La Opinión Popular
                  10:29  |  Miércoles 27 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“En tarifas, el Gobierno entró a un quirófano con una motosierra. Me pasa lo que le pasó a miles de argentinos. Malena me mandó la factura de gas que llegó a casa. Se multiplicó por cinco: 8.700 pesos”. Sergio Massa
Nacionales - 28-07-2010 / 18:07
LA OPOSICIÓN FELICITA A LA PRESIDENTA PERO... INSISTIRÁ CON EL 82 % MÓVIL PARA LOS JUBILADOS

Cristina anunció el aumento que prevé la ley actual para los jubilados

Cristina anunció el aumento que prevé la ley actual para los jubilados
Cristina Fernández anunció nuevos aumentos para jubilados y pensionados a partir del 1º de septiembre.
Presionada por el avance opositor en el Congreso, la presidenta, Cristina Fernández, anunció hoy un aumento del 16,9 por ciento para los jubilados en medio de una batalla con la oposición, que busca la aprobación parlamentaria de una mejora sustancialmente mayor.
 
También anunció un aumento del 22 por ciento en los subsidios de ayuda a la crianza de los niños, medida que junto con la otra beneficiará a unos diez millones de habitantes.
 
En el Congreso celebraron los anuncios, pero advirtieron que insistirán con los proyectos del 82% móvil que ya están en condiciones de ser tratados en la segunda semana de agosto. "Este aumento debe entenderse como la primera cuota del 82% móvil que aprobaremos en el Congreso en agosto", dijo Elisa Carrió. 

En un ambiente colmado de especulaciones, Cristina Kirchner anunció este mediodía un aumento del 16,9% en todas las jubilaciones, ante la presión opositora para que los haberes mínimos se equiparen con el 82% móvil, que todavía no alcanzan.
 
También se dispuso una suba del 22,22% en las asignaciones familiares, para lo cual también se usarán los fondos previsionales, algo cuestionado por los sectores no oficialistas que pretenden cubrir esos gastos con fondos del Tesoro.
 
Con el aumento, "el haber jubilatorio mínimo pasará de los actuales 895,20 pesos a 1046,50", dijo la Presidenta, y añadió que "si se suma el aporte del PAMI, esa suma termina siendo 1091,50". La suba, del 16,9%, se aplicará desde el 1° de septiembre para todos los haberes, y será la segunda en el año, acorde con la Ley de Movilidad jubilatoria que el Gobierno defiende ante los embates de la oposición.
 
Sumado al 8.21% que se dio en marzo, el incremento para este año será de 26.49%.
 
En un acto en Casa de Gobierno, en el que estuvo presente todo el Gabinete, empresarios, legisladores, sindicalistas e intendentes, y representantes de agrupaciones de derechos humanos, la jefa de Estado precisó que "el impacto anual (de esta medida) es de 14.258 millones de pesos", y subrayó que "no es un gasto sino una inversión social".
 
La mandataria defendió la gestión y la estatización de los fondos previsionales, al precisar que "casi 87 por ciento de las personas en edad de jubilación están dentro del sistema". Además, indicó que las subas a jubilados acumulan 51,65 por ciento desde que rige la Ley de Movilidad de Jubilatoria, en marzo de 2009.
 
También subrayó que "desde 2003, la jubilación mínima mejoró 597,8 por ciento, unas siete veces". "Esto tiene su anclaje en el crecimiento de la economía, si vemos la evolución de este aumento que comenzó a aplicarse desde marzo en dos veces al año", dijo la Presidenta.
 
Los anuncios se efectuaron en medio de una creciente presión opositora en el Congreso para sancionar una ley que establezca que la jubilación mínima debe ser equivalente al 82% del salario mínimo, que hoy es de 1500 pesos.
 
 
Subas en la asignación por hijo
 
Cristina Kirchner también anunció un aumento de 22,22% en las asignaciones familiares, que pasarán de 180 a 220 pesos.
 
"Esto beneficiará a 3.778.822 niños, y alcanzará a las personas con hijos discapacitados cuyo aumento se imcrementará de 720 pesos a 880 pesos que tambien será pagado por Anses", dijo.
 
Cristina subrayó que "la suma de todas estas inversiones de carácter social significan un 11,88% del PBI y un 57% del presupuesto total de gastos que aprobó el Parlamento".
 
Según sostuvo la jefa de Estado, desde 1997 hasta 2003, las asignaciones pasaron por lo que llamó irónicamente "la era de hielo". Desde entonces, hasta 2003 la fecha, defendió, "aumentaron 550 por ciento".
 
El ministro de Economía, Amado Boudou, afirmó "que es una de las medidas sociales más importantes que se han tomado en materia social porque apuntan a dos sectores: los adultos mayores y los menores de 18 años".
 
De acuerdo con Boudou, ambas medidas implican que más dinero se vuelca al consumo: "El gobierno asegura el ritmo de la actividad económica con el sostenimiento de la demanda agregada". Y agregó, como minutos antes había dicho la Presidenta: "No hay mayor presión impositiva, y vamos a controlar muy de cerca los precios".
 
"Obsceno". Boudou apuntó contra los que impulsan el 82% móvil. "Me parece hasta obsceno que quienes mantuvieron congeladas las jubilaciones propongan esto".
 
Agustín Rossi, legislador del FPV, y Florencio Radazzo, ministro del Interior, también enviaron un mensaje a la oposición.
 
Convocatoria. La Presidenta anunció la convocatoria al Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, y reclamó "responsabilidad de todos los actores empresarios, comerciantes y trabajadores para lograr acuerdos".
 
 
"Hipocresía".
 
Silvana Giudici, secretaria legislativa del bloque de la UCR, calificó de "hipocresía" el anuncio. "Hasta ayer Boudou sostenía que el sistema podría entrar en default si se aumentaban las jubilaciones, hoy aumentan un 16%, es decir, la mitad de lo que reclamamos", señaló.
 
Y amplió: "Es evidente que no quieren pagar el costo político de oponerse al aumento que proponemos desde la oposición y anuncian esta medida como un logro oficialista cuando todos sabemos que es simplemente una maniobra para eludir la obligación de pagar el 82%", dijo Giudici. "La plata está, como lo sostuvimos siempre, pero para aumentar a los jubilados y a los niños se utiliza a cuentagotas", concluyó.
 
En tanto, la diputada Elisa Carrió celebró el aumento a los jubilados que la Presidenta, aunque aclaró que es una "injusticia intolerable" que no se implemente el 82% móvil.
 
"Lo importante es que los jubilados estén bien. Por lo menos esto es un paliativo hasta que salga la ley del Congreso", indicó la líder de la Coalición Cívica. Y volvió a cuestionar al oficialismo: "Ayer decía que no había dinero y que se fundía el país, y hoy aumentan", dijo.
 
"Un país que no puede pagar cerca de un salario mínimo a una persona que aportó toda su vida, es de una injusticia social profunda. ¿Cómo van a decir que no hay dinero para los jubilados?", cuestionó. "Dinero hay. El tema es cuál es la prioridad", sentenció la líder opositora y aclaró que las fuerzas no kirchneristas avanzarán con la implementación del 82% móvil en el Congreso más allá del nuevo aumento.
 
 
La oposición insistirá en el Congreso con el 82% móvil.
 
Luego que la presidente Cristina Kirchner anunciara este martes 27/07  un aumento para las jubilaciones de los actuales 895,20 pesos a 1046,50 a partir del 1º septiembre, la oposición insistirá en el Congreso con la ley para que los haberes se equiparen con el 82% móvil.
 
Desde la Coalición diputada Elisa Carrió celebró el aumento a los jubilados que la Presidente, Cristina de Kirchner. "Estoy feliz, la oposición va avanzando con sus dos propuestas centrales, que son el 82% Mobil y la asignación universal, Cristina va cediendo, la gente va mejorando y esto le hace bien al país".
 
"Este aumento debe entenderse como la primera cuota del 82% móvil, que junto con la actualización según el Fallo Badaro aprobaremos en el Congreso en Agosto", dijo Carrió.
 
Para el Vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, "El 82% móvil es un proyecto que puede ser sustentable y creo que no es el sentido de la discusión, lo que sí tenemos que encontrar, no sólo el gobierno sino todos los partidos políticos, soluciones de manera estructural al sistema previsional, ver  cómo hacemos para que sea sustentable en el tiempo, cómo hacemos para que vayamos camino a recuperar una jubilación digna acorde a lo que uno trabajó y luego vivir el día de mañana. Entonces no se puede estar molesto si el tema se discute, hay que dar un debate serio y me parece un paso importante el que va a dar el Senado porque apunta a aumentar los mínimos y hoy la jubilación está por debajo de los mil pesos", según el portal NCN.
 
En el Congreso, existen 2 dictámenes sobre el tema. El de la Cámara de Senadores, que sólo contempla llevar la jubilación más baja al 82% del salario mínimo, y el de Diputados, que habla también de una actualización del resto de los haberes según el caso Badaro.
 
El pasado 29/06, la mayoría opositora de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, con el apoyo de la oficialista Adriana Bortolozzi, firmó el un dictamen de mayoría en relación con la iniciativa de ley que fija los haberes provisionales en el 82 por ciento del salario mínimo, vital y móvil.
 
Luego el 13/07 mientras el ministro de Economía, Amado Boudou, defendía la posición del Gobierno en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, la oposición obtuvo dictamen con el voto favorable de los radicales Ernesto Sanz, Gerardo Morales, Laura Montero y Roy Nikisch, los justicialistas disidentes Carlos Reutemann, Juan Carlos Romero y Carlos Verna, y la senadora de la Coalición Cívica María Eugenia Estensoro.
 
El senador Rubén Giustiniani -autor de la iniciativa junto a Gerardo Morales- le reclamó al Gobierno "una decisión política para que el dinero del Anses primero sea para los jubilados. Esta no es una cuestión de puja entre oficialismo y oposición, hay que sacar a los jubilados de la pobreza. Los jubilados siguen a la cola de los aumentos de los salarios", afirmó.
 
"Tenemos una Anses rica y jubilados pobres", insistió el senador socialista, quien es autor de dos proyectos: uno que eleva la jubilación mínima al 82 por ciento móvil del salario mínimo, vital y móvil, y otro que recompone la escala salarial.
 
Para el senador santafecino, el costo de la suba al 82% implicaría unos $ 22.406 millones, cifra que pueden ser cubierta por los niveles de superávit de la Anses, que el propio titular del organismo, Diego Bossio estimó en su paso por el Congreso,  en $ 54.000 millones.
 
Desde la UCR, la diputada Silvana Giudici, sostuvo que "la prioridad es el 82% para los jubilados" más allá de los anuncios presidenciales.
 
Giudici presentó en el 2006, en el 2008 y representó este año, bajo expediente 3461-D-10, un proyecto de Ley para elevar el haber jubilatorio al 82% móvil, con una cláusula de movilidad única y trimestral. El proyecto formó parte del dictamen por la recomposición de los haberes jubilatorios que emitió la Comisión de Previsión y Seguridad Social el martes 29 de Junio pasado.
 
"Pretendemos priorizar el 82% para el haber mínimo y a su vez acatar lo que determinó la Corte Suprema en el fallo Badaro, porque eso significa priorizar a los jubilados", dijo.
 
Claudio Lozano, diputado nacional de Proyecto Sur, sostiene que la financiación debe obtenerse, del superávit financiero de la Anses en el presente año, según La Nación.
 
Además, plantea la suba de las contribuciones patronales, de donde se obtendrían $ 17.000 millones, pero  también sugiere, contemplar la suma de recaudación excedente según las previsiones del Presupuesto. Con todo, el 82% móvil y la recomposición serían un hecho.
 
Gerardo Morales (UCR-Jujuy) destacó que "gracias al trabajo insistente de la oposición, Cristina Fernández de Kirchner se ve obligada a anticipar el aumento previsto por la ley para setiembre, para todos los jubilados".
 
El senador jujeño recordó que el proyecto con dictamen mayoritario de la Cámara Alta para que las jubilaciones mínimas alcancen el 82% del Salario Mínimo Vital y Móvil: "Está claro, el Estado tiene los recursos y el aumento era sustentable", apuntó dando a entender que la oposición insistirá con su plan original.
 
"Ante la negativa de 6 años de los Kirchner, la oposición impulsó la asignación universal por hijo, la movilidad jubilatoria y el aumento a los jubilados, y ahora la Presidenta llora cuando lo nombra al marido para que nos compremos que ellos angelicalmente hicieron todo", comentó el presidente del Bloque PRO de la Cámara de Diputados, Federico Pinedo.
 
"Lo que me alegra es que hayan parado de degradar la asignación por hijo con la inflación que desataron este año", agregó.
 
"Vamos a seguir trabajando por jubilaciones del 82% del salario mínimo como básico y en esto sí me encantaría que la Presidenta cumpla su palabra de empujar todos para el mismo lado", concluyó Pinedo.
 
"La prioridad son los jubilados, a partir de esa premisa, hay que ajustar el resto", dijo Pinedo quién planteó "disminuir los subsidios a los sectores ricos, especialmente con las tarifas de los servicios públicos", y con "gastos innecesarios y muy cuantiosos, como el déficit de Aerolíneas [unos $ 103,3 millones en el primer trimestre] y los más de $ 800 millones del "Fútbol para Todos".
 
Los proyectos del parlamento plantean reajustar los haberes de acuerdo al caso Badaro por el que la Corte Suprema estableció un incremento del 88,6% entre enero de 2002 y diciembre de 2006, período en el que la ANSeS ajustó las jubilaciones entre el 10 y 22%.
 
Se estima que en igual situación que Badaro habría un poco más de 1 millón de jubilados, de los cuales el grueso inició ya demandas judiciales. Una parte de estos jubilados podrían beneficiarse con la suba del haber mínimo, en cuyo caso cobrarían ese aumento más la diferencia por el ajuste Badaro.
 
El pago de la retroactividad sería considerado más adelante, aunque aquellos jubilados que ya tienen sentencia favorable firme cobrarían la retroactividad de acuerdo a lo dispuesto por los jueces.
 
También se  modifica la actual ley de movilidad que establece el ajuste de los haberes dos veces por año (marzo y septiembre) según una fórmula compleja que combina dos índices, que incluyen la evolución de los salarios, de los impuestos que van a la Seguridad Social, los ingresos totales de la ANSeS y el padrón del sistema.
 
El proyecto plantea que la movilidad se ajuste también 2 veces por año pero tome en cuenta exclusivamente la evolución de los salarios, de acuerdo al índice del INdEC o el RIPTE, de la Secretaria de Seguridad Social, de ambos el que arroje el porcentaje más alto.
 
Los últimos datos de la ANSeS marcan que hay 5.897.000 jubilados y pensionados, de los cuales 4.213.000 cobran el haber mínimo que hoy es de $ 895. Además hay otros 803.000 que cobran menos de $ 1.230. Así, de aumentar la mínima al 82% del sueldo mínimo, un poco más de 5 millones de jubilados y pensionados cobrarían hasta $ 335 por mes de aumento.
 
Luego cada vez que suba el salario mínimo, automáticamente se ajustaría el haber mínimo. También hay casi 900.000 pensiones no contributivas fuera del sistema previsional que abonan al 70% del haber mínimo.
 
Fuentes: La Nación y Urgente 24

Agreganos como amigo a Facebook
27-07-2016 / 09:07
La pelea entre Marcelo Tinelli y Mauricio Macri creció hasta convertirse casi en una cuestión de Estado. Hábil para inmiscuirse en todos los gobiernos y con todos los presidentes desde el Gran Cuñado, el conductor televisivo elevó el tono crítico en la sátira que desde su programa hace del Presidente.
 
Sin embargo, la carcajada no fue masiva esta vez y desde las redes sociales los macristas propusieron hacer un "apagón" a su programa. Tinelli, en tanto, denunció una usina de trolls (falsos usuarios) montada desde el Ejecutivo para atacarlo.
 
La tensión creció tanto que, para poner paños fríos a la situación, hoy al mediodía el creador de ShowMatch y el Presidente se reunirán en la Quinta presidencial de Olivos. Sorprende que el presidente de la Nación, ante un escenario económico y social con fuertes conflictos, decida tomar tiempo valioso para recibir a un conductor de la televisión.
 
Da toda la sensación de que Macri prioriza sus problemas personales a los de la Patria. La herencia que dejó el cristinismo es un campo minado, y se necesita toda la energía para salir de esta situación sumamente crítica.
 
La inflación, los tarifazos, la recesión, el ajuste, sumió a enormes sectores de la comunidad argentina en un profundo sacrificio, y a ellos los confunde y les duele que Macri ningunee la investidura presidencial al recibir a un animador televisivo solo porque este, enojado de haber quedado fuera del negocio del fútbol, decidiera aumentar el voltaje humorístico contra el jefe de Estado.
 
Un gobernante serio no se rebaja de esta manera. Es difícil imaginar a políticos de la talla de Juan Perón, Arturo Frondizi, Arturo Illia o Raúl Alfonsín perder tiempo con estos temas. La llamada "cumbre" entre Macri y Tinelli da vergüenza y confunde a la sociedad.
 
El capitán del barco, en medio de una tormenta, debe estar al mando y atento a cada circunstancia. No se puede distraer en lo más mínimo, ya que un error traería peligrosas consecuencias. Su concentración debe permanecer inalterable, a pesar de que un marinero lo apunte con el dedo para reírse de él.
 
La Opinión Popular

27-07-2016 / 08:07
El sentido de la oportunidad no figura entre las virtudes del gobierno de Mauricio Macri. Resolvió utilizar para la comunicación política los datos personales que se archivan en la Anses justo cuando discutía con Tinelli sobre si fue el Gobierno el que impulsó una masiva crítica de tuiteros truchos al conductor televisivo.
 
La resolución que dispuso la captación de todos los datos personales de los argentinos activos que aportan al sistema previsional (y de los jubilados que cobran) debería precisar para qué serán útiles en otros organismos del Estado. Esa información no es propiedad del Estado, sino de cada uno de los argentinos que están inscriptos en la Anses para un fin específico.
 
La polémica que despertó el uso de los datos de la Anses para hacer propaganda oficial obligó al Gobierno a salir a aclarar la medida y desmentir que se utilice con fines políticos. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dieron una conferencia de prensa para justificar la medida que se conoció ayer.
 
"No se va a usar para propaganda política", dijo Peña ante la primera consulta. Ambos ministros venían de asistir a una reunión de Gabinete que encabezó el presidente Macri. "No vamos a usar información sensible y no se va a espiar a nadie", agregó el ministro coordinador.
 
"No se pretende vulnerar la información del ciudadano, sino usarla dentro del Estado para mejorar la comunicación del Estado con los ciudadanos", señaló Peña. Para insistir en la supuesta transparencia de la medida, Peña dijo que cualquier ciudadano podrá conocer la política de comunicación directa de la Casa Rosada. "Toda comunicación directa será puesto online para que nadie tenga la menor duda. No hay vocación de utilización política", intentó justificar.
 
La doble faz de las redes sociales (su contribución a la rápida difusión de una información, por un lado, y su uso también rápido para diseminar cosas falsas, por el otro) es lo que hace más preocupante la decisión del Gobierno de contar con los datos personales de los argentinos para la comunicación política. Todo sería peor si, además, la administración usara los datos personales que almacena de los argentinos para hacer propaganda política.
 
Ni el Gobierno ni el Estado son dueños de esos datos en poder de la Anses; es cada argentino el propietario de toda la información que existe sobre su persona. Por lo tanto, es también cada argentino el que debe resolver si traslada sus datos al Gobierno para otra cosa que no sea el fin específico o si prefiere sustraerlos del uso político.
 
Por su parte, todo el arco opositor impulsa una ley para impedir que el Gobierno use la base de datos de Anses para propaganda del PRO durante la próxima campaña o para espiar a los ciudadanos. El rechazo al intento cuenta con el respaldo de los bloques del kirchnerismo, el massismo, el GEN, la izquierda y el socialismo.
 
La Opinión Popular

26-07-2016 / 08:07
La pelea entre el gobierno de Mauricio Macri y el conductor televisivo Marcelo Tinelli volvió a escalar ayer, luego de que el presidente lo acusara de satirizarlo "de mala manera". "Se ofende porque lo critican 30 mil tuiteros", aseguró el presidente, pese a que un estudio aseguró que había un alto porcentaje de cuentas macristas falsas, orquestadas desde el Gobierno para atacar al conductor.
 
Ayer esa multitud de tuits truchos, enviados por el Gobierno, volvieron a la carga y reclamaron un "apagón a Tinelli". En el Gobierno, se desvincularon de esa iniciativa y ningún funcionario quiso hablar del tema. En su programa, Tinelli insinuó hasta último momento que le iba a responder, pero finalmente no hizo alusión al tema, y además conceló la imitación de Juliana Awada.
 
La disputa con Tinelli tiene como trasfondo la pelea por la conducción de la AFA, de la que el conductor televisivo terminó apartado. El resentimiento entre el conductor y Macri se acrecentó con las decisiones que el mandatario operó sobre la AFA, pero tiene otro antecedente en la campaña presidencial: Macri recuerda el espaldarazo final que le dio en la campaña Tinelli a Daniel Scioli, cuando lo llevó a su programa justo antes de las elecciones.
 
El ideólogo del relato macrista y de la presencia del relato macrista en las redes, Marcos Peña, intentó una tregua que estalló por los aires cuando el presidente Macri le refregó a Tinelli su enojo en La Nación. Allí dijo: "Él decidió satirizarme y recibió 150.000 tweets de crítica. Investigamos el tema. No hubo 'trolls' ni el Gobierno tuvo nada que ver. Sí hubo 30.000 tuiteros que lo criticaron", afirmó Macri, quien había asegurado que no le molestaban las imitaciones. Es raro que haya habido semejante andanada espontánea de tuits y está claro que a Macri le duele la cargada.
 
En tanto, el periódico Perfil difundió un estudio de una consultora -no se especificó cuál- que indicaba que el ataque a Tinelli fue orquestado por cuentas automatizadas ligadas al PRO. En el documento, se especificó que en las cuentas que lo atacaron con el hashtag #TinelliMercenarioK había un 85% de repetición en los mensajes y eran cuentas que repetían en forma automatizada. "Menos del 2 por ciento fueron personas reales", indica este estudio.
 
Para Macri es lógico que 30 mil de sus simpatizantes puteen a quien lo satiriza y que el otro se la tiene que bancar. Es lo mismo que argumentaba Cristina. Tras ese ataque, Tinelli salió a cuestionar al Gobierno: "Se ponen nerviosos. Insultan. Hacen campañas desde cuentas truchas. Amenazan. Pensé que eran diferentes", escribió en su cuenta de Twitter. No son diferentes.
 
En medio de este debate, hizo su aparición Fernando de la Rúa, quien aun sostiene que su caída no se debió a la pésima política económica, a la quiebra de su Gobierno por culpa de las coimas en el Senado, a su exasperante indecisión, sino a sus traspiés televisivos en Showmatch. La caída de De la Rua en el 2001 abonó durante mucho tiempo los dislates K: como Cristina no quería ser De la Rua atacaba e insultaba a medio mundo y estimulaba las peores reacciones de sus fanáticos. Esa metodología autoritaria no se fue del todo.
 
La Opinión Popular

26-07-2016 / 07:07
26-07-2016 / 07:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar