La Opinión Popular
                  10:12  |  Jueves 07 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 28-05-2022 / 08:05
A VEINTE AÑOS DE FERNANDO DE LA RÚA, LOS BOINAS BLANCAS SE REARMAN

En la Convención Nacional, la Unión Cívica Radical avisó que quiere pelear la presidencia

En la Convención Nacional, la Unión Cívica Radical avisó que quiere pelear la presidencia
Por el momento, los anotados para intentar disputar la candidatura radical a la presidencia y pelear en la interna con los candidatos del PRO, serían Facundo Manes, Gerardo Morales y, según algunas versiones, Alfredo Cornejo. Martín Losteau apuntaría a pelear en la Ciudad de Buenos Aires, con algunos guiños de Larreta que despertaron el enojo de los sectores de Bullrich dentro del PRO.
Con 300 delegados se realizó la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical en el teatro municipal Coliseo Podestá, en La Plata. La misma se ocupa de definir el marco de alianzas con otras fuerzas políticas y, más adelante, las candidaturas que levantará el radicalismo. Luego de meses de rosca acordaron una presidencia de consenso encabezada por Gastón Manes (hermano de Facundo) y una mesa con representantes de los distintos sectores partidarios.
 
Como ya venían anticipando sus principales referentes, el radicalismo se dispone competir por llevar a un candidato radical a presidente en 2023, luego de 8 años de fuerte subordinación al partido conservador fundado por Mauricio Macri. "Nosotros no tenemos dueño", tuvo que aclarar Gastón Manes, aunque luego especificó que lo harán dentro de Juntos por el Cambio. Allí insistieron con su negativa a incorporar a los liberales en la misma: "Esta vez les toca perder a los populistas de izquierda y de derecha".
 
De esta manera, los radicales se meten de lleno en la interna cambiemita, que promete ser foco de nuevos episodios de inestabilidad en el camino hasta 2023. Es que en la propia UCR, hace pocos meses atrás, a la hora de elegir a sus autoridades partidarias, se habían enfrentado el sector mayoritario encabezado por el gobernador jujeño Gerardo Morales y el sector de Evolución Radical, que responde a Martín Losteau.
 
Por el momento, los anotados para intentar disputar la candidatura radical a la presidencia y pelear en la interna con los candidatos del PRO, serían Facundo Manes, Gerardo Morales y, según algunas versiones, Alfredo Cornejo. Martín Losteau apuntaría a pelear en la Ciudad de Buenos Aires, con algunos guiños de Larreta que despertaron el enojo de los sectores de Bullrich dentro del PRO.
 
En su documento, los radicales plantearon: "subordinar las pasiones y las ambiciones al logro del objetivo común: sacar al país de la espiral de la decadencia". Extraña afirmación de parte del mismo partido que reprimió en el 2001 al pueblo que sufría las consecuencias nefastas del ajuste neoliberal que aplicaba el radical Fernando De la Rua y que en los últimos años se alió sin problemas a Macri para aplicar otros 4 años de ajuste y pactar un acuerdo con el FMI que hoy intenta condenar al país al atraso y la dependencia.
 
La Opinión Popular
 

 
CAMINO AL 2023
 
La UCR ratificó su pertenencia a JxC y avisó: "Queremos un presidente radical"
 
El centenario partido llegó a un acuerdo para que Gastón Manes sea titular de la Convención. En un comunicado apuntaron que buscarán "consolidar" y "ampliar" la alianza con el PRO y la Coalición Cívica de cara al 2023. En los discursos, hubo un fuerte rechazo a los "populismos de derecha", en un tiro por elevación al acercamiento del ala dura del partido amarillo a Javier Milei.
 
La Unión Cívica Radical (UCR) renovó su convención nacional, el órgano clave que se encarga de diseñar la estrategia electoral del partido, y por un acuerdo entre las distintas partes de la interna, se eligió como presidente del órgano a Gastón Manes. A traves de un documento al que accedió El Destape, la UCR ratificó la pertenencia a Juntos por el Cambio, pero con la premisa de ir a las internas de 2023 y con un aviso: "Queremos un presidente radical".
 
Advertencia al PRO por el libertario Javier Milei. Los radicales aseguraron que "adversarios son los populismos de izquierda y de derecha" y el titular del partido y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, advirtió: "Tenemos que pararnos en los valores de la UCR y no tomar el atajo de la antipolitica".
 
Más de 300 convencionales del radicalismo se reunieron en el Teatro Municipal Coliseo Podestá, enciudad bonaerense de La Plata. Según el documento de la convención, los boinas blancas remarcaron que "en los momentos más difíciles trabajamos por la unidad para ser una oposición fuerte, determinada, constructiva y responsable" y que "ahora trabajamos por la unidad para ganar y para gobernar".
 
En otro tramo, marcaron que es "inseparable" el trabajo por la unidad del espacio con "la voluntad de compromiso que requiere el respeto de las reglas que regulan la coalición y la subordinación de las pasiones y las ambiciones al logro del objetivo común" el cual, segun definieron, es: "Sacar a este país de la espiral de la decadencia".
 
Pese a esto, ratificaron la intención de presentar candidatos en la Primaria de Juntos por el Cambio. "Lo afirmamos con toda claridad: vamos a trabajar para tener un presidente radical", afirmaron. "Vamos a trabajar para dar gobernadores radicales a todas las provincias. Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que el próximo Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sea radical. Y vamos a seguir trabajando para que muchos más intendentes y jefes de comuna sean de origen radical. Para cumplir con estos objetivos un partido fuerte y unido es esencial", sentenciaron.
 
El partido centenario tiene dos dirigentes con el mote de "presidenciables" que son el presidente de la UCR nacional y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el diputado nacional Facundo Manes. Por su parte, el senador nacional Martín Lousteau, parte de la oposición partidaria Evolución, ya anunció que irá por la jefatura de gobierno porteño.
 
 
Qué se dijo
  
Morales fue el último orador del encuentro y afirmó que "las políticas neoliberales han fracasado también en el país y no las vamos a abrazar". Luego, agregó: "Tenemos que pararnos en los valores del radicalismo y no tomar el atajo de la antipolitica. Hoy más que nunca UCR"
 
El titular del comité nacional, igual que otros de los oradores, expresó su rechazo al diputado de La Libertad Avanza Javier Milei. El acercamiento a este es rechazado por el radicalismo y fogoneado por el ala dura del Pro, liderada por el ex presidente Mauricio Macri, y la titular del partido amarillo, Patricia Bullrich.
 
También volvió a hacer una autocrítica del gobierno de Cambiemos, que lideró Mauricio Macri. "Nosotros también estamos cuestionados porque hemos gobernado hasta hace dos años y meses. Para devolverle expectativas a la gente debemos reconocer lo que hicimos bien y lo que hicimos mal, aunque eso mucho no les guste a algunos socios de Juntos por el Cambio"
 
Finalmente, remarcó que el radicalismo confluirá en un solo candidato, que será el que el partido centenario presente en las PASO de Juntos por el Cambio. "Aquí está el próximo presidente de la Argentina, que va a ser Facundo Manes o voy a ser yo", desafió.
 
Por otra parte, Gastón Manes afirmó en su primer discurso como presidente de la convención radical que el partido centenario debe ser no solo "la columna vertebral" de Juntos por el Cambio, sino también el alma y la cabeza que va a gobernar la argentina en el 2023".
 
"Nosotros no tenemos dueño y tampoco elegimos presidente mediante el tuit de ningún iluminado. A los populistas esta vez les tocará perder. A los de izquierda y a los de derecha. Los mejores momentos de la UCR tienen que ver cuando el componente nacional y federal aparecen juntos, con fuerza, detrás de un proyecto común a todos los argentinos", expresó, en lo que se podría entender como un tiro por elevación a Milei.
 
Manes pidió "recoger el guante de 1983 y gestar la nueva revolución" para poner al país "en el buen camino", y catalogó a la UCR como "el último proyecto colectivo exitoso en Argentina", el cual "fue liderado hace 40 años por la figura de Raúl Alfonsín". De esta manera, concluyó: "Pusimos fin a 50 años continuos de golpes y autoritarismo. Sabemos cómo liderar el nuevo proyecto colectivo que debe unir a los argentinos".
 
En la misma sintonía, el jefe del bloque de diputados del radicalismo, Mario Negri, afirmó que los "reales adversarios en el tipo de sociedad al que aspiramos construir son los populismos" y añadió que "hay dos tipos, el de izquierda y el de derecha".
 
"El populismo de derecha, aquí y en el mundo, es hermano de la anarquía. Cabalga con la queja, el cansancio, la desilusión y la frustración de una enorme cantidad de argentinos", dijo el cordobés. "¿En qué país se inspiran los nuevos iluminados? ¿Dónde se aplican esas recetas? ¿Quiénes se benefician de la anarquía y la falta de orden? ¿Por qué la salud y la educación deben ser exclusivamente privadas? No nos engañen, en ese país habría menos seguridad; más bandas criminales; menos ley y más injusticias. Por eso debemos contribuir debatiendo, no gritando. Proponiendo ideas viables y comparando modelos. Queremos compartir y discutir ideas, no pasiones y odios", agregó.
 
 
La convención
  
Gastón Manes reemplazó a Jorge Sappia como titular del cuerpo al lograrse los acuerdos internos para consagrar una lista de unidad que reparta los cargos entre los distintos sectores partidarios. El sector mayoritario del partido, referenciado en Morales, sostiene la postulación del hermano del neurocientífico. También cuenta con el respaldo Evolución, minoritario en la estructura partidaria y cuya cara visible es Lousteau.
 
La Convención Nacional de la UCR es uno de los dos órganos de conducción del radicalismo, y tiene entre sus atribuciones establecer la política de alianzas del espacio, e incluso la protestar de elegir al candidato presidencial en caso de que no existiera la instancia de las Primarias.
 
Sus miembros duran cuatro años en sus funciones y pueden ser reelegidos. Entre sus atribuciones la Convención también es responsable de actualizar los aspectos "dogmáticos" de la UCR, es decir elaborar y sancionar el programa del partido para cada período presidencial y las reformas que en cada oportunidad sean necesarias.
 
Fuentes: El Destape y la Izquierda Diario
 

Agreganos como amigo a Facebook
07-07-2022 / 09:07
07-07-2022 / 09:07
Tras la visita de Alberto Fernández a Milagro Sala, el gobierno del radical Gerardo Morales desató en represalia una nueva ofensiva contra los movimientos sociales de Jujuy. En la madrugada de ayer, en una investigación inventada de oficio por un fiscal muy ligado al gobernador, la policía allanó violentamente las casas de once dirigentes y cinco comedores, merenderos y sedes de diferentes organizaciones.
 
En la madrugada, la policía del autoritario Morales comenzó a patear puertas y revolver las casas de por lo menos once dirigentes sociales Jujuy y cinco domicilios de comedores, merenderos, cooperativas y sedes de organizaciones con órdenes de allanamiento del fiscal Diego Funes, quien decidió abrir una investigación de oficio, justo después de la visita de Alberto a Milagro Sala.
 
"Asociación ilícita", es la absurda imputación para todo el mundo. Esa figura legal, que fue creada a inicios del siglo XX para perseguir a las organizaciones de trabajadores, es completamente arbitraria y se usa para criminalizar la protesta social. La norma permite mantener presas a las personas a las que no se les puede probar otro hecho y en la mayoría de los casos se utiliza cuando no hay acciones concretas de las cuales acusar a quienes se persigue. Lógicamente, luego todo se cae en el debate oral al final del proceso.
 
La excusa, que encaja y aprovecha el contexto de debate por el manejo de los planes sociales, agita acusaciones por supuestas presiones sobre el reparto de esos beneficios y la asistencia a movilizaciones. La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Horacio Pietragalla, repudió "el agravamiento de la persecución política y judicial a organizaciones sociales". Desde la provincia, abogados/as y referentes reclaman la intervención del Poder Judicial provincial, totalmente carente de independencia y adicto al radical Morales.
 
La Opinión Popular
 

06-07-2022 / 10:07
En plan presidencial, Horacio Rodríguez Larreta aprovechó la interna en el Gobierno para subirse de candidato en 2023. Salió a atacar al Ejecutivo por los cambios en Economía y ante la posibilidad de un mayor entendimiento entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner. El jefe del gobierno porteño, tras una serie de párrafos duros contra el oficialismo, dijo que sueña con "ser parte de la solución a los problemas que arrastramos hace décadas".
 
Larreta viene trabajando en su sueño presidencial desde hace años. Pero, en las críticas que vertió al Gobierno por la situación económica, esta vez dejó filtrar explícitamente que ya está lanzado como candidato, sin vuelta atrás. Fue, probablemente, un mensaje a varias bandas: entre ellas, a otros dirigentes del PRO como Bullrich o Mauricio Macri, quien no termina de definir si competirá o no.
 
Larreta, no obstante, no fue el único que eligió el contexto del cambio de ministro de Economía para posicionarse. Lo primereó Bullrich, quien hizo una lectura propia del sector de Macri del cambio de Gabinete: sostuvo que había sido un "golpe" de la vicepresidenta y aseguró que "aún puede avanzar más porque busca el poder absoluto".
 
Unas horas antes, se le adelantó su adversaria Patricia Bullrich, quien destacó que la posición de Juntos por el Cambio debe ser no ayudar en nada, no aprobarles ninguna ley, bloquear todo lo que se pueda bloquear: "No equivocarnos, no querer entrar a salvar a un Gobierno que no quiere ser salvado porque quiere seguir en este rumbo. Tenemos que ser la reserva política del país. Y si nos toca gobernar, vamos a tener que ser muy claros con la sociedad".
 
Dijo que no hay que "caer en la tentación" de aprobar alguna ley que proponga el oficialismo. "No tenemos que darle ninguna herramienta", se sinceró la bolsonarista Bullrich. Cuanto peor, mejor: el peligroso camino que parece haber tomado el macrismo de cara al 2023.
 
La Opinión Popular
 

06-07-2022 / 09:07
El cambio en Economía inflamó un escenario de precios que ya venía más que caliente. Con la excusa del aumento del dólar blue, aunque ayer bajó 8 pesos, se remarca a niveles superiores a esa suba aun en los productos que no tienen componente importado. La trepada del dólar ilegal y los titulares de los grandes medios porteños dieron la pauta de la tirria con que recibieron los representantes del gran poder económico a Silvina Batakis, la flamante ministra de Economía.
 
Algunos de sus voceros admitieron que la reemplazante de Martín Guzmán "no cayó bien" en los "mercados" porque su perfil es "demasiado heterodoxo", y lo que esperaban era una figura cercana a la ortodoxia neoliberal ya que los desequilibrios que hay que corregir en la economía argentina requieren de neoliberalismo. Dicho en criollo: los que manejan las grandes empresas, las finanzas, el complejo agroexportador y las corporaciones mediáticas, es decir el poder real, querían a alguno de sus gerentes al frente de Economía.
 
Todos saben que el llamado "dólar blue" es un negocio marginal en cuanto a los montos que moviliza, hasta los economistas y charlistas televisivos más fanáticos del libre mercado lo admiten en voz baja. Sin embargo esas transacciones furtivas con "arbolitos" callejeros y sucuchos con escritorios gastados sin vista a la calle reciben una atención de la prensa desmesurada. Todos los medios de la Capital Federal amplifican hasta el paroxismo todo movimiento ascendente del billete verde contagiando ansiedad incluso a quienes en su vida vieron un dólar. Como vivimos en una economía bimonetaria un leve estornudo se convierte, rápidamente, en epidemia y toda la actividad económica termina contagiada por el frenesí alcista de los precios. Es el juego de los "mercados", un eufemismo utilizado por la prensa de la derecha para no señalar por su nombre a los ricos y poderosos.
 
Batakis tuvo expresiones que no cayeron bien entre los hombres de negocios. Habló de "algunas modificaciones" en el acuerdo con el FMI; dijo que "el dólar está en niveles competitivos" con lo cual desestimó las demandas devaluatorias de los exportadores; sostuvo que "los salarios no son la causa de la inflación" y que el objetivo de su gestión será "no solo recuperar lo perdido sino también ganar poder adquisitivo" de los salarios. Tantas herejías juntas no podían pasar sin una reacción que se notara, para dejar constancia de que el camino no va a ser fácil.
 
El sólido respaldo que recibió Batakis en el conjunto del Frente de Todos es el mejor activo para encarar la cuesta. El presidente y la vice, los gobernadores, los referentes políticos de más peso sumaron sus expresiones de confianza hacia la nueva funcionaria. El encuentro de Alberto y Cristina parece consolidar una apuesta a la unidad que aporta oxígeno al gobierno y lo ayuda a transitar el último tramo de su gestión con mejores perspectivas con vistas a octubre de 2023. Y esto también enoja al arco económico, político y mediático de la derecha que anunció que jugará el resto del partido siguiendo al pie de la letra la estrategia del senador Luis Juez: "no los vamos a dejar gobernar". La pulseada está en marcha.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2022 / 10:07
Pensar que Luis Brandoni en algún momento se mostró como un actor progresista, que defendía los derechos humanos y estaba dentro del campo nacional y popular. Con el tiempo acentuó el rasgo derechista conservador hasta convertirse en un acabado ejemplo del antiperonismo gorila más rancio. "Yo tengo la esperanza, es lo único en lo que tengo depositadas mis esperanzas, y mis ganas de seguir viviendo, qué van a perder y que van a desaparecer", dijo refiriéndose al peronismo.
 
En la entrevista en el canal ultra macrista LN+, Brandoni no solo mostró un odio visceral al peronismo sino que utilizó una frase con connotaciones que recuerdan a la dictadura militar, lo peor de la historia argentina. Así llegó al punto de decir que la razón de su vida es esperar que el movimiento fundado por Juan Perón desaparezca, utilizando la peor figura posible para expresarlo.
 
A partir de esas sorprendentes declaraciones las redes se hicieron eco de los dichos de Luis Brandoni, algunos con la preocupación lógica de qué sucederá con su existencia de no cumplirse el pronóstico de extinción del peronismo, y otros para expresar su disconformidad con la utilización de un término tan doloroso para la historia Argentina como es "desaparición".
 
Pero el peronismo no va a desaparecer porque lo desee el gorila de Brandoni. El peronismo podrá desaparecer cuando deje de expresar reivindicaciones nacionales y populares y otro movimiento lo releve con ventaja, o cuando él mismo evolucione hacia algún nuevo tipo de movimiemto que lo supere, sin negarlo sino integrándolo en una nueva síntesis. No desaparecerá por la ambición de gorilas trasnochados ni por decisión propia porque no es un puñado de ideas y mitos decolorándose, sino una misión, un frente de la nacionalidad estructurado en torno a su clase trabajadora y cargado con la potencialidad de la transformación social.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar