Linda novela para agradar los oídos de Cristina, pero sin ninguna consistencia. Pero, en un puñado de días hubo una decena de incondicionales que se abalanzaron sobre los medios para proclamar el triunfo en primera vuelta. Y dos encuestadores K, Artemio López y CEOP, les entregaron números que muestran a Scioli con el 40% de intención de voto, mientras Sergio Massa y Mauricio Macri se reparten cerca del 25% cada uno.
 
En eso estaban cuando el juez Bonadío decidió investigar a Cristina por supuestas irregularidades en el manejo de sus hoteles. En esa causa se investiga de modo central presuntas maniobras de lavado de dinero. Se entiende la furia que atacó a CFK y de la cual se hizo eco el jefe de Gabinete.
 
Por primera vez desde que los jueces, que no se han doblegado ante el poder K, movieron los papeles, las esquirlas de esas averiguaciones empezaron a caer cerca de los talones de la Presidenta. Capitanich recibió la orden de denunciar un "golpismo activo" de parte del magistrado y de otros jueces.
 
En la Casa Rosada están convencidos de que hay un intento para embretar judicialmente a Cristina ahora mismo, sin esperar como ha ocurrido con otros procesos por corrupción a presidentes anteriores, a que abandonen las oficinas del poder.
 
Así han decidido curarse en salud. "Cristina va a necesitar fueros", advirtieron. Máximo Kirchner ordenó trabajar en dos vías: la candidatura a diputada por la provincia de Buenos Aires, o a legisladora del Parlamento de UNASUR.

22-11-2014 / 18:11
 
Ya son varios los referentes del cristinismo duro que salieron a atacar a Claudio Bonadio, el juez federal que investiga irregularidades en una de las empresas de la presidente Cristina Fernández. Los insultos y críticas comenzaron el jueves, luego que el magistrado ordenara una serie de allanamientos, para avanzar en la causa de corrupción.
 
Ayer fue el propio jefe de Gabinete Jorge Capitanich quien descargó toda su ira contra Bonadio durante su habitual conferencia de prensa matutina. Lo acusó de ser la cara visible de un "golpismo activo" del Poder Judicial contra el Poder Ejecutivo.
 
El alcahuete gobernador de Entre Ríos y precandidato sin chances a la Presidencia, Sergio Urribarri, también fustigó a Bonadio. Dijo que la causa debe leerse "como un apriete liso y llano" a la jefa de Estado. Defendió a la Presidenta y realizó los deberes de un buen K.
 
Pero sin dudas, y fiel a su estilo "delicado" que lo caracteriza, el que fue más allá con las críticas fue el piquetero Luis D´Elía, quien pidió "simbólicamente" la cabeza de Bonadio "en una pica" en "vereda de Comodoro Py". Bajo el pedido de "destitución ya", el militante ultrakirchnerista realizó su embestida a través de las redes sociales.
 
El diputado macrista Juan Pablo Arenaza anunció que el martes presentará una denuncia penal por "amenazas de muerte" contra Luis D'Elía por pedir simbólicamente la cabeza del juez Bonadio para clavarla en una pica. "Aquí no hay simbolismos, aquí hay una amenaza de muerte, por eso lo voy a denunciar penalmente el próximo martes", indicó el legislador.
 
Y sí, hay que hacer algo porque a este piquetero ultra K, tarde o temprano, le sale la bestia nazi que tiene adentro y de la amenaza pasa a la acción.
 
La Opinión Popular

22-11-2014 / 10:11
 
La presidenta Cristina Fernández descansa en El Calafate, en Santa Cruz, donde prácticamente no hubo repercusiones del allanamiento a Hotesur, del que es su propietaria. Sin embargo, a pesar del alta médica tras haber sido internada por un cuadro de sigmoiditis con colitis, todo parece indicar que no se libera de su confusión mental.
 
Desde Santa Cruz apareció en un acto público en Chaco con una llamada telefónica y para insistir con un dato poco creíble que brindó el Indec esta semana: Resistencia sería la ciudad del país con mayor empleo.
 
Pero mejor peguémonos un baño de realidad. En Chaco viven 1.050.000 personas. Los índices de pobreza e indigencia dejaron de publicarse en 2012 y los de desempleo están distorsionados por el avance del empleo precario, la profundización del trabajo en negro y la proliferación de planes sociales.
 
El último Índice Barrial de Precios (IBP), que desde 2007 elabora el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), indica que, al 30 de junio de este año, 40,3% de los chaqueños estaban bajo la línea de pobreza (subsisten con menos de 5670 pesos mensuales por familia tipo de cuatro miembros), y 17,2% bajo la línea de indigencia (menos de $ 2497). Es decir que casi 6 de cada 10 personas de esa provincia norteña vive de manera indigna.
 
A pesar de eso, Cristina habló en un evento organizado por Jorge Capitanich y sin ponerse colorada aseveró que el actual Chaco "era impensable años atrás" y que "ninguna provincia puede transformarse si no está insertada en un proyecto nacional". Y fue por más: "lograron hoy una provincia con un gran desarrollo industrial y un índice de desocupación impresionante en Resistencia" que, aseguró, "es el más bajo en todo el país".
 
Aunque no se tratara más que de una comunicación telefónica, resultó un claro guiño de la despistada Presidenta a favor de Capitanich, quien todos los días debe poner la cara dura en nombre del Gobierno.
 
La Opinión Popular

22-11-2014 / 09:11
  Advertencia: esta nota se autodestruirá en cinco minutos. No se trata de una parodia de aquella serie setentista llamada Misión imposible que transpiraba espionaje desde los primeros acordes de la cortina musical del inmenso Lalo Schifrin. Es simplemente una manera de acoplarme a la flamante doctrina Verbitsky de lo que debe ser el periodismo.
 
Más Topo que Perro, el asesor de Cristina resolvió tomar el camino inverso al que proclamó durante años: el del oscurantismo. El de la cerrazón informativa estalinista. Borró sus propias columnas de la versión digital de Página/12 con la excusa de no darle "información premasticada (sic) a la nube de periodistas europeos que preparan instant books" sobre la vida del papa Francisco.
 
Explicación tan insólita como ridícula. Si fuera cierto, Horacio Verbitsky estaría inaugurando de esa manera una nueva forma de relacionarse con la información por parte de los cronistas: ocultarla.
 
El mismo que escribió Un mundo sin periodistas, como síntesis de los deseos de los gobernantes ahora cambia el rumbo y toma la vanguardia que tanto le gusta. ¿Tendrá pensado quemar algunos de sus propios libros para evitar que le roben su trabajo que no le gusta "regalar"?, tal como confesó.
 
¿Qué pasaría si todos los periodistas tomaran el ejemplo de Horacio y borraran sus trabajos para "no darle información premasticada" a nadie. ¿Qué tal si los editorialistas que escribieron loas a la dictadura retiraran de circulación esas pruebas?
 
La utilización de todo tipo de archivo y el resto de los periodistas son una de las fuentes informativas que suelen servir para iniciar el camino de cualquier investigación de prensa. ¿O Verbitsky nunca citó el trabajo de algún colega para sus notas? Miles de veces.
 
Pero la autocensura reconocida de Verbitsky agrega un elemento novedoso. Igual que la despreciable necrológica que el mismo diario publicó contra Pepe Eliaschev. Es de pésimo gusto, casi una traición a la condición humana, matar a un muerto sin hacerse cargo de lo que se dice. La página 33 de Página/12 merece estudiarse como una de las bajezas que se pueden cometer en nombre de la revolución K.
 
El panfleto anti-Eliaschev cita varias veces a Horacio Verbitsky. Allí "denuncia" que Pepe escribió en la revista de Montoneros y que algunas de sus opiniones estuvieron a la izquierda de la izquierda y justificaban la lucha armada. Para Página/12, parece que aprender de los errores que llevaron a una generación a la muerte producto de un militarismo y un foquismo criminal es renegar de su pasado.
 
En realidad la reconversión de Eliaschev, como la de tantos jóvenes de aquella época, se trata del reconocimiento más sensato de un hombre que revaloriza la democracia, la libertad y el debate para siempre. Por aquellas ideas, Pepe fue amenazado por la Triple A y debió exiliarse.

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar