La Opinión Popular
                  00:22  |  Domingo 07 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Me acusaron de envenenador serial y ahora me piden que consiga veneno para todos los argentinos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 15-02-2021 / 19:02

Linares Cardozo, el trovador entrerriano

Linares Cardozo, el trovador entrerriano
Linares Cardozo.
 
El 16 de febrero de 1996, a los 75 años, murió Linares Cardozo, nombre artístico de Rubén Manuel Martínez Solís, quien fue un conocido músico, compositor, poeta, pintor y educador entrerriano de música litoraleña.
 
Realizó una notable obra de preservación del folklore entrerriano, en especial de la chamarrita, además de aportar sus propias obras al cancionero folklórico, como la conocida "Canción de cuna costera" y "Soy entrerriano", considerado el himno de la provincia.
 
La Opinión Popular

 
HOY ES EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE UN VERDADERO GRANDE DE NUESTRA CULTURA ENTRERRIANA Y ARGENTINA
 
Entre Ríos le da las gracias Don Linares 
 
"Entrerriano soy señores / para mi bien o mi mal, / con ideal argentino / y un corazón federal". Estos versos, llenos de sentimiento, plasman de manera cabal a Rubén Manuel Martínez Solís (Linares Cardozo), padre del cancionero provincial y una de las figuras primordiales de la cultura entrerriana del siglo XX.
 
Con motivo de recordarse este sábado 16 de febrero el 17º aniversario de la desaparición física del maestro Linares Cardozo, el Ministerio de Cultura y Comunicación de la provincia exaltó los valores humanos y artísticos del paceño ilustre.
 
El secretario de Cultura de Entre Ríos, Roberto Romani, indicó que "siempre que nos reunimos con los integrantes de la Comisión permanente de homenaje, surgen nuevas evocaciones y renovadas muestras de gratitud y cariño hacia la figura de Rubén Manuel Martínez Solís, nombre esencial de la entrerrianía que como docente, poeta, compositor, investigador o acuarelista, llevó el nombre de la provincia por el país y el mundo".
 
Reflexionó el funcionario que "en Paraná, el 16 de febrero de 1996, un silencio de siglos se apoderó de las almas, y una simpleza de río buscó refugio en las profundidades del corazón provinciano, para llorar el vuelo lastimado. Nosotros, oscuros poetas de lo cotidiano, sentimos el temblor de la tacuarita azul, sorprendida de espinas en diminuto sueño. Advertimos entre la fronda tenue la melancolía del crespín y la tristeza blanca de la torcaz lapaceña, que regresaba al solar querido; el nido encantado de la felicidad.
 
Los amigos, en la intimidad, pusieron un timbó playero, para cubrir la humildad del hombre y la grandeza del canto. Los lejanos y extraños florecimos una lágrima e inauguramos una estrella donde mirarnos mañana, y siempre."
 
 
Premonitorio
 
Sus palabras, escritas en la década del 80, incluidas en Júbilo de esperanza suenan extrañamente actuales y, a la vez, premonitorias. Linares, lector avezado de los signos de su tiempo pudo entrever el porvenir.
 
"Tal vez, frente a tanta incertidumbre educativa nacional, los lineamientos efectivos consolidados en nuestra provincia, genuinamente interpretados en función de las necesidades de nuestros niños, nos ayuden a arrojar por la borda todo aquello que no sirve, lo meramente imitativo o lo que llega al azar del exterior, incluyendo los ritmos enviciados y aturdidores, ajenos a los reclamos de la vida".
 
Fuente: elentrerios.com

Agreganos como amigo a Facebook
06-03-2021 / 20:03
06-03-2021 / 20:03
06-03-2021 / 20:03
04-03-2021 / 18:03
04-03-2021 / 18:03
 
Si se habla de mayorías proscriptas se habla de la historia del peronismo, de cómo la proscripción dejó por muchos años una mayoría enorme sin representación, excluida. La proscripción obligó a la frustración, a un destino no elegido, a una autoridad ilegítima.
 
Un 05 de marzo, como hoy, pero del año 1956, la "Revolución Libertadora", la dictadura militar oligárquica que gobernaba de facto la Argentina, sanciona el Decreto Ley 4161, que prohibía cualquier tipo de afirmación ideológica o propaganda peronista.
 
Se castigaba con la reclusión de treinta días a seis años, una multa económica, la inhabilitación para desempeñar cargos públicos y la clausura temporal o permanente del local, si se tratase de un comercio o empresa: la utilización de la fotografía de los funcionarios peronistas o de sus parientes, el escudo y la bandera peronista, las expresiones "peronismo", "peronista", "justicialismo", "justicialista", "tercera posición", la marcha de "Los muchachos peronistas", el libro "La razón de mi vida" y los discursos del presidente depuesto (a quien llamaban el tirano prófugo) y su esposa.
 
Después de 1955 no se podía, ni siquiera, escribir o pronunciar la palabra Perón. Con el decreto 4161 se abrió formalmente un largo período de violencia en la Argentina, que continúa otros episodios sangrientos como el bombardeo de la Plaza de Mayo, el 16 de junio de 1955, donde hubo 200 muertos y 2000 heridos anónimos y olvidados.
 
En nombre de la "democracia", un dictador militar prohibía por decreto-ley nuestra identidad social y política peronista. ¿Libertadores?: ¡las pelotas!

 
Gustavo Rearte, fundador y líder de la JP, héroe de la Resistencia Peronista
Escribe Blas García para La Opinión Popular

 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar