La Opinión Popular
                  10:11  |  Domingo 01 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Hoy en día la gran preocupación es que es más el dinero que se fuga que el dinero que llega. No queremos que el argentino invierta en otro país, queremos que la invierta en la Argentina". Fernando “Pino” Solanas
Nacionales - 01-03-2011 / 10:03
EFEMÉRIDES POPULARES: EL 1° DE MARZO DE 1948 EL ESTADO NACIONAL TOMA POSESIÓN DE LOS FF.CC. NACIONALIZADOS POR PERÓN

Juan Perón nacionaliza los ferrocarriles británicos y franceses

Juan Perón nacionaliza los ferrocarriles británicos y franceses
Afiche de la época.
En un día como hoy, pero de 1948, bajo la dirección  del General Perón, el gobierno rompe uno a uno los eslabones que sometían nuestra economía al  Imperio Británico: se nacionaliza los ferrocarriles, lo que significó una etapa fundamental en la obra de recuperación nacional de los servicios públicos para el pueblo argentino.
 
El Gobierno procedió a la estatización de la red ferroviaria que se cerraba en abanico hacia Buenos Aires, propiedad del capital británico, como así también de la red ferroviaria de la zona cerealera, con vértice en Rosario, perteneciente a empresas francesas. Scalabrini Ortiz sintetiza el meollo de la cuestión en esta frase contundente: "Adquirir los ferrocarriles equivale a adquirir soberanía".
 
De la redacción de La Opinión Popular
En 1947 Perón nacionaliza los ferrocarriles que era una de las reivindicaciones nacionalistas más importantes del peronismo,y el gobierno toma a su cargo una ancha franja de la economía argentina que comprende desde los servicios públicos hasta empresas productivas.
 
 
Los Ferrocarriles argentinos
 
Sostiene el ensayista e historiador Norberto Galasso, en su monumental obra de dos volúmenes "Perón", que después de difíciles tratativas, el Gobierno procedió a la estatización de la red ferroviaria que se cerraba en abanico hacia Buenos Aires, propiedad del capital británico, como así también de la red ferroviaria de la zona cerealera, con vértice en Rosario, perteneciente a empresas francesas.
 
Estas medidas resultan insoslayables para un proyecto de crecimiento económico y planificación nacional, por lo cual deben aquilatarse desde esa perspectiva y no meramente desde los pormenores de la negociación, ya sea montos, plazos de pago, etc.
 
Los opositores al peronismo, desde el conservadorismo hasta la izquierda tradicional, enfocan la crítica haciendo eje en el monto abonado por la nacionalización, el mayor o menor deterioro del material rodante o la supuesta debilidad negociadora de los representantes argentinos, a tal punto que algunos pretenden mostrarla como impuesta por el capital extranjero.
 
Como se comprende, analizar una cuestión macroeconómica con el criterio de tenedor de libros de un quiosco de cigarrillos no puede llevar a ninguna conclusión correcta.
 
Raúl Scalabrini Ortiz sintetiza el meollo de la cuestión en esta frase contunden­te: "Adquirir los ferrocarriles equivale a adquirir soberanía".
 
 
Empresas británicas
 
A través de libros, artículos y conferencias, Scalabrini demostró que el negocio ferroviario los ingleses en la Argentina fue un gran despojo por muchas razones, entre otras, la cesión a las empresas de amplias fajas de terreno al costado de las vías, la rentabilidad garantizada del
7% sobre capitales que eran abultados en los balances y otras ventajas de tipo impositivo o financiero que derivaban de las concesiones.
 
Scalabrini enseña que la red ferroviaria británica, trazada en abanico hacia el puerto de Buenos Aires, fue "la tela de araña metálica que atrapó a la mosca de la República" y la condenó "al primitivismo agrario", es decir, a la condición semicolonial con respecto al imperialismo británico, según la teoría colonialista de la división internacional del trabajo.
 
Esa red fue el sistema neurálgico que sustentó una economía de exportación de carnes y cereales baratos, e importación de artículos manufacturados extranjeros caros, en gran medida ingleses. No solo por su trazado -típicamente colonial- sino también porque la tarifa parabólica aplicada a los fletes impidió sistemáticamente que en el interior argentino se desarrollasen industrias competidoras del producto importado.
 
En razón de ese rol colonialista, no existe posibilidad de planificar ningún desarrollo manteniendo el transporte ferroviario en manos extranjeras.
 
Por este motivo, así como el Gobierno entendió que la nacionalización de los ferrocarriles constituía un hito ineludible en un proceso de liberación nacional, así también los intelectuales y dirigentes políticos de los partidos tradicionales que -consciente o inconsciente bregaban a favor del viejo país agroexportador- se obsesionaron atacando esta medida.
 
Para ello, divulgaron, en primer término, una fábula que aun opera sobre algunos sectores medios: la compra fue un disparate porque estaba por vencer la ley Mitre, cual caducaban las concesiones ferroviarias y las empresas pasaban gratuitamente al Estado argentino.
 
Basta leer los contratos para advertir la inconsistencia del planteo: las concesiones -aunque sorprenda a muchos- eran "a perpetuidad", por lo cual Scalabrini ironizaba que el sol dejaría de calentar pero que todavía habría un inglés en la Argentina, titular de estas concesiones. Lo que caducaba, al vencer la ley Mitre, era la exención impositiva para importar todo tipo de repuestos ferroviarios.
 
 
Con respecto a otras empresas que quedaron en manos del Estado argentino con la nacionalización de los ferrocarriles Rodolfo Puiggrós revela su importancia.
 
Identifica a Expreso Villalonga, Expreso Furlong, Empresa de Transportes S.A., Compañía de Transportes Cordilleranos, Compañía Internacional de Transportes Automóviles, Compañía El Cóndor, Compañía El Valle; Puertos: Dock Sur en el Puerto de Buenos Compañía de Muelles y Depósitos del Puerto de La Plata, Puerto Ing. White, Puerto Grande, Puerto Galván, Puerto Ibicuy, Puerto Villa Constitución.
 
Además, a Empresa Eléctrica de Bahía Blanca, Depósitos Frigoríficos de San Juan, Compañías de Tierras y Hoteles de Alta Gracia, Frigorífico de Productores de Uva, Fomento del Norte Argentino, Argentina Agrícola, Ganadera e Inmobiliaria, Sociedad de Aguas Corrientes de Bahía Blanca, Sociedad de Consumo Ramos Generales, Ferrocarrilera de Petróleo, Distribuidora Nacional de Frutas, Frigorífico Mercado del Once, Hoteles Sudamericanos, Líneas Económicas ­Decauville.
 
Entran también en la operación: edificios y terrenos en todo el país (en Capital y Gran Buenos Aires solamente 3 millones de metros cuadrados, valuados en 900 millones de pesos), así como acciones de grandes tiendas, diarios (Editorial Haynes, dueña del diario El Mundo y revistas afines, Mundo agrario, etc., así como la revista El Hogar).
 
 
Se adquirió soberanía
 
Analizar la cuestión desde el costo de la compra o los resultados de los balances significa omitir la gran cuestión: la necesidad de que esa red que atraviesa el cuerpo del país sirva, a través de sus recorridos y sus tarifas, al crecimiento económico, el desarrollo de las economías regionales, etc., del mismo modo como la abaratamiento del boleto subsidia a los trabajadores en relación con el boleto del ómnibus, aspecto que descuidan los que viajan solamente en automóvil.
 
 
Empresas francesas
 
al hacer referencia a la "Argentina, granero del mundo", se omite la importancia que tuvieron tres empresas ferroviarias de capitales franceses, con centro en el puerto de Rosario: el Ferrocarril Francés de la Provincia de Santa Fe, una red que conecta el interior de la provincia con el puerto y por donde, en su inicio, se exportaba lana, y luego, especialmente cereales; la Compañía general de Ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires, cuyo trazado cubre el norte de la provincia de Buenos Aires y Sur de Santa conectando Rosario-La Plata; y el Ferrocarril Rosario-Puerto Belgrano, que comete la audacia de cruzar el abanico tendido por las empresas británicos en la provincia de Buenos Aires.
 
Importantes bancos franceses participaron en estas empresas y grupos dedicados a la exportación, como Dreyfus y Bemberg, este último ligado a la concesión del Puerto de Rosario. Esta red resulta un calco, en pequeño, del ferrocarril inglés, en tanto su trazado es también típicamente colonial, orientado en este caso al Puerto de Rosario. El control de la economía de la llamada "pampa gringa", por parte del gobierno nacional, exigió la recuperación de estas líneas de transporte.
 
De la redacción de La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
01-02-2015 / 08:02
  Imaginar que pueda existir una maniobra de sobrecarga de noticias para que la muerte del fiscal Alberto Nisman deje de ser una marca imborrable en la marcha institucional del país es una ironía, pero por sobre todo una ingenuidad absoluta.
 
Sin embargo, Cristina Fernández y su entorno entienden lo contrario y han decidido adoptar una actitud de iniciativa de gestión. Una suerte de contraofensiva, si es que esto es posible. La resistencia de CFK a convertirse en pato rengo es una obsesión, y ahora está muy vinculada al episodio que le costó la vida al fiscal.
 
Por ese motivo, retomó su palabra, silenciada por el caso Nisman. Desplegó varios títulos, entre ellos, el proyecto de disolución de la ex SIDE, que le ofreció mucha letra a una oposición que juega un papel entre apasionado e interesado en un tiempo electoral en ciernes.
 
Ese proyecto tendrá tratamiento parlamentario en comisión. Parrilli les prometió que todos tendrán empleo. Pero los "trabajadores de la inteligencia" poco le creen a quien recién llega para ser el "señor 5" y que, encima, dejó fuera a Jaime Stiuso.
 
Luego prosiguió con la cuestión del desendeudamiento para 17 provincias. Cristina hizo desfilar en la Rosada ante las cámaras de TV de todo el país a los gobernadores que, en algunos casos, se habían mostrado reticentes a salir en las fotos oficiales cerca de la Presidenta.
 
Hubo, además, anuncios de aumentos a jubilados y pensionados, pero que forman parte del esquema que define la ley de movilidad para el sector, con un incremento bianual. Es decir, sin novedades. Salvo el impacto de la suma de aumentos anuales, que fue de 38,61%, apenas por debajo de la inflación.
 
Algunos voceros aseguraron que "los verdaderos anuncios llegarán luego del periplo chino". No descartaron que antes de junio y tal vez en marzo, continúe la contraofensiva y Cristina personalmente dé a conocer una modificación importante en el piso de Ganancias.
 
Irá acompañado de otros anuncios que podrían darse antes: el aumento de la Asignación Universal por Hijo y las Familiares, que han quedado "con un valor que ya no alcanza porque tienen una caída de un 20%".
 
Curiosamente, todas son un reconocimiento al nefasto efecto de una inflación que no se logra detener ni amenguar desde los escritorios de Axel Kicillof, por más que públicamente se diga lo contrario.
 
Se espera un nuevo debate que superará la crisis social que el Gobierno no reconoce pero que intenta superar con los anuncios: la conformación de la Corte. Por variados motivos, Roberto Carlés ya ha provocado el rechazo de los referentes y candidatos de la oposición.
 
De todos modos, nada, absolutamente nada distrae ya un sentimiento tan encontrado como el que mueve a la sociedad por el caso Nisman.

31-01-2015 / 21:01
31-01-2015 / 09:01
  Una vez más, nos encontraron con un agobiante discurso de Cristina Fernández, que se extendió durante más de una hora para no decir nada. Hizo chistes, realizó anuncios menores (como La leve suba en las jubilaciones, que rigen por ley y que se aplican de forma automática sin necesidad que nadie tenga que presentarlo) y mencionó las compras con tarjeta de crédito durante el verano.
 
Eso no fue todo: en un nuevo intento de auto victimización, se refirió a la fractura de su tobillo diciendo que "estoy averiada, pero jamás hundida", como si estuviese jugando a la batalla naval. Utilizó la cadena nacional para referirse a Ella y a los "logros" de su gestión y no a Nisman, ante su eterna barra de fanáticos aplaudidores.
 
De esta manera, CFK movilizó a su tropa para mostrar apoyo. La nueva puesta en escena incluyó a gente de la UOCRA provocando destrozos en el Patio Malvinas Argentinas de la Casa Rosada, militantes rentados de KOLINA -la agrupación que responde a Alicia Kirchner- bañándose en la fuente del Patio de Las Palmeras y hasta algunos asistentes fumando marihuana.
 
Respecto a la muerte del fiscal Nisman, tema que conmociona al país y es noticia en los medios más importante del mundo, no hubo una sola palabra. Pese a que quedaron acreditadas las falacias de algunos de los datos que Ella misma informó, como el supuesto regreso anticipado del fiscal, CFK parece tener cola de paja y ni siquiera nombró una sola vez a Nisman ni le dio el pésame a sus familiares.
 
Pero, los silencios dicen mucho más que las palabras. Cabe preguntarse entonces sobre lo que la Presidenta prefiere no decir. Hasta el momento ni Cristina, ni ninguno de sus funcionarios, ha podido explicar por qué Nisman no se encontraba debidamente custodiado. 
 
Durante años, el fiscal de la causa AMIA, que estaba amenazado y tenía pedido de captura del régimen teocrático iraní, había logrado moverse por el mundo, junto a sus hijas, sin ningún problema. Incluso, durante sus vacaciones, había estado en París y en España.
 
Pero terminó encontrando la muerte en su departamento, poco antes de tener que ratificar y desarrollar, en el Congreso, la gravísima denuncia penal que había realizado contra Cristina y su canciller, y contra otros personajes del submundo K, Luis D´Elia y Fernando Esteche, por encubrir a los autores de la voladura de la AMIA.
 
Cristina tampoco hizo mención al exilio en Israel del periodista Daniel Pachter, quien dio la primicia sobre la muerte de Nisman a través de las redes sociales. ¿Cuál es motivo por el cual el gobierno no sabe, no puede o no quiere explicar quienes son los que protegen a Patcher en Israel y no lo pueden hacer en la Argentina?
 
En ese contexto, si realmente la denuncia de Nisman carecía de sustento, Cristina debería haber garantizado que el fiscal pudiera exponer todo lo que tenia para decir para luego, con la fuerza de los hechos concretos, demostrar en la Justicia que se trataba de una falsa denuncia. Cristina no lo hizo. Por el contrario, el edificio de Nisman era prácticamente territorio liberado.
 
Tampoco, nadie en el gobierno explica los verdaderos motivos que llevaron a que el presidente ruso Vladimir Putin, que es el principal sostén del régimen iraní, viniera a la Argentina, en el momento más álgido de la discusión en torno al memorándum de entendimiento entre los K y el régimen teocrático de Teherán. 
 
La Opinión Popular

30-01-2015 / 21:01
30-01-2015 / 10:01
Crece el rechazo nacional e internacional al accionar del cristinismo.
 
La muerte del fiscal Alberto Nisman causa conmoción no sólo en la Argentina sino también en diversas partes del mundo, especialmente en los organismos defensores de los Derechos Humanos, que al revés de lo que ha sucedido en nuestro país con Hebe de Bonafini, Estela de Carlotto y compañía, han salido a pedirle al gobierno de CFK acciones rápidas y certeras para su pronto esclarecimiento.
 
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), pidió que el Estado argentino "investigue y esclarezca" las causas de la muerte del fiscal Alberto Nisman.
 
Además, reclamó "garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de los defensores de los derechos humanos, incluyendo los que corresponden a los operadores de la justicia".
 
Por su parte, la presidenta de la fundación Libertad de expresión + Democracia (LED), Silvana Giudici, exige a Télam que difunda la declaración completa de la CIDH que reclama el esclarecimiento de la muerte del fiscal Nisman.
 
"La parte donde se exige apoyo a Damián Pachter y garantías para los periodistas, se la olvidaron. La Agencia Telam debe subir carta de la CIDH en forma completa", exigió. "Es un medio público y tiene la obligación de informar sin censura previa. Todos debemos exigirlo", reclamó la ex diputada nacional.
 
Cabe destacar que este llamado de atención de la CIDH, que es el máximo organismo en materia de tutela a los derechos humanos en la región, es un duro golpe para Cristina Fernández, cuya gestión y la de su marido, Néstor Kirchner, ha hecho bandera de una férrea defensa de los derechos humanos.
 
Sin ir más lejos, en su último discurso por cadena nacional, la Presidente había asegurado que "nadie puede dudar" de la posición de su gobierno en materia de respeto integral a los derechos humanos.
 
La fuerte reprimenda al oficialismo por parte del organismo defensor de los Derechos Humanos con mayor prestigio en la región, y que pone el acento en dos cosas que al cristinismo no le gusta que se metan, que es en la presión que desde el gobierno se viene haciendo contra la Justicia y los Medios.
 
La Opinión Popular
NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar