La Opinión Popular
                  15:02  |  Miércoles 22 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 31-08-2021 / 09:08
EL LIBERTARIANISMO ES UNA DEGENERACIÓN DEL LIBERALISMO, UNA COSA SINIESTRAMENTE DIFERENTE

El paraíso libertario de Milei y Espert es un temible infierno esclavista

El paraíso libertario de Milei y Espert es un temible infierno esclavista
¿Qué cosas ocurrirían si la agenda libertaria fuera puesta en práctica en Argentina? Pues bien, la aplicación de los postulados libertarios en la Argentina significaría ni más ni menos que el inmediato default de la deuda pública, el aumento exponencial del desempleo a niveles nunca vistos y la masificación total de la pobreza. Esas serían las iniciales consecuencias -solo las iniciales- de un hipotético cierre del Banco Central.
El fenómeno de la proliferación de economistas libertarios en medios de comunicación y ahora, preocupantemente, también en la política, es un hecho que es necesario analizar con detenimiento y con desconfianza. Es algo sospechoso. ¿Cómo es esto? ¿Un día un montón de programas periodísticos se levantaron a la mañana y decidieron al unísono llamar, consultar y ponerle todo el tiempo una cámara enfrente a diez tipos que hasta hace diez minutos eran diez ilustres desconocidos? ¿Para colmo justo a diez tipos que coinciden todos en una misma ideología de extrema derecha que en el mundo tiene menos adeptos que el trotskismo? ¡Vaya casualidad!
 
¿Qué cosas ocurrirían si la agenda libertaria fuera puesta en práctica en Argentina? Pues bien, la aplicación de los postulados libertarios en la Argentina significaría ni más ni menos que el inmediato default de la deuda pública, el aumento exponencial del desempleo a niveles nunca vistos y la masificación total de la pobreza. Esas serían las iniciales consecuencias -solo las iniciales- de un hipotético cierre del Banco Central.
 
Javier Milei, el líder de la corriente, afecto a las camperas negras estilo SS en actos políticos y a poses fotográficas de fanfarrón corte fascista fríamente estudiadas, ha hablado del incendio del Banco Central parangonando a la quema del Reichstag llevada a cabo por Hitler a poco de tomar el poder en Alemania en febrero de 1933.
 
El cierre -o quema- del Banco Central significaría un viaje de ida sin retorno a una dolarización. La misma implicaría la imposibilidad práctica de financiar cualquier déficit, el consecuente aumento del riesgo-país, el default de la deuda pública, el despido masivo de empleados públicos, el colapso del sistema jubilatorio, la baja generalizada de los salarios en el sector privado y la pérdida de toda posibilidad de contrarrestar siquiera mínimamente algo de todo esto con política monetaria y fiscal.
 
Todo esto sazonado con enormes inconsistencias lógicas, porque... ¿cómo dolarizar al mismo momento que se bajan los impuestos? ¿Justo generar déficit fiscal cuando la dolarización impide financiarlo? Torpe de toda torpeza. Aberrante. Imposible porque no habría recursos con lo cual poder hacerlo dado que una vez reducida la economía a la auténtica ley de la selva propuesta por los libertarios, diluido el Estado que ya no podría regular nada, no habría manera de que el mismo pueda regenerarse a sí mismo porque se habría transferido una parte mayoritaria de sus funciones, y del ejercicio del poder político a una minúscula élite empresarial.
 
Mejor dicho, a una parte minoritaria del empresariado que estaría en condiciones de aprovecharse de la situación y por supuesto de los demás empresarios. Es la élite de dos o tres que cobija y financia al movimiento libertario. Es un muy minúsculo sector empresario que en su fanatismo pro-mercado no termina de madurar que la vía libertaria no conduce a ninguna otra parte que al abismo.
 
Son ideas económicas que tienen el fin de acabar con la democracia para transformar al capitalismo en un instrumento de dominio de una élite privilegiada que podría imponer un poder transformado en omnipresente en una sociedad sin Estado y despedir así a diestra y siniestra sin siquiera indemnizar, y sin que los despedidos puedan eventualmente tampoco reclamar dado que los sindicatos habrían sido hecho añicos por completo. 
 

 
El paraíso libertario es un inquietante infierno esclavista
  
Quosque tandem abutere Catilina, patientia nostra? (¿Hasta cuando Catilina, abusarás de nuestra paciencia?) La culpa no es del chancho sino del que le da de comer. Lo postula un viejísimo refrán y razón seguro que no le falta. 
 
Cuando observamos en política, en economía o en los medios un fenómeno anómalo, antes de empezar a analizarlo hay que preguntarse quién lo financia. Y tras eso, por qué lo financia. Porque en las respuestas a esas dos preguntas seguramente vamos a encontrar más respuestas -y también nuevas preguntas- que aquellas que estamos buscando.
 
 
El fenómeno de la proliferación de economistas libertarios en medios de comunicación y ahora, preocupantemente, también en la política, es un hecho que es necesario analizar con detenimiento y con cierta desconfianza a toda respuesta superficial. Es algo que no deja de ser sospechoso. ¿Cómo es esto? ¿Un día un montón de producciones de programas periodísticos se levantaron a la mañana y decidieron al unísono llamar, consultar y ponerle todo el tiempo una cámara y un micrófono enfrente a diez tipos que hasta hace diez minutos eran diez ilustres desconocidos?
 
 
¿Para colmo justo a diez tipos que coinciden todos en una misma ideología de extrema derecha que en el mundo tiene menos adeptos que el trotskismo? ¡Vaya casualidad!. No, seguro que la historia no es así. Lo más sospechoso de todo es que a veces se dé a entender que es así. Si mantenemos este inquietante interrogante en suspenso por un tiempo quizás podamos avanzar en aclarar algo más este opaco fenómeno.
 
Antes de empezar es necesario señalar que no hay que confundir el liberalismo con libertarianismo. El liberalismo es una respetable y profunda idea económica y política a la que se puede adherir con orgullo. El libertarianismo, como veremos, es una degeneración del liberalismo, una cosa siniestramente diferente.
 
Pues bien, a algunos pocos puede parecer entretenido, por horrible que sea, que en el trajinado gremio de los economistas se haya corporizado cual enviado de los cielos de una realidad paralela un personaje mesiánico capaz de putear de arriba abajo a altos dirigentes por simple rivalidad política.
 
Alguien que con modales propios de un barrabrava, nada menos que el líder del movimiento -un alma bella que intenta denodadamente que pensemos lo contrario al punto de lograrlo- fanfarronee de la nada misma. Sin embargo cualquier censurable sonrisa cómplice rápidamente se borraría si se analiza qué cosas ocurrirían si la extrema agenda libertaria algún día fuera puesta en práctica en Argentina. Si la chance parece -y es- matemáticamente despreciable, no deja de ser posible.
 
En este específico caso libertario tenemos una gran ventaja de la cual carecemos en muchos de los análisis económicos que venimos haciendo. Y esa ventaja es que ese análisis puede ser de una rotunda brevedad.
 
Pues bien, la aplicación de los postulados libertarios en la Argentina significarían ni más ni menos que el inmediato default de la deuda pública, la exponenciación del desempleo a niveles nunca vistos y la masificación total de la pobreza. Esas serían las iniciales consecuencias -solo las iniciales- de un hipotético cierre del Banco Central. 
 
Al respecto, en un aparte deberíamos preguntarnos por qué el líder de la corriente, afecto a las camperas negras estilo SS en actos políticos y a poses fotográficas de fanfarrón corte fascista fríamente estudiadas, ha hablado del incendio del Banco Central parangoneando a la quema del Reichstag llevada a cabo por Hitler a poco de tomar el poder en Alemania en febrero de 1933.
 
Yendo al meollo del tema del cierre -o quema- del Banco Central, eso significaría un viaje de ida sin retorno a una dolarización. La misma implicaría la imposibilidad práctica de financiar cualquier déficit, el consecuente aumento del riesgo-país, el default de la deuda pública, el despido masivo de empleados públicos, el colapso del sistema jubilatorio, la baja generalizada de los salarios en el sector privado y la pérdida de toda posibilidad de contrarrestar siquiera mínimamente algo de todo esto con política monetaria y fiscal.
 
Todo esto sazonado con increíbles y enormes inconsistencias lógicas, porque... ¿cómo dolarizar al mismo momento que se bajan los impuestos? ¿Justo generar déficit fiscal cuando la dolarización impide financiarlo? Torpe de toda torpeza. Aberrante. Y ese es solo un ejemplo entre muchos de inconsistencias lógicas gravísimas.
 
A su vez el simultáneo y fortísimo achicamiento del Estado ensayado junto a masivas desregulaciones transformaría ese quimérico paraíso de la libertad en una cárcel esclavista de la cual es imposible salir.
 
Imposible porque no habría recursos con lo cual poder hacerlo dado que una vez reducida la economía a la auténtica ley de la selva propuesta por los libertarios, diluido el Estado que ya no podría regular nada, no habría manera de que el mismo pueda regenerarse a sí mismo porque se habría transferido una parte mayoritaria de sus funciones, y del ejercicio del poder político a una minúscula élite empresaria.
 
Mejor dicho, a una parte minoritaria del empresariado que estaría en condiciones de aprovecharse de la situación y por supuesto de los demás empresarios. La élite de dos o tres que cobija y financia al movimiento libertario.
 
En TV hemos podido observar cómo cuando el líder de esta corriente, al preguntársele qué país del mundo ha adoptado esta vía, enmudece, empalidece y apenas puede musitar que Ecuador, Panamá y El Salvador para pasar aceleradamente a cambiar de tema.
 
Y es que aquí debemos puntualizar una duda vital: siendo tan evidentes las dramáticas consecuencias del camino libertario, ¿por qué quienes sostienen estas ideas las enarbolan? La respuesta abre muchas hipótesis.
 
Bien puede ser que se trate de una postura radicalizada con el fin de diferenciarse, o el fruto de premisas mentales puestas arrebatadamente en errónea dialéctica, la consecuencia de una arcaica rigidez intelectual que no puede moverse un ápice de los postulados irreales de la corriente austríaca de pensamiento o -volviendo a nuestra pregunta inicial acerca de quién da de comer al chancho- una presión de un muy minúsculo sector empresario que en su fanatismo pro-mercado no termina de madurar que la vía libertaria no conduce a ninguna otra parte que al abismo, y no comprende que las reales soluciones hay que buscarlas dentro del sistema y no adolescentemente fuera del mismo como coquetean algunos libertarios con hacer.
 
Cuando decimos esto lo decimos de manera textual. Si el lector posee alguna duda al respecto puede googlear "Milei destrozó a Diego Giacomini: sos un imbécil", y si selecciona el video correcto de entre el montonazo que hay en los que Milei bravuconea o llama como mínimo imbécil a cualquiera que difiere una coma de sus ideas, empalidecerá al escuchar al personaje diciendo que "las armas las tienen ellos", y además "ellos tienen el monopolio del uso de las armas". 
 
Vale decir que, evidentemente, un indeterminado grupo de libertarios, entre los que se cuenta su referente, se considera a sí mismo fuera del sistema. Solo quien está fuera del sistema puede hablar así.
 
Teniendo en cuenta que se trata de un grupo que pretende desregularlo todo y acabar con todo monopolio habría que preguntarse si la desregulación incluiría el uso de las armas y si la eliminación de los monopolios también abarcaría al uso de las mismas. Porque queda clarísimo que en este grupo se ha discutido al menos en forma teórica, el uso de las armas para imponer sus ideas.
 
Podríamos extendernos mucho, muchísimo más en el análisis de todo esto. No lo haremos porque la lista de argumentos contra las posturas libertarias es interminable y segundo porque esas ideas no han prendido en absolutamente ningún lugar del mundo. Ni siquiera en Ecuador, Panamá y El Salvador, donde no se dolarizó por adhesión a ninguna ideología libertaria. Solo por un delirio empresario esto existe en Argentina.
 
Para cerrar agregaremos que el paraíso anarco-esclavista-libertario es una postura ideológica que intenta, con la excusa de ser una teoría económica -aunque es dudoso que pase de mera propaganda ideológica- viajar de polizón en la nave de las ideas económicas con el fin de acabar con la democracia en su afán de transformar al capitalismo en un instrumento de dominio de una élite privilegiada que podría imponer un poder transformado en omnipresente en una sociedad sin Estado y despedir así a diestra y siniestra sin siquiera indemnizar, y sin que los despedidos puedan eventualmente tampoco reclamar dado que los sindicatos habrían sido hecho añicos por completo.
 
Vale decir: en una sociedad libertaria el Estado también existe: lo constituye el antojo de unos pocos empresarios. La democracia sería manipulable de una forma total. Ello explica el discurso virulentamente anti-clase política de este grupo, el cual es evidentemente utilizado y su irrupción en el escenario está claramente planificada hasta en sus más mínimos detalles.
 
Los libertarios y la pequeña élite empresaria que los domina y los intenta imponer creen que la democracia puede y debe ser pisoteada con la excusa de un eficientismo económico, que para colmo nada garantiza que esta gente pueda brindar, porque un modelo por el estilo marcha hacia el megadesempleo y la oligopolización generalizada de la economía.
 
¿Hasta cuándo durará esta tortura de escuchar orquestadamente en gran cantidad de canales de noticias ideas libertarias cosa que no ocurre en ningún lugar del mundo? Seguramente hasta que quien le da de comer al chancho caiga en la cuenta del error y se lo lleve al lugar del que lo trajo. Al aeropuerto, ni más, ni menos.
 
Como bien podría haber dicho Marco Tulio -no el atento y sabio descubridor de los plagios de Milei, sino el histórico: Cicerón- "¿Hasta cuándo Javier, seguirás abusando de nuestra paciencia?
 
Por Walter Graziano
 
Fuente: Ámbito Financiero
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-09-2021 / 11:09
Pepinazo en contra. La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) activó el alerta roja contra el operador judicial macrista Fabián "Pepín" Rodríguez Simón quien está prófugo en Uruguay. El propio ex funcionario macrista reconoció ante el Parlasur el no consiguió el estatus de refugiado en el país vecino. "El informe (del CORE -Comision de Refugiados-) fue digamos que negativo. No fue enfáticamente negativo pero fue un informe negativo", dijo ante sus pares parlamentarios.
 
Visiblemente nervioso ante la Comisión de Presupuesto y Asuntos Internos del Parlasur, el prófugo Rodríguez Simón admitió que se le denegó el estatus de refugiado por lo que se activó el alerta roja e Intepol ya que la justicia argentina lo busca para declarar en una causa que lleva adelante la jueza María Servini.
 
"A que el informe no me... O sea... no era favorable a que se reconociera la condición de refugiado. El informe es un informe que hace un grupo de asistentes sociales que tienen que ver... o sea, la verdad, no tenía mucho contenido jurídico", trató de restar importancia pero lo cierto es que se espera ese documento del CORE para terminar de definir su condición en Uruguay.
 
"Pepín" Rodríguez Simón se presentó por videoconferencia en el marco del proceso abierto en el Parlasur para desplazarlo de su cargo, acusado de haber eludido el accionar de la justicia argentina tras haber viajado a Uruguay, donde pidió que se le conceda el estatus de refugiado político, ahora denegado.
 
Con la suposición de la persecución política, Rodríguez Simón buscó defenderse en el proceso abierto para removerlo del cuerpo, luego de que fuera acusado por sus pares del Parlasur de haberse profugado de la justicia argentina. Tras la presentación de Rodríguez Simón ante esta instancia del Parlasur, esta comisión emitirá dictamen -posiblemente uno por la mayoría y otro por la minoría-, tras lo cual el pedido para removerlo será tratado en fecha a determinar por el pleno del parlamento regional.
 
En mayo de este año, la jueza María Servini declaró en rebeldía a Rodríguez Simón y ordenó su captura nacional e internacional, además de disponer la inhibición general de sus bienes. El exfuncionario macrista está en Uruguay desde el 8 de diciembre de 2020, país al que viajó mientras se lo investigaba en una causa judicial por presiones al Grupo Indalo.
 
En ese expediente se investiga "la presunta existencia de actos llevados a cabo por funcionarios públicos, desde las altas esferas del Poder Ejecutivo Nacional o a instancias de aquellos, que mediante hostigamiento y ahogo financiero para con las empresas del Grupo Indalo, habrían importado casos de corrupción".
 
El único objetivo de Pepín al irse a Uruguay fue escapar de las autoridades judiciales argentinas, donde lejos de existir persecución, se investigan delitos penales gravísimos, con el agravante de que se podría  estar ante la figura de una asociación ilícita que tendría a la cabeza al ex mandatario Mauricio Macri.
 
La Opinión Popular
 

22-09-2021 / 10:09
El presidente Alberto Fernández calificó de "tóxico" al préstamo otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a nuestro país durante el gobierno de Mauricio Macri al tiempo que dijo que esa administración cometió un "deudicidio" en la Argentina. Fue al hablar de manera virtual ante la 76ª Asamblea General Ordinaria de la ONU.
 
El presidente expuso que "los recursos aprobados por el FMI a la Argentina en esta deuda insostenible fueron de 57 mil millones de dólares, el equivalente a todo lo que el organismo desembolsó en los años de la pandemia con destino a 85 países del mundo".
 
"Gran parte de esos recursos han sido fugados del país por una apertura irresponsable de la cuenta de capital", dijo, y consideró que "resulta clave rescatar los principios de sostenibilidad de la deuda que se han debatido y acordado en la ONU en aquella resolución 69/319 de 2015".
 
"No hay ninguna racionalidad técnica, ni lógica ética, ni sensibilidad política que pueda justificar semejante aberración", consideró Fernández. Al respecto, el mandatario sostuvo que el Gobierno argentino "apoya la idea de impulsar un acuerdo multilateral inclusivo, capaz de abordar de manera acabada las cuestiones referidas a la restructuración de las deudas soberanas".
 
En esa línea, evaluó que "la prórroga de la iniciativa de suspensión de servicios de deuda promovida por el G20 es provisoria e insuficiente" porque "no aborda a fondo la cuestión sobre el alivio y la reestructuración de la insostenibilidad de las deudas".
 
Para Fernández, "la falta de un marco multilateral para la reestructuración de la deuda de los países de renta media sigue siendo un vacío importante dentro de la gobernanza financiera internacional", por lo que el Gobierno alienta la "ampliación de un nuevo marco común para el tratamiento de las deudas del G20 a países de ingresos medios con vulnerabilidades".
 
Alberto reclamó una "reconfiguración de la arquitectura financiera global" porque "está latente el riesgo de una debacle generalizada de deudas externas en los países en desarrollo". Y denunció que "América Latina y el Caribe destinan un 57% de sus exportaciones al pago de servicios de la deuda externa" y expuso la necesidad de establecer "un marco multilateral para la restructuración de la deuda de los países de renta media".
 
La Opinión Popular
 

21-09-2021 / 10:09
El gobierno de Alberto Fernández anunció 15 flexibilizaciones a las medidas restrictivas que estaban vigentes para evitar la propagación de la variante Delta de coronavirus.
 
📌El uso de barbijos deja de ser obligatorio al aire libre: Se levanta la obligatoriedad de uso de tapaboca al aire libre cuando estamos circulando en forma individual, burbuja en todos los casos cuando NO haya aglomerado de personas. Continúa siendo obligatoria en lugares cerrados (aula, cine, teatro, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos) y al aire libre cuando hay aglomerados de personas.
 
📌 Reuniones sociales sin límites de personas: cumpliendo las medidas de prevención, tapabocas, distancia y ventilación.
 
📌Cuáles son los rubros con aforo del 100%: Aforo del 100% en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales en lugares cerrados manteniendo las medidas de prevención, tapaboca, distancia y ventilación.
 
📌Aperturas en los viajes: Autorización de viajes de jubilados y jubiladas, egresados y egresadas y principales de estudiantes o similares siguiendo los protocolos recomendados.
 
📌Boliches y salones de fiesta con aforo del 50% y vacunación completa:
-      Autorización de discotecas con aforo del 50%, con esquema completo de vacuna (14 días previos al evento). ES LA ACTIVIDAD DE MAYOR RIESGO, TENIENDO EN CUENTA LA VARIANTE DELTA
-      Salones de fiestas, bailes o actividades similares: habilitado para personas que acrediten esquema completo de vacuna (14 días previos al evento) o una dosis más test diagnostico (PCR o Antígeno) negativo dentro de las 48 horas previas al evento. Protocolo especial para las fiestas de 15 o para menores de 17 años mientras avance la vacunación en los y las adolescentes.
-      Eventos masivos de más de MIL (1000) personas. A partir del 1 de octubre se habilita con aforo del 50%, y se trabajará con los actores involucrados el protocolo específico en relación a los requisitos.
 
📌Apertura gradual de las fronteras para extranjeros y eliminación de aislamiento en hoteles para argentinos
- Apertura gradual y cuidada de fronteras: FECHAS ESTIMADAS A COORDINAR CON MIGRACIONES, ANAC y otras autoridades.
- 24 de septiembre: eliminación del aislamiento a argentinos, residentes y extranjeros que vengan por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria.
- 1 de Octubre: autorización ingreso de extranjeros de países limítrofes sin aislamiento. Apertura de fronteras terrestres a pedido de gobernadores (con corredores seguros aprobados por la autoridad sanitaria con cupo definido por la capacidad de cada jurisdicción).
 

20-09-2021 / 17:09
El presidente Alberto Fernández les tomó juramento este lunes a la tarde a los ministros que se integran al gabinete nacional en el Museo del Bicentenario, de Casa Rosada.
 
Antes de la jura, el Presidente expresó: "El domingo pasado el pueblo de la nación argentina dio un veredicto y yo en aquel momento expliqué que, como todos nosotros somos parte de un movimiento que sabe escuchar las demandas populares, iba a tomar en cuenta los reclamos: qué cosas habíamos hecho mal, qué cosas no llegamos a hacer y debemos acelerar. Y a lo largo de la semana escuché a muchos y a muchas porque quiero cumplir con mi palabra de entender porqué la gente votó cómo votó".
 
Agregó: "Hay veces que los dirigentes cuando la gente vota y no los elige, los dirigentes se enojan con la gente. Nosotros cuando la gente no nos vota nos enojamos con nosotros, porque en realidad algo habremos hecho mal y nos preguntamos qué habrá sido lo que hicimos mal".
 
Con respecto a la semana posterior a la derrota en las PASO, señaló: "Debatimos de cara a la gente y planteamos nuestros debates y diferencias que siempre tienen un sentido único, superar la instancia y tratar de encaminarnos a un momento mejor. Nunca los debates me han afectado. Soy presidente del Partido Justicialista, me preocupa mucho más un movimiento político silenciado, obediente, un movimiento que no discute que un movimiento político que reflexiona".
 
Añadió: "Estamos empezando una etapa de reflexión y pensando en lo que se viene, que tiene que ver con decisiones que vamos a empezar a tomar ahora -mucha de las cuales estaban previstas de antemano- y que tienen como objeto dar respuesta a una parte del electorado argentino que evidentemente la pandemia ha afectado y todo el crecimiento económico no ha llegado a ellos con la velocidad que queremos que llegue".
 
Fernández marcó los dos modelos que representan oficialismo y oposición: "No somos parte del país que quiere flexibilizar derechos de los que trabajan", afirmó el jefe de Estado, quien planteó que hay "dos países en pugna" y el del Frente de Todos "no es el que se despreocupa de la salud pública y abandona a los argentinos a su suerte".
 
"Queremos todos ser parte de un país que se integre, que funcione unido y que trabaje con mucha fuerza para sacar de la postergación a los que han quedado postergados. Les pido a cada uno y cada una que pongan toda la fuerza. La solución del problema de los argentinos no está en que nos dividan, está en que estemos más unidos que nunca para hacer frente a lo que hace falta", expresó. Y agradeció a los ministros salientes, porque "dejaron todo de sí" en la gestión.
 
Y concluyó: "Mi única preocupación es que los argentinos y las argentinas vuelvan a ser felices después de tantas desdichas vividas en los 4 años que precedieron mi llegada al gobierno y los 2 años de pandemia".
 

19-09-2021 / 10:09
Cada vez que el resultado de una elección se aparta notoriamente de las expectativas previas, sucede que todo un sistema (políticos, empresarios, sindicalistas, ciudadanos de a pie, comerciantes, militantes, organizaciones sociales, partidos políticos, instituciones, etc.) entiende al mismo tiempo que estuvo actuando y tomando decisiones sobre la base de premisas que se revelaron equivocadas.
 
Ante esta nueva evidencia, la reacción natural es que cada uno de esos actores proceda, de manera simultánea pero nunca coordinada, a recalcular sus parámetros. Eso es lo que desata lo que llamamos una crisis.
 
Esa crisis puede tramitarse de diferentes maneras. En agosto de 2019 fue a través de la economía y se saldó con una devaluación de un tercio del valor de la moneda en pocas horas, que tiró a la pobreza a decenas de miles de familias argentinas de un día para otro y condicionó al gobierno elegido para sucederlo.
 
En septiembre de 2021, en cambio, ese shock se tramitó dentro de la política, más específicamente al interior de la coalición oficialista, que absorbió el daño, dejando como saldo apenas un recambio de gabinete. En perspectiva, se recordará este episodio de manera mucho menos traumática que aquel.
 
La conflagración, sin embargo, tuvo al Frente de Todos al borde del abismo durante 48 horas fatales, entre el miércoles y el jueves. Pueden caberle infinidad de reproches a Alberto Fernández y a Cristina Fernández de Kirchner, pero ambos sostuvieron, con su voluntad inquebrantable de honrar el pacto asumido de 2019, una estructura que crujía mientras, a su alrededor, abundan las voces que proponían y operaban una ruptura definitiva.
 
La coalición, quedó claro en los últimos días, se sostiene por las bases y en la punta, pero en el medio existe un laberinto de traiciones, recelos y heridas que nunca restañaron. Hay otro problema, más profundo, que no se arregla con dinero. Es la construcción de una perspectiva: la propuesta de un futuro que resulte atractivo para una sociedad que ya no es la del 2003 ni la del 2015. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar