La Opinión Popular
                  18:11  |  Sábado 23 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“En tarifas, el Gobierno entró a un quirófano con una motosierra. Me pasa lo que le pasó a miles de argentinos. Malena me mandó la factura de gas que llegó a casa. Se multiplicó por cinco: 8.700 pesos”. Sergio Massa
Internacionales - 03-06-2011 / 09:06
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 3 DE JUNIO DE 1976 ES HALLADO EN PROVINCIA DE BUENOS AIRES EL CADÁVER DEL EX PRESIDENTE DE BOLIVIA, SECUESTRADO Y POSTERIORMENTE ASESINADO

El ex presidente nacionalista de Bolivia, Juan José Torres, es asesinado por la Triple A

El ex presidente nacionalista de Bolivia, Juan José Torres, es asesinado por la Triple A
JJ Torres: “He comprendido que no era imposible ignorar el dolor, rechazar y despreciar la miseria, huir de la ignorancia, permanecer indiferente a la frustración y al abandono”.
Asumió el poder por medio de un levantamiento popular, con participación de trabajadores, organizaciones campesinas, el movimiento universitario y un sector de los militares leales a Torres (el presidente Torres bautizó a esta alianza como los 4 pilares de la revolución) el 7 de octubre de 1970 con la finalidad de evitar un golpe de estado, contra el gobierno del general Alfredo Ovando Candía, estableciendo una gobierno militar de izquierda.
 
El breve gobierno revolucionario del general Torres realizó la nacionalización de la Mina Matilde y las Colas y Desmontes, la expulsión de los Cuerpos de Paz de los Estados Unidos, dispuso un aumento presupuestario significativo a las universidades bolivianas, la creación de la Corporación de Desarrollo (incubadoras de las empresas estatales bolivianas) y el Banco del Estado (banco de desarrollo), además de un alto rediseño salarial a los mineros.
 
Fue secuestrado y asesinado en Buenos Aires el 3 de junio de 1976, en el marco del Plan Cóndor. En su muerte participaron miembros de grupos paramilitares como la Triple A, además de la complicidad y colaboración de las dictaduras de Hugo Banzer y Jorge Rafael Videla.
 
De la redacción de La Opinión Popular

Juan José Torres González (nacido en la ciudad de Cochabamba, 5 de marzo de 1920 - San Andrés de Giles, Buenos Aires, 2 de junio de 1976) conocido popularmente como JJ (Jota Jota), fue un militar y político boliviano, que se desempeñó como presidente de la República de Bolivia entre el 7 de octubre de 1970 y el 21 de agosto de 1971.
 
 
Orígenes humildes
 
Su infancia se caracterizó por una vida de austeridad, causada principalmente por la prematura muerte de su padre la Guerra del Chaco, ya que tuvo que hacerse cargo de la manutención de la familia compuesta por seis hermanos.
 
Ingresó a la academia del Ejército, egresando del colegio militar "Gualberto Villarroel", el 20 de diciembre de 1941, con el grado de Subteniente del arma de artillería. En 1964 se desempeñó como Agregado Militar en la embajada de Bolivia en Brasil y en 1965 fue nombrado embajador en Uruguay.
 
 
Carrera militar
 
En 1966 es nombrado Ministro de Trabajo por la Junta Militar de Gobierno, presidida por el general Alfredo Ovando Candía. Al año siguiente es nombrado Jefe de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas bolivianas. Entre 1968 y 1969 se desempeña como Secretario Permanente del Consejo Supremo de Defensa Nacional.
 
Durante el desempeño de estas funciones, Torres y un núcleo de civiles y militares diseñaron los lineamientos políticos e ideológicos, y las bases programáticas que asumiría como mandato el gobierno de Ovando.
 
Torres fue autor del "Mandato Revolucionario de las Fuerzas Armadas", plataforma programática de los gobiernos militares, también presidió junto a José Ortiz Mercado la elaboración de la "Estrategia Socio-Económica del Desarrollo Nacional" documento que debería guiar la gestión gubernamental de Ovando pero que en la práctica se inició su implantación durante el gobierno de Torres.
 
Durante el gobierno de Ovando y por instrucciones del "2do Mandato Revolucionario de las FF.AA" (elaborado también por Torres) se nacionalizó la empresa Bolivian Gulf Oil Company. En 1970 fue nombrado Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, desempeñándose en el gabinete de ministros como representante directo de las FF.AA bolivianas, con la finalidad central de hacer que el Gobierno de Ovando cumpla con los Mandatos de ls FF.AA.
 
 
Presidente popular
 
Asumió el poder por medio de un levantamiento popular, con participación de trabajadores, organizaciones campesinas, el movimiento universitario y un sector de los militares leales a Torres (el presidente Torres bautizó a esta alianza como los 4 pilares de la revolución) el 7 de octubre de 1970 con la finalidad de evitar un golpe de estado, contra el gobierno del general Alfredo Ovando Candía, estableciendo una gobierno militar de izquierda.
 
El breve gobierno revolucionario del general Torres realizó la nacionalización de la Mina Matilde y las Colas y Desmontes, la expulsión de los Cuerpos de Paz de los Estados Unidos, dispuso un aumento presupuestario significativo a las universidades bolivianas, la creación de la Corporación de Desarrollo (incubadoras de las empresas estatales bolivianas) y el Banco del Estado (banco de desarrollo), además de un alto rediseño salarial a los mineros.
 
 
Exilio y asesinato en Argentina
 
Fue derrocado por un golpe de estado de derecha, el 21 de agosto de 1971, dirigido por Hugo Banzer con el apoyo de sectores conservadores brasileños y parte de la colonia alemana en Bolivia. Partió al exilio, primero en Perú, después a Chile y finalmente a la Argentina.
 
Fue secuestrado y asesinado en Buenos Aires el 3 de junio de 1976, en el marco del Plan Cóndor. En su muerte participaron miembros de grupos paramilitares como la Triple A, además de la complicidad y colaboración de las dictaduras de Hugo Banzer y Jorge Rafael Videla.
 
En 1983 los restos de Torres fueron repatriados a Bolivia desde México, por iniciativa de la Central Obrera Boliviana y varias organizaciones populares, y la disposición del gobierno de Hernán Siles Suazo.
 

De la redacción de La Opinión Popular
Agreganos como amigo a Facebook
23-07-2016 / 11:07
El horror y la incertidumbre no cesan en el continente europeo tras un nuevo atentado que ayer causó la muerte de al menos diez personas y decenas de heridos, en el centro comercial Olympia, de Múnich, y frente a un local de comidas rápidas. La situación, desde un comienzo, fue muy confusa, con decenas de personas corriendo por el centro comercial en búsqueda de un refugio y los policías ingresando a los estacionamientos del centro comercial.
 
El hecho comenzó a las 17.52 hora local (12.52 en Argentina) y, alrededor de dos horas después, la misma fuerza de seguridad, que inicialmente había hablado de "tiradores locos", comenzó a asegurar que el tiroteo tenía signos de un "ataque terrorista" perpetrado por "tres personas que portaban armas largas".
 
Pero, con el correr de las horas, la Policía indicó que habría actuado una sola persona, que se suicidó. "El autor es un germano-iraní de 18 años de Múnich", que no era conocido por los servicios de la fuerza y cuyas motivaciones siguen "totalmente desconocidas", declaró Hubertus Andra, jefe de la Policía. Además, la Policía pidió de inmediato que los ciudadanos evitaran las plazas públicas de la ciudad y que no difundieran videos del hecho para no facilitarles información a los sospechosos, que comenzaban con la fuga.
 
En tanto, declararon una de las máximas alertas terroristas apenas fue conocido el tiroteo e indicaron, en un comunicado, que no existían indicios de que el atentado, sobre cuyos detalles hubo inicialmente una gran confusión, hubiera sido perpetrado por yihadistas islámicos. Alemania se encontraba en alerta desde el lunes, cuando un refugiado afgano de 17 años, supuestamente vinculado al Estado Islámico, había atacado con un hacha un tren en Baviera y debido a este hecho se elevó el grado de tensión.
 
La Opinión Popular

22-07-2016 / 20:07
20-07-2016 / 20:07
18-07-2016 / 21:07
16-07-2016 / 10:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar