La Opinión Popular
                  04:18  |  Sábado 31 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Paraná - 18-08-2020 / 12:08
ENTREVISTA

Rosario Romero: “Bordet va a tener una incidencia muy importante en el 2023”

Rosario Romero: “Bordet va a tener una incidencia muy importante en el 2023”
Rosario Romero, ministra de Gobierno y Justicia. Foto: Blas García para La Opinión Popular
 
Rosario Romero es la segunda entrevistada en la saga de reportajes que realizará Página Política a la dirigencia entrerriana. La ministra de Gobierno y Justicia dio cuenta de lo que hizo y lo que quiere hacer en lo que queda de la gestión. Al frente de la cartera política del Gobierno, habló de su devenir y su posición sobre el proceso electoral del que, prefiere evitar referir por lo que falta, pero que no está ajeno a nadie.
 
La ministra habló de la alianza que mantiene su espacio con el de Adán Bahl; lo que será la renovación; y los temas más urgentes en la agenda. Reforma política; cuáles son los factores que inciden en una propuesta electoral; y el funcionamiento del Poder Judicial.
 

 

-¿Va a haber reforma política? ¿Cuándo? ¿Cómo?

-El Gobernador en el discurso del 15 de febrero sostuvo su posición de que es necesario una reforma política. Yo advierto que la provincia tiene como desmenuzadas distintas etapas en las que las leyes han sido aprobadas para resolver problemas de coyuntura, pero nunca se hicieron reformas profundas. Cuando (Gustavo) Bordet envió a la Legislatura hace casi tres años un proyecto en este sentido, en realidad no era una ley, sino un código electoral que condensaba las distintas leyes que están desunidas. Dentro de esa gran reforma electoral está la paridad de género que el Congreso lo resolvió y Entre Ríos tiene que replicar como lo establece el artículo 17 de la Constitución provincial. Veo un gobernador dispuesto a dar el debate. Tenemos que consolidar un sistema moderno e igualitario, como el que se presentó, incorporando un capítulo sobre el financiamiento de los partidos.


-En el peronismo, el sector al que pertenecés, tiene una alianza con Adán Bahl, que tiene aspiraciones para 2023. ¿Por qué lo apoyás para esa pelea?


-Hoy, pensar en 2023, es demasiado prematuro. Sí admito que hemos trabajado juntos, venimos trabajando juntos en la ciudad, ya que un grupo de nuestro espacio político está integrado en la gestión municipal. Sobre 2023 te mentiría si te digo que nos hemos sentado a hablar. Hay una cuestión que es sustancial y que son las condiciones en que se encontró la ciudad, incluso hasta en cuestiones judiciales, por las incorporaciones de personal que se hicieron.


-En las segundas gestiones de un gobernador, cuando ya no tiene reelección, empiezan a visibilizarse las tensiones internas. ¿Hay espacio para una interna, el sucesor lo terminará poniendo el mandatario, o para dar esa pelea no queda otra alternativa que ir por afuera?

-La política es muy dinámica. Si tengo que caracterizar a Bordet, es una persona que no teme a las internas partidarias ni va a imponer un modelo único. Esto lo puedo decir a la luz de lo que pasó en las últimas elecciones. Hubo una apertura a que se dieran los procesos internos. Eso no nos tiene que asustar. Vengo de la democracia reconquistada desde el '83 y muchos de los procesos fueron saludables, por qué no tienen que ser así. Hay que establecer las reglas de juego. Por eso con la reforma política y la boleta única yo veo que va a tener más importancia el cómo se sitúa el partido ante la ciudadanía y no mirándose sólo para adentro. Eso permite la reforma electoral. Eso puede pasar en Entre Ríos, porque es el perfil de Bordet. Él peleó internas durante toda su historia donde ganó y perdió. Obviamente que va a tener incidencia en los armados. No me atrevería a decir que va a tener su candidato o candidata, yo creo que va a tener, naturalmente por su liderazgo, incidencia en el proceso político hacia 2023. Una muy importante incidencia.


-¿En una elección o proceso electoral qué suma más: ser peronista; el candidato como tal; o la gestión?

-Lo he pensado varias veces. En la experiencia democrática hemos evolucionado para considerar que el elector cada vez elige más inteligente. Cada vez combina más su voto, por eso me parecía necesario la boleta única. Lo partidario tiene incidencia en la gente que tiene una pertenencia histórica y emocional ligada a lo cultural. En esas personas es muy determinante. En el otro sector, que no me gusta llamarlo independiente pero no encuentro otra caracterización, inciden todas las cosas. La mirada es sobre la calidad de las personas que expresan y hacen creíble un determinado proyecto. Puede haber el mejor proyecto, pero si la persona que lo encarna no es creíble no funciona. Este sector es la inmensa mayoría. Por eso tuvimos a Alfonsín, Menem, la Alianza y Fernández. El argentino que define no es el que está directamente enrolado en un partido. Mirá Macri. La pertenencia partidaria no garantiza ganar una elección, salvo en un universo muy pequeño. La gente cada vez vota más inteligente y combina los criterios. Y la gestión, claramente, tiene valor. El ejemplo se ve en el vecinalismo, donde se vota al dirigente local y la otra parte de la boleta se reparte entre las categorías provincial y nacional.


-¿Por qué los frentes electorales, en el oficialismo, los conforman siempre una serie de partidos que al momento de los armados de listas terminan ligando sólo los peronistas?

-Lo central o medular está radicado y anclado en el peronismo. También se busca al momento de armar la lista a quien convoca. Las otras fuerzas están presentes en las gestiones. No tengo dudas que si otras fuerzas tienen dirigentes convocantes en votos, como el peronismo, los tendríamos integrados en lugares expectantes. Me parece que el hilo conductor en los frentes sigue siendo el peronismo.


-En el Frente de Todos las diferencias se ven más palpables. De hecho son públicas. ¿En Entre Ríos esas diferencias existen y no se explicitan, o hay una homogeneidad política?

-Las tensiones existen siempre dentro de los grupos políticos, son lógicas y no nos tienen que asustar ni llamar la atención. No es bueno el pensamiento único, como tampoco entender la disciplina partidaria como una anulación al debate. El peronismo ha florecido sobre las diferencias de sus grupos e incluso ha sido gobierno con miradas diferentes. Me parece que en la provincia el Gobernador sintetiza mucho los debates, pero también es cierto que éstos no son tan significativos o profundos como son los que se plantean a nivel nacional.


-Por fuera de la emergencia que se está viviendo por la pandemia del Covid-19, ¿qué temas creés que deberían ser los más urgentes para la política?

-La reconstrucción económica, sin dudas, es un tema y creo que Bordet lo tiene muy claro. El problema es la salida y el acuerdo con los acreedores externos fue un alivio. El otro tema es de corte más institucional y terminar de producir ciertos cambios que el Gobernador ha anunciado. Así como se logró el juicio por jurados, hay que lograr ciertas reformas en el Poder Judicial que mejoren el servicio de justicia. Hay que lograr un Código de Faltas que supere la vieja ley 3815, que es una ley de contravenciones. Hay que ir hacia un código de convivencia que refleje los requerimientos del Siglo XXI. La ley actual no tiene ninguna de las faltas o contravenciones, por ejemplo, que han sido necesarias con motivo de la pandemia.


-Tu carrera de abogada ha estado vinculada a la política, por caso en defensas que has realizado a dirigentes justicialistas y gremiales como Edgardo Massarotti. ¿Crees que hay cuestiones para modificar en el Poder Judicial?

-Hay cuestiones pendientes para el Poder Judicial, por ejemplo la Ley Orgánica. Así como el Código de Familia le dio más facultades a los jueces de Paz, el Código de Faltas tendría que ver más con lo vecinal en donde la Justicia provincial no esté desvinculada en las etapas revisoras. Venimos pensando en jueces de Paz que tengan parte de la competencia de Faltas. En la provincia está pendiente el Código Procesal Laboral, que hace años hay dos proyectos en la Legislatura. Hay que mejorar el proceso para cuando un trabajador o una empresa plantean un conflicto ante la Justicia. En cuanto al juicio por jurados me parece que va a contribuir a que haya una mirada de la sociedad adentro del Poder Judicial. No hay que tenerle miedo a modificar los esquemas del funcionamiento de un poder del Estado que brinda un servicio esencial.


-Quizás porque la prensa lo presenta de esa manera, lo penal tiene una mayor preponderancia, por caso lo que tiene que ver con supuestos delitos en el seno de la administración pública. ¿Hay una idea, en la sociedad, que la Justicia con la política no se mete?

-Es una mirada sesgada evaluar la Justicia por el funcionamiento en lo penal. ¿Por qué trabajé el Código de Familia? Porque un conflicto no resuelto en tiempo adecuado acarrea otros problemas civiles, comerciales a futuro. El sistema penal es muy ágil. Se ha caracterizado desde la década del '70, cuando empezamos junto con Córdoba con el juicio oral. El problema es que los delitos vinculados con temas económicos son más difíciles de investigar. Por eso los fiscales y jueces tienen una mayor complejidad. No pongamos solamente los delitos vinculados a la corrupción. Por ejemplo la causa ATER, que es un delito penal económico, si se quiere o de evasión. Son temas complejos, por eso las demoras radican en la complejidad. En los delitos vinculados al poder son muchas más complejas las investigaciones y por eso demoran más. No quiere decir esto que no debamos hacer todos los esfuerzos para que sean más rápidas incorporando más peritos, tecnología.


-El Colegio de Abogados de Entre Ríos, en reiteradas ocasiones, manifestó la idea de reformar el Código Procesal Penal bajo el reclamo de que los jueces de garantías no estaban en igualdad de armas ante los fiscales. ¿Esto es así y merece una reforma; o hay un equilibrio?

-Yo creo que el sistema acusatorio entrerriano debe ser probado por un tiempo mayor antes que producirle una reforma. No soy amiga de las reformas de un sistema cuando hace poco empezó a funcionar, en este caso una década y apenas unos años en Paraná. Me parece que hay que dejarlo andar. La queja del Colegio se puede solucionar con medidas adecuadas hacia el interior y no modificando el Código. Esa queja la tenemos en la costa del Paraná y no en la costa del Uruguay.


-Cada vez que aparece una vacante en el Superior Tribunal de Justicia empiezan a aparecer nombres. Suele estar el tuyo. ¿Dónde te ves en el 2023: en el Poder Judicial, en la Legislatura, en el Congreso, como funcionaria?

-Hoy estoy trabajando en este equipo de gobierno. La dinámica de la política no nos debe hacer caer en vaticinios. Me siento apta para profundizar caminos de institucionalidad y esa actitud no es todo lo que se requiere en la política.


¿Decís que la política no está viendo la institucionalidad?

Sí, lo está viendo. Por eso me gustaría seguir trabajando en esos temas.

 
Por Federico Malvasio
 
Fuente: Página Política
 

Agreganos como amigo a Facebook
27-10-2020 / 20:10
21-10-2020 / 12:10
18-10-2020 / 11:10
17-10-2020 / 12:10
17-10-2020 / 11:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar