La Opinión Popular
                  02:42  |  Martes 20 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 28-09-2020 / 20:09

La monja Yvonne Pierron, luchadora social y sobreviviente de la siniestra dictadura

La monja Yvonne Pierron, luchadora social y sobreviviente de la siniestra dictadura
Yvonne Pierron.
 
A casi 40 años del secuestro, desaparición y asesinato de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor y Esther Ballestrino de Careaga, y de las religiosas francesas Léonie Duquet y Alice Domon, en manos del represor Alfredo Astiz, una de las sobrevivientes de dicha masacre, la monja gala Yvonne Pierron, falleció el 29 de septiembre de 2017, a los 89 años en un pequeño pueblo de la provincia de Misiones.
 

 
Yvonne Pierron, que había salido indemne de la Segunda Guerra Mundial, nació en marzo de 1928 en la localidad francesa de Alsacia, y desde muy joven dedicó su vida a las tareas pastorales.
 
A la Argentina llegó en 1955 con la congregación de las Misiones Extranjeras, grupo con el que trabajó en misiones sociales durante más 20 años junto a Alice Domon y Léonie Duquet, ambas secuestradas y torturadas en 1977 por un grupo de tareas de la Marina encabezado por el siniestro Astiz, siendo ambas arrojadas vivas al mar.

 
La larga historia de vida de Pierron incluye su participación en conferencias, debates en la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Misiones, de la cual era presidenta, en los barrios, en la cárcel, su llegada al país en 1955; su trabajo como educadora en Morón (Buenos Aires); en Neuquén con los Mapuche; en Corrientes, como enfermera en un hospital y se dedica a acompañar y fortalecer las Ligas Agrarias en la lucha por la tierra y su trabajo con el Pueblo Guaraní y la fundación de un albergue pluricultural en Misiones.

La Opinión Popular

 
Testigo de los hechos que marcaron una etapa en la historia más negra de la Argentina, Pierron fue enviada a Francia tras el secuestro de sus amigas por el temor existente a que ella pudiera seguir la misma suerte. Con la vuelta de la democracia en diciembre de 1983, la religiosa regresó al país y se afincó en la provincia de Misiones, donde se dedicó de lleno a la actividad pastoral.
 
Pierron fue miembro honorario de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), testigo en la megacausa de la ESMA y defensora de los derechos de indígenas, pobladores originarios y campesinos guaraníes. Además, escribió el libro Misionera durante la Dictadura, en el que relató su experiencia bajo el terrorismo de Estado que dejó 30.000 detenidos desaparecidos.
 
Su vida quedó inmortalizada en la película Yvonne Guazú, estrenada en 2016 por la directora Marina Rubino. También se representó su lucha en la obra teatral Noches negras.
 
Fuente: Hoy en la Noticia

Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 08:10
19-10-2020 / 08:10
 
Este 19 de octubre se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Julio Argentino Roca, una figura molesta para algunos que lo ven como un genocida porque derrotó militarmente a los indios que ocupaban parte del territorio nacional. Fue antes de su presidencia, cuando Roca era ministro, encabezó la llamada Conquista del Desierto, en base a una ley aprobada por el Congreso.
 
La pelea contra los indios venía ya desde la época de la Independencia; el objetivo de la ley del Congreso fue ocupar esas tierras para atraer a los millones de inmigrantes que el país necesitaba. Que no iban a venir si persistían los malones indígenas.
 
Roca derrotó a los mapuches e incorporó al Estado nacional el sur y sudoeste de Buenos Aires, el sur de Córdoba, San Luis y Mendoza, y las actuales provincias de La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Sin esos territorios, no habría, además, Antártida argentina ni Malvinas argentinas.
 
Es básico tener en cuenta que los mapuches no eran pueblos originarios en la zona sino que habían derrotado militarmente a otras tribus. Ellos  habían venido de Chile y tenían contacto permanente con sus hermanos que vivían del otro lado de los Andes.
 
Es decir que, con Roca, la Argentina consolidó su dominio territorial y construyó el Estado nacional. Un solo Estado en una sola Nación porque los millones de inmigrantes pobres se convirtieron en argentinos gracias al ley 1.420, sancionada por Roca, que introdujo la enseñanza primaria obligatoria, universal, gratuita y laica. Para ello, debió derrotar políticamente a la Iglesia Católica, que controlaba la educación.
 
La infraestructura, especialmente los ferrocarriles, recibió un impulso decisivo. En lo social, el inicio del sistema de seguridad social y de jubilación estatales. Leyes laicas como la de registro y matrimonio civil lo enfrentaron nuevamente con la Iglesia. Por la vastedad del proyecto de Roca, hubo una ruptura diplomática con la Santa Sede, que se solucionó recién en su segundo mandato.
 
A nivel internacional, los límites con Chile, la presencia en la Antártida y la Doctrina Drago, que impide el cobro de deudas mediante fuerza militar. Roca no estuvo solo sino que formó parte de una clase dirigente notable. Y fue esa Generación del 80 la que transformó un país pobre, vulnerable y despoblado en una de las economías más pujantes de su época. 
 
La Opinión Popular



19-10-2020 / 08:10
18-10-2020 / 10:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar