La Opinión Popular
                  05:36  |  Lunes 30 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“El presidente proviene del sector empresario y debería saber que el trabajo tiene tutela y el Estado debe tener presencia. El concepto de libertad no está reñido con un Estado presente”. Graciela Camaño
Nacionales - 24-08-2011 / 09:08
EL GOBIERNO K RECHAZA LAS CRÍTICAS PERO HIZO “DESAPARECER” DE INTERNET LOS TELEGRAMAS

Escándalo de los telegramas: La oposición lleva a la Justicia las irregularidades del escrutinio

Escándalo de los telegramas: La oposición lleva a la Justicia las irregularidades del escrutinio
Pruebas en mano, la oposición denunciará en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14 de agosto.
La oposición denunciará mañana en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Advierte que si no hay correcciones se repetirán los problemas el 23 de octubre.
 
Para Amadeo (Frente Popular) "hubo un operativo sistemático" de manipulación que sintetizó en tres tipos de maniobras. "Están las urnas escandalosas, donde el oficialismo ganó 240 a cero; y los problemas en los telegramas, donde hay enmiendas y tachaduras; y los problemas de consistencia, donde el número de votantes no es igual al número de votos".
 
"Sólo en Esteban Echeverría rescatamos unos mil votos para Alfonsín, y otros 1500 en San Miguel", indicó Miguel Bazze, candidato a diputado de la UCR. Una situación similar detectaron los apoderados del Frente Popular, de Eduardo Duhalde.

 
Pruebas en mano, una delegación de diputados nacionales de la oposición denunciará mañana en la Justicia que hubo serias irregularidades en el escrutinio provisional de las elecciones primarias del domingo 14, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.
 
Si bien estas maniobras no alteran la contundente victoria de la presidenta Cristina Kirchner, aclaran los opositores, temen que se repitan en las elecciones generales del 23 de octubre, por lo que reclamarán mayores garantías de control.
 
Urgidos por esta preocupación, los diputados opositores -en su mayoría integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales- se entrevistarán mañana con el juez federal de La Plata Manuel Blanco.
 
Le llevarán copias de las actas de algunas mesas y las contrastarán con los respectivos telegramas que fueron remitidos al Correo Argentino para el escrutinio provisional. Probarán que hubo diferencias sustanciales en las cifras consignadas entre uno y otro documento, con menos votos para la oposición, aunque, aclaran, no pueden cuantificar todavía la magnitud de la diferencia, ya que no finalizó el escrutinio definitivo.
 
El Gobierno negó ayer la existencia de irregularidades en el proceso de recuento de votos y ratificó las cifras oficiales. La oposición mantiene sus dudas y advierte que estudia entablar acciones penales contra los presidentes de mesa que modificaron los datos de las urnas.
 
En su reunión con el juez Blanco, los diputados opositores reclamarán mayores garantías en la selección de las autoridades de mesa que trabajarán en las elecciones presidenciales del 23 de octubre, como también el control de veedores judiciales.
 
La delegación legislativa que irá mañana a La Plata estará integrada por Graciela Camaño (Bloque Peronista), presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales; Ricardo Gil Lavedra, jefe del bloque de la UCR; Gustavo Ferrari (Peronismo Federal); Patricia Bullrich (Coalición Cívica), y Federico Pinedo, jefe del bloque de Pro.
 
Los cinco legisladores se reunieron ayer por la mañana y, al cruzar los datos, confirmaron que las irregularidades detectadas afectaban a todos los partidos y que en su mayoría surgieron en el principal distrito, Buenos Aires.
 
"Hemos constatado que en miles de telegramas las cifras no se condicen con las actas de las mesas. Creemos que hubo un abuso en el ejercicio de su función por parte de varios presidentes de mesa que no cumplieron con su trabajo de manera transparente. Por eso exigimos una nueva selección de autoridades", enfatizó la diputada Camaño.
 
El diputado Gil Lavedra coincidió y confirmó que se estudian denuncias penales contra los presidentes de mesas en las que se constaten irregularidades.
 
"Nosotros pediremos que en las elecciones del 23 de octubre haya control judicial sobre el escrutinio provisorio. Este proceso está completamente a cargo del Ministerio del Interior, que es juez y parte. Si el Gobierno no tiene nada que esconder y tiene voluntad de garantizar un escrutinio transparente, entonces no debería negarse a la presencia de veedores judiciales", sostuvo, por su lado, el diputado Ferrari.
 
  
Cifras sugestivas
 
¿Cuál sería, a priori, la cifra global de votos supuestamente mal contabilizados? La oposición no se atreve a arriesgar números definitivos por ahora, ya que el escrutinio definitivo no terminó. No obstante, en la UCR estiman unas 3000 actas en todo el país mal confeccionadas en perjuicio de la candidatura de Ricardo Alfonsín, de las cuales unas 1000 corresponderían a Buenos Aires.
 
"Sólo en Esteban Echeverría rescatamos unos mil votos para Alfonsín, y otros 1500 en San Miguel", indicó ayer a LA NACION Miguel Bazze, primer candidato a diputado de la UCR. Una situación similar detectaron los apoderados del Frente Popular, de Eduardo Duhalde.
 
Un dato sugestivo, acotan desde el búnker del candidato a gobernador Francisco de Narváez es que en Buenos Aires se registraron nada menos que 809.000 votos en blanco en la categoría gobernador, ocupando así el tercer lugar detrás del Frente para la Victoria y Udeso.
 
"Es impensable que haya habido tanta movilización de gente para votar finalmente en blanco. Lo que sucedió allí es que algunos pícaros aprovecharon la falta de fiscales opositores para abrir el sobre y tirar las boletas no oficialistas a la basura", acusan en la oposición.
 
"Está claro que Cristina Kirchner ganó, al igual que Daniel Scioli, pero no por los porcentajes que afirma el escrutinio provisorio, sino por menos. Estoy convencido, además, que De Narváez superó los 20 puntos", aseveró el candidato a senador por Buenos Aires José Scioli (Udeso).
 
Por su parte, el diputado y candidato a gobernador Eduardo Amadeo (Frente Popular) insistió en que "hubo un operativo sistemático" de manipulación de los telegramas que sintetizó en tres tipos de maniobras. "Están las urnas escandalosas, donde el oficialismo ganó 240 a cero; y los problemas en los telegramas, donde hay enmiendas y tachaduras; y los problemas de consistencia, donde el número de votantes no es igual al número de votos", precisó Amadeo.
 
Si bien el socialismo no integra la delegación que se entrevistará con el juez Blanco, el candidato presidencial Hermes Binner coincidió en que hubo desprolijidades en el escrutinio.
 
"Creo que nadie pone en duda el triunfo del Gobierno en las elecciones [primarias], pero evidentemente hay una serie de situaciones que habría que evitarlas en el futuro y creo que lo único que lo soluciona es la boleta única", afirmó Binner, quien recordó que en su provincia, Santa Fe, este sistema se instrumentó con éxito.
 
 
LA DENUNCIA
 
"Aquí hubo miles de telegramas que no coinciden con las actas. No descartamos iniciar acciones penales contra los presidentes de mesa"
RICARDO GIL LAVEDRA (UCR)
 
Por Laura Serra 
 
Fuente: LA NACION

Agreganos como amigo a Facebook
29-05-2016 / 21:05
 
La Justicia federal y un sector del Gobierno apuran el cerco sobre Cristina Fernández. Los tribunales federales serán el escenario del intento de derrotar judicialmente al kirchnerismo y empujar a las denuncias para que alcancen a la ex presidenta.
 
Tras el fracaso en la misión de convencer a Lázaro Báez para que declare como imputado arrepentido y apunte a los "verdaderos dueños del dinero" que le endilgan haber fugado al exterior y blanqueado para justificar su origen, su hijo Leandro Báez llegó para dar vuelta el caso y poner a Cristina en el centro de la escena. Para alcanzar a la ex presidenta en la causa Báez esos sectores creen que deben ir primero por el juez federal Sebastián Casanello.
 
El camarista Eduardo Freiler, miembro de la Sala I de la Cámara Federal, es otro target clave, especialmente para el Gobierno de Mauricio Macri. Su rol es central para que esas decisiones judiciales en casos clave como Hotesur avancen o caigan.
 
El juez de la causa Báez recibió llamados y visitas de jueces, colegas y superiores, para discutir sobre la conveniencia de detener a Lázaro en abril. Pero no fue suficiente. La detención del empresario era un paso intermedio. Leandro Báez acusó a Casanello de haber acordado el destino de la causa con la ex presidenta y su padre. El viernes, además, lo denunciaron por un supuesto cohecho y una legisladora porteña pidió que lo investigue el Consejo de la Magistratura.
 
En las últimas semanas, la ex presidenta sufrió varios traspiés en los tribunales. Fue procesada por primera vez en la causa de venta de dólar futuro; será investigada por alquilar propiedades de su firma Los Sauces SA a Cristóbal López y Lázaro Báez; y lo más temido: el juez federal Claudio Bonadio pidió sacar del archivo la causa originada por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por el supuesto pacto de la ex mandataria con Irán.

29-05-2016 / 19:05
 
Si Lázaro Báez y Ricardo Jaime no estuvieran presos, y si la situación jurídica de la Señora no fuera tan complicada, es muy probable que el periodista -¿es necesario agregarle la calificación de kirchnerista?- Hernán Brienza no hubiera escrito la nota publicada en Tiempo Argentino, en la que considera que la corrupción democratiza la política.
 
Fue necesario que el régimen kirchnerista estuviera en el banquillo de los acusados por causas que ninguna moral, laica o creyente, pueda justificar, para que desde la buena fe, la ingenuidad o la tontería se levantaran voces o plumas, intentando defender lo indefendible.
 
A decir verdad, Brienza no inventa nada. Los argumentos son diversos pero en todos los casos su objetivo es disculpar a regímenes corruptos. Según este punto de vista, la verdadera corrupción, la de fondo, la expresa el sistema capitalista u oligárquico. Lo demás son anécdotas, cortinas de humo.
 
La moral sería una palabra vacía de significado o un lujo que sólo los ricos pueden darse, con lo cual, dicho sea de paso, los Brienza y sus acólitos le regalan a las supuestas clases dominantes los atributos de la ética. Según Brienza los únicos que pueden darse el lujo de ser honrados son los ricos, la corrupción es cosa de pobres.
 
No concluyen allí las coartadas del populismo. De acuerdo con esta singular visión de las cosas, a las clases populares y a los políticos que las representan no les queda otra alternativa que robar para hacer política. 

29-05-2016 / 13:05
 
No era necesario que el jefe de Gabinete lo verbalizara para que la realidad se pusiera en evidencia, pero al comentar el documento de la Iglesia del pasado fin de semana, el funcionario pronunció una de las más sinceras y acertadas opiniones del macrismo.
 
"Estamos en el peor momento", dijo Marcos Peña, y aunque quizás no haya sido su intención, en ese "estamos" pueden reconocerse por igual los sectores medios y de menores recursos, también el propio Gobierno y hasta la oposición en su estrategia de diferenciarse.
 
Están en el peor momento los asalariados porque si bien la inflación comienza a insinuar una leve baja, vienen soportando el fuerte aumento del costo de vida impactado por devaluación, precios y tarifas, con los mismos ingresos pactados el año pasado.
 
Recién en junio las paritarias y el medio aguinaldo buscarán equilibrar en algo ese desfasaje. El fenómeno afecta también a pequeñas empresas y comerciantes por la caída de las ventas. Es el llamado costo del ajuste.
 
Está en el peor momento el Gobierno, porque el clima social comienza a enrarecerse y las demandas que no encuentran rápida respuesta se convierten en protestas callejeras.
 
Esa conflictividad altera la paz social y es propicia para que determinados grupos de activistas transformen la legitimidad de los reclamos en actitudes violentas. La administración Macri no ha demostrado hasta ahora tener capacidad de contención en las calles y ése es un territorio clave donde se dirime parte del poder.

29-05-2016 / 09:05
29-05-2016 / 09:05
Buscan un punto de inflexión sobre el cual el Gobierno deje atrás un mes de mayo horrible. Es una necesaria bisagra para salir de una etapa de penurias sociales signada por los tarifazos, los miles de despidos, un proceso inflacionario que parece imparable, y ahora mismo las quejas de gobernadores e intendentes que consideran impagables las facturas de servicios públicos esenciales.
 
No han escaseado las inconsistencias del macrismo en este esfuerzo por emerger de los peores días de la administración y encaminarse hacia la tantas veces tierra prometida a la que deberían llegar cientos de miles de argentinos que la están pasando mal allá por finales del casi mágico segundo semestre.
 
No pocos se preguntan las razones por las que el ministro Juan José Aranguren sale con los tapones de punta con aumentazos siderales, imposibles de pagar como en el caso de las tarifas del gas, que encima provoca el levantamiento de los únicos aliados consistentes que retiene el gobierno como son los gobernadores.
 
Tampoco parece políticamente correcto -como no sea otra vez culpa de los groseros errores de un gobierno empecinado en creer que "todo se comunica por Facebook"- la simultaneidad de los anuncios del presidente sobre el blanqueo de capitales, con la difusión de una cuenta en un paraíso fiscal de Macri, que no había sido incluida en su declaración jurada anterior.
 
"Se hace camino al andar". Y en eso anda el gobierno, en medio de tropezones y apuros, con plazos cada vez más cortos para salir de la etapa de penurias y a la vez para evitar el riesgo de perder sustento ciudadano, que en promedio es de un 50%, lo que revelaría que Macri ahora sólo retiene el apoyo de quienes lo votaron.
 
El gobierno pone la pelota del lado de la oposición parlamentaria y por otra vía retiene de su lado el favor de los gobernadores en momentos en que se dispararon algunas batallas por la resistencia a pagar los aumentos en las tarifas de gas. La jugada vía blanqueo incluye remitirles parte de esos fondos para pagar el 15% de la Coparticipación adeudada. Los embreta además en una alianza crítica porque de allí saldrán además los fondos para mover el plan de infraestructura.
 
Tozudos, en el gobierno descuentan que esto alcanza para "relanzar" la gestión, que no se moverá de los parámetros que fija Macri. Por esa razón han salido a desactivar el llamado a un dialogo político, económico y social que reclamó la Iglesia. La oposición política, semblantean, es un conglomerado de tribus sin líder fijo a la vista. Nadie con quien conversar. Y además se distancian: "Esto no es 2001".
 
Hacen una diferenciación con los gobernadores peronistas. Pero ahí ya se sabe cómo funciona la relación. Es un toma y daca en el que ambos bandos están cómodos porque hay una correlación entre la necesidad de apoyo del dueño de la chequera y los que necesitan de su firma para sostenerse en sus territorios. Si el gobierno no hace los deberes, ese matrimonio por conveniencia podría no alcanzar.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar