La Opinión Popular
                  11:29  |  Viernes 22 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hay que elegir un modelo de país y terminar con el clientelismo. Necesitamos realmente llegar con cosas concretas, con propuestas. El país tiene que cambiar”. José Manuel de la Sota
Nacionales - 01-02-2011 / 09:02
ELECCIONES 2011

¿Qué le pasa a Cristina Fernández?

¿Qué le pasa a Cristina Fernández?
Cristina Fernández de Kirchner.
Raúl Kollman sigue difundiendo por el paraestatal Página/12 las encuestas del clientelar Roberto Bacman que exhiben un presente glorioso y un futuro de lujo para Cristina Fernández, pero ¿qué está pasando con la Presidente, viuda de Néstor Kirchner?
 
En el Frente para la Victoria afirman que todo avanza sin dificultades hacia una segura reelección de Cristina Fernández. Pero ¿es cierto? No hay indicios de que la placidez reine en el Frente para la Victoria.
 
No ocurría eso en días de Néstor Kirchner (es más, las crisis arrasaron con el sistema cardiovascular del líder del FpV) y no tendría porqué ocurrir sin Néstor Kirchner. Resultaría un contrasentido que el FpV, que impulsa la veneración de Kirchner, considere que ahora que él se marchó, ha llegado la hora del triunfo.
 
En verdad, el FpV ha montado una gran acción de prensa, con muchas encuestas, cuestionamiento de los opositores y difusión de estadísticas económicas cuestionables. Pero adentro hay, por lo menos, complicaciones.
Durante el fin de semana, Eugenio Paillet le dedicó su columna en el bahiense La Nueva Provincia, a las disputas internas en el Ejecutivo Nacional y a las profundas dudas que persisten acerca de la candidatura de Cristina a un 2do. mandato consecutivo.
 
Básicamente, a los graves problemas estratégicos que hoy día tiene el Frente para la Victoria.
 
Aquí algunos conceptos muy interesantes para destacar:
 
1. "(...) Pocos pueden poner en duda que, a tres meses de su desaparición física, el gobierno no llora a Néstor Kirchner, lo sufre. Lo extraña horrores. Sólo hace falta mirar el cuadro completo de lo que ocurre para reafirmar esa impresión en torno de ese mal de ausencia que ha atacado al gobierno, desde la presidenta para abajo (...)". 
 
2. "(...) Una mera observación permite sostener que ella no gobierna, que sigue metida en su mundo de maravillas, mientras, por debajo, las peleas y las zancadillas entre ministros y secretarios, entre funcionarios nacionales y provinciales, se suceden con una furia impensada hace tres meses (...)".
 
3. "(...)Aníbal Fernández ha acusado a algunos de sus colegas de gabinete, o a operadores todoterreno de estos, antes que a ningún multimedios o a los enemigos que siempre guarda en el arco opositor, de ser los autores de dar manija diaria a los rumores sobre su pérdida de poder, sobre su siempre inminente y nunca concretada renuncia, y hasta de filtrar algunos gruesos calificativos que le habría dedicado la propia presidenta en una reunión en Olivos, una mañana de la semana anterior. (...)"
 
4. "(...) El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, sabe, por confidentes y por simple ejercicio de larga militancia en la arena política, que hay en marcha una fuerte campaña para desprestigiarlo y voltearlo del cargo, que dirigen, con personal encono, su colega nacional de Seguridad, Nilda Garré, y el jefe de gabinete en las sombras de la funcionaria, el periodista Horacio Verbitsky. Los "pecados" de Casal serían sus críticas reservadas al operativo de saturación con gendarmes del territorio provincial para combatir la inseguridad, que, dicho sea de paso, hasta ahora se mostró como un completo fracaso. O, más grave todavía, ser uno de los impulsores bajo cuerda del operativo destinado a instalar la candidatura presidencial del gobernador para octubre de 2011. (...)".
 
5. "(...) Amado Boudou es otro de los ministros que tienen para entretenerse con las peleas de pasillo con sus pares y con los que no lo son, también. En campamentos del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, o en los del senador Daniel Filmus, precandidatos a la jefatura de gobierno porteño junto con el mediático titular del Palacio de Hacienda, saben de esas trapisondas. Peronista de vieja data, Tomada no deja de sospechar sobre la rara coincidencia entre la fortísima instalación de su precandidatura que ha hecho Boudou en los últimos días, y persistentes versiones que llegan a las redacciones sobre una supuesta decisión del ministro de Trabajo de tener ahora mismo decidido abandonar la carrera y bajarse de su candidatura. Un paso que, por caso, desmiente la fuerte pegatina callejera de carteles que aparecieron este fin de semana, en los que Tomada posa junto a Cristina, bajo el eslogan de que un gobierno porteño con inclusión social (bajo su mando, se entiende) es posible" (...).
 
6. "(...) Filmus sabe (o, en todo caso, lo intuye) que las fuerzas de choque del ministro de Economía están demasiado interesadas en presentarlo ante los porteños como "lo viejo", o "el padre de la derrota" del kirchnerismo en 2007 a manos de Mauricio Macri. En un despacho del Palacio de Hacienda, se esmeraron, horas atrás, en ningunear las encuestas, cuando no en dudar directamente de su transparencia, que hoy otorgan a Filmus una intención de voto quince puntos por encima de lo que miden Boudou y Tomada, en ese orden. (...)".
 
7. "(...) El colmo de las peleas internas se observó alrededor del duro documento que difundió la Unión Industrial Argentina, quejosa por el perjudicial nivel que está tomando el aliento a las importaciones, en desmedro de la mano de obra local. La ministra de Industria, Débora Giorgi, que tiene más detractores dentro que fuera del gobierno, cruzó con dureza ese texto, con declaraciones que formuló desde Santiago de Chile. Horas después, Aníbal Fernández y Boudou salieron a decir que estaban encantados con ese pronunciamiento de la central fabril y que coincidían en un todo con el contenido del comunicado. "A lo mejor, Débora se intoxicó leyendo "Clarín", la terminó de cruzar el jefe de gabinete. (...)".
 
8. "(...) En algunos despachos, se cita como ejemplo (tardío, pero ejemplo al fin) lo que ocurrió con el sonado viaje de Cristina por Medio Oriente, durante el cual, además, habría pronunciado aquella frase-despedida que tanto alarmó al kirchnerismo puro, acerca de que, por suerte, era la última vez que hacía lo que estaba haciendo. (...)".
 
9. "(...) Antes, Kirchner se subía a cualquier palquito y bajaba línea tanto hacia afuera como hacia adentro, y nadie chistaba", se vuelve a lamentar el hombre. Ahora, resulta evidente que los ministros no conocen otro libreto, y que Cristina no les baja ninguno que no sea el rebuscado recurso de echarle la culpa al multimedios de todo lo malo que les pasa. (...)".
 
10. "(...) Cristina Fernández ha dado una muestra más de su enorme dependencia del cacique cegetista Hugo Moyano, quien le reclamó y obtuvo un decreto para que el gobierno reparta entre las obras sociales afines al camionero unos $ 1.000 millones, como parte de un anticipo de una presunta deuda mayor, cercana a los $ 5.000 millones. Esa plata irá a los bolsillos de los dirigentes sindicales en pleno arranque de la campaña electoral, y en medio de las nuevas amenazas del camionero de patear el tablero si lo marginan de la elección del candidato a vicegobernador bonaerense, o no le dan todos los cargos que pide en las listas de candidatos legislativos nacionales y provinciales en las elecciones de octubre. (...)".
 
Fuente: Urgente 24
Agreganos como amigo a Facebook
22-05-2015 / 08:05
 En la 19° cadena nacional del año, la presidenta Cristina Fernández inauguró el fastuoso Centro Cultural Néstor Kirchner en el ex Palacio de Correos, el centro cultural más imponente -y costoso- de América latina. La obra faraónica demandó más de seis años y aún no está concluida, pero igual se estrenó parcialmente. Desde un principio había sido presupuestado en $926 millones, pero el despilfarro ya asciende a $2469 millones.
 
"Amo construir, debo ser la reencarnación de un gran arquitecto egipcio", aseguró hace un tiempo Cristina. Inmersa en lo que varios médicos califican como la enfermedad del poder o síndrome de Hubris, Cristina inauguró del Centro Cultural, mientras Argentina tiene cerca de 13 millones de habitantes que padecen indigencia o pobreza, 7 millones no cuentan con agua potable y la mitad de la población sigue sin acceso a cloacas y al servicio de gas de red.
 
El 44 por ciento de los chicos viven sin condiciones sanitarias adecuadas, y muchos de ellos tienen que trabajar descuidando la escuela y su futuro. Lejos de reconocer esa realidad, el Gobierno de CFK invierte millones de pesos en edificaciones monumentales para homenajear a Néstor Kirchner.
 
Acompañada por los ministros de Planificación, Julio De Vido, y de Cultura, Teresa Parodi, Cristina aprovechó la cadena nacional para hacer campaña electoral ilegítima y chicanear a la oposición: "Alguna vez nos tocará construir nuestros sueños en la Capital Federal", dijo,  aludiendo a las elecciones porteñas y añadió: "Saben que soy terca y porfiada como pocas. Y si no les toca a alguno porfiado les va a tocar a cientos de miles de jóvenes que quieren patria".
 
El encuentro se realizó en el marco de varios actos por la Semana de Mayo. Con una dosis de show y otra de relato K, Cristina pondrá su sello en la campaña con un último 25 de mayo "a todo trapo". Música, desfiles, el Centro Cultural reciclado y un gran despliegue tecnológico. La Presidenta desarrolla una gran fiesta, para que sea recordada por mucho tiempo. Buscará recrear el clima de alegría popular logrado en el Bicentenario. A lo que se suma el festival de consumo en 12 cuotas con tarjeta. Puro pan y circo.
 
Mientras tanto, hay indignación y malestar general. Este edificio equivale, en costos, a cuatro hospitales materno infantil de alta complejidad. Son temas que el próximo Gobierno deberá investigar con una justicia imparcial, porque según estimaciones privadas cuadriplicará el presupuesto previsto originalmente, mientras hay desnutridos, inundados, jubilaciones miserables, desempleados, trabajadores en negro... y 13 millones de personas en nuestro país viven en la pobreza.
 
Hay que terminar de una buena vez con estas obras faraónicas de CFK y De Vido, sobredimensionadas, con grandes costos económicos y de discutible utilidad, utilizada solo para la propaganda personal y sectaria; y realizar las obras que realmente son prioritarias y necesarias para el bienestar del pueblo.
 
La Opinión Popular

21-05-2015 / 17:05
21-05-2015 / 17:05
21-05-2015 / 09:05
 El acto de Cristina Fernández para promulgar la creación de Ferrocarriles Argentinos, fue al final sin cadena nacional, opacado por la controversia Scioli-Randazzo cuando se pensaba como un hito para coronar la única precandidatura que no se sumergió en el "baño de humildad" cristinista, para enfrentar al gobernador bonaerense en la interna de la sucesión K.
 
Florencio Randazzo, en Carta Abierta, imitó a Scioli, se burló de que le falta un brazo y aseguró que sin su candidatura, se corría el riesgo de que "el proyecto se quedaba manco". Las carcajadas de los "filósofos K", con Ricardo Forster a la cabeza, ensordecieron el auditorio.
 
"Una vez más la impunidad mediática de la que hablamos. Con ver el video queda claro que no me refería a Daniel Scioli, sino al proyecto", explicó luego Randazzo en Twitter en un tibio pedido de disculpas. Como se sabe, que el que tiene que explicar, siempre pierde.
 
En sintonía, en el deslucido acto randazzista que se quedó sin cadena, Cristina Fernández pidió ayer su tropa un nuevo baño: uno de ideas, y que se dejen de hablar pavadas. "Yo quiero escuchar a los hombres y mujeres de nuestro espacio político hablar de estas cosas, no de pavadas, ni haciendo pantomimas".
 
De esta manera, Cristina hizo una puesta en escena para intentar demostrar que aún conserva el poder suficiente para ordenar el escenario político de acuerdo a sus intereses. Ahora bien, todo aquel que se ve en la necesidad de salir abiertamente a exteriorizar su mando, en realidad, no hace más que poner de manifiesto una debilidad intrínseca que, en este caso, está dada por el final de ciclo que se avecina.
 
También, la primera mandataria salió a decir, en un contexto de fuerte recesión y con una inflación que no da tregua: "la economía la sigo manejando yo". Y luego le tiró flores a su imberbe ministro, el camporista Axel Kicilloff, a quien definió como "mi mano derecha, mi mejor asesor y mejor asistente, pero las decisiones son siempre políticas en economía y las tiene que tomar el presidente. Haciéndose cargo de los errores y los aciertos".
 
Las declaraciones de la primera mandataria se dan en un contexto donde el núcleo más duro del cristinismo pretenden que Kicillof sea el candidato a vicepresidente del oficialismo, situación que no agrada para nada a los caciques del Partido Justicialista que, fiel al pragmatismo que los caracteriza, han decidido encolumnarse detrás de la figura de Daniel Scioli quien es el único que les puede garantizar la continuidad de sus gestiones.
 
En el PJ, a medida que se acercan las elecciones, comenzaron a sentir un fuerte olor a cala que proviene de la Casa Rosada. Pragmáticos al extremo, vienen demostrando que sólo acompañarán al cristinismo hasta la puerta del cementerio; y el bastón de mando, que durante años tuvieron Néstor y Cristina, se lo pasará automáticamente al que tenga más votos.
 
La Opinión Popular

20-05-2015 / 12:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar