La Opinión Popular
                  00:29  |  Domingo 17 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“¿Que hizo la iglesia cuando estábamos buscando a nuestros hijos, si no ser cómplice de la dictadura? Confiábamos en un obispo y después era el que nos entregaba". Estela de Carlotto
Recomendar Imprimir
Nacionales - 27-11-2020 / 10:11
MULTITUDINARIA Y DESBORDADA DESPEDIDA AL ÍDOLO EN LA CASA ROSADA

No hay grietas frente a tanto dolor

No hay grietas frente a tanto dolor
Además del mejor futbolista, Maradona fue uno que nunca se olvidó ni renegó de su origen en la pobreza de Fiorito; uno que siempre se paró del lado de los humildes y nunca de los poderosos; uno que siempre abrazó como propias las mejores causas; uno que nunca se calló a pesar de que su silencio le hubiera reportado enormes beneficios personales y económicos. Siempre tuvo muy claro de qué lado de la raya ubicarse, y para qué lado había que poner el pecho.
El fallecimiento de Diego Maradona conmovió a la Argentina y al mundo. Ayer la noticia estuvo presente en los diarios y en las cadenas televisivas de los cinco continentes. Quizás ese hecho nos ayude a comprender la verdadera dimensión que alcanzó este compatriota nacido en una villa del conurbano bonaerense.
 
No fueron solo los extraordinarios logros deportivos los que convirtieron al hombre en mito. Se equivoca y mucho quien piense que Maradona se ganó el corazón de tanta gente por la habilidad fuera de serie de su zurda, por los goles inolvidables a los ingleses, por la copa del mundo, por sus derroches de magia en los estadios.
 
Las lágrimas de millones de personas, las velas encendidas en miles de improvisados altares, la multitud y la cola interminable en la Casa Rosada para despedirlo tienen origen en otro tipo de agradecimiento. Uno que nace, es cierto, en el fervor futbolístico, pero que lo trasciende infinitamente para convertirse en una suerte devoción pagana por su figura de semidiós caído.
 
Fue, a diferencia de tantos otros tocados por el dedo de la fama, uno que nunca se olvidó ni renegó de su origen en la pobreza de Fiorito; uno que siempre se paró del lado de los humildes y nunca de los poderosos; uno que siempre abrazó como propias las mejores causas; uno que nunca se calló a pesar de que su silencio le hubiera reportado enormes beneficios personales y económicos. Siempre tuvo muy claro de qué lado de la raya ubicarse, y para qué lado había que poner el pecho.
 
Su amistad con Fidel Castro, su admiración por el Che Guevara, su cercanía con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, su presencia altiva en el "No al ALCA" junto a Chávez, Lula y Kirchner en Mar del Plata, su defensa de los futbolistas ante la prepotencia de la FIFA en el Mundial de México, sus solitarias denuncias contra la corrupción de la elite corporativa del fútbol global, su acompañamiento de los movimientos populares de todo el mundo y tantas otras cosas imposibles de mencionar aquí lo convirtieron en el mito que es hoy, cuando acaba de partir.

Jefes de estado, parlamentos, personalidades públicas y gente común de los rincones más apartados del mundo se refirieron a su fallecimiento con palabras sentidas. Es muy difícil recordar otra muerte que haya alcanzado tanta repercusión planetaria y tantas muestras de sincera consternación. Que haya sido un argentino el destinatario de esta ola de reconocimiento mundial no puede resultarle indiferente a nadie en este país. Ni siquiera a sus enemigos, que fueron muchos y poderosos.
 
Tuvo su lado oscuro, como cualquier persona; aunque en él esa faceta alcanzó, en razón de una fama desmesurada y también cruel, dimensión pública. Quizás la mejor definición de sí mismo la dio el propio Maradona cuando estuvo en la Universidad de Oxford, invitado a disertar y en donde recibió un título honorífico. Cuando un chico inglés se le acercó y le dijo: "Usted es un ejemplo", Maradona con su inigualable gracia e ingenio le respondió: "Sí, un ejemplo de lo que hay que hacer, y de lo que no hay que hacer".
 
La Opinión Popular

 

El último acto de amor del pueblo con Diego Maradona
 
"Gracias, Diego", "Te amamos", "No te vamos a olvidar, Diego". Las frases retumbaban entre las altas paredes del hall de la Casa Rosada y se repetían como una letanía. Había momentos que entraba un grupo de hinchas y durante unos segundos cantaban el "olé, olé, Diego, Diego".
 
Arrojaban camisetas, banderas y flores al pie del féretro del mayor ídolo deportivo de la historia, ya definitivamente leyenda. Pero lo más significativo sucedía en los momentos de silencio. Cuando no había gritos, ni súplicas.
 
Era el silencio, denso, de lo inevitable. Una multitud dolida desfiló por la Casa Rosada en el velatorio de Diego Armando Maradona, que -casi inexplicamente- terminó en represión con heridos y detenidos.
 
La decisión de la familia de terminar la ceremonia a las 16, cuando la fila de quienes querían despedir al Diez se extendía a lo largo de varias cuadras, llevó a la Policía de la Ciudad a emprenderla con balas de goma y gases contra los descontentos.
 
Al atardecer de una jornada desbordada, Maradona encontró su lugar de descanso definitivo en el cementerio Jardín de Bella Vista, donde están enterrados sus padres don Diego y doña Tota.
 
Desde un primer momento, la decisión de Claudia Villafañe y de Dalma, Gianinna y Jana Maradona fue acelerar los tiempos de la despedida. El traslado de los restos del astro desde la funeraria de La Paternal a la Casa Rosada se hizo en la medianoche del miércoles e, inmediatamente, durante las primeras horas del jueves realizaron la ceremonia íntima para familiares, amigos y ex compañeros.
 
Ubicaron el cajón, abierto, en el salón de los Patriotas Latinoamericanos -el mismo lugar donde fue velado Néstor Kirchner diez años atrás- y sobre el cuerpo colocaron una bandera argentina y una camiseta de Boca, los colores que más lo representaban.
 
Por allí pasaron varias de las glorias de los planteles del '86 y del '90 como Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga, Sergio Goycochea, Ricardo Giusti, Checho Batista y Luis Islas. También jugadores como Martín Palermo, Maxi Rodríguez, Carlos Tévez y Javier Mascherano. 
 
 
Fervor y emoción
 
Hubo un error de origen. Ocurrió cuando la familia resolvió que la despedida para el público general sería entre las 6 y las 16. Dado que el Gobierno había calculado que podrían acercarse a la Casa Rosada alrededor de un millón de personas, no existía la manera de que pudieran pasar todos.
 
Durante la noche, varios grupos instalaron un clima tribunero en la Plaza de Mayo, incluyendo banderas colgadas en las rejas de la Casa de Gobierno. Una era de Cebollitas, las inferiores de Argentinos Juniors donde se inició Maradona.
 
Luego de algún incidente en la apertura de las puertas, todo se normalizó y la gente comenzó a circular rápidamente como estaba previsto. Por un lado, para tratar de que pudieran despedirse la mayor cantidad de personas. Por el otro, para minimizar las posibilidades de contagios.
 
Ingresaban por la puerta principal de Balcarce 50, pasaban frente al féretro y salían por Balcarce 24. Si demoraban, enseguida los apuraban los agentes de seguridad. Era notorio el cambio de ánimo. En la fila para ingresar que se extendía a lo largo de avenida de Mayo e ingresaba a la Rosada por Hipólito Yrigoyen había fervor.
 
Cantaban "el que no salta es un inglés" o el imperecedero "Maradoo" pero los segundos delante del féretro los desarmaban y salían cabizbajos o, muchas veces, llorando.
 
El ataúd, ya cerrado, fue colocado en el hall central para permitir el paso rápido. La bandera argentina y la camiseta de Boca y otra de la Selección, encima. Y la copa del Mundo de 1986, la de la gesta inolvidable, en una mesa a un costado.
 
Pasaban con camisetas de los equipos en los que jugó y dirigió Diego, pero también de sus rivales, como River o Rosario Central. "Decidimos viajar desde Rosario ayer a las 6 de la tarde. Es como si se hubiera muerto mi viejo", comentaba el hincha de Central junto a sus hijos y un amigo, él sí de Newells.
 
La gente dejaba ofrendas: se fue formando una montaña de camisetas, banderas, flores y hasta pelotas de fútbol, para que Diego siga jugando como nadie allí donde esté.
  
  
Alberto y Cristina
 
Claudia, Dalma y Gianinna se quedaron todo el tiempo, recibiendo condolencias. Miguel Cuberos, el funcionario que trabajó en la organización, saludó cuando llegó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, de los más tempraneros junto al ministro de Salud, Ginés González García, y el de Turismo y Deportes, Matías Lammens, que se quedó en un costado muy emocionado.
 
A las 11, aterrizó el helicóptero que traía al presidente Alberto Fernández, a su pareja Fabiola Yáñez, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y al vocero Juan Pablo Biondi.
 
El Presidente abrazó muy fuerte a Claudia y a las chicas y luego sumó -junto al presidente de Argentinos Juniors, Cristian Malaspina- la camiseta del club de sus amores al ataúd. En las entrevistas que ofreció durante estos días, el Presidente dio detalles del añejo vínculo que lo unía a Maradona por sus inicios en el "Bicho".
 
"Claudia estaba muy mal, lloraba mucho. Yo la conozco mucho. Ella y sus hijas tenían un amor por Diego que es enorme", comentó luego. Fernández también se emocionó. Luego de acomodar la camiseta, puso al pie del féretro los pañuelos blancos de las Madres y de las Abuelas, una lucha que el Diez siempre acompañó.
 
Fabiola dejó un ramo de rosas rojas. La gente que pasaba en ese momento aplaudió y al Presidente se le llenaron los ojos de lágrimas. Permaneció unos 20 minutos y luego se retiró a su despacho.
 
Más tarde llegó la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien también fue derecho a saludar a las mujeres. Llevó la camiseta de Gimnasia y Esgrima, su club y el que dirigía Maradona cuando falleció, y dos rosarios. Se quedó acariciando el cajón.  
 
Cafiero y el ministro del Interior, Wado de Pedro, se acercaron a Claudia para volver a preguntarle sobre el horario de cierre. Para entonces, la cola de las personas para ingresar iba por avenida de Mayo hasta la 9 de Julio y de ahí hasta San Juan.
 
Pero Claudia insistió en su postura de terminar la ceremonia a las 16. La decisión, entonces, fue cortar la fila en la 9 de Julio, lo que generó la reacción de toda la gente que repentinamente se quedaba sin la posibilidad de despedir a su ídolo.
 
Al primer rechazo, la Policía de la Ciudad reprimió ferozmente con balas de goma y gases. "Le exigimos a Horacio Rodríguez Larreta y a Diego Santilli que frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad", reclamó en las redes De Pedro.
 
Esa acción generó corridas y avalanchas, que terminaron en minutos con la tranquilidad que existía hasta entonces. El efecto llegó hasta la Plaza de Mayo, donde para escapar de los gases la gente empezó a saltar las rejas e ingresar a la Casa Rosada, desbordando todos los controles.
 
Rápido, se viralizaron algunos videos en los que se veía a los simpatizantes invadiendo el señorial Patio de las Palmeras. Ante la situación, el personal de seguridad optó por retirar el féretro y llevarlo a otro sitio, lo que en los hechos marcó el fin abrupto del velorio.
 
Pero quedaría un último acto de la devoción del pueblo por el Diez. Resolvieron que habría un cortejo, saliendo desde la Casa Rosada, el Bajo hasta la autopista y de ahí a Bella Vista. A medida que la gente fue conociendo el trayecto, comenzó a poblar cada vez más la autopista con banderas y cantitos y, en minutos, se armó una caravana multitudinaria. Sin organización, desprolija y a veces excesiva, pero con fervor y un amor incondicional, la gente buscó la manera de acompañar a su ídolo hasta la puerta de su última morada.
 
La ceremonia final era para la familia, pero ellos se quedaron allí, lo mismo que otros en la Plaza de Mayo y algunos más que se desparramaron por el centro porteño, cantando una vez más en recuerdo de quien que lo hizo felices y que siempre estuvo de su lado, sin pedirles nada a cambio. "Diego, Diego de mi vida, vos sos la alegría de mi corazón", entonaban convencidos.
 
Por Fernando Cibeira
 
Fuentes: Página12 y La Arena
 

Agreganos como amigo a Facebook
16-01-2021 / 10:01
Elisa Carrió volvió al ruedo, después de cierto alejamiento de la escena política. Reapareció tras unas largas vacaciones de la actividad pública, en las que se dedicó a sus negocios privados en plena crisis de la pandemia. Es año electoral y Lilita, que ya anunció sus intenciones de postularse como candidata de la oposición de derecha de Juntos por el Cambio a gobernadora de la provincia de Buenos Aires, comenzó a llamar la atención con lo que mejor sabe hacer: denuncias falsas.
 
En esta oportunidad, apuntó contra el Gobierno por la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V. "Es una imposición de Cristina a Alberto Fernández", denunció la líder de la Coalición Cívica, en diálogo con TN. "Los chinos y rusos se están peleando por inversiones en el territorio argentino. Estamos en una alianza geopolítica muy peligrosa", consideró Carrió.
 
"El gobierno nacional no ha tenido la más mínima seriedad en el tema de la vacuna. Jamás me pondría la vacuna, porque no hay información clara", señaló Carrió. "Hicimos los pedidos de interpelación a Ginés González García y una denuncia contra él y la Anmat", precisó. Y en relación a ello, completó: "Cuando la desconfianza es tal y se juega con la salud de los argentinos es todo tan poco serio...".
 
Lo poco serio es que Carrió pretenda hacer creer que el cuidado de la salud de los argentinos depende de la casta política conservadora que representa calentando banca en el Congreso y cobrando sueldos exorbitantes. Mientras hacen este tipo de denuncias de dudosa credibilidad, no habla de los fuertes recortes a áreas como la salud que ejecutó el macrismo en su nefasta gestión.
 

16-01-2021 / 09:01
El macrismo pasó de gobierno a oposición, Mauricio Macri pasó de la peor gestión en educación a preocuparse por las clases presenciales, Carolina Píparo mutó de víctima a verdugo y el radicalismo tucumano pegó el salto mortal desde los juicios de Alfonsín a aliarse ahora con el bussismo de los genocidas. La metamorfosis kafkiana de los conservadores argentinos.
 
Es el ex presidente que no construyó escuelas ni hospitales y redujo drásticamente los presupuestos. Es chistoso que Macri quiera dar clase en temas que nunca le importaron. Siguen sin importarle. El objetivo de sus declaraciones es más primario: su esqueleto comunicacional detecta preocupaciones básicas para proponer salidas demagógicas que rompan los marcos de responsabilidad social.
 
El caso de Carolina Píparo y su esposo tiene la intensidad oscura de una tragedia griega. La elaboración de su drama personal, al ser herida en un asalto bancario y perder un embarazo avanzado, la fue convirtiendo en Némesis de la justicia por mano propia, vocera y defensora del deseo de venganza como forma de justicia. Así llegó a diputada provincial y aspirante a reemplazar a Julio Garro en la intendencia de La Plata.
 
Uno de los mayores actos de valentía política en esta transición democrática fue la decisión de Raúl Alfonsín de juzgar a los militares, cuando apenas había asumido y todavía el respaldo a la dictadura era mayoritario en las Fuerzas Armadas. El radicalismo tucumano, representado por los intendentes de Mariano Campero, y Roberto Sánchez, dio el salto de esa tradición y arregló una alianza con Ricardo Bussi, hijo del genocida y ex gobernador.
 
Estos casos simbolizan el proceso de derechización que inició el radicalismo en alianza con el macrismo, y el abandono, por parte de importantes dirigentes, de sus banderas éticas más sentidas, como la defensa de los derechos humanos y el repudio a las dictaduras.
 

15-01-2021 / 11:01
Se viene el tramo final de la negociación con el Fondo Monetario. Lo problemático son las condiciones que empieza a exigir. Una de ellas es que el déficit de 2021 no sea financiado en un 60% con emisión monetaria, como establece el Presupuesto, sino en menos del 40%, y que el resto sea deuda en pesos.
 
El ministro Martín Guzmán también quiere que el Banco Central reduzca su pauta de emisión y repite hacia adentro que hay un "estrecho desfiladero" fuera del cual todos los pesos se van al dólar paralelo y empujan primero la brecha, después la cotización oficial y finalmente los precios. "Lo peor que puede pasarnos en el año electoral es una devaluación", insiste.
 
En eso coinciden todos los economistas del oficialismo. Pero ahí se agota el consenso. Tanto en el Banco Central como entre los consultores en los que más confía Cristina arrecian las dudas sobre las locomotoras que imagina Guzmán para la "reconstrucción" de 2021.
 
¿Cómo revivirá el consumo si el salario real formal medido por el Ministerio de Trabajo (RIPTE) volvió a caer en noviembre y se ubicó en el segundo nivel más bajo de los últimos 11 años después del de diciembre de 2019? ¿Le ganarán los sueldos a la inflación récord del 4% que cantó ayer el INDEC para diciembre?
 
¿Cuánto empuja que recuperen en promedio 4 puntos porcentuales durante 2021, como prevé el Presupuesto, después de haber sacrificado 25% en tres años? ¿Acaso puede aspirarse a que gasten más quienes consiguen trabajo después del retroceso que detectó el SIPA para octubre? ¿No siguen siendo casi 500 mil empleados menos en relación de dependencia que los que había en octubre de 2017?
 

15-01-2021 / 10:01
El Gobierno promulgó hoy las leyes de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y el Plan de los 1000 días, en un acto que encabezó el presidente Alberto Fernández, quien celebró haber "cumplido" su palabra de impulsar estas normas, que garantizan "una sociedad un poco más igualitaria" y "amplía la capacidad de decidir de las mujeres".
 
"Hoy estamos haciendo una mejor sociedad; parece una frase, pero es un paso inmenso y el resultado de una lucha colectiva", reflexionó el Presidente en la ceremonia realizada en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, acompañado por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, quienes lo precedieron en la palabra.
 
En un salón que tuvo como invitadas a muchas de las referentes de los colectivos que militaron durante décadas la legalización del aborto, el jefe de Estado afirmó: "Cumplí con mi palabra y hoy, en tiempos en que la palabra de la política parece depreciada, es la culminación de un tiempo de lucha para muchas mujeres que lucharon para que el aborto deje de ser un delito".
 
Fernández, acompañado también por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García, celebró el hecho de que su Gobierno "amplió la capacidad de decidir de las mujeres" con la sanción de la IVE y consideró que se trata de un "paso importantísimo para que la sociedad sea un poco más igualitaria".
 
Con todo, reconoció que la batalla por la igualdad de derechos de las mujeres continúa en diferentes niveles y que esa paridad requiere leyes y cambios en la mentalidad de mucha gente.
 

14-01-2021 / 10:01
En los seis años transcurridos desde la muerte de Alberto Nisman -el aniversario se cumple el lunes próximo-, las pruebas indicarían que el fiscal se suicidó en el baño de su departamento, en el edificio Le Parc. Por el contrario, en estos seis años no fue posible esclarecer el origen de la fortuna oculta que tenía Nisman, empezando por más de 600 mil dólares descubiertos en una cuenta en Nueva York.
 
Para tapar las cosas, la coalición judicial-política-mediática con sede en Comodoro Py puso a cargo de la causa a su stopper tradicional: el fallecido juez Claudio Bonadio. Pero tras la muerte del magistrado, el nuevo juez, Marcelo Martínez de Giorgi, ordenó medidas impactantes: por de pronto dispuso que un cuerpo de peritos especializado en corrupción analice la evolución patrimonial de Nisman y de su familia, incluyendo específicamente la cuenta del Merrill Lynch de Nueva York.
 
Pero, además, Martínez de Giorgi ordenó el embargo de todos los bienes que fueron de Nisman, de su madre y de su hermana, e incluso dispuso la intervención de dos empresas que prestaron la lujosa camioneta Audi que usaba el fiscal. Para redondear, el magistrado pidió copias de la causa por la desaparición de un financista, Damián Stefanini, del que no se sabe nada desde 2014, y que figura habiéndole depositado 150 mil dólares a Nisman en la cuenta neoyorquina.
 
El delito que se investiga es el de lavado de dinero, ya que consistió en el ocultamiento y disimulo de dinero proveniente de un delito. La cifra total que Nisman tenía oculta no pudo ser determinada hasta ahora. En principio está la cuenta de Nueva York que, según parece, tenía un saldo de 660 mil dólares. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar