La convocatoria de la marcha surgió de las redes sociales que manejan figuras del ala dura de Juntos Por el Cambio, como su presidenta Patricia Bullrich. Y si bien desde la oposición macrista se buscó capitalizar la movilización, la concentración se caracterizó por distribuirse y dividirse a lo largo de la 9 de Julio. Se los podía identificar en tres: los "republicanos", los antivacunas y los liberales libertarios. Cada uno con su propio escenario.
 
Como siempre, volvieron a sonar los gritos destemplados y los reclamos por la llamada "independencia de poderes". Como es de esperarse en las movilizaciones de este tipo, personajes pintorescos de toda laya desfilaron con banderas argentinas y consignas contra el gobierno de Alberto Fernández.
 
La Opinión Popular


'/> Banderazo devaluado: Una marcha escuálida y dividida en tres grupos / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  00:46  |  Sábado 19 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No es de la benevolencia del carnicero, del cervecero, o del panadero, de quienes debemos esperar nuestra cena, sino de la preocupación de estos por sus propios intereses”, Adam Smith
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-11-2020 / 09:11
OTRA VEZ AGRESIÓN A PERIODISTAS Y PAPELONES DE BULLRICH Y ETCHEVEHERE

Banderazo devaluado: Una marcha escuálida y dividida en tres grupos

Banderazo devaluado: Una marcha escuálida y dividida en tres grupos
Después de convocar al obelisco, Patricia Bullrich viajó a Córdoba, una de las provincias más hostiles con el Gobierno, para participar desde allí. A bordo de su auto se hizo presente en una plaza céntrica de la capital cordobesa, donde fue recibida al canto de “Se siente, se siente Pato Presidente”. Megáfono en mano, se preocupó por sacarse fotos rodeada de gente, pero apenas el fotógrafo se alejaba unos metros aparecía lo escaso de la convocatoria.
Este domingo la derecha política salió nuevamente a las calles. La convocatoria opositora del "8N" fue escasa y había sido convocada para protestar contra el fallo de la Corte Suprema sobre los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli. Sin embargo los reclamos de los manifestantes excedieron el caso y, a diferencia de otras marchas, esta vez se dividieron en tres donde se pudo a ver los antigobierno, los antivacunas y los antiestatistas.

El denominador común de los pocos concurrentes, a la pobre marcha fogoneada por TN contra el Gobierno, que se acercaron al Obelisco fue el odio intolerante de los que no soportan que el pueblo se haya pronunciado en contra de Macri y su "equipazo". Los que participan de estas marchas opositoras son un puñado de fanáticos antiperonistas que tiene el rencor a Cristina como única bandera.

El periodista Ezequiel Guazzora es identificado como un 'enemigo' y cada vez que va a cubrir una de esas marchas se la agarran con él. Esta vez tuvo protección policial que impidió que le peguen como en otras oportunidades, pero de todos modos lo insultaron y le tiraron piedras.
 
La convocatoria de la marcha surgió de las redes sociales que manejan figuras del ala dura de Juntos Por el Cambio, como su presidenta Patricia Bullrich. Y si bien desde la oposición macrista se buscó capitalizar la movilización, la concentración se caracterizó por distribuirse y dividirse a lo largo de la 9 de Julio. Se los podía identificar en tres: los "republicanos", los antivacunas y los liberales libertarios. Cada uno con su propio escenario.
 
Como siempre, volvieron a sonar los gritos destemplados y los reclamos por la llamada "independencia de poderes". Como es de esperarse en las movilizaciones de este tipo, personajes pintorescos de toda laya desfilaron con banderas argentinas y consignas contra el gobierno de Alberto Fernández.
 
La Opinión Popular


 
La mano del PRO
  
La convocatoria de la marcha surgió de las redes sociales que manejan figuras del ala dura de Juntos Por el Cambio, como su presidenta Patricia Bullrich. "El 8N marchemos para pedirle a los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli que no renuncien a sus causas. ¡No nos resignemos!", tuiteó Bullrich, quien en esta ocasión estuvo en Córdoba.
 
"Estamos cansados de ser presos de la injusticia. Mientras los corruptos andan libres, nosotros estamos presos. Acá la que gobierna es Cristina, y ella volvió por su impunidad", sostiene un tanto desaforada una mujer disfrazada con un traje a rayas que lleva la inscripción "CFK 678" y que está encaramada a una jaula de plástico ubicada en el centro del Obelisco. "Nosotros no somos anticuarentena o antivacuna, somos anticorrupción", insiste la mujer de la jaula, llamada Rachel, mientras que, a unos metros, circula una pareja sin barbijo que lleva un cartel que dice "Vacuna genocida".
 
Si bien desde la oposición se buscó capitalizar la movilización, la concentración se caracterizó por distribuirse y dividirse a lo largo de la 9 de Julio. Se los podía identificar en tres: los republicanos, los antivacunas y los liberal libertarios. Cada uno con su propio escenario.
 
"Hemos perdido la República. Los jueces eran nuestra última esperanza, eran el único poder que podía marcarle la cancha al resto. El peronismo destruyó el país", se lamenta Marta que, a pesar de sus 80 años, logra hacer equilibrio sosteniendo una bandera argentina  y dos cacerolas con las cuales no para de hacer ruido.
 
"Mi abuelo era contemporáneo de Roca y fue expedicionario del desierto y no era ningún asesino. Acá los únicos que mataban indios eran los araucanos, que ahora los llaman mapuches. Ellos no son de acá", afirma.
 
A unos metros de Marta, que se encuentra ubicada frente a un escenario que lleva una bandera que dice "Cuidadores de la República", hay una mujer que arrastra una marioneta gigante que pretende representar la República.
 
"Esta muñeca nació el 8 de noviembre del 2012, cuando salimos a las calles. Nosotros estuvimos en cada marcha que hubo en defensa de la Justicia y las instituciones", explica Susana.
 
 
Los antivacuna
  
A 20 metros del Obelisco, hay otro escenario sobre el cual un hombre diserta como si estuviera orando: "Es hora de mirarnos a los ojos sin barbijo. Todos los científicos del mundo nos están diciendo que este es un falso virus". A su alrededor hay banderas que dicen "Ensayos clínicos con dióxido de cloro ya" o "Peligro vacuna transgénica, dictadura genocida".
 
Escuchando muy atentamente está Eduardo, un hombre de más de 70 años que lleva un cartel que dice "Medios de comunicación cómplices".
 
"Nos están vendiendo una vacuna milagrosa que va a evitar todos los males cuando en realidad sabemos muy bien que la intencionalidad de esa vacuna es bajar la fertilidad, aumentar las enfermedades y, en lo posible, controlarnos a través de elementos de nanotecnología. Es un procedimiento de ingeniería genética que nos va a volver transhumanos, mitad robot y mitad humano", explica, con seriedad. Al lado está su hijo que asiente y agrega con tono devoto: "Es médico".
 
 
Los "libertarios"
 
Del otro lado del Obelisco aparecen por primera vez las banderas amarillas con la viborita de los "libertarios". La mayoría son jóvenes y se identifican con las posturas anti estatistas y ultraliberales de Javier Milei o José Luis Espert.
 
"Nosotros peleamos contra las políticas de impuestos altos. El gobierno está castigando a quienes generan trabajo para utilizar esa plata en subsidios", asegura Federico, un ingeniero de 29 años. Va a agregar algo más pero se detiene: llegó al escenario uno de los ídolos de la jornada, el "Presto", un youtuber cordobés anticuarentena y negacionista que este año fue imputado por "amenazas" contra la vicepresidenta Cristina Fernández.
 
Informe: María Cafferata
 

Fuente: Página12
Agreganos como amigo a Facebook
18-06-2021 / 11:06
A diez días de las elecciones en Jujuy, el macrista autoritario Gerardo Morales se anotó el triunfo que más buscaba: una nueva condena contra Milagro Sala. El Tribunal Oral Federal de Jujuy retomó una causa trucha de 2009 por una protesta contra Morales, en la que Sala no había participado, la condenó por amenaza y agravó su pena a tres años y medio de prisión.
 
Milagro es una presa política del gobierno de Jujuy, está detenida desde enero de 2016, apenas días después de que Morales asumiera como gobernador. Ahora una de las juezas, que es familiar del gobernador Morales, la condenó por un "escrache" del que no participó. Otro ataque antidemocrático de la justicia controlada por el régimen político jujeño, con presos políticos, proscripción e intentos de fraude, a la orden del día. Desde el gobierno nacional y los organismos de derechos humanos repudiaron el fallo.
 
En menos de una semana Milagro Sala tuvo que comparecer ante el TOF de Jujuy sin haber tenido tiempo de ver a sus abogados, fue sacada esposada y a punta de Ithaca para conocer una nueva acusación en su contra e insólitamente recibió una agravación de la pena en una causa de 2009 que está prescripta. Es la continuación de la persecución política del régimen del radical macrista Morales y de la casta judicial jujeña, que comenzó en el gobierno de Mauricio Macri contra la dirigente de la agrupación Tupac Amaru.
 
Se la imputó por el delito de amenazas coactivas contra el entonces senador radical Morales, en octubre de 2009. Quien ahora gobierna la provincia, había asistido a dar una charla al Consejo de Ciencias Económicas de Jujuy y ahí fue recibido a los huevazos; pero Milagro ni siquiera participó del escrache. También fueron condenados los dirigentes María López y Ramón Salvatierra.
 
Entre los jueces que emitieron el fallo, se encuentra Marta Liliana Snopek, quien tiene relación estrecha con Morales, por ser la prima de su esposa. Con la impunidad feudal con la que se maneja el régimen de esta provincia, gobernada por el cabecilla autoritario de Juntos por el Cambio, todo queda en familia.
 
Escándalo similar ocurrió con la designación de un excandidato a vicegobernador de Morales, como juez encargado de controlar los comicios y que viene siendo cuestionado por distintas maniobras e irregularidades que ponen en duda la transparencia del proceso electoral próximo. Así gobierna el macrismo.
 
La Opinión Popular
 

18-06-2021 / 10:06
Mauricio Macri considera que el adelantamiento de la pelea con Horacio Rodríguez Larreta es un "parricidio" para correrlo del PRO y que eso pone en riesgo el futuro de Cambiemos. Mientras, a los radicales les brota un nuevo candidato a presidente por semana, lo que es perjudicial para la alianza y puede llevar a la oposición a la derrota en 2023. "Si perdemos me tengo que ir del país", asegura Macri, mientras él y sus ex colaboradores acumulan procesamientos.

Macri ya tiene 214 causas penales en la Justicia y ahora afronta una nueva, esta vez por presunta a "omisión maliciosa" de su patrimonio, un delito que en el Código Penal está asociado al de "enriquecimiento ilícito".  La Oficina Anticorrupción (OA), a instancias de un informe de la Inspección General de Justicia (IGJ), detectó movimientos accionarios, simulación de sociedades cuyo único dueño era el líder de la oposición de derecha y operaciones ruinosas para socios presuntamente inexistentes.

Todo eso, según la denuncia, ocurrió mientras al patrimonio de Macri estaba supuestamente a resguardo en un fideicomiso ciego, durante su gestión como jefe del Estado. La denuncia alude a "irregularidades en relación al Contrato de Fideicomiso Ciego de Administración, suscripto el 12 de abril de 2016, con la sociedad Seguridad Fiduciaria SA, por el ex presidente Macri".

Las maniobras descriptas en la denuncia podrían llegar, incluso, al lavado de activos, ya que le imputan al ex presidente "la transferencia de al menos $ 5.064.938 provenientes de un ilícito penal, con los que adquirió la titularidad de acciones preferidas de la firma Agro G S.A., con la doble finalidad de otorgarle apariencia de licitud al dinero espurio". Esa descripción se ajusta al delito de lavado y es coincidente con la que aplicó un tribunal oral federal para condenar a prisión al empresario Lázaro Báez.


17-06-2021 / 11:06
17-06-2021 / 10:06
El gobierno de Alberto Fernández ha recuperado la iniciativa con una serie de medidas que lo muestran con mayor determinación. Si bien la derecha política y mediática no ceja en su propósito de confrontar a fondo con cualquier tema de la agenda, aún los más insignificantes, en los últimos días algunas decisiones de la Rosada ayudaron a abandonar la postura defensiva que venía teniendo.
 
En un encuentro organizado por la UIA, la Rural, la Bolsa y los bancos, el ministro de Economía, Martín Guzmán, descartó bajas de impuestos porque "achicar el Estado nunca genera crecimiento" y recordó que "con nuestro gobierno la industria crece, con el anterior se achicó". En el día que se conoció la inflación de mayo, del 3,3% que se desaceleró pero aún es alta, les señaló su responsabilidad en la suba de precios. Si remarcan precios en función de expectativas que no son ciertas, la inflación se ubicará en un sendero muy alto que no le hace bien a la evolución de la economía en general.
 
La evolución favorable de la campaña de vacunación contra la pandemia, alentada por el significativo aumento de los aterrizajes que llegan con su carga valiosa, y la puesta en marcha de un laboratorio que ya empezó a fabricar la Sputnik V hayan obrado como estímulo para los funcionarios. Una seguidilla de decisiones del gobierno lo deja ver mejor plantado ante la oposición y sus patrones mediáticos.
 
Entre ellas se destacan la firme respuesta que el ministro de la Producción le dio a la nueva y belicosa cúpula de la Unión Industrial Argentina; la instalación en el debate público de la reforma del sistema de salud; la anulación del decreto de Mauricio Macri que privatizaba buena parte de la infraestructura energética -grandes centrales de generación incluidas- y el involucramiento más decidido de organismos públicos en las investigaciones que están revelando fuertes distorsiones y abundantes maniobras fraudulentas en el mercado de la carne.
 

16-06-2021 / 09:06
La vicepresidenta Cristina Fernández arremetió contra el Grupo Clarín y su concentración de medios al advertir sobre la desinformación que fomentan respecto a la pandemia de coronavirus, a las medidas de cuidado y a la campaña de vacunación. En ese punto, le hizo un "llamado a los medios de comunicación" para que contribuyan a garantizar información veraz a la población y que no se ponga "en duda la palabra de los médicos y de la ciencia".
 
En estos tiempos de pandemia, la estrategia de Clarín apuesta fuerte a la multiplicación de noticias escandalosas, de debates estériles y altisonantes, para disimular entre tanto griterío la información que puede beneficiar al gobierno de Alberto Fernández (aumento de las vacunas que llegan y la consecuente aceleración de la campaña de inmunización; fabricación de vacunas en el país; recuperación del Fondo de Garantía de la Anses; etc.), o perjudicar a su sector político mimado: el macrismo (causas por corrupción contra Mauricio Macri y sus ex funcionarios; investigaciones sobre el espionaje ilegal y la persecución a opositores; visitas furtivas de jueces y fiscales al ex presidente o a la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, etc.).

El poder de fuego mediático acumulado ha convertido al Grupo Clarín en un arma temible del neoliberalismo. Ha sabido sumar a otras grandes empresas de las comunicaciones para multiplicar su voz de mando. También tiene activa militancia en la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que nuclea a los hombres de negocios más poderosos del país. Y no son muchas las figuras públicas de la política, la economía o la justicia que se atreven a desafiarlo. El ejército de "periodistas" -por llamarlos de alguna manera- que tiene a su disposición se ha especializado en campañas de hostigamiento y no duda en usar sistemáticamente noticias falsas para cumplir con su objetivo.


Inicialmente, Clarín fue un periódico, al que la última dictadura militar genocida le permitió apropiarse de la principal fábrica de papel de diarios del país; un caso único en el mundo. Más tarde terminó convirtiéndose en un gigante corporativo. Amplió  considerablemente sus actividades y diversificó sus intereses. De tal modo, el "negocio" de informar dejó de ser su principal desvelo y fue reemplazado por el de acumular poder económico, que es poder político.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar