Carlos Menem y explotó en la crisis de la Alianza en 2001, dejando una pobreza del 66%. Una verdadera fábrica de pobres.
 
El retorno del modelo nacional y popular con Néstor Kirchner en 2003 permitió el crecimiento económico; el desarrollo de la industria local y la reducción del desempleo; las mejoras salariales en la mayoría de las actividades, que superaron la inflación, bajaron la pobreza al 25%. Más allá de la promesas hechas en 2015, Mauricio Macri aplicó el modelo neoliberal que produjo la caída del poder adquisitivo, dejando una pobreza del 39%, sin pandemia alguna. Con la peste, esta cifra se elevó al 42% en 2020.
 
El otro tema que se debate en Entre Ríos, por los datos del INDEC, es si Concordia es la ciudad más pobre de la Argentina. El INDEC, para sus estudios, no evalúa el universo completo de las ciudades argentinas (que exceden las 2500). La Encuesta Permanente de Hogares solo toma una muestra de 31 aglomerados urbanos, los que considera de mayor importancia en cada provincia.
 
23 de estas 31 ciudades son capitales de provincia y guardan grandes diferencias dinámicas y estructurales con Concordia. Si Concordia fuera la capital de Entre Ríos y toda la estructura administrativa provincial y de empleados públicos estuviera allí, posiblemente Paraná seria más pobre que Concordia. Es decir, no es lo mismo una capital de Provincia que otro tipo de ciudad. Y no es lo mismo comparar entre 31 que entre 2500 ciudades.
 
Los índices de pobreza varían por numerosos factores. La economía mundial y los precios internacionales, las buenas o malas cosechas, la inflación, la recesión, las paritarias, la falta de inversiones, una pandemia como ahora, las obras públicas y la eficiencia de las administraciones políticas. Y no puede analizarse la pobreza sin relacionarlo con el empleo y la inflación. La pobreza en una ciudad no depende del intendente sino de las políticas económicas y sociales que implementa el gobierno nacional. A pesar del esfuerzo que haya hecho cualquier intendente, la pobreza aumentó irremediablemente porque el modelo neoliberal lo hizo posible primero y luego por las consecuencias económicas de la pandemia.
 
La Opinión Popular
 
'/> Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  01:24  |  Lunes 18 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 04-10-2021 / 10:10
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina

Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina
Se debate en Entre Ríos, por los datos del INDEC, si Concordia es la ciudad más pobre de la Argentina. El INDEC, para sus estudios, no evalúa el universo completo de las ciudades argentinas (que exceden las 2500). La Encuesta Permanente de Hogares solo toma una muestra de 31 aglomerados urbanos, los que considera de mayor importancia en cada provincia. La mayoría de estas 31 ciudades son capitales de provincia y guardan grandes diferencias dinámicas y estructurales con Concordia.
Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) publicados el jueves, el 40,6% de los argentinos se encontraban en situación de pobreza, en promedio, durante el primer semestre de 2021. Se trata de una merma de 1,4 puntos porcentuales con relación al 42% que se encontraba en esa situación, en promedio, durante el segundo semestre del 2020. Que hayan mejorado uno o dos puntos no es en suficiente cuando hay más de 18 millones de pobres en Argentina.
 
Como siempre, cuando aparecen estas cifras del INDEC, se abre la discusión sobre la responsabilidad de la pobreza. El modelo nacional y popular, de Juan Perón, constituyó un Estado de Bienestar, con el nivel de empleo más alto de la historia -sólo había un 2% de desocupación entre 1946 y 1952- y la participación de los trabajadores en la riqueza alcanzaba al 51% del Producto Bruto Interno. Este modelo, a pesar de los ataques, aguantó hasta 1975, con el tercer peronismo. En 1974 había un desempleo que era de 3,9% y una pobreza del 3,8%.
 
Desde el golpe militar de 1976 en adelante, el desempleo tiene pisos del 7% y la pobreza del 25%, que se tornó estructural y jamás bajó de esas cifras. Fue el resultado del modelo neoliberal que se implantó con Alfredo Martínez de Hoz, se profundizó en la década de los '90 con Carlos Menem y explotó en la crisis de la Alianza en 2001, dejando una pobreza del 66%. Una verdadera fábrica de pobres.
 
El retorno del modelo nacional y popular con Néstor Kirchner en 2003 permitió el crecimiento económico; el desarrollo de la industria local y la reducción del desempleo; las mejoras salariales en la mayoría de las actividades, que superaron la inflación, bajaron la pobreza al 25%. Más allá de la promesas hechas en 2015, Mauricio Macri aplicó el modelo neoliberal que produjo la caída del poder adquisitivo, dejando una pobreza del 39%, sin pandemia alguna. Con la peste, esta cifra se elevó al 42% en 2020.
 
El otro tema que se debate en Entre Ríos, por los datos del INDEC, es si Concordia es la ciudad más pobre de la Argentina. El INDEC, para sus estudios, no evalúa el universo completo de las ciudades argentinas (que exceden las 2500). La Encuesta Permanente de Hogares solo toma una muestra de 31 aglomerados urbanos, los que considera de mayor importancia en cada provincia.
 
23 de estas 31 ciudades son capitales de provincia y guardan grandes diferencias dinámicas y estructurales con Concordia. Si Concordia fuera la capital de Entre Ríos y toda la estructura administrativa provincial y de empleados públicos estuviera allí, posiblemente Paraná seria más pobre que Concordia. Es decir, no es lo mismo una capital de Provincia que otro tipo de ciudad. Y no es lo mismo comparar entre 31 que entre 2500 ciudades.
 
Los índices de pobreza varían por numerosos factores. La economía mundial y los precios internacionales, las buenas o malas cosechas, la inflación, la recesión, las paritarias, la falta de inversiones, una pandemia como ahora, las obras públicas y la eficiencia de las administraciones políticas. Y no puede analizarse la pobreza sin relacionarlo con el empleo y la inflación. La pobreza en una ciudad no depende del intendente sino de las políticas económicas y sociales que implementa el gobierno nacional. A pesar del esfuerzo que haya hecho cualquier intendente, la pobreza aumentó irremediablemente porque el modelo neoliberal lo hizo posible primero y luego por las consecuencias económicas de la pandemia.
 
La Opinión Popular
 

Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina 
 
El cáncer de la pobreza
 
En el ámbito nacional lo más relevante pasó por la publicación de los datos de pobreza e indigencia calculadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) que mostró una cruda radiografía de la emergencia social por la que atraviesa la Argentina.
 
El en el primer semestre del año, la pobreza se ubicó en 40,6% 1,4 puntos porcentuales menos que el 42% del segundo semestre del año pasado y 3 décimas de punto por debajo del 40,9% del período enero-junio de 2020, pero 5 puntos porcentuales por encima de los niveles prepandemia.
 
La indigencia en cambio aumentó de 10,5% a 10,7% del segundo semestre del año pasado al primero de 2021. Según los datos del INDEC, en Argentina hay 18,8 millones de pobres,  4,9 millones de indigentes y más de la mitad de los menores de 18 años sobreviven bajo la línea de pobreza.
 
El índice de pobreza en Argentina en 1974, antes de que irrumpiera la última e infame dictadura cívico militar, era de 4% y desde entonces no paró de subir. Según un análisis de Carlos Leyba, profesor de Ciencias Económicas de la UBA, desde entonces la población del país se duplicó y la cantidad de pobres se multiplicó por 23.
 
Durante el Gobierno de Cristina el piso de la pobreza se ubicaba en 25%, a pesar de que por entonces el INDEC intervenido difundía un increíble 6%. Las sucesivas crisis durante el gobierno de Macri elevaron a 39% ese índice y la pandemia, sumada a los errores no forzados de Alberto, lo pusieron en el 42%.
 
El pueblo argentino salió gravemente empobrecido de la aventura macrista en el gobierno. Estuvo y está claro que remontar esa experiencia era el mandato inequívoco para el gobierno de Alberto Fernández. En eso se estaba cuando llegó la pandemia. Y la respuesta a la catástrofe fue enérgica, ágil e inteligente: todo para evitar un caos sanitario y poder, a partir de esa premisa, reducir al máximo los costos sociales de la dura experiencia sanitaria.
 
El crecimiento de la pobreza verificado el año pasado se dio en el marco de la pandemia de Covid-19, con severas restricciones sanitarias que complicaron una economía que ya había entrado en fuerte recesión en 2018. Las primeras respuestas incluyeron una importante acción social y económica reparadora. El IFE y los ATP redujeron, hasta cierto punto, las penurias populares y ayudaron a compensar las pérdidas económicas a las que obligaba la férrea política de cuidados sanitarios. Pero a cierta altura la intensidad keynesiana de las medidas de gobierno se atemperó.
 
La actividad económica ha mostrado signos de recuperación en la primera mitad de este año, con un crecimiento acumulado en el primer semestre del 10,3 por ciento. Este factor ha incidido positivamente en la tasa de desempleo, que en el segundo trimestre del año descendió al 9,6 por ciento, su menor nivel desde finales de 2019.
 
No obstante, persisten problemas de subempleo, búsqueda de otro trabajo por inconformismo con el que se tiene y una importante masa de trabajadores informales y por cuenta propia, indicadores todos de ingresos deprimidos o insuficientes que no ayudan a lograr bajadas sustanciales en los niveles de pobreza.
 
A ello se añade el fenómeno de la persistente alta inflación, del 50,2 por ciento interanual en junio pasado, que mina el poder adquisitivo de trabajadores, jubilados y las millones de personas que reciben algún tipo de ayuda social por parte del Estado. De acuerdo al informe del Indec, los ingresos de los hogares indigentes se encontraron en el primer semestre un 37,7 por ciento promedio por debajo del coste de la canasta alimentaria básica.
 
Este dato alinea con un reciente informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina en el que se advierte que el 22 por ciento de los hogares urbanos se encuentra en situación de inseguridad alimentaria, índice que escala al 30 por ciento en los hogares con niños. En este contexto, la afluencia a comedores sociales pasó de 8 millones de personas a inicios de 2020 a unas 10 millones hacia mediados de este año.
 
La Argentina en la que estalló la pandemia venía de un desastre macrista cuyos alcances se subestimaron, aun con las pavorosas cifras de pobreza e indigencia que fueron apareciendo. Política y socialmente la pandemia agravó críticamente las condiciones de vida de los sectores más carenciados de la población.
 
Y el apoyo político al Frente de Todos viene esencialmente de esos sectores. La política es, en cualquier circunstancia, una lucha por el poder. Y esa lucha es siempre una cadena en la que hay que definir un eslabón principal, un objetivo que no se puede debilitar en ninguna circunstancia. 
 
Los planes sociales, implementados por el Estado, demostraron ser efectivos para contener el crecimiento de la indigencia, pero para reducir la pobreza resulta necesario generar más empleo genuino y el único camino para hacerlo pasa por la recuperación de la economía que se está implementando.

 

Mercedes Sosa, abanderada de la canción popular en toda Latinoamérica 

La pobreza en Concordia
 
Jorge Busti, quien fuera además de tres veces gobernador de la provincia, dos veces intendente de la capital del citrus, opina sobre el tema concreto de la pobreza en su ciudad. Busti sostiene que el problema de Concordia no es la desocupación, que es del 9 por ciento, por debajo de la media nacional. El problema es que al tener 56 por ciento de pobreza, la pauta es que el que trabaja es pobre.
 
Concordia vive de la actividad privada y las economías regionales, no tiene el colchón de empleo público que existe en Paraná. Y tiene muchísimos trabajadores en la cosecha con salarios que están por debajo de los números de la canasta básica. En Concordia hay más de 25.000 puestos de trabajo que dependen de la zafra, un trabajo mayormente informal: cosecheros, citrus, arándanos, nuez pecan más la forestación. Trabajan pero con salarios bajos. 
 
Además el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), tiene un sistema injusto de la medición de la pobreza ya que toma 30 ciudades de las cuales 23 son capitales de provincia y dentro de ese grupo se compara a Concordia.
 
Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina 
 
Furibunda ofensiva macrista
 
La furibunda ofensiva macrista que se intensificó en el final de esta semana confirmó el diagnóstico de Cristina Fernández tras las primarias: la debilidad electoral del Frente de Todos sería leída por la oposición como una oportunidad para terminar con el gobierno peronista sin esperar hasta 2023.
 
De allí se desprende buena parte de lo que hizo en los últimos veinte días, los riesgos tomados ante la falta de reacción de Alberto Fernández en las primeras 72 horas después de la derrota, el fortalecimiento de la coalición sumando un socio de las características de Juan Manzur, la conformación del nuevo gabinete, las medidas que apuntan a desescalar la tensión con sectores antagonistas, como el campo, o borderline, como los gordos de la CGT. El nombre del juego es gobernabilidad.
 
Los antecedentes preocupan. En las últimas dos décadas hubo en América Latina nueve golpes de Estado. Casi todos exitosos. En 2002, un alzamiento en Venezuela logró destituir a Hugo Chávez durante 48 horas. En 2004, el presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide dimitió tras un ultimátum del ejército. En 2009 la Corte Suprema de Honduras depuso de forma ilegal a Mel Zelaya. En 2008, Evo Morales sofocó una sublevación paramilitar. En 2010 Rafael Correa fue secuestrado por un motín policial.
 
En 2012 el paraguayo Fernando Lugo fue destituido mediante un juicio político exprés. En 2016 Dilma Rousseff sufrió un destino similar. En 2018, policías, militares y paramilitares forzaron la renuncia de Morales en Bolivia. Este año, un comando de mercenarios colombianos contratados por una empresa de seguridad de Miami asesinó en Haiti al presidente Jovenel Moise.
 
Ya se conoce abundante evidencia, documental, material y testimonial, de que el gobierno de Mauricio Macri colaboró con el levantamiento de noviembre del 19 en Bolivia, enviando armas y municiones a los golpistas, además de que fue uno de los primeros países del mundo en reconocer al gobierno de facto de Jeanine Añez.
 
Macri todavía niega, en las entrevistas, que se haya tratado de un golpe de Estado, y reclama por la libertad de Añez, a la que considera una presa política. También fue el primero en dar legitimidad al gobierno de Michel Temer tras la caída de Rousseff. Resulta imposible pasar por alto la advertencia que hizo poco antes de las PASO: "Si nos encontramos que una mayoría de los argentinos decimos basta, va a haber un aire nuevo el lunes diciendo bueno, cambien o se van a ir, ¿no? En el tiempo se van a tener que ir porque han perdido el apoyo".
 
En el gobierno creen que, después del 14 de noviembre, habrá una ofensiva de la oposición con el objetivo de máxima de terminar anticipadamente con el gobierno de Alberto Fernández y el de mínima condicionarlo de tal forma de bloquear cualquier iniciativa del oficialismo.
 
Si se repite el resultado de septiembre, apuntarán contra la debilidad del mandatario; si el Frente de Todos logra mejorar su performance, denunciarán fraude electoral, como anticiparon este viernes con la inédita y probablemente ilegal iniciativa de crear un Comité de Control Electoral para gestionar supuestas denuncias de fraude.
 

Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina 
 
Macri va a indagatoria, Larreta reprime, Vidal amenaza
 
La oposición tiene sus propios problemas. Mauricio Macri fue citado a declaración indagatoria en la causa que investiga la comisión de tareas de inteligencia ilegal sistemática contra familiares de las víctimas del hundimiento del ARA San Juan. Horacio Rodríguez Larreta ordenó desalojo y represión contra un grupo de familias desamparadas en la Villa 31. María Eugenia Vidal anunció que Juntos por el Cambio (JpC) irá por la presidencia de Diputados si consigue ser la primera minoría en dicha Cámara, tras las elecciones de noviembre.
 
Los tres acontecimientos guardan coherencia; se sucedieron en menos de una semana. Los dos últimos son deliberados, tácticas de campaña. El conjunto describe bien el desapego macrista respecto de las leyes, los derechos humanos y sanas rutinas institucionales.
 
Basta que Cristina diga "republicanos de morondanga" para que estallen de ira medios, dirigentes opositores, líderes patronales. Contienen, en cambio, la indignación frente al comprobado espionaje ilegal de Macri contra los familiares de las víctimas del hundimiento del ARA San Juan. El material gráfico es abrumador. Fotografías, informes, copias tomadas de Facebook, cien etcéteras. Requete recontra chequeado, foto engrosa relato.
 
El silencio acompaña la salvajada policial dispuesta por Rodríguez Larreta. Las mujeres pobres reclaman soluciones ocupacionales, porque son pobres de toda pobreza. Muchas de las damnificadas son jefas de hogar que además escapan de situaciones de violencia familiar. Larreta desechó hacer tratativas o mesas de diálogo con personas tan desoladas, desoyendo propuestas de Organismos de Derechos Humanos. Las atacaron, arrasaron con topadoras sus mínimos hábitats, rompieron modestas pertenencias.
 
La mala fe de Vidal pasa desapercibida. Las oposiciones reconocen al oficialismo nacional las presidencias de las Cámaras del Congreso, cuyos titulares forman parte de la línea de eventual sucesión presidencial, en caso de acefalia o crisis. El amague actual tiene un tufillo destituyente, por no decir que apesta. Los macristas se endurecen para evitar que se les escapen votos por derecha rumbo al "libertario" Javier Milei.
 
El maniqueísmo encubre las locuras de la derecha argentina que ni siquiera tiene la franqueza de asumir su identidad. La victoria en las Primarias Abiertas (PASO) acrecentó su ambición tanto como su desparpajo. Los macristas interpretan que la nueva campaña va bien, consideran que el Frente de Todos no repunta. Van por más, por más de lo mismo: la flexibilización laboral, para despedir arbitrariamente trabajadores sin pagarles indemnización alguna, vuelve a encabezar agendas.
 
El oficialismo tiene que remontar la derrota, emparejar o arrimar. Descontar votos para conservar legitimidad y posiciones en el Congreso. Carga con la responsabilidad de cambiar el escenario. Ningún partido está terminado hasta la pitada final, ninguna elección hasta que se escrute el último voto. Queda por delante un mes y medio, puede ser bastante si hay políticas públicas audaces, ejercicio del poder político, autocrítica, participación masiva y voluntad.
 

Gustavo Bordet contra la politización de la pandemia 
 
Comienza la campaña electoral
 
El Frente de Todos entrerriano se encuentra en ese momento intermedio entre seguir mirando los datos electorales que arrojaron las PASO e iniciar la campaña electoral de cara a las elecciones generales del 14 de noviembre. No es para menos que los números se lean una y otra vez: la pérdida de votos ha sido un golpe inesperado y eso explica en parte la confusión que se vivió en los días posteriores.
 
A 45 días de las elecciones Generales del 14 de noviembre, este jueves se dará inicio a la campaña electoral que, según el Código Electoral, comprende todas aquellas actividades desarrolladas por las agrupaciones políticas, sus candidatos o terceros a los fines de captar la voluntad política del electorado.
 
La campaña finaliza 48 horas antes del inicio de los comicios, es decir el 12 de noviembre. En tanto, el domingo 10 de octubre comenzará la campaña publicitaria en los medios de comunicación.
 
El 30 de septiembre también deberán designarse los responsables económicos financieros por cada una de las agrupaciones que participen de la elección, y es la fecha límite para la registración de candidatos proclamados en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.
 

¿Hay posibilidades de revertir resultados el 14 de noviembre? 
 
Siete listas y cinco bancas en juego en Entre Ríos
 
En las PASO que se llevaron a cabo el 12 de septiembre Juntos por Entre Ríos obtuvo un contundente triunfo y le sacó más de 20 puntos al Frente de Todos.
 
Otro punto para destacar es que competirán siete propuestas electorales. Las listas son:
 
1) Juntos por Entre Ríos (encabeza Rogelio Frigerio)
2) Frente de Todos (encabeza Enrique Cresto)
3) Entrerrianos por la vida, el trabajo y la libertad (encabeza Miriam Müller)
4) Partido Socialista (encabeza Juan Rossi)
5) Nueva Izquierda (encabeza Nadia Burgos)
6) Partido FE (encabeza Lucía Varisco)
7) Movimiento al Socialismo (encabeza Federico Demarchi)
 
En Entre Ríos durante las PASO del pasado 12 de septiembre estuvieron habilitados para votar 1.114.019 entrerrianos. De este total, votaron 806.510 personas, es decir el 72,39 por ciento del padrón.
 

Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina 
 
Pasar a la ofensiva
 
El que planteó con más claridad la estrategia electoral que debería implementar el oficialismo entrerriano no pertenece al Gobierno. Fue Eduardo Jourdán, ex intendente de San José, quien lanzó duras críticas al candidato de Juntos por el Cambio, el porteño Rogelio Frigerio.
 
"Pareciera que se olvidan que este tipo, Rogelio Frigerio, fue cómplice de las armas que enviaron a Bolivia para el golpe que le hicieron a Evo. Entonces, no podemos tratarlo como si fuera un prócer, y los peronistas tenemos que reaccionar. Se lo he dicho a Enrique (Cresto), que tiene que salir a pelearlo... porque pareciera que acá lo tratan como un prócer, y yo estoy muy preocupado por ese tema".
 
"Frigerio tiene sus negocios en Buenos Aires. Sus hijos van a la escuela en Buenos Aires. Su esposa trabaja en la Legislatura porteña. Ahora, ¿los entrerrianos podemos ser tan jodidos de recibir a un tipo como este, que no vive en la provincia, y además fue mano derecha de Macri? Este tipo fue parte de una banda mafiosa, la banda mafiosa del macrismo. Y prueba de eso es que tipos como Pepín Simón, parte de este espacio, esté prófugo de la Justicia".
 
"A un tipo que lo van a llamar a declarar por el tema Migraciones, porque funcionaba como una agencia de espías... en el Registro que funciona allí, se extendían certificados a ciudadanos chinos, de la mafia china. Y esta persona lo sabía. Y estoy muy enojado, por cómo lo tratan a Frigerio: como una niña", lanzó Jourdán.
 
Jourdán puso el dedo en la llaga, señalando un tema escabroso. La estrategia electoral competitiva es altamente dependiente de las ganas de luchar y de ganar. Del resultado de las PASO, se observa que el Frente de Todos está segundo en la provincia. Cuando se es número 2, se vuelve vulnerable, y en esa situación no se puede dar el lujo de ser miedoso y actuar a la defensiva.

La estrategia del nº 1 es defenderse. Está en la cima y debe proteger su posición. Su táctica suele ser defensiva y no ataca a los competidores. ¿Qué debe hacer el nº 2? Debe ser agresivo, retador, desafiante. Tiene que ganarle al nº 1. En EE.UU. se lo denomina challenger y, como en el boxeo, tiene que salir a buscar la pelea. Sí no se comporta así, jamás ganará.
 
¿Cómo debe hacerlo? La principal consideración es enfocarse en la posición del que va ganando, no la propia. Debe descubrir cuál es la debilidad que encierra lo que parece ser la fortaleza del oponente, y ahí destinar todos los recursos. Debe buscar el punto débil en el sector fuerte del oponente, no en su debilidad, para atacar justo ahí, en donde le duele (el talón de Aquiles). El ataque deberá lanzarse en un frente tan estrecho como sea posible. Atacar preferentemente a un solo candidato y/o propuesta.
 
Además, la derrota abre la cuestión acerca de reforzar mecanismos que vigoricen la unidad, en particular ante una campaña que requiere un mensaje claro a los votantes, que en un porcentaje importante decidieron ni siquiera ir a votar, en pos de recuperar la esperanza y el proyecto popular.
 
La Opinión Popular
 
 

 

Agreganos como amigo a Facebook
Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina
La lista del porteño Frigerio no muestra a sus candidatas mujeres. Los tres candidatos varones de Juntos por Entre Ríos, Rogelio Frigerio, Pedro Galimberti y Atilio Benedetti, estuvieron en la 126º Exposición Rural de Concordia este sábado. No obstante, las mujeres de la lista, Marcela Ántola y Nancy Ballejos, brillaron por su ausencia. Este viernes, en Paraná, tampoco participaron del relanzamiento de la campaña de cara a las elecciones generales donde, nuevamente, los protagonistas fueron Frigerio, Galimberti y Benedetti. Ántola y Ballejos tampoco fueron al relanzamiento en Paraná y hasta el momento tienen muy poca participación.
Concordia no es la ciudad más pobre de la Argentina
Clave para el campo: el gobierno anunció una apertura gradual a partir del lunes. "Arribamos a las soluciones que buscábamos para seguir transitando una agenda de crecimiento, desarrollo y de generación de empleo", sostuvo el gobernador Gustavo Bordet luego de participar de la reunión con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez y la Mesa de Enlace.
17-10-2021 / 21:10
El destino de un proyecto político no es poca cosa. Compromete la vida cotidiana de miles y miles de personas. Lo que está en juego requiere que se trate la campaña electoral, el esfuerzo organizado para influir en la decisión social, con profesionalidad y respeto. ¿Es adecuada la estrategia electoral del Frente de Todos en Entre Ríos? Por los resultados de las PASO, parecería que no.
 
Por los votos de los comicios primarios, se observa que Juntos por el Cambio marcha primero en la provincia de cara a los comicios del 14 de noviembre. La estrategia del porteño Rogelio Frigerio, del nº 1, es la defensa, la más segura. Está en la cima y debe proteger su posición. Su táctica, de manual, es no atacar a sus competidores, aunque a veces recurra al contraataque.
 
El Frente de Todos, con Enrique Cresto, está segundo. Cuando se es número 2, se es vulnerable, y no se puede ser temeroso, recurrir a estrategias de supervivencia y actuar a la defensiva. La estrategia electoral ofensiva, la que debe aplicar, es altamente dependiente de las ganas de luchar y de ganar. ¿Qué debe hacer el nº 2? Debe ser punzante, retador, desafiante. Su mensaje debe destacar los puntos negativos del adversario. Tiene que ganarle al nº 1. Los yanquis lo denominan challenger y, como en el boxeo, tiene que salir a buscar la pelea. Sí no lo ejecuta así, jamás revertirá la situación, ni ganará.
 
¿Cómo debe hacerlo? Lo principal es enfocarse en la posición del que va ganando, no en la propia. Enfatizar los aspectos negativos del adversario o de la idea rival, más que los aspectos positivos propios. Por ejemplo: en la idea neoliberal planteada por Horacio Rodríguez Larreta de eliminar las indemnizaciones por despido injustificado. Denunciar que vienen por las cesantías masivas de trabajadores, y después llegarán ataques a otras conquistas laborales y sociales del peronismo: el aguinaldo, las vacaciones pagas... Son riesgos potenciales, asociados con Frigerio, que provocan temores, incluso en los propios votantes del porteño.
 
También hay que evidenciar el historial de Frigerio. Como ex Ministro de Mauricio Macri, es corresponsable de un mandato que endeudó al país en más de 120.000 millones de dólares y permitieron la fuga de 90.000 millones de dólares del país, mientras cerraron, sin pandemia, 25.000 empresas Pymes en Argentina. Y deberá explicar la falta de obras para Entre Ríos y la ausencia del Estado Nacional en políticas sociales, salud y empleo en la provincia durante la nefasta gestión neoliberal.
 
Y no olvidarse del prontuario de Frigerio. Está acusado de integrar una asociación ilícita en la obra pública para asfixiar económicamente al Grupo Indalo, rematar activos a precio vil y encarcelar a los empresarios. Otra causa es la de la Oficina Anticorrupción que lo denunció por venderle propiedades del Estado a sus amigos, simulando subastas en los que participaba un solo oferente o a veces dos, pero con adjudicaciones a precios muy por debajo del valor. El perjuicio fue de 74.536.889 dólares. Además, deberá explicar ante la Justicia por qué, desde su ministerio, se realizó el seguimiento ilegal, sin orden judicial, de dirigentes políticos y referentes sociales a través del sistema SICaM HALCON. Gustavo Bordet, Laura Stratta, Enrique Cresto y Martín Piaggio, fueron víctimas del espionaje ilegal. Es necesario señalar todo esto del candidato macrista para que los electores estén plenamente informados y decidan con responsabilidad.
 
La Opinión Popular
 

17-10-2021 / 20:10
17-10-2021 / 20:10
16-10-2021 / 09:10
 
"Primero, quiero saludar a todos los que sienten al peronismo como herramienta transformadora de la realidad, de lograr la grandeza de la patria. Yo ayer lo decía en el Partido -Justicialista- hay un grupo de compañeros y compañeras que están festejando la semana de la Lealtad, felicitarlos porque siguen teniendo viva la llama del peronismo. Y por otro lado yo les decía también que al 17 de Octubre, lo hacen los trabajadores, los trabajadores que se auto convocaron porque veían que se estaba vulnerando todo lo que habían conquistado, metieron preso a Juan Domingo Perón y el pueblo salió a la calle", afirmó el candidato a Diputado Nacional,  Enrique Cresto.
 
"Los medios hegemónicos de comunicación como hoy estaban en contra, y ¿por qué fueron? Porque se militó en los talleres, en las fábricas, los delegados fueron a hablar con los trabajadores para decirles que su líder estaba preso y que había que movilizar y pedir su liberación".
 
"Comparo esto porque puedo asegurar que la gran mayoría de los trabajadores de la argentina que recibieron en la época de la pandemia, el ATP, los millones que están cobrando el REPRO, no están sabiendo hoy que ese está corriendo peligro. Así como en aquella época se está corriendo peligro con lo que había conseguido Perón que era el aguinaldo, las vacaciones pagas, la indemnización por despido, la jornada de 8hs. Creo que hoy también el pueblo trabajador tiene que saber que hoy lo que está en juego en las elecciones no es el 2022, no es un legislador más o menos en el Congreso", analizó.
 
"Ellos presentaron un proyecto de ley denominado Mochila que pulveriza las indemnizaciones, el Art. 14 Bis de la Constitución y van a ir por todo, todas las conquistas que se lograron en la argentina", concluyó.
 

16-10-2021 / 08:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar