La Opinión Popular
                  00:50  |  Lunes 18 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 26-09-2021 / 08:09
DOS SEMANAS DESPUÉS DE LAS PASO

Contra la ofensiva patronal del macrismo y en defensa de los derechos laborales

Contra la ofensiva patronal del macrismo y en defensa de los derechos laborales
El contundente veredicto de las PASO fortifica a la derecha real, los poderes fácticos que redoblan la ofensiva. Ellos entienden cuánto hay en juego. La Confederación General del Trabajo (CGT) se plantó contra la ofensiva en la reunión preparatoria para convocar al Comité Central Confederal. El comunicado respectivo fue parco para apoyar al Gobierno: lo había hecho la semana anterior.
Dos semanas pasaron desde las PASO, los principales dirigentes macristas aminoraron sus internas, les cae bien que se enfríe el clima de campaña. El Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta viaja a Estados Unidos disfrazado de estadista, se reúne con John Kerry, sobreactúa estar distanciado y por encima de la grieta.
 
El establishment piensa que el contexto lo favorece: avanza. La Unión Industrial Argentina (UIA) obra con dolosa esquizofrenia. Entusiasmada con la reactivación dispensa algún elogio tibio al Gobierno de Alberto Fernández, y manga medidas en ministerios. La prohibición de despidos, por lo visto, no impidió la reactivación, detalle que la UIA pasa por alto.
 
Al unísono, la corporación patronal impulsa normas para desbaratar conquistas laborales. Hay, por lo menos, dos proyectos de ley para suprimir la indemnización por despidos. Uno lleva la firma del senador radical Martín Lousteau. Se propone suplirlo por un fondo similar al que rige para los trabajadores de la construcción. Desde hace medio siglo y solo para ellos.
 
La construcción es una rama de actividad que contrata y descome laburantes; es su característica. Conchabo transitorio, renovable. El Fondo, quizá, solo sirvió en tiempos de intensa actividad y alto nivel de empleo. Proyectarlo a otros trabajadores los priva de un derecho, violando el artículo 14 bis de la Constitución nacional. Lousteau, un radical recién horneado, se desliga de esa norma que otros correligionarios enaltecen.
 
Opineitors y editorialistas variados insinúan desarticular al sindicalismo docente, aborrecido por el macrismo en general y el larretismo en especial. Vienen por todos, está en su naturaleza.
 
El contundente veredicto de las PASO fortifica a la derecha real, los poderes fácticos que redoblan la ofensiva. Ellos entienden cuánto hay en juego. La Confederación General del Trabajo (CGT) se plantó contra la ofensiva en la reunión preparatoria para convocar al Comité Central Confederal. El comunicado respectivo fue parco para apoyar al Gobierno: lo había hecho la semana anterior.
 

 
Cambios en el Gabinete, nuevas medidas, ofensivas opositoras
 
El gobierno y la derecha, dos semanas después
 
 
Comprender no es descubrir los hechos, ni extraer inferencias lógicas, ni menos todavía construir teorías, es sólo adoptar el punto de vista adecuado para percibir la realidad.
                                                  Ricardo Piglia, "Blanco continuo"

 
La dupla Ro- Ro sigue cometiendo estragos. Los flamantes presidente y vice de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, urdieron una votación mezquina, intrigante con cero ejemplaridad y alto oportunismo. Salió tres a dos y no 38 a 38 como la histórica de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA)... como papelón no le fue en zaga.
 
El Poder Judicial vela por la defensa de la República y los Supremos son expertos en dar clases a funcionarios y legisladores, dedito en ristre. Volvieron a demostrar que son el peor de los tres poderes, por esencia y por desempeños. 
 
Los Ro-Ro se votaron a sí mismos: legal pero berreta. Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti rehusaron participar. Lorenzetti reprendió a sus pares mediante un e-mail que hizo público. Le asiste razón esta vez aunque su pasado no lo autoriza a erigirse en sommelier de ética pública.
 
Las notas de Irina Hauser publicadas en días anteriores y hoy mismo abordan con más detalle y finura el tema, se recomienda su lectura. A los fines de esta columna baste añadir que en estos comicios participaron el 60 por ciento de los inscriptos, menos que en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Y que los perdidosos impugnaron el resultado.
 
Las PASO, en cambio, transcurrieron con placidez cívica. El escrutinio fue veloz, prolijo. Nadie habló de fraude, lo que sucede cuando Juntos por el Cambio (JxC) es vencido, supone que puede serlo o empioja por si las moscas.  Ahora mismo revolea denuncias sin ton ni son. La derecha global es experta en la materia: basta citar al ex presidente estadounidense Donald Trump o al presidente brasileño Jair Bolsonaro.
 
Quedan para el debate la pertinencia o necesidad de las PASO, el politólogo Andy Tow argumenta con firmeza en su contra. Los gobernadores habían pedido su anulación por una vez, para no realizarlas durante la pandemia. El Gobierno calculó que no podía conseguir los apoyos necesarios en el Congreso.  
  
Frente al hecho consumado se comprobó, otra vez, que el Frente de Todos (FDT) es menos hábil para manejar las PASO que JxC. Una de las fallas de su campaña en una competencia que perdió por razones de fondo, más densas. De todas maneras, la campaña mejora o agrava el resultado en parte. La del oficialismo volvió a restar.
 
**
 
Corto y mediano plazo: 
  
Se sucedieron cambios de Gabinete en la Nación y Buenos Aires (entre otras provincias). La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner incidió en ambas. De modo más resonante y visible en la nacional. Con otros gestos pero parecida direccionalidad, aleccionó al gobernador Axel Kicillof cara a cara en El Calafate.

Las dos movidas tienen una matriz común, salvando distancias: se corporiza en las figuras de los respectivos Jefes de Gabinete entrantes. El gobernador Juan Manzur y el intendente lomense Martín Insaurralde. "Más territorialidad" describen-propugnan funcionarios, candidatos, militantes. La consigna se entiende pero queda incompleta a la espera de que se le dé contenido, traducción fáctica, tangible.

 
En el imaginario oficial y en la presente nota se llama "corto plazo" al lapso que culmina el 14 de noviembre, fecha de las elecciones generales. Las primeras medidas oficiales, en general, los trascienden.
 
Entre ellas, el proyecto de jubilación anticipada en confección que abarcaría a trabajadores desocupados con 30 años de aportes. Y la creación del Fondo "Volvé a la escuela" para propiciar el retorno de pibas y pibes que dejaron de asistir desde marzo de 2020. Las dos acciones apuntan a consecuencias de la pandemia, en el mercado de trabajo y en la comunidad educativa. Son reparadoras, enfilan en buen sentido, deberán transcurrir muchos meses para que se sienta su impacto, si funcionan bien.
 
La eliminación de restricciones impuestas como consecuencia de la pandemia anunciada por Manzur y la ministra de Salud Carla Vizzotti, más allá de ciertas imprecisiones, modificará la vida cotidiana de los argentinos, posibilitará recobrar parte del buen vivir perdido.  
  
Develará una sociedad todavía más desigual que la de dos años atrás. El Gobierno se empeñó en atenuar las consecuencias de la crisis sanitaria, impedir un colapso hospitalario, garantizar comida primero y cobertura económica después a los más necesitados.
 
De cualquier manera la catástrofe acentuó disparidades preexistentes. La desdicha se propagó en casi toda la estructura social, de modo heterogéneo. El golpazo dañó más a los más vulnerables.
 
Sobran los ejemplos, se simplifican al extremo aquí, se ampliarán en abordajes futuros. Quienes tenían ahorro, acceso más o menos amigable a las compus, medios de locomoción propios, laburos estables, dispusieron de airbags para amortiguar el golpazo. Reparar el bajón colectivo y mitigar las desigualdades crecientes constituye un reto para el gobierno nacional-popular.
 
**
 
La economía en tensión: 
  
Manzur e Insaurralde entran para articular con sus colegas del territorio, dinamizar la gestión. Se espera que sean pilares en el corto plazo, en la campaña.
 
En la jura de nuevos funcionarios, el presidente Fernández pareció dar por cerrado el capítulo de los relevos, consumado con descuidos y mal trato en particular hacia el Canciller Felipe Solá, a quien se informó mientras volaba hacia México. Sin embargo mediaron nuevas renuncias y persisten recriminaciones internas en público o por línea privada. Misión acuciante para funcionarios y candidatos: reacomodarse, apagando las cenizas y los fuegos.
 
Los medios dominantes echan combustible sobre las llamas, se solazan con los desencuentros reales, los exageran o inventan otros. El tratamiento del Presupuesto suministra un ejemplo. Debatir el proyecto del Ejecutivo, proponer reformas es una sana y habitual práctica parlamentaria.  
  
Baqueanos del Congreso enseñan a quedarse hasta el último minuto de la discusión en recinto para rasguñar o colar algo. Las divergencias son funcionales al sistema democrático. Apuntarlo no equivale a negar que las necesarias mejoras al proyecto no bastarán para corregir las inequidades o carencias de la economía actual. Pero, de nuevo, las pulseadas entre oficialistas son imprescindibles.
 
Rescatemos un caso de buena dinámica de la coalición oficialista ahora que está tan de moda fumigarla en block: el Aporte Solidario a las Grandes Fortunas. No figuraba en la caja de herramientas del ministerio de Economía, lo impulsó el bloque de Diputados que preside Máximo Kirchner.
 
Tardó, por ahí demasiado, pero la iniciativa se impuso bien defendida por el diputado Carlos Heller entre otros. Fue ley, la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) la implementó bien.
 
Los medios y los abogados del establishment auguraron que "nadie" la pagaría, que lloverían amparos y demandas de inconstitucionalidad exitosos. La realidad refutó los presagios interesados. Con bronca o sinmigo, "se puso" una alta proporción de los contribuyentes alcanzados por el tributo. Los planteos en Tribunales no diluviaron; garuaron apenas y mojaron poco. En esta misma semana se rechazó alguno más.
 
El caso es específico, el impuesto rigió por única vez. Igualmente, la referencia sirve para pensar acciones perdurables y expansivas en el porvenir. Volvamos al eje.
 
**
 
Comprender y representar: 
  
El 12 de septiembre el presidente dijo haber entendido el mensaje de los votantes y prometió cambiar, reparar errores.
 
La representación democrático-republicana anida una complejidad. El presidente expresa a un sector  que lo elegió por las urnas y a la vez representa a toda la sociedad. "Magia" de la representación para quienes la ensalzan, "mito" para quienes la controvierten.
 
En cualquier caso, el compromiso presidencial es doble; proteger derechos e intereses de la ciudadanía, cumplir con su programa y banderas.
 
Este cronista suele citar una frase del fallecido presidente francés Charles De Gaulle, dirigida a su pueblo. En una peculiar ocasión, expresó "Je vous ai compris", Traducido libremente, daría "Franceses, los he comprendido". Agregó "sé lo que pasó. Sé lo que ustedes quisieron hacer". Sin engolosinarse con la analogía, uno quiere rescatar que De Gaulle le habló a un país dividido, interpelando a la totalidad. Luego, emprendió una acción política para nada ambigua ni tibia ligada a la autodeterminación de Argelia.
 
Ante un país dividido y compitiendo con una fuerza de derecha con la que cuesta establecer pactos de convivencia el Gobierno (el presidente que lo encabeza y encarna) tiene que retomar el programa propuesto en 2019 a la vez sensato y ambicioso. Comprendiendo el pronunciamiento colectivo, conservando la identidad.
 
Las circunstancias han cambiado, para peor. Las necesidades de las mayorías y la inequidad se multiplicaron.
 
Los objetivos de entonces se mantienen, en sustancia. Las herramientas que se imaginaron eficaces pasaron a (o mostraron) ser insuficientes.
 
El contundente veredicto de las PASO fortifica a la derecha real, los poderes fácticos que redoblan la ofensiva. Ellos entienden cuánto hay en juego.
 
El oficialismo carga con el deber y tiene el derecho de promover iniciativas audaces. Y aunque no esté de moda decirlo de reformular su relato. Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar, vale. Pero no hay modo de persuadir, de congregar y de conducir si no se hilvana en una narrativa qué se va a hacer. Decir y prometer qué se va a realizar.
 
Repetir lo expresado y concretado antes del tan aciago cuan didáctico 12 de septiembre arrastra el riesgo de repetir los resultados.
 
Por Mario Wainfeld
 
Fuente: pagina12.com.ar
 

Agreganos como amigo a Facebook
17-10-2021 / 11:10
El regreso a cierta normalidad revitalizará los encuentros por el Día de la Madre. La Selección dio alegría a muchos corazones, la presencia del público "cambió el aire". Embelleció las victorias, consagró para siempre a Messi, hizo ídolo al Dibu Martínez, reivindicó al Fideo di María.
 
Las movilizaciones de hoy y de mañana fueron precedidas por idas y vueltas difíciles de explicar y hasta de comprender. En una de esas los cambios atendieron a reclamos de militantes y adherentes, de gente de a pie que quería expresarse. Pudieron incidir divergencias internas, que sobreviven y cuya real magnitud se medirá después de las elecciones.
 
Como fuera, el sistema político argentino es incompleto y hasta inconcebible sin la activa y multicolor movilización popular. La movida callejera protagoniza, influye, a menudo cambia la realidad. Como mínimo, da cuenta de los reclamos, las protestas y las emociones colectivas. Jamás una marcha o un acto expresan a la totalidad pero ésta es menos inteligible sin el termómetro callejero.
 
¿Hace falta decir, lectora o lector, que este reconocimiento-elegía no equivale a endiosar específicamente las movilizaciones antes de que se concreten? Miles o millones de protagonistas le darán sentido, demarcarán rumbos, cantarán o gritarán. Harán camino al andar.
 
Como es regla, las Madres y las Abuelas dieron el primer ejemplo al suspender los actos del 24 de marzo, dos años seguidos. Ahora, la comunidad pugna por recuperar pedacitos de vida, gestos de afecto, abrazos, compañía.
 
Las convocatorias de hoy y mañana reabren una puerta. No es serio predecir qué hay "del otro lado". Seguro que es mejor, más apegado a las tradiciones populares que las restricciones que impuso la pandemia. El resto, el futuro se irá re-construyendo.
 

17-10-2021 / 10:10
El pronóstico indica que este domingo el cielo estará mayormente despejado en todo el territorio argentino, con temperaturas agradables (excepto en las zonas más australes) y sin probabilidad de lluvia. Meteorológicamente hablando será lo que el maestro Osvaldo Soriano inmortalizó en las últimas líneas de su novela No habrá más penas ni olvidos como "un día peronista". El lunes, de acuerdo a las previsiones, va a pasar lo mismo.
 
Se trata de un escenario óptimo para que el peronismo vuelva a la calle después de dos años de pandemia y en medio de una feroz avanzada de la derecha, que en el peor momento económico y social del país en dos décadas pretende imponer una agenda de ajuste ortodoxo, flexibilización laboral y devaluación del poder adquisitivo. No serán, el domingo ni el lunes, manifestaciones de apoyo al gobierno, sino más bien marchas en defensa propia.
 
Decimos "en defensa propia" en dos sentidos. Social, porque un nuevo shock como el que promueve la oposición, después de tres años de recesión y una década de estancamiento y partiendo de un 40 por ciento de pobreza hundiría a la Argentina en una crisis peor que la de comienzos de siglo. Según los números que maneja el gobierno, una devaluación del 20 por ciento del tipo de cambio oficial arrojaría dos millones de personas más a la pobreza.
 
Político, por otro lado, porque todos los dirigentes y militantes peronistas son potenciales víctimas de la persecución que anuncia la derecha si vuelve al poder. Los mecanismos del lawfare siguen intactos. Lo demostró Casación esta semana, dictaminando que Gustavo Hornos es imparcial para juzgar a Mauricio Macri luego de que el propio juez confesara ser su amigo para no explicar las asiduas visitas a Casa Rosada y Olivos.
 
Sigue siendo un misterio la predisposición del empresariado argentino para apostar a una salida consensuada de la crisis a costa de postergar por un tiempo la recomposición de sus márgenes de ganancia. Si sigue primando, en cambio, la postura de insistir en reformas laborales inviables o en la salida del cepo vía devaluación, el gobierno deberá encontrar en las calles llenas de gente este 17 y 18 de octubre el valor para hacer lo que sea necesario.
 

16-10-2021 / 07:10
Que la gestión de Mauricio Macri benefició a las distribuidoras eléctricas privadas Edenor y Edesur se supo siempre. Ahora lo confirmó un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN). En una investigación referida a la Revisión Tarifaria Integral, la AGN revela que la gestión cambiemos aprobó "costos operativos mayores a los reales", que impactó en la tarifa final que pagaron los usuarios, y que ello produjo, sin causa, "una mayor rentabilidad para las empresas".
 
Y más: entre el 28 de enero de 2016 y el 1 de febrero de 2018 el Ente Nacional Regulador de la Electricidad no cumplió con su tarea de controlar a las concesionarias de Edenor y Edesur empresas que prestan el servicio en el Área Metropolitana Buenos Aires
 
En su auditoria, la AGN detectó que resultaron "mayores a los costos reales de las distribuidoras, lo que implicó una sobreestimación de los mismos y un mayor reconocimiento a incluir en el Costo Propio de Distribución para el cálculo del cuadro tarifario".
 
Comparando los costos presentados por las empresas con sus Estados Contables, se determinó que "el Enre aprobó costos operativos un 54% superiores para Edenor y un 61% para Edesur". Estas sobreestimaciones representaron montos adicionales para las distribuidoras equivalentes a 2.200 millones de pesos para Edenor y 2.000 millones de pesos para Edesur, solventados por los usuarios en sus tarifas.
 
El relevamiento fue aprobado por los auditores generales María Graciela de la Rosa, Javier Fernández, Juan Ignacio Forlón, Gabriel Mihura Estrada, Miguel Ángel Pichetto y Alejandro Nieva y el titular del organismo Jesús Rodríguez.
 
Tal un pasaje textual del informe "estos sobre costos derivaron en una tarifa final mayor para los usuarios". Y agrega: "La fórmula para determinar las bonificaciones que debía otorgarse a los usuarios por cortes de suministro perjudicaron a los mismos con respecto a la situación previa".
 
La Auditoría también descubrió "desvíos de los planes de inversión comprometidos por parte de las distribuidoras, lo que llevó a que en los primeros dos años del quinquenio persistan los cortes de suministro".
 
Conclusión: "La Revisión Tarifaria Integral benefició a las distribuidoras en detrimento de los usuarios ya que se aprobaron costos operativos mayores a los reales, lo que impactó en la tarifa final que pagaron los usuarios y en una mayor rentabilidad para las empresas".
 
La Opinión Popular
 

16-10-2021 / 07:10
"Tendríamos que haber pagado cinco mil millones de dólares este año y 19 mil millones en el 2022 ¿qué hubieran hecho ustedes si estuvieran en el gobierno?", preguntó Leandro Santoro. "Fácil -respondió María Eugenia Vidal-- tendríamos la confianza de los organismos internacionales y hubiéramos conseguido más crédito". Endeudarse más, según la candidata de Cambiemos. La respuesta resbaló por el éter hacia algún agujero negro.
 
Vidal lo soluciona todo fácil: Nos endeudamos más y que pague Magoya a costa de la educación, la salud y la seguridad de los pobres. Así. lo único que queda de esos debates son gestos, como el de Myriam Bregman de negarse a saludar a Javier Milei, o la sonrisa escenográfica de falsa ama de casa de Vidal cuando respondía barrabasadas o afirmaciones falsas sobre sus propuestas para un tema como educación que nunca fue prioridad en los gobiernos del macrismo.
 
Al revés del discurso de falsa sonrisa, el macrismo siempre bajó los presupuestos en educación y salud, no construyó ninguna escuela cuando fue gobernadora y hasta le explotó una por falta de mantenimiento. Y en CABA con Rodríguez Larreta siempre hay déficit de vacantes en las escuelas. "CABA tiene un héroe de la pandemia que se llama Fermán Quirós", afirmó Vidal, cuando Quirós no hubiera podido vacunar a nadie si no fuera por el enorme esfuerzo del gobierno nacional para conseguir las vacunas a pesar de los obstáculos y las críticas permanentes del macrismo.
 
Eso fue el debate estelar de esta semana durante el cual Leandro Santoro, el candidato del Frente de Todos, se mantuvo sobrio y con más consistencia que Vidal. Bregman sobresalió por su gesto con un Milei que está formateado para gritar solo, pero hace agua en un debate. Imposible que el debate haya aclarado algo a los porteños o que haya movido el amperímetro.
 
Un acto de exposición de ideas entre los candidatos --que tiene un fundamento democrático-- está tan intermediado por la lógica mediática que se convierte en un festival guionado donde los contenidos pasan a un lugar muy secundario.
 

15-10-2021 / 10:10
Superada la etapa "fiscalista" a la que el kirchnerismo adjudica la derrota en las PASO, y luego de los anuncios que volcarán casi medio punto del PBI a los bolsillos de la clase media y baja, lo que determinará ahora el carácter progresivo o regresivo del rebote post-pandemia es el éxito que tenga el Gobierno en el combate contra la inflación.
 
Si sigue como en septiembre, de vuelta arriba del 50% interanual, se va a hacer realidad el peor vaticinio de Cristina Fernández en aquel discurso platense de fines del año pasado: que el crecimiento "se lo queden tres o cuatro vivos nada más". Para evitarlo, la vicepresidenta dijo aquella vez que había que "alinear salarios y jubilaciones, obviamente, precios, sobre todo los de los alimentos y tarifas". Por ahora no lo logró.
 
Es la misión que le encomendaron al flamante secretario de Comercio, Roberto Feletti, quien ayer avisó a supermercadistas que el mecanismo de seguimiento va a cambiar respecto del que llevaba adelante Paula Español.
 
La guardiana eyectada no pudo resistir la presión del 3,5% de inflación de septiembre, por encima de los peores pronósticos. En las últimas semanas venía hablando pestes de su jefe en los papeles, Matías Kulfas, quien de todos modos tampoco festejó su desplazamiento porque con su sucesor aterrizó la exministra Débora Giorgi, con quien nunca congenió.
 
La negociación con el FMI, donde se juega el futuro inmediato del país, la llevará adelante durante los próximos tres meses ese oficialismo lastimado en su legitimidad, urgido por los vencimientos, presionado por el empresariado y sin unanimidad respecto de qué es aceptable socialmente firmar.
 
Todo va a acelerar después de las elecciones de noviembre. Pero si lo que se firma es lo que está en los borradores, en 2026 va a haber vencimientos por más de la mitad de las reservas brutas del Banco Central.
 
Es algo que el Guzmán académico difícilmente podría definir como sostenible. Hasta ese momento, sin embargo, un sector del establishment coincide con parte del oficialismo y parte de la oposición en que puede recrearse un modelo de alto crecimiento con inversión alta y salarios modestos. Parecido al de Néstor Kirchner. El obstáculo es que hay mucho menos para repartir. Y una deuda mucho más cuantiosa.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar