La Opinión Popular
                  22:41  |  Sábado 06 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Me acusaron de envenenador serial y ahora me piden que consiga veneno para todos los argentinos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 16-02-2021 / 11:02
EL MINISTRO DE ECONOMÍA SE FOCALIZARÁ EN CONSOLIDAR UN CAMBIO DE CLIMA ECONÓMICO

Guzmán ya pone en marcha el "plan de los 50 días" para ganar la batalla por las expectativas

Guzmán ya pone en marcha el
No habrá anuncios en público. No es la característica del equipo económico. Pero el objetivo está claro, sobre la mesa de trabajo de Guzmán. Y es el paso que sigue después de una semana de reuniones sucesivas con la Mesa de Enlace, los máximos representantes gremiales y con los empresarios más poderosos del país.
Para abordar el problema de la inflación, el Gobierno de Alberto Fernández apuesta a moderar las expectativas tanto de los formadores de precios como de los gremialistas. Lo más preocupante del 4% que acusó el IPC en enero y más aún del 3,9% de la inflación núcleo, es el contexto en el que se relevó: con tarifas y precios congelados, un tipo de cambio sin mayores variaciones, una economía todavía fría por la pandemia y con la gran mayoría de las paritarias todavía sin resolverse.
 
Sin otra razón aparente que la justifique, desde el equipo que conduce el ministro de Economía, Martín Guzmán, están convencidos que una buena parte de la aceleración de la inflación experimentada en diciembre y enero se explica por "remarcación preventiva". Entienden que muchas de las grandes compañías formadoras de precios están aumentando "por las dudas", para cubrirse de eventuales subas en sus costos.
 
Como en muchas otras cuestiones relacionadas a la economía, para la inflación también opera el principio de la profecía auto cumplida según el cual si una expectativa se generaliza y se sostiene el tiempo suficiente, forzosamente se terminará cumpliendo. La relación es bastante directa, si un número lo suficientemente grande de empresarios aumenta sus precios para anticiparse a una situación que cree irremediable, terminará arrastrando no solo al resto de sus pares, sino también a los gremios que exigirán mayores aumentos de sueldos, lo que terminará ejerciendo más presión sobre los precios y vuelta a empezar.
 
De allí que la estrategia del Gobierno para combatir el alza de precios se haya centrado en la última semana en la difícil tarea de reducir las expectativas de inflación a efectos de ajustarlas a la pauta de 29% contemplada en el Presupuesto 2021.
 

 
No habrá anuncios en público. No es la característica del equipo económico. Pero el objetivo está claro, sobre la mesa de trabajo de Guzmán. Y es el paso que sigue después de una semana de reuniones sucesivas con la Mesa de Enlace, los máximos representantes gremiales y con los empresarios más poderosos del país.
 
El Gobierno utilizó esos encuentros de máximo nivel para pasar el mensaje a los distintos grupos de poder, sin intermediarios. Fueron cumbres "cara a cara" para evitar distorsiones, y que, además, sirvieron para aplacar las tensiones que se habían generado en las últimas semanas. Y por diferentes motivos.
 
Ahora que las cosas volvieron a su lugar, en el equipo económico entienden que se ganó tiempo para avanzar en decisiones que, aspiran los funcionarios, sirvan para consolidar el escenario de recuperación económica, rumbo a las elecciones de medio término.
 
El ministro de Economía se focalizará en los próximos 50 días. Los que cree que faltan, justamente, para que todos los actores que se juntaron durante la última semana se convenzan de que la recuperación llegó para quedarse. Y que esa reactivación será más holgada de lo que pronostican las consultoras económicas.
 
La Opinión Popular
 
 
 
 
El ministro Martín Guzmán mantiene un constante tironeo con el gremio de los economistas profesionales. Como ya publicó iProfesional, él cree que la actividad económica se encamina a una reactivación más fuerte que la proyectada en el Presupuesto 2021.
 
En los borradores de algunos funcionarios ya se menciona que la expansión de este año será mayor al 5,5% previsto. De ahí que esta cuestión sea debatida por el ministro durante su estadía en Washington: el Fondo Monetario acaba de reducir su estimación al 4,5%.
 
 
¿Será abril un mes clave?
  
Guzmán y su equipo piensan que la llegada del otoño marcará la consolidación de las "buenas noticias", que deberían convencer a los agentes económicos de que el escenario será mejor al estipulado en los pronósticos de las consultoras, y también de algunos empresarios líderes.
 
Para ese momento, sostienen cerca del titular del Palacio de Hacienda, deberían congeniar distintas variables.
 
 
Flujo de divisas
  
Para abril ya se concretará el esperado momento en que fluyen los dólares de la cosecha gruesa, que esta campaña llegará con mejores precios que los de hace un año. Después de las conversaciones con la "mesa de enlace", el Gobierno cree que las liquidaciones serán fluidas.
 
Por eso mismo, además, se mantienen aceitados los contactos con las cerealeras que son, en definitiva, las empresas que pasan por la ventanilla del Banco Central a cambiar los dólares de la exportación por los pesos.
 
Tal como ya sucedió, lo más probable es que Economía les ofrezca a esas compañías opciones de títulos en pesos para que inviertan el resultante de las liquidaciones.
 
 
Fuerte rebote de la actividad económica
  
Los funcionarios estiman que para ese entonces, la actividad mostrará un rebote perceptible en la actual dinámica donde, mes a mes, la economía viene mejorando. Y una recaudación impositiva que mostraría una mejora histórica con respecto al año pasado (abril 2020 fue el peor mes de la cuarentena, con la mayoría de las actividades cerradas).
 
En el equipo nadie quiere dar estimaciones que luego puedan quedar desacreditadas. Pero, confían, en poder mostrar que la actividad tendrá una recuperación en "V". Más veloz y pronunciada que la proyectada por los mismos funcionarios.
 
La actividad económica se viene recuperando en los últimos meses, a medida que se reabrieron los sectores en medio de la pandemia.
 
De acuerdo a los últimos registros del Indec para el mes de noviembre, la actividad se encontraba tan sólo un 3,3% por debajo del último mes pre-pandemia, recuperando ya gran parte de lo perdido entre marzo y abril.
 
Desde los despachos oficiales aseguran que el rebote es más acentuado que lo esperado. Y que la caída del PIB del año pasado será inferior al 10%-12% proyectado, con lo cual le deja una buena base de expansión para este 2021 que acaba de comenzar.
 
Un dato que entusiasmó a los funcionarios en las últimas horas fue el divulgado por el departamento de Research del BBVA. Dice el reporte en relación al nivel de consumo: "Medido en términos reales el gasto en enero 2021 se ubica en un 94,4% del nivel del enero 2019 antes de la pandemia".
 
Los expertos de ese banco encontraron, además, que se evidencian "cambios importantes en la composición del gasto resalta el marcado aumento en el uso de plataformas virtuales y la caída de los rubros afectados a la movilidad". Algo que deberá tomarse en cuenta al considerar los indicadores del Indec, como las compras en los supermercados o centros de compras (shoppings).
 
 
No habrá devaluación
  
Contra lo pronosticado por gurúes de la City, el Gobierno puso estabilizar las expectativas cambiarias. Se despejaron las dudas, y todo hace suponer que el Banco Central logró construir el puente hasta la liquidación de la cosecha. Así lo marcan también las cotizaciones a futuro del dólar, que mostraron una contracción en las últimas jornadas.
 
Respecto de la brecha cambiaria, la apuesta en Economía es que se achique a partir de que entren los dólares del campo. ¿Pronósticos? Como en el caso del crecimiento, nadie quiere mostrar las cartas en público.
 
El planteo se limita a que la brecha entre los dólares alternativos (contado con liqui y MEP) debería comprimirse a partir de abril.
 
"Nosotros creemos que los empresarios o inversores que hace algunos meses compraron dólares para cubrirse de una devaluación, en medio de la incertidumbre total, podrían vender ahora, cuando hay calma y se reabre la economía. Muchos de los que estuvieron marginados obligadamente por la pandemia, ahora tendrán que invertir en su propio negocio. De otra manera, ¿de qué van a vivir? Esa es la apuesta", argumenta un miembro del equipo económico, confiado en el "círculo virtuoso" de la economía.
 
 
¿La inflación?
  
Guzmán, ya lo dijo en público, aguarda una desaceleración en la dinámica de los precios. Hay varias medidas en marcha, de distinto calibre, impacto y contraindicaciones.
 
Una cosa es que se limite el "crawling peg" que viene proponiendo el Banco Central -lo que traería alivio en la inflación a costa de un paulatino atraso cambiario-, y otra es acentuar los controles de los programas ya instalados, como "Precios Cuidados" y "Precios Máximos". Está comprobada la limitación que tienen esos controles, sobre todo en lo referido a los alimentos "frescos", como las carnes, los lácteos, las verduras y las frutas.
 
 
Vacunación
  
Se trata de un capítulo -acaso el más relevante- que no maneja ni controla Guzmán. El Gobierno cuenta con que, hacia el otoño-invierno, habrá vacunada contra el coronavirus al menos a la población de más riesgo. Unas 12 millones de personas. Un escenario que hoy en día, hay que decirlo, parece lejano.
 
Pero lo cierto es que, sin esa vacunación masiva, cualquier pronóstico económico puede ser ficticio.
 
Lo mismo, aunque en otro plano, al hecho de que se aleje un acuerdo con el Fondo Monetario. Por ahora, más allá de la posible firma del pacto, el "mercado" se juega al escenario positivo. Y así lo hizo saber el propio Alejandro Werner, cuando en la última semana dijo que se estaba trabajando en ese sentido.
 
Por Claudio Zlotnik
 
Fuente: iProfesional
 

Agreganos como amigo a Facebook
06-03-2021 / 09:03
La policía de Formosa reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos una manifestación contra el gobierno de Gildo Insfrán por su decisión de volver a la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) decidida el jueves por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19 luego de detectar un rebrote de 43 contagios, la mayoría en la capital.
 
El lamentable operativo incluyó detenciones y provocó heridas en varios manifestantes. La represión -que fue bastante dura- alcanzó repercusión nacional y fue repudiado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la Secretaría de Derechos Humanos, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y organizaciones de derechos humanos.
 
Los grandes medios opositores porteños se encargaron de transmitir los hechos al mismo tiempo que denunciaban todo lo actuado por Insfrán en los meses de la cuarentena. La demagogia y la utilización política no se hicieron esperar. Desde la cúpula de Juntos por el Cambio, en un acto de cinismo desvergonzando, Patricia Bullrich repudió la represión. No fue la única figura de este espacio en hacerlo, las condenas llovieron. Las mismas que están ausentes cuando se reprime en provincias gobernadas por ese espacio político, como en Jujuy.
 
La represión de este viernes mostró el carácter políticamente regresivo que tiene el gobierno de Formosa. Al mismo tiempo desnudó la demagogia política de la oposición de Juntos por el Cambio, que fogoneó la protesta provincial al tiempo que la utilizó para hacer política a escala nacional. Para la oposición derechista, solo se trata de debilitar al Gobierno. Es repudiable la represión en Formosa y es ridícula la derecha repudiando la represión en Formosa.
 
La represión siempre está mal venga de donde venga, pero ver dirigentes macristas indignados por el accionar de la policía de Formosa, y cuando fueron gobierno, repartían palos a diestra y siniestra a los jubilados, mientras miraban complacidos, es de una hipocresía  garrafal.
 

06-03-2021 / 08:03
La persecución judicial realizada por el macrismo contra sus adversarios iba a llevar al Poder Judicial a este callejón sin salida que deja a la República con una pata chueca. El circo que organizaron alrededor de una mujer que fue senadora, dos veces presidenta, actual vicepresidenta y la lideresa política más popular del país, iba a durar lo que durara la paciencia de la acusada.
 
Cristina se plantó y ahora el Poder Judicial tiene una cantidad de causas armadas que no se sostienen ni con el respaldo furioso de las corporaciones mediáticas. Hay un problema institucional grave. Cristina Kirchner no es el poder hegemónico. Es el poder popular hostigado por el poder hegemónico a través del Poder Judicial.
 
Cuando una vicepresidenta y el gobernador de la provincia donde vive el 40 por ciento de los habitantes del país, acusan al Poder Judicial de actuar en forma parcial y lo demuestran en forma abrumadora, se produce un conflicto institucional al que el Poder Judicial necesita dar respuesta. Porque en el mismo instante en que eso sucede, se pone en tela de juicio todo el andamiaje jurídico que sostiene la convivencia de una Nación.
 
Si la mayoría de los habitantes de este país considera que este sistema judicial siempre falla en función de los intereses de los poderes fácticos, el sistema pierde sentido, incluso para los que se aprovechan de esa circunstancia.
 
Porque en el momento que se produce ese disloque, el Poder Judicial pierde autoridad como árbitro legítimo. Es un Poder Judicial sin legitimidad. Esa falta de legitimidad de uno de los tres poderes sobre los que se asienta la República implica una crisis institucional grave.
 

05-03-2021 / 10:03
El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, sostuvo que la causa "dólar futuro" es "la historia de un disparate jurídico y de una aberración moral" y llamó a los jueces de Casación a "terminar con esta farsa simplemente aplicando la ley, el sentido común y el buen gusto", al hablar en la audiencia previa a decidir si se cierra el caso por inexistencia de delito. "Esta causa se usó para un negociado" de quienes fueron funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri, agregó el mandatario provincial.
 
Además de hacer hincapié en que no hubo delito en la causa, Kicillof aseguró que "es una historia de persecución política, un disparate jurídico y el negocio del macrismo con el tipo de cambio". En esa línea, en una audiencia clave para definir si el expediente se eleva a juicio oral, el gobernador bonaerense se dirigió a los jueces y les dijo: "Tienen todos los elementos para terminar con esta farsa aplicando la ley, el sentido común y el buen gusto". "Los peritos contables de la Corte Suprema dan todos los elementos para decir lo que todo el mundo sabe: que acá no hay ningún delito", sostuvo.
 
Sobre este punto, resaltó que "desde el primer día" pidieron que se demuestre que "lo que pasó no es delito", y recordó que la pericia de contadores de la Corte Suprema de Justicia ya comprobó que no hubo perjuicio para el Estado nacional. "Querían seguir enjuiciando, persiguiendo, inventando hechos con una acusación falsa. Sinceramente este juicio no se puede realizar porque no hubo delito", manifestó.
 
"Es la historia de una infamia absoluta. Intencionalidad política, la causa se usó para ganar las elecciones de 2015", ratificó. Según el gobernador, este expediente "también se usó para un negociado cuando cambió el Gobierno, para fijar cuánto iban a ganar los que después fueron funcionarios de Macri, devaluaron y se embolsaron la plata".  A su vez, Kicillof declaró que incluso "los testigos cambiaron las acusaciones".
 

05-03-2021 / 09:03
La vicepresidenta Cristina Fernández se convirtió en la gran acusadora de un sistema de justicia que no tiene ninguna credibilidad para la mayoría de los argentinos. Lo que debería haber sido una defensa se transformó en acusación y desde el banquillo de los acusados no sólo demolió la acusación sino que demostró con las fechas en la mano la manera como el macrismo armó esas acusaciones con la complicidad de los medios hegemónicos y de los funcionarios judiciales para utilizarlas en plena campaña electoral.
 
"Eso no solamente es lawfare, es también intromisión y manipulación de la política electoral por parte de ustedes los miembros del Poder Judicial", afirmó Cristina, que calificó la causa del dólar futuro como "un leading case de manipulación del poder judicial en los procesos electorales y en la política".
 
No había Macri Presidente sin lawfare. No hay lawfare sin Clarín. No hay Clarín sin las grandes corporaciones económicas que lo financian. No se trata de encarcelar a Cristina sino de proscribirla para imponer planes económicos neoliberales. "Que se despabilen los argentinos de una vez por todas. El Poder Judicial incide todos los días en la vida de los argentinos", insistió la ex Presidenta.
 
El sistema de lawfare que dejó el macrismo ya no resiste. Cuando la justicia deja de ser creíble para la mayoría, ya no sirve como institución. Para poder decidir sobre vida y obra de cualquiera, tiene que ser, como requisito indispensable, aceptada, intachable, creíble, transparente. Todo eso lo perdió con las manipulaciones turbias del macrismo para perseguir a sus adversarios políticos. Y cuando la justicia deja de ser creíble y aceptada, es lo mismo que no existiera. 
 

04-03-2021 / 11:03
La jueza Marta Cirulli inició el tramo final del proceso de salvataje del Correo Argentino, al considerar que las acciones de la firma valen cero pesos y que su millonaria deuda se debe computar con intereses, lo que el gobierno de Mauricio Macri había intentado evitar mediante un acuerdo abusivo y ruinoso para el Estado. La magistrada anunció que quienes se postularon para el salvataje tienen 20 días para ofertar y lograr el acuerdo de los acreedores.
 
La resolución de la jueza del caso del Correo Argentino inició la cuenta regresiva hacia la posible declaración de quiebra de la empresa de los Macri que intentó licuar su deuda millonaria durante el gobierno de Cambiemos. El texto afirma que el valor de las acciones de la empresa, que está inactiva, es nulo, lo que indicaría que hubo maniobras de vaciamiento tal como denunció la fiscala ante la Cámara Comercial Gabriela Boquín.
 
La firma le debe al Estado 4500 millones de pesos. Si el proceso de rescate no prospera será la controlante Socma --de la familia Macri-- la que deberá afrontar el pago de lo adeudado. En los papeles de la empresa figuran como dueños Gianfranco Macri, Franco Valladares Macri, Rodrigo Valladares Macri, Mariano Macri y Florencia Macri. La posible existencia de maniobras fraudulentas como el vaciamiento, a través de desvíos millonarios hacia sociedades del mismo grupo y empresas amigas, agravan la situación.
 
Pero, además, anuncia que las personas físicas y jurídicas que se postularon para el salvataje de la firma tienen desde ahora 20 días para hacer sus ofertas y conseguir la conformidad de los acreedores, que son cerca de 800, entre ellos el Estado. Mientras esto sucede, los abogados del grupo Macri intentan que intervenga el Tribunal Superior de la Ciudad porteña, que nada tiene que ver con un expediente concursal que tramita en la Justicia nacional. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar