La Opinión Popular
                  20:19  |  Lunes 03 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vine a terminar con los odiadores seriales y a abrir los brazos para que todos nos unamos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-07-2020 / 11:07
FEROZ PELEA EN LA OPOSICIÓN POR EL POLÉMICO DOCUMENTO

Estalló la interna en Juntos por el Cambio por el canallesco comunicado sobre Gutiérrez

Estalló la interna en Juntos por el Cambio por el canallesco comunicado sobre Gutiérrez
El comunicado que acusa al Gobierno de estar detrás del asesinato de Fabián Gutiérrez, difundido por Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo antes de llegar a un consenso dentro de Juntos por el Cambio, desató la furia en la coalición opositora. Dirigentes bonaerenses y porteños amenazan con hacer expresa su diferencia.
Encontraron muerto a Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Fernández que estaba "desaparecido en democracia", según el macrismo. De acuerdo a la confesión reproducida por medios de Santa Cruz, uno de los supuestos asesinos, de 19 años, habría entablado una relación amorosa con Gutiérrez al solo efecto de extorsionarlo, pero como no quiso pagar, lo secuestraron, lo torturaron y lo mataron.
 
Lo que sí es seguro que la muerte violenta de Gutiérrez se enquistó en la prensa anti K y trajo al ruedo las teorías más conspirativas y paranoicas, como un remix del caso Nisman. Su condición de ex secretario privado de los Kirchner y uno de los tantísimos "arrepentidos" en la causa de los cuadernos alimenta el morbo entre quienes se van a aferrar ciegamente al convencimiento de un asesinato mafioso K.
 
Sin tener en cuenta los datos que arrojó la investigación, desde Juntos por el Cambio aseguraron que la muerte de Gutiérrez representaba "un crimen de extrema gravedad institucional" y lo dejaron asentado en un comunicado opositor, que llevó la firma de las autoridades del PRO, Patricia Bullrich y Federico Angelini, de la UCR, Alfredo Cornejo y Alejandra Lordén, y de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic.
 
No importa la autopsia. No importa cualquier confesión que pueda surgir de la autoría del homicidio. No importa nada de eso. La militancia macrista feroz alega que el kirchnerismo se tomó venganza. Tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como el presidente Alberto Fernández, tildaron de "miserables" y "canallas" a los que intentan sembrar la idea de un crimen político.
 
El comunicado que acusa al Gobierno de estar detrás del asesinato de Gutiérrez, difundido por el ala gurka del macrismo mientras seguían debatiéndolo y antes de llegar a un consenso dentro de Juntos por el Cambio, desató la furia en la coalición opositora. Dirigentes bonaerenses y porteños amenazan con hacer expresa su diferencia dinamitando puentes con el ala dura.
 

 
Lo cierto es que salir a implicar al Gobierno en un asesinato es una decisión de peso para un espacio opositor. Y en este caso, no estuvo ni siquiera consensuada con todos los sectores de Juntos por el Cambio. En particular, no lo habían acordado con el ala "dialoguista" de Larreta y María Eugenia Vidal, lo que desató una tormenta interna.
 
Cerca de Larreta, dejaron en claro que él se inclina por la misma hipótesis del juez, que no es política: "La Justicia tiene que poder trabajar tranquila. Y parece que están bien orientados", indicaron muy cerca del jefe de Gobierno porteño. "No compartimos en lo absoluto la decisión de Bullrich. Lamentablemente, salió el comunicado antes de que terminaran las conversaciones", indicaron.
 
Como puede haber dialogo político con sectores del macrismo residual si afirman que: "el peronismo manda a matar gente". El caso espejo que se pretende instalar ahora mismo respecto a Gutiérrez es el de Alberto Nisman. No importa si el fiscal se suicidó o no, no importa si al ex secretario lo mataron para robarle, importa lo que cada fanático de la causa anti K piense. La presidenta del PRO Patricia Bullrich fue denunciada por la abogada Valeria Carreras por incitación a la violencia política, a raíz del comunicado.
 
La Opinión Popular
 
 
FEROZ PELEA EN LA OPOSICIÓN POR EL DOCUMENTO
 
Estalló la interna en Juntos por el Cambio por el comunicado sobre Fabián Gutiérrez
 
Un comunicado prendió fuego los pocos avances por recobrar la unidad en Juntos por el Cambio. Bajo la dirección de Mauricio Macri, la presidenta del PRO Patricia Bullrich envió el comunicado en el que hablaba del asesinato de Fabián Gutiérrez como un crimen de "extrema gravedad institucional" cuando todavía seguían debatiéndolo internamente.
 
Esto hizo que diversos sectores de peso del espacio, como los representantes bonaerenses --incluidos varios intendentes-- y porteños, estén pensando en abandonar el grupo de Whatsapp partidario y dinamitar puentes con el ala dura del PRO. En tanto, Bullrich dobló la apuesta y salió a responderle al presidente Alberto Fernández, al que calificó de tener una "actitud canallesca".
 
El titular de la UCR, Alfredo Cornejo, se sumó a esa estrategia y aseguró que fue "un nuevo crimen vinculado al poder kirchnerista". El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, mantiene silencio, pero en su entorno advierten que no se trató de un crimen político.
 
El comunicado de Juntos por el Cambio tuvo una cantidad efímera de firmas. Apenas las necesarias: por el PRO, Bullrich y el dirigente santafesino Federico Angelini --que sigue en la línea de ella y de Macri--, por la UCR, Alfredo Cornejo, y por la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro.
 
Son los que salieron a redoblar la apuesta cuando los cuestionaron por el uso político tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como el presidente Alberto Fernández, quien tildó de "miserables" y "canallas" a los que intentan sembrar la idea de un crimen político.
 
 
A contragolpe
  
Llamada a su juego, Bullrich salió a responderle y recordó el caso de Santiago Maldonado: sostuvo que Alberto Fernández "no tuvo el menor empacho en decir que había sido un crimen de Estado. Si digo que su actitud fue canallesca me quedo corta...".
 
Otro de los diputados del ala dura del PRO, Waldo Wolff, había salido a contestarle en el mismo estilo: "Se pasaron la última semana antes de que se defiendan acusados en la causa espionaje condenándolos. Ahora cuando parte de la sociedad cuestiona que la sobrina de Cristina instruya asesinato de arrepentido en causa de los cuadernos por coimas recibidas por ella se ofende", escribió Wolff.
 
Incluso hubo ex funcionarios del gobierno de Macri, como Ivan Petrella, que establecieron una suerte de cadena de asesinatos: "¿Cuántas personas que testificaron o iban a testificar sobre la corrupción kirchnerista murieron en circunstancias peculiares?", se preguntó y recordó el caso de Alberto Nisman.
 
A esta estrategia se sumó el titular de la UCR, que la semana pasada abrió una polémica sobre la posibilidad de independizar a Mendoza y en esta se suma a acusar al kirchnerismo de un asesinato, todo como parte de una plataforma presidencial.
 
"Hemos asistido a un crimen vinculado al poder kirchnerista. Este nuevo crimen está rodeado de un detalle muy importante: que él declaró en una causa judicial donde involucró al círculo íntimo del kirchnerismo y de la expresidenta y actual vicepresidenta", aseguró Cornejo.
 
 
Sin consultar
  
Lo que no se supo cuando salió el comunicado es que Bullrich se apresuró a publicarlo cuando todavía seguían las discusiones internas en el PRO sobre cómo pararse ante el asesinato de Fabián Gutiérrez. De hecho, estaban en plena discusión sobre qué hacer en el Whatsapp partidario.
 
El hombre de Larreta dentro del partido, Eduardo Macchiavelli, venía proponiendo crear una comisión para trabajar en la redacción y, de paso, esperar a evaluar cómo se desenvolvía la causa. Lo secundaban diversos intendentes, como Jorge Macri y Néstor Grindetti.
 
En el medio de esa discusión, se enteraron de que ya se había publicado el comunicado y todo estalló. El exsecretario general de la Presidencia Fernando de Andreis intervino para intentar calmar los ánimos y se llevó lo suyo.
 
Grindetti abandonó ese grupo y dijo que sería para siempre, pero otros dirigentes lo convencieron de que esperara un día antes de irse de otros chats. Pero no porque estén pensando en calmar las aguas, sino porque puede ser que forme parte de una salida masiva de los  chats que comparten con el ala dura, lo que implica un veto a la presidencia de Bullrich, que no se sabe cómo terminará.
 
Los que se irían son nada menos que el titular del bloque en Diputados, Cristian Ritondo, el senador Esteban Bullrich, los intendentes Macri y Grindetti, a los que se podrían sumar otros. En el chat otra dirigente que estalló es la porteña Carmen Polledo.
 
"¿Cómo vamos a salir a decir que es un crimen político y que después termine siendo por una relación amorosa? Es un pa-pe-lon. Y Patricia se cagó en todos nosotros", estaba enfurecido uno de los dirigentes bonaerenses. Están consensuando con el larretismo otro comunicado para diferenciarse. Habrá que ver si llega a ver la luz. Hoy se comunicarán para discutir una definición.
 
 
Larreta en silencio
 
Cerca del jefe de Gobierno, que mantiene silencio sobre toda la cuestión, tomaron distancia de la decisión de Bullrich de ir al choque con el Gobierno nacional acusándolos de un crimen político. Si antes Vidal o Larreta pensaban que no era buena idea incrementar la confrontación en un clima social espeso por la cuarentena, no es difícil imaginar qué opinarán sobre subirse al ring por un crimen que todavía sigue siendo investigado.
 
Cerca de Larreta, dejaron en claro que él se inclina por la misma hipótesis del juez, que no es política: "La Justicia tiene que poder trabajar tranquila. Y parece que están bien orientados", indicaron muy cerca del jefe de Gobierno. "No compartimos en lo absoluto la decisión de Bullrich. Lamentablemente, salió el comunicado antes de que terminaran las conversaciones", indicaron en su entorno.
 
Otro sector que trabaja en el armado político lejano a Macri es el de Emilio Monzó. En su entorno, no dudan sobre cómo calificar lo que hizo el dúo Bullrich-Macri: "Un disparate".
 
Quien salió a diferenciarse en público fue el director del Banco Ciudad Nicolás Massot. "No me representa la idea de que el kirchnerismo mandó a matar a Fabián Gutiérrez", advirtió el ex jefe del bloque de Diputados. "Hay mecanismos institucionales para plantear lo que se plantea en el comunicado, como la recusación", remarcó el dirigente.
 
"Esto no es ni algo que valga la pena desmerecer o descartar rápidamente ni mucho menos implica la continuidad del caso Nisman como algunos quieren instalar. Ninguna de los extremos vamos a encontrar nada nuevo. No se puede afirmar ni descartar nada, hay que darle tiempo a la Justicia", afirmó.
 
Lo cierto es que mientras Bullrich intercambia epítetos con el presidente, en su espacio se gesta una revuelta. Hay distintas opciones de cómo puede terminar la amenaza de romper de los sectores bonaerenses: una, más difícil, es con la salida de Bullrich.
 
Lo cierto es que Macri la puso en la presidencia y la respalda en lo que hace. Sí puede ser que la crisis se resuelva con la creación de una mesa nacional, donde la libertad de acción de la presidenta esté más acotada por los otros sectores. Pero, en medio del estallido del fin de semana, nadie puede pronosticar un final.
 
Por Werner Pertot
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
03-08-2020 / 18:08
03-08-2020 / 12:08
La tarea principal del gobierno de Alberto Fernández es la reducción de daños, el apoyo a los sectores populares en la dura cuarentena y el mantenimiento de la paz social. Para eso tuvo que preservar fuentes de trabajo y derechos laborales. Inversiones sociales enormes, salvatajes a empresas, prohibición de despidos, doble indemnización. Coherentes con la historia social del peronismo, afrontando resistencias de grandes empresarios y medios opositores.
 
En el orden provincial, la salud y la atención a los sectores más necesitados es prioridad para la administración de Gustavo Bordet, como también lo es la reactivación de la economía que sufrió el impacto negativo del coronavirus.
 
Para colaborar en las reactivaciones provinciales, Alberto prepara un proyecto de obras públicas para todo el país que apuntale la economía. Entre Ríos estará en agenda con el avance de dos tramos de la ruta nacional 18 (Paraná - Concordia) y obras hídricas en La Paz y Paraná. En el listado de las obras públicas a comenzar este año, tras la pandemia y luego del arreglo por la deuda externa, para Entre Ríos figuran cuatro obras por un monto de 466 millones de pesos.
 
Puntualmente serían dos tramos de la ruta nacional Nº 18 que unirá Paraná y Concordia, la ampliación de una planta de potabilización en La Paz y otra en la capital entrerriana. El plan implicará una inversión en todo el territorio nacional de unos 4700 millones de pesos. Hasta aquí la relación Alberto-Bordet suena como un violín afinado.
 
En la Rosada, Bordet firmó un convenio con el ministro del Interior de la Nación, Wado De Pedro, para habilitar el llamado a licitación de la obra de pavimentación de la ruta 23 entre Pronunciamiento y Villa Elisa por 1.640 millones de pesos.
 
Además, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, recibió a Bordet en el Congreso, con el objetivo puesto en la recuperación pospandemia. Dialogaron sobre el excedente de la Planta Hidroeléctrica de Salto Grande y la automaticidad para el desarrollo productivo entrerriano; obras de agua para el Gran Paraná -"importante para el desarrollo y calidad de vida de la región más poblada de esa provincia"- y la ampliación de la Moratoria 2020, que alcanzaría a más de 14 mil comercios, Pymes y productores entrerrianos.
 
El crédito para micro emprendimientos y Pymes, la inversión en obra pública y el apuntalamiento de las distintas actividades que componen el sector productivo entrerriano ocuparán un lugar central en las políticas diseñadas por el gobierno de Bordet para transitar el duro camino hacia la nueva normalidad.
 
Para dejar atrás la pesada herencia macrista y el covid-19, el objetivo es apuntalar el proceso de reactivación que sigue a la progresiva liberación de actividades económicas, que habían quedado paralizadas por la pandemia, y que fue logrado gracias al accionar del sistema de salud en el combate contra el avance del virus.
 
La Opinión Popular
 
03-08-2020 / 11:08
Después de varias marchas anticuarentena en las que transgredían las normas de distanciamiento social y hasta agredieron a periodistas y móviles sin que apareciera ni un efectivo de la policía de la Ciudad de Buenos Aires, el sábado vimos la represión a familiares y organismos que pedían justicia por Santiago Maldonado y Facundo Astudillo Castro. Permiso para manifestarse para unos, represión para otros. Macristas, se nota mucho.
 
Mientras en el Obelisco se manifestaba libremente un grupo de personas anticuarentena, a pocas cuadras otro grupo de manifestantes era reprimido de forma brutal por la policía macrista de la Ciudad de Buenos Aires por pedir justicia a tres años de la desaparición de Maldonado en el marco de un operativo de la Gendarmería Nacional y por reclamar la aparición con vida de Astudillo Castro, de quién no se sabe nada hace tres meses.
 
Pasó lo mismo que el año pasado, la policía agredió a los manifestantes cuando estaban desconcentrando. Parece que la represión no tiene cuarentena. Los organismos de Derechos Humanos lanzaron un comunicado repudiando lo sucedido.
 
El hecho también fue repudiado por el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, quien exigió a "las autoridades de la ciudad que investiguen lo sucedido, y fijen criterios objetivos en el accionar policial para garantizar a todos y todas su derecho a expresarse, más allá de simpatías".
 
El Gobierno macrista de CABA permitió agredir periodistas en una marcha y en otra reprimió a los que piensan distinto a él. Repudiamos esta utilización arbitraria y selectiva de las fuerzas de seguridad y reclamamos además de libertad, igualdad, y una policía que cuide a todos.
 
La Opinión Popular



02-08-2020 / 11:08
Esta vez "contra la reforma judicial" como nueva consigna pero con el mismo odio, los mismos discursos arrebatados y el mismo rechazo a los gobiernos populares. Se convocó a través de las redes sociales, incitando nuevamente a romper el aislamiento obligatorio, en medio del pico de la pandemia, que rige sobre la región del Área Metropolitana de Buenos Aires.
 
El dato cada vez más notorio de las aglomeraciones fogoneadas desde las redes sociales macristas, que esta vez no incluyeron los tradicionales puntos de encuentro de cacerolas en barrios de clase media, es ya no el desprecio a la cuarentena para evitar el colapso del sistema sanitario sino la notoria disminución de sus participantes, a quienes ignoran todos los dirigentes políticos con responsabilidades de gestión.
 
La señal de TN llevó cámaras para realizar un móvil en vivo desde donde (se esperaba) muchísimas personas asistieran para manifestarse en contra de la Reforma Judicial propuesta por Alberto Fernández y llevada al Congreso de la Nación. Sin embargo, no fue prácticamente nadie. Y en el canal ultra macrista no tuvieron más remedio que anunciar esta noticia a desgano, casi susurrando para que nadie aguzara el oído.
 
Los discursos de los escasos manifestantes macristas y videlistas que se escucharon este sábado fueron un calco de los de marchas anteriores, con la novedad de la "reforma judicial" que cada cual parece leer a gusto, ignorando que aún si el Congreso la aprobara mañana todas las causas en curso seguirían en manos de sus jueces naturales.
 
"Nos vamos rápidamente al Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires, donde ya se está juntando gente", anunciaron. "Tiene que ver con rechazar el proyecto de Reforma Judicial enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso", añadieron, mientras observaban la poca cantidad de personas que acudió a la Plaza de la República, en pleno centro de la Ciudad.
 

02-08-2020 / 10:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar